miércoles, 11 de noviembre de 2020

!! Brillante final de jornada ¡¡

  Antes del anuncio de este confinamiento perimetral, mi hermano y yo habíamos quedado con Jose para ir tras los chocos (sepias). La jornada tenía que ser corta, ya que no se disponía de demasiado tiempo. En esta ocasión, la climatología no iba a ser tan adversa como en la jornada anterior, pero eso no quería decir que nos ayudase a triunfar.

El trayecto hasta la zona de pesca fue mínimo, pero el agua dulce que bajaba por los ríos, nos hacía pensar que los chocos podían estar más hacia afuera de la ría, donde la salinidad es mayor.
El azar quiso obsequiarme nuevamente con la pieza más grande de la jornada. Un ejemplar que me hizo templar los nervios, para no perderlo durante la recuperación.
El cielo comenzó a oscurecerse, anunciando una lluvia inminente. Lo bueno fue que llovió de manera ténue y no duró demasiado, ya que en la jornada anterior la lluvia había sido muy molesta.
Los chocos iban saliendo a cuentagotas, y por el medio de estos, mi hermano se hizo con este calamar.
Una pena que no hubiera más jejeje.
En otras zonas fuimos sacando más chocos, y esta vez a buen ritmo, lo cual nos animó para aguantar un poco más.
Las últimas luces del día nos brindaban una estampa muy bella, que desde el mar, se aprecia de otra manera.
Y mientras disfrutaba con la puesta de sol, un pez se quedaba prendido de mi potera, dando unos tirones cortos y rápidos, que le ayudaron a librarse rápidamente. Seguramente se trataba de un rubio, ya que esto tiene ocurrido más veces.
Lo que ya es más atípico, es que una zamburiña te agarre el plomo con sus valvas jejeje.
No fue fácil convencerla de su error, pero finalmente pude devolverla al agua.
Y pusimos punto y final a la salida de pesca, con un número aceptable de capturas. Ya solo quedaba limpiar los chocos, para degustarlos en días futuros.

De camino a puerto pudimos apreciar un fenómeno muy especial, como es el "mar de ardora". Este fenómeno de bioluminiscencia es producido por una microalga llamada Noctiluca scintillans.
He encontrado un vídeo que muestra precisamente lo que nosotros pudimos observar.

"Saludos, y que la pesca os acompañe"

viernes, 6 de noviembre de 2020

Día duro de pesca

 Estamos ya metidos de lleno en el otoño, y este nos obsequia con bellos paisajes, además de castañas, setas, madroños, etc. En el ámbito de la pesca, es un momento especial para aquellos que vamos tras la pista de los cefalópodos, ya sean calamares o chocos (sepias). Por ello, Jose y yo nos dispusimos a afrontar una jornada de pesca de estas delicias del mar, un día después de que levantaran la veda en las rías. 

El plan era sencillo: ir bien abrigados, para no padecer con las inclemencias meteorológicas y buscar las zonas que nos falicitasen la pesca. Bien temprano, salimos de puerto remando con tranquilidad, ya que no nos teníamos que desplazar demasiado. Una vez en la zona, desplegamos los pajaritos o poteras y nos pusimos a pescar. Jose me decía que en medio de la ría, con poca luz, no suelen picar bien. Y así fue, solo sacamos dos cada uno, haciendo uso de la linterna UV para dar un poco de brillo a nuestros señuelos.

La luz empezó a ganar protagonismo y las picadas comenzaron, aunque el viento también se presentó, tal y como la previsión había anunciado. Esto complicaba las cosas, ya que las derivas se hacían a demasiada velocidad. Aún así, fuimos materializando casi todas las picadas que teníamos.

Cuando se van a meter en la embarcación los chocos (sepias), hay que estar atentos a los chorros de tinta que expulsan, ya que pueden alcanzar nuestra cara, provocando las risas inmediatas jejeje. De hecho Jose recibió uno de estos chorros y tuvo que lavarse la cara.

En un punto de la marea, Jose me dijo que había notado una picada que parecía de calamar, y así fue. De hecho sacó tres de estos cefalópodos en un espacio corto de tiempo. Mientras, yo seguía con los chocos, haciendo varias capturas seguidas.

Más tarde, el viento y la lluvia se combinaron para hacernos un poco más dura nuestra estancia en el mar, si bien esto no iba a ser un motivo para abandonar. Algunas embarcaciones si pusieron rumbo a puerto, ante la falta de picadas y la complicación de la jornada.

En una de las derivas, enganché mi señuelo en la cadena de una batea y por desgracia se quedó abajo. Fue un palo grande, ya que la mayor parte de las capturas habían sido con ese señuelo.

Luego, Jose tuvo un festival de picadas, donde muchos chocos (sepias) se soltaban o desgarraban, ya que con el agua dulce, estos se vuelven más blandos.

En los últimos compases de la jornada, volví a la senda de las capturas con otra jibionera. En una de las picadas, no aflojé lo suficiente para que la sepia no desgarrase y así se me fue. Sin embargo, inmediatamente Jose se hizo con un choco, que presentaba un desgarro, lo cual nos hizo pensar que se trataba del ejemplar que yo había perdido.

La jornada tocó a su fin con un buen puñado de chocos (sepias), que costaron lo suyo, a causa de la meteorología, ya que las últimas picadas casi no las percibíamos. Jose se alzó con la victoria en cuanto a número de piezas y yo me quedé en segundo lugar con la pieza mayor jejeje.
 
Fue una jornada un poco triste para nosotros, ya que en esta ocasión Luis no pudo acudir a la cita, por ello esta entrada va dedicada a él.
 
Os dejo un reportaje muy interesante sobre el choco, en este escenario tan singular.

"Saludos, y que la pesca os acompañe"

martes, 13 de octubre de 2020

Bricolaje 001: mueble pesca

 Comienza aquí una andadura que ya me llevaba meses dando vueltas en la cabeza y que no es otra que el tema del bricolaje aplicado a la pesca. En un par de ocasiones hice unas cosillas muy básicas, pero ahora quiero mostraros algunas ideas que brotan de una mente inquieta. Espero que sea de vuestro agrado.

Y como todo tiene un comienzo, vamos a empezar con la creación de un mueble destinado a parte del material que todo pescador posee, para sus jornadas de pesca.

El mueble fue creado con tablero de 16 mm y lo monté con tornillos en lugar de tubillones, ya que si el día de mañana quiero añadir más cajas, es mucho más cómodo de desmontar.
Para que las cajas tengan un apoyo lateral, opté por unas piezas que se usan para colocar estanterías, ya que de esta manera, tienen el apoyo suficiente y sin muchos quebraderos de cabeza a la hora de fijarlos.
Recientemente hice unas pegatinas con el logo nuevo, así que coloqué un par de ellas en los laterales, para darle un toque más vistoso.
Para finalizar, atornillé 4 ruedas (2 de ellas con freno), por si en algún momento quiero moverlo de su ubicación.
De esta manera quedaba listo el mueble (que a su vez hace de mesa), listo para recibir las cajas con señuelos, anzuelos, plomos, etc. Le añadí una tapa a mayores para dar mayor fortaleza al conjunto y más base para usarlo como mesa.
En la tienda de bricolaje, les comenté que para las divisiones, me daba igual la orientación de la beta, ya que de este modo, el tablero se aprovechaba más. A su vez, traje las piezas canteadas de la tienda, puesto que con la plancha en casa no queda tan bien y hay poca diferencia de precio. Tuve que hacer algún pequeño ajuste, ya que el corte de las piezas, a veces no es todo lo preciso que se quiere.
Elegí estas cajas para clasificar el material, ya que tienen la opción de desplazar las divisiones, a la vez que traen unos cierres aceptables, por si un día nos queremos llevar la caja completa a pescar, sin tener que temer porque esta se abra.
Tenía unas de la marca Evia de talla similar, pero sus cierres no eran tan fiables.
Las cajas deben ajustarse bien al hueco, para evitar el cabeceo de las mismas.
Y así es como luce el mueble una vez terminado. La parte trasera es simétrica a la delantera. Por ello disponemos de 28 cajas para meter una buena cantidad de material, quedando hueco para colocar carretes con sus cajas u otro material que ocupe poco espacio.
Espero que os haya gustado este primer proyecto.

"Saludos, y que la pesca os acompañe"

domingo, 27 de septiembre de 2020

Renovando la imagen

 Hace mucho tiempo que tenía en mente hacer un cambio en el blog. No es que sea un cambio muy significativo, pero tiene un porqué.

Y como se suele decir ... "Todo a su debido tiempo".

El caso es que el cambio en cuestión tiene que ver con la lubina del logotipo, que luce en la cabecera de este espacio. Ahora pasa a tener una hermana, que no ha tenido suerte de cara a alimentarse y se ha quedado en las espinas o que ha tenido que hacerse una radiografía jejeje. Es una imagen que quizás me ha llegado por influencia de otros logos en los que predominan las espinas, si bien hay una paradoja en este caso, ya que odio las espinas en la vida real jejeje.

Fue un trabajo minucioso en el que fui probando algunas combinaciones, hasta ir descartando. A continuación me quedé con tres y de ahí pasé a quedarme con la ganadora.
De ahora en adelante me valdrá para utilizar en distintas situaciones (marca de agua para fotografía o vídeo, pegatinas, etc).
He suprimido la extensión "blogspot" ya que alargaba demasiado el diseño.
Y poco más que contar por el momento.

"Saludos, y que la pesca os acompañe"

jueves, 3 de septiembre de 2020

Estrenando la barca

Algunos meses atrás Luis, Bulma y yo, organizamos una jornada de pesca desde embarcación, para darle el bautismo de fuego a la barca de Luis.
Me levanté temprano, como suelo hacer con las jornadas en las que pretendo pescar un buen número de horas, y puse rumbo a casa de Luis. Una vez allí subimos la barca a la baca del coche y pusimos rumbo al embalse.
Al llegar no tuvimos muchos problemas para echar la barca al agua y disponer el motor eléctrico, junto con la batería.
 Con todo listo, nos hicimos a la mar ... !!perdón¡¡ ... al embalse jejeje.
Bulma se tumbó en el suelo y se dedicó a dormitar.
Luis y yo comenzamos a desplazarnos con los remos, pero al final optamos por usar el motor.
Yo ejercí de barquero y fui colocando la barca en los emplazamientos que Luis me indicaba.
Así llegó la primera trucha, que empujó el señuelo a la superficie desde el fondo, quedando prendida del anzuelo.
 Ciertamente estaba rabiosa, pero mi compañero terminó por subirla a bordo. Tras la foto volvió al agua, rápidamente. Bulma, que suele estar muy atenta a los peces, seguía en modo dormilona jejeje.
 Algún tiempo después, una gran trucha atacó el señuelo de Luis, con tan mala fortuna que con un violento tirón logró romper el sedal.
Tras reponer el señuelo, volvimos a tantear nuevas zonas, clavando alguna trucha más.
 Al mediodía nos acercamos a una pequeña playa para preparar unos bocadillos. Fue entonces cuando Bulma cobró vida y atendió a cada movimiento. !!Es muy lista esta perra!! jejeje.
Y como era de esperar, Bulma se llevó su parte.
 Teniendo la tripa llena, volvimos a la carga, mientras Bulma se dedicaba a la siesta.
!!Vaya paciencia tiene con nosotros esta perrita¡¡
Con los cinco sentidos puestos en las maniobras de la embarcación, pude meterme bajo los pequeños puentes de la vía del tren, para que Luis efectuase algunos lances más. Aquí había la esperanza de engañar algún bass, sin embargo no llegamos a divisarlos.
Espero que en la próxima sea yo el pescador y Luis el barquero. Y siempre con la compaía de Bulma.

sábado, 15 de agosto de 2020

!! GANADORES DEL SORTEO ¡¡

Es hora de desvelar a los ganadores del "sorteo".

Vuelvo a comentar que me encantaría obsequiaros a todos los que desde un inicio de este proyecto, me han apoyado de una u otra manera. Si echo la vista atrás, tengo una lista muy grande de otros blogueros, que por distintas circunstancias han dejado de publicar en sus espacios, pero de los que guardo buenos recuerdos, ya que a muchos de ellos los conozco en persona ( en torno a los 50, nada menos ).

Para una próxima vez, he pensado en un premio especial, cuyo ganador se conocerá tras un sorteo.

Y digo esto, porque en esta ocasión, no he hecho sorteo alguno. Me he valido de un criterio sencillo para asignar un premio a cada ganador: He seleccionado a todos los que han hecho algún comentario en este año 2020 (hasta el día del anuncio del sorteo), ya que está siendo un año difícil por todo lo que nos ha traído esta pandemia. Y es por ello que agradezco el que hayan dedicado un poco de su tiempo para escribir unas líneas.

La asignación la he hecho a mi criterio, observando las preferencias de pesca de cada persona. Espero haber acertado.



Mi dirección de correo  electrónico, para reclamar el premio: osemarco@gmail.com

José Manuel1 (levantito apacigüao...)
Luis Guerrero Gómez
Farioreo (USA)
Leo Kutú (Argentina)
Pedro Nunes (Portugal)
Diego Garavaglia (Argentina)

 Por suerte para mí, no tendré que hacer demasiados envíos, dado que a algunos de vosotros podré entregarles el premio en mano.
Para los 4 últimos creo haber resuelto el inconveniente de los envíos, ya que Farioreo (Alberto) visita España con cierta frecuencia. El abuelo de Diego, que también suele visitar España, puede llevar el premio de su nieto y el de Leo. Y Pedro siendo de Portugal, está aquí al ladito jejeje.

Ahora toca ponerse en contacto con los afortunados y enviarles sus obsequios.

Y una vez más ... !!GRACIAS¡¡

jueves, 13 de agosto de 2020

!! SORTEO para los lectores del Blog ¡¡

El 2020 nos está trayendo momentos difíciles en todos los ámbitos. Espero que muy pronto, se pueda volver a la normalidad que teníamos, antes de la llegada del COVID.

 El caso es que en el aniversario número 13 y en muchos otros, os comenté que los comentarios son algo que me motiva mucho, a la hora de seguir con este proyecto. El hecho de que todas las entradas de este blog tengan comentarios, es algo que me agrada mucho, ya que es un método de interacción con los lectores. Y es por este motivo, que en este año especialmente difícil, tenía que agradecerlo de alguna manera.


Y es así que nace este sorteo, que va dirigido a todos los que comentais en el blog.
Serán unos detalles (ojalá pudiera daros todo lo que os merecéis), para agradeceros esas líneas que de buen agrado respondo.


Y como en la vida hay que procurar ir a más, en un futuro espero hacer un sorteo con algo de categoría, pues con vuestra ayuda, espero llevar a cabo esos proyectos que este año se me han truncado por el momento.
Y como siempre ... !!GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS¡¡

jueves, 30 de julio de 2020

!! Vaya par de t...azas ¡¡

Pues si compañeros, vaya par de tarugazas (si es que eran hembras) que saqué en 30 minutos de jornada jejeje.
Tenía la tarde libre y ya estaba con el mono de ir a por unos basses. Así que me fui hasta un embalse a probar fortuna con los verdes.
El viento se hacía notar y lo cierto es que no me gusta nada pescar así, ya que la mayor parte de las veces, me gusta pescarlos a pez visto.
 En los primeros lances me hice con este ejemplar, el cual me brindó una bonita lucha. Y eso que en esta ocasión llevaba una caña un poco más potente que la que uso habitualmente.
Pero aún así, se me puso el corazón en un puño,cada vez que saltaba y mientras lo iba acercando.

El viento arreciaba por veces y enturbiaba el agua, lo cual me invitaba a irme, sin embargo opté por estirar un poco más la salida.
 Y qué bien hice porque poco después noté una picada brutal. Unos segundos de agonía porque no divisaba el ejemplar, hasta que ejecuta el primer salto. !!!Uauuuuuu¡¡¡ !!!Tremendo bicho¡¡¡
El pez saltaba torpemente, porque yo no aflojaba ni un momento. Cuando lo tuve nadando paralelo a la orilla, me recordó a un robalo ... !!!Buffff¡¡¡
Cuando ya lo tenía en la orilla, se dio la vuelta y temí por si se soltaba, pero acudí raudo a encararlo hacia la orilla.
Cuando le eché la mano a la boca, no me lo podía creer. Un magnífico ejemplar que me aceleró el corazón a tope jejeje.
 Las fotos no le hacen justicia, pero se trataba de un precioso black bass.
De hecho, estando yo solo, no podía hacer lo de acercar el pez a la cámara jejeje. Todo lo contrario ... lo acerqué a mi cabeza para que saliera en la foto. Me hubiera gustado más sin la mascarilla, pero ya no podía pensar de buena manera jejeje.
Después salieron un par de ejemplares más, pero aún me temblaba el pulso para sacar las fotos jejeje.
Ya estoy deseando hacer otra escapadita, a ver si sale alguno o alguna, más grande.

miércoles, 29 de julio de 2020

Otra desgracia más D.E.P.

Este lunes aparecía el cuerpo sin vida de Luis Benjamín González Rodríguez, de 60 años en aguas del río Miño, cerca de la capital orensana.
NOTICIA:

A la espera de que se realice la autopsia, hay quien apunta a que esta tragedia se produjo a causa de una suelta de agua del embalse de Velle, el cual hizo que el río Miño pasara de 29m3/s a 400 m3/s.
 Desconozco si esa ha sido la causa del fallecimiento, pero si puedo decir que esta situación es muy peligrosa y ya la he vivido en tres ocasiones. Dos de ellas en el río Miño y una en el río Avia.
Por ello hago un llamamiento a la precaución en las zonas cuyos caudales son regulados por presas, ya que es algo que puede ocurrir de repente, sin tiempo para la reacción.
Desde luego el mar también es imprevisible, si bien es cierto que según las condiciones que divisemos en el pesquero, actuaremos de una u otra manera.
El río en estos casos puede ser más cruel, ya que podemos estar disfrutando de una jornada de pesca y vernos en el mayor de los apuros en poco tiempo.

Mi más sentido pésame para los familiares y amigos. 
!Descansa en Paz,Luis¡

jueves, 16 de julio de 2020

¡ SILENCIO ! ... Se rueda ... una vez más

!!Un año más volvemos a la carga¡¡ Toca recorrer nuevos "Escenarios de pesca" y para ello hay que adentrarse en nuevas zonas, con nuevos compañeros y utilizando otras técnicas menos conocidas.
 En esta ocasión nos fuimos con Arturo Alonso, a pescar con la técnica de la Tenkara.
Una modalidad que llegó desde Japón y que poco a poco va ganando más adeptos.
 Lo cierto es que si algo define a la Tenkara es la simplicidad. Y eso es algo que atrae al pescador inquieto. Yo desde luego me quedé embobado con la plasticidad de la acción de pesca.
 Y además de pesca, pues hay que hablar un poco del entorno. Lo cierto es que en esta ocasión estábamos en un lugar maravilloso, con monasterios, una calzada romana y algo más ...
 En este lugar de fantasía "habita" un tesoro que miramos desde arriba ...
 ... y desde abajo.
 La cascada del río Toxa es una verdadera joya de la naturaleza gallega. Un tesoro que ha llegado a nuestros días y que sorprende a todo el que se acerca.
 La garganta que se ha formado, junto con la caída de más de 30 metros, hacen de esta cascada, una de las más bellas de la comunidad.
Estuve un buen rato buscando distintas perspectivas, porque la verdad es que esta cascada es !!Espectacular¡¡
Un último vistazo antes de marcharnos de este maravilloso entorno.
Y ahora ya solo queda esperar a que el reportaje salga del horno jejeje.

martes, 16 de junio de 2020

Un gran cambio

La situación de la pesca puede cambiar mucho de unos años para otros, ya sea por la climatología, el factor humano, etc.
Y este año desde luego, es muy diferente al anterior, ya que algunos escenarios han experimentado grandes cambios.
En mi primera incursión tras los basses, me encontré con un nivel de agua atípico para esta época, aunque me pude hacer con algún ejemplar decente.
Las orillas estaban difíciles, a causa de la vegetación, por lo que tampoco insistí demasiado, ya que coincidió con unos días de sol y calor, que también ayudaban a desistir de pescar mucho tiempo.
Hace unos días me fui a otra zona, en compaía de Luis y Bulma, y me llamó la atención no ver peces, donde habitualmente los había. Fue entonces cuando comencé a observar basses muertos en el fondo.
Supongo que a algún pescador no le hace mucha gracia su presencia, pero siendo así, casi sería mejor que los dejase fuera de la vista de otros pescadores, por que la verdad, si me imagino la misma estampa, pero con truchas, a alguno le daría un ataque.
Hay estudios que dicen que los salmónidos tienen los días contados, prinicipalmente por la pérdida de calidad de las aguas. Será entonces cuando los peces menos exigentes tomen el relevo y creo que a día de hoy es sensato pensar en ellos, aunque solo sea para quitar presión sobre los salmónidos.
En vista del panorama, nos fuimos a otro lugar. Aquí el problema de la ausencia de basses, es que la perca sol se está adueñando de las orillas y dada su voracidad, los peces que desovan en las zonas someras, cada vez lo tienen más difícil. Otro duro cambio que hace pensar en que habrá que ir buscando nuevos escenarios.
Menos mal que Bulma siempre está a las duras y a las maduras jejeje.
Si ampliáis la foto, podéis ver en el centro a ... ¿Un cocodrilo? Ah, no ... !!Es Bulma, que no puede pasar un minuto alejada de Luis¡¡ jejeje.
Como no tenía opción a quedarse cerca, se dio media vuelta y lo esperó en la orilla.
A la vista de que los basses estaban desaparecidos, fuimos caminando por una bella senda, hasta el coche. Y de ahí nos fuimos al punto de partida, por si había opción de engañar alguna trucha.
El hecho de no haber llevado el vadeador, me dejó casi sin opciones de pescar, así que me puse a recoger basura de la orilla.
Nuevamente Bulma se quedaba lejos de Luis, pero no lo perdió de vista desde la distancia.
Con la jornada finalizada, estas son las "capturas" que me traje para casa. Unas cuantas latas que pescadores y paseantes fueron dejando en plena naturaleza.