Seguidores

domingo, 22 de diciembre de 2013

Labrax & Punctatus

Ayer por la mañana había quedado con Esteban y Miguel para ir a varear. La zona elegida tendría que estar algo resguardada del peligroso mar que hay estos días.
Tras el desayuno, pusimos rumbo a la zona de Samil, pues a buen seguro podríamos pescar con bastante tranquilidad y con un poco de suerte, tocaríamos escama.
 Tras preparar los equipos, bajamos hacia la playa por unas escaleras, para luego comenzar a lanzar nuestros señuelos desde unas rocas cercanas. Inicialmente no percibimos actividad alguna, así que fuimos lanzando por la playa hacia otro grupo de rocas. Tras acceder a este, volvimos a lanzar sobre un oleaje creciente.
Y fue Esteban el primero en sentir algo al otro lado de la línea. Se trataba de una lubineta que había encontrado muy apetecible el vinilo que mi compañero había escogido.
 La primera captura siempre anima al grupo, así que a seguir intentando hacerse con otra pieza.
Miguel y yo probábamos con sendos minnows, mientras que Esteban proseguía con el vinilo.
 La marea continuaba descendiendo mientras el oleaje del mar ganaba en intensidad.
Quizás esto nos favorecía, aunque en la pesca no se puede descartar nada.
 En una franja de costa con aguas más calmadas decidí enganchar un paseante a la grapa. Mi colega Marcos me ha enseñado que incluso en invierno, estos pescan.
 Bajo el puente de la Isla de Toralla, observamos a un buceador afanándose en recolectar algo, aunque no llegamos a saber si eran nécoras o centollos.
Lanzando desde la escollera que une la tierra firme con la isla, Esteban clavó algo. Cuando ese algo llegó a la superficie pensó que se trataba de una lubina, pero cuando ya estaba cerca se dio cuenta que se trataba de una baila (Dicentrarchus punctatus).
Tras las fotos, también fue devuelta a su medio.
 En esta ocasión, cruzamos el puente y nos dispusimos a pescar desde la isla, puesto que la marea lo permitía. 
Al caminar por las rocas, veía gran cantidad de erizos de mar, que me recordaban a Chano, pues el la quedada de SpinninGalicia había grabado un vídeo en el que daba buena cuenta de ellos: http://chanodepesca.blogspot.com.es/2013/10/3-quedada.html.
En la cara oeste de la isla, que estaba más expuesta, las olas eran de mayor tamaño. Aquí ya había que tener cuidado. A pesar de que estuvimos un rato, no sentimos picada alguna, por lo que decidimos dar la vuelta.
De camino pudimos observar algunos de los peculiares chalets que se encuentran en la isla.
Después de una buena caminata, tocaba irse al bar a tomar una cervecita, con la que nos sirvieron una generosa tapa de callos que nos vino muy bien, para reponer fuerzas.
 Aprovecho este espacio para desearos unas Felices Fiestas y que el año que está a punto de comenzar sea siempre mejor que el que va a terminar.

martes, 17 de diciembre de 2013

Lubinas en la costa de la muerte

Este domingo tocó madrugar y mucho, para asistir a una quedada de pesca con varios colegas de afición.
A las 4:00 am ya estaba despierto, y una hora después me puse en camino hacia Camariñas.
Algo más de dos horas de trayecto fueron necesarias para cubrir el trayecto en plena noche.
Tras varias llamadas telefónicas, todos fuimos llegando a Ponte do Porto, que era el punto de reunión.
Manel, Anxo, David, Mikel, Edi, Casti, Marcelo, Rober, Sergio, Carlos, Suso, Ramón, Roberto, Alex, Crasko y otros de los que no recuerdo los nombres y a los que pido perdón.
Tuvimos que esperar un poco hasta que algún establecimiento abriera sus puertas, para desayunar por segunda vez. Y es que nos esperaban varias horas de pesca y no era plan de ir con el estómago vacío.
 Tras el desayuno, opté por seguir a Rober y a Marcelo, pues son buenos conocedores de esta costa.
Después de cambiarnos, foto para el recuerdo.
 Antes de partir hacia el agua, Marcelo se puso las gafas y la máscara de neopreno, para transformarse en el "Caballero Jedi de los Mares". Fijaos en su caña láser jejeje.
No hay nada mejor que empezar la jornada con el estómago lleno y un poco de humor.
 Tocaba posicionarse en las zonas que considerábamos más prometedoras. Rober pescaría en una pequeña ensenada flanqueada por rocas, mientras que Marcelo y yo lo haríamos cerca de una playa próxima.
 Había que ir probando fortuna con distintos señuelos, pero los más adecuados eran los que resistían el mar fuerte, que es lo que reinaba en ese momento.
Sin embargo hubo tiempo de probar suerte con los paseantes en una zona de aguas más calmadas.
 Tras bastantes minutos de lances continuos, me fui a la búsqueda de otras zonas. De camino pasé junto al cementerio de los ingleses. Aquí fueron sepultados los 172 tripulantes del HMS Serpent, que perecieron en el naufragio. (Suceso).
 Cuando Rober, Marcelo y yo nos volvimos a reunir, decidimos probar fortuna en otro lugar.
Las rachas de viento eran bastante fuertes en estas otras zonas, así que buscamos algo más de abrigo.
 Las cruces de piedra se salpican por las rocas de esta franja de costa, recordando a los que perdieron su vida aquí.
Y es que el nombre de "Costa de la Muerte", está más que justificado, pues el mar se ha cobrado gran cantidad de vidas a lo largo de los años.
 Hicimos una parada para intentar hacer algunos lances en un punto que parecía prometedor, pero al final hubo que desistir, pues el oleaje era altamente amenazador.
 En la nueva ubicación, nos acompañaron David y Mikel. Este último se dirigió a una zona mixta, junto a un pequeño arenal.
David tomó posición en una roca alta y probó fortuna con vinilos pesados.
Mientras tanto, yo opté por usar el Mákina, pues tenía ganas de estrenarlo con una lubina.
 De camino hacia nuevos pesqueros, pasé junto a la "Piedra del Oso".
Según parece, hace algún tiempo alguien se la llevó de aquí, pero finalmente fue recuperada y puesta en su lugar. Noticia: http://www.diariodeleon.es/noticias/sociedad/piedra-oso-vuelve-coja_86183.html
Rachas de viento fuertes y grandes olas fueron la tónica general durante la mañana.
Algunos puntos que ganaban calado con la subida de la marea, parecían muy propicios para regalarnos alguna lubina, pero los esfuerzos fueron inútiles.
El faro de Cabo Vilán era testigo de nuestros intentos por hacernos con alguna captura.
Entonces pensé que quizás los que optaron por pescar hacia la ría tuvieran más suerte.
 Cuando avisté a David, este me dijo que Rober había capturado una lubina.
Un justo premio para él, pues insistió con los pesados chivos durante la mayor parte de la jornada.
Poco después pude grabar a David capturando otra lubina, que tras una buena pelea, volvió al agua. Y es que la corriente era tan fuerte, que hacía que la lucha con los peces fuera más intensa de lo normal.
 Se acercaba la hora de la comida, así que paramos para hacernos la foto de grupo.
Había que llevarse un recuerdo de esta magnífica costa.
 Una última instantánea del faro y para el bar.

Al llegar al lugar en el que tendría lugar la comida, nos pusimos a hablar de la jornada y de las condiciones que se encontraron cada uno de los asistentes.
Una vez dentro, conocí a Nordeste (compañero de Javier, del blog Pescakayakcoruña), el cual comentaba a Marcelo las ventajas del kayak en el momento de pescar. Estuve un buen rato hablando con ambos, hasta que llegó la hora de pasar al comedor.
 La mayor parte de los comensales estaban en posición de oración, rezando para que la comida llegara pronto a los platos. Yo sin embargo rezaba para mi interior jejeje.
Tras degustar la empanada de atún y la de sardinillas, llegó el churrasco escoltado por los chorizos criollos y una salsa para chuparse los dedos.
Mikel y yo repetimos de buena gana, pues habíamos sufrido un gran desgaste durante la jornada jejeje.
Durante la comida, charlas de lo más variadas, hasta la hora del café.

Seguimos hablando de pesca durante un buen rato en el comedor. Una vez fuera, seguimos hablando de pesca otra vez. Algunos compañeros fueron partiendo para sus respectivos destinos, así que nos fuimos despidiendo hasta otra ocasión.
El grupo cada vez era más reducido, pero cuando la charla es agradable, uno no tiene prisa.
Al final partimos para casa de noche. De camino al hogar, seguí a Anxo y a su padre, que habían venido por otra ruta. Durante el trayecto, el GPS les jugó alguna mala pasada, aunque al final llegamos al lugar que queríamos. Allí aún tuvimos tiempo de hablar algo más de pesca y es que estas charlas pueden llegar a ser interminables jejeje.
Tras despedirme de ellos, puse rumbo a casa, pensando en lo gratificante que había sido la jornada.

VIDEO

lunes, 9 de diciembre de 2013

A vueltas con más logos

En estos días de mucho frío en los que salir de casa puede parecer una temeridad, hay tiempo de seguir dando forma a algunas ideas con los programas de diseño.
Algunos proyectos se han quedado en el tintero por ahora, a falta de inspiración para poder continuar, sin embargo hay diseños que los veo más claros.
 El caso del blog de Antonio es uno de esos en los que las ideas brotan con facilidad. En la cabecera del blog encontramos la más que conocida expresión "Dale caña", junto a una pequeña explicación del mismo.
Si uno se da una vuelta por el blog, puede intuir que la pesca del salmón tanto en estado adulto, como en forma de grilses es una de las pasiones de este pescador. Buena prueba de ello es que además de visitar ríos como el Eo, también se ha desplazado hasta Irlanda para pescar en el Moy.
Entonces es obvio representar al rey del río en el logo.
Dudaba si utilizar la caña de cebo o la de mosca para acompañar al salmón, pero finalmente fue esta última la elegida, quizás porque la pesca de un salmón a mosca conlleva un mayor mérito.
Aproveché para formar la C- inicial curvando la caña, además de colocar al salmón fuera del agua.
Una puesta de sol por detrás y listo.
 En la última quedada en la que había coincidido con Cabo, le comenté que estaba realizando un logo para él, a raíz de un comentario que había escrito en mi blog.
La idea en este caso también fue inmediata. El nombre del blog lo deja muy claro.
Para hacer alusión a la vecina tierra asturiana, nada mejor que incluir el mapa o la bandera. Aunque pensé:- ¿Y porqué no ambas cosas?
La cruz de la bandera de Asturias me echaría una mano para hacer de -T-, del término ASTUR.
Y para el tema de la pesca, nada mejor que utilizar la omnipresente lubina, por ser el pez más representativo de su blog.
 Sin embargo, Cabo me propuso una visión diferente, pero más de su gusto. Me mandó una imagen y me explicó lo que quería.
Un par de retoques después, el logo quedó listo.
Esta imagen guarda un mensaje muy amplio y a la vez también está ligada a la temática del mar.
 Hacía tiempo que había comenzado el diseño de un logo para Leo, sin embargo lo había estado postponiendo porque se trataba de un proyecto un tanto laborioso.
Lo tenía bastante claro, pero sólo dudé entre poner al "lingote de oro con escamas" bajo el agua o saltando fuera de ella. La espectacularidad del salto de un dorado hizo que esta idea se impusiera.
Pensando en las huellas de Leo caminando hacia el río Batel, ya tenía la idea que da lugar al nombre de su blog.
Por otro lado tenía al dorado. Un pez extremadamente bello, con una librea única.
Traté de quedarme con las singularidades de su cuerpo, si bien el punteado de sus flancos lo aumenté un poco, para que sea más fácilmente apreciable.
 Jugando con los colores del cielo y colocando un sol un tanto particular, podemos hacer una clara alusión a Argentina, la tierra de este pescador.

Hace unos días, Walter me comunicaba una excelente noticia, que hoy mismo podéis leer en su blog: http://dorada-tanero.blogspot.com.es/2013/12/turquia-ocio-y-pesca.html
Con motivo de esta visita, quería que le diseñara un logo para uno de sus anfitriones: Hür Mol.
Pensé en algo sencillo para serigrafiar en una camiseta.
Tras echar un vistazo en su web http://www.atcekbalikavi.com/, me decidí por incluir algo que tuviera que ver con la lubina.
 De allí a unos días, Walter le preguntó a Hür Mol el significado del nombre de la web, la cual hace alusión al spinning.
 Entonces la perspectiva fue distinta y decidí ir un poco más allá, buscando algo relacionado con el país del anfitrión de Walter.
Pero este fin de semana pasado estuve en casa de Walter y claro, la cosa cambió totalmente cuando este me dijo que a Hür le gustaría algo del estilo de su primer logo: http://dorada-tanero.blogspot.com.es/2011/03/logazo.html
Sentados en el sofá, fuimos probando distintas combinaciones. Ya estaba casi listo, cuando hubo un problema técnico y la protagonista del logo, simplemente desapareció. Ahora me río, pero en el momento no me hizo ni pizca de gracia. Sin embargo Walter se reía de lo lindo jejeje.
Tras un buen rato de pruebas, mi compañero de diseño le dio el visto bueno al trabajo.
Además pudimos mostrárselo al interesado, nada más terminar. 
Estuve un rato chateando con Hür y diré que se quedó encantado por el logo.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Frío y aguas claras

Ya hemos entrado en el mes de diciembre y como es normal por estas fechas, el frío ya campa a sus anchas por toda la geografía. Esto provoca que madrugar no sea una tarea fácil, pero había que aprovechar que la previsión anunciaba un oleaje atractivo.
La niebla hizo que me retrasara un poco de camino al punto de encuentro, pero una vez llegué hasta donde estaba Micael, le propuse intentarlo en otro lugar.
Tras cambiarnos, encendimos nuestras linternas y fuimos caminando hasta un puntal. Las olas eran mayores de lo esperado, por lo que estuvimos un rato divisando el mar.
El sentido común nos decía que probáramos fortuna en otro lugar, así que vuelta a empezar.
 El cambio de escenario dio sus frutos. Micael lograba engañar a este abadejo con un paseante. Para que digan que estos señuelos no funcionan en invierno.
 Con las primeras luces del día, pudimos observar que el mar tenía muy buena pinta, sin embargo las aguas estaban demasiado claras. 
Los lances se concentraban en la rompiente, pues allí podía rondar alguna lubina.
 A media mañana me decidí a probar una nueva adquisición. Se trata del YKR Mákina.
Eran muchos los que hablaban muy bien de él, así que pedí 4 a la tienda de El Gran Pescador.
Ciertamente lanzan mucho y me gusta su movimiento en el agua. Además incorpora unos anzuelos que a buen seguro durarán más que los de otras marcas más punteras.
 La marea iba dejando los bajos al descubierto, así que hubo que ir buscando zonas de más calado.
El oleaje la tomó conmigo, pues fueron varias las veces en que el agua me alcanzó. Sin embargo, lo peor de la jornada fue la rotura de una roca sobre la que había pisado, lo que provocó mi caída. Por suerte, sólo hubo que lamentar unos arañazos en la mano.
 Cuando el sol asomó por encima de las montañas, paré de pescar durante un rato. Quería que la chaqueta y el vadeador se secara un poco, pues notaba algo de frío.
 Mi compañero aprovechó ese momento para avanzar hasta unas rocas, desde donde podría lanzar con comodidad. Sin embargo, el oleaje frustraba alguno de estos intentos, pues rompía con fuerza, justo delante de él.
Proseguimos un rato más, lanzando en la espuma, pues con las aguas tan claras, no tenía muchas esperanzas que los peces atacaran nuestros señuelos con confianza.
Al final la jornada se saldó con una sola captura, que para las condiciones que tuvimos, creo que fue suficiente.
Ya sólo quedaba ir hasta una cafetería, a tomar un café bien caliente.

martes, 19 de noviembre de 2013

III A ver cantos quedamos a spinning

Con la experiencia de otros años ( y ), casi se podía intuir el éxito de esta edición. Sin embargo, casi diría que la calidad de este encuentro, crece exponencialmente.
Y es que acudieron algo más de 80 pescadores, de los cuales muchos ya son conocidos.
Esto asegura que uno nunca se va aburrir. A continuación paso a relataros lo que dio de sí este fin de semana.

En torno a las 7 de la tarde voy a casa de Rubén para recogerlo y poner rumbo a Ribeira. Una vez allí pasamos por el hotel para dejar unas cosas y luego al bar donde quedamos con los colegas.
Allí estaban Manel y Juan Carlos. Con ellos ya comenzó la charla, a la espera de que llegaran algunos compañeros más.
Poco después llegaron Jorge, Gerson, Mikel, David, Casti, Anxo, Caión, Cabo y Guiller. A este último no lo conocía, por lo que el saludo era obligado.
Tras unas cervezas y risas, había que irse a cenar. Juan Carlos nos recomendó el Bodegón Castelao, muy cerca del puerto.
 La recomendación no pudo ser mejor. Los bocatas estaban de vicio y quizás por ello probé uno de zorza, uno de pulpo y medio de jamón asado, ya que Mikel llegó a tiempo para reclamar su mitad, que sino me lo zampaba completo jejeje.
 En cuanto a la bebida, decir que el vino de Barrantes a alguno lo puso más contento de lo habitual. Pero bueno, con esto las risas están aseguradas.

Al día siguiente, nos levantamos temprano para ir a desayunar al punto de encuentro. 
Óscar, su primo Fran (al que tampoco conocía) y Sergio fueron los más madrugadores. Después de saludarlos nos fuimos directos para adentro.
El desayuno nos sentó genial, si bien alguno comenzaba fuerte de más, con una copa de crema de orujo.
A continuación pasamos a pagar la inscripción. Allí estaban los responsables de la organización: Millares, Iván, Josiño, Anxo y Luis.
Luego empezaron a llegar más pescadores (algunos de ellos blogueros), a los que ya conozco de otros años.
Mientras charlaba con Óscar, miré una cara familiar y aproveché para saludarlo, pues no lo conocía en persona. Se trataba de Roberto, al que muchos de vosotros conoceréis por su blog "Lubinas en Galicia".
Salí para afuera y me encontré con Manel, el cual me orientó a la hora de elegir la zona en la que pescar.
Por allí se acercó también Jalloman. Luego llegaron Juan Carlos junto a Juan Pablo y por último Sergio, Carlos, Lens, Suso y otro compañero más.
Cuando Jorge y Gerson salieron del bar, también comentaron algo sobre qué zona elegir, así que después de hablar con Manel, decidimos ir juntos a una zona próxima.
 Mientras Rubén y yo nos cambiábamos, nuestros compañeros pusieron rumbo al pedrero.
Empezamos a repartirnos por la zona de rocas y arena que habíamos elegido. Jorge me comentaba que había tenido una picada y yo le decía que también había notado el ataque de un pez a mi señuelo.
Mientras avanzaba a oscuras hacia un puntal, pisé un grupo de mejillones que cedieron bajo la presión, provocando un resbalón, sin consecuencias aparentes.
La luz iba haciendo acto de presencia cuando me encontraba en una zona de playa. Opté por cambiar de señuelo y entonces me di cuenta de que tenía mucha sangre coagulada en mi mano izquierda. Procedí a lavarla con agua de mar y entonces pude ver que tenía un corte en uno de mis dedos. Por suerte la herida no sangraba demasiado, así que continué sin problemas.
Mientras me acercaba a mis compañeros, Jorge capturaba una lubina. Poco después, lograba poner en seco otra más. Quizás era un momento de máxima actividad, ya que Gerson lograba capturar otro pez.
 El mar comenzaba a rizarse con la presencia de un viento cada vez más fuerte.
Las gaviotas alzaban el vuelo para comenzar su ronda matinal y algunas embarcaciones navegaban con estas primeras luces.
 Me desplacé hasta otra playa, para luego llegar a un pequeño espigón. El viaje no me proporcionó resultados, por lo que regresé al encuentro de mis compañeros.
 Poco más pudimos hacer allí, así que tocaba cambiar de zona. Esta vez nos acercaríamos hasta un lugar en el que se encontraban pescando otros colegas.
Allí estaban David, Casti (que había capturado una bonita lubina), Caión, Óscar, Mikel y un amigo de Rubén.
Estuvimos probando suerte con toda clase de señuelos, pero no había trazas de que aquello fuera a cambiar.
 Quizás la suerte ya estaba echada, aunque aprovechamos para hacer algunos lances más, mientras el grupo se reunía. A pesar de quedarnos un poco rezagados, aún había quién no daba por perdida la batalla.
El estómago comenzaba a decirme que era hora de ir a tomar algo, así que nos cambiamos y pusimos rumbo al bar, no sin antes charlar un poco junto al coche.
 Quedamos en un bar del puerto con Manel y poco a poco se fueron uniendo algunos compañeros.
Jalloman y Sisoma inicialmente, y luego Juan Carlos con Juan Manuel.
Cuando se acercaba el momento del pesaje, nos fuimos al bar en el que se celebraría la comida, pero antes teníamos que ir a junto de Jorge y Gerson, ya que por un malentendido terminaron muy lejos del bar en cuestión.
 Una vez llegamos al bar, empecé a saludar a otros compañeros a los que no había visto por la mañana: Vitu, Pablo, Víctor, Tirso, etc.
A continuación comenzó el pesaje, que siempre es un momento de gran expectación.
Las piezas presentadas fueron pasando por la báscula, revelando así la puntuación de cada uno de los participantes. A priori ya tenía idea de quién podía ser el vencedor, pues se había comentado que esa persona había sacado una pieza de buen porte.
Pero Juan Carlos traía una buena percha de lubinas, que a buen seguro sumaría muchos puntos.
Con las últimas piezas, se procedería a hacer los cálculos pertinentes, obteniendo la puntuación de cada uno de los afortunados pescadores.
Tras el pesaje, tocaba sentarse para aguardar el momento de la comida. Sin embargo, tuvimos que levantarnos para hacer la foto de grupo. Un ritual necesario en toda quedada que se precie.
Y tras una breve espera, todos a comer. Eso sí, haciendo las pausas necesarias para ir antendiendo a todas las conversaciones que iban surgiendo en la mesa.
El ambiente en las mesas era el mismo: Carcajadas, charla de la jornada, recuerdos de otras quedadas y temática variada, con otras cosas ajenas a la pesca.
Mientras los fumadores se levantaban, el tumulto disminuía. Pero no por ello se dejaba de contar anécdotas y "batallitas" pasadas.
La velada discurría en un ambiente inmejorable hasta que llegaron los postres, los cafés y los chupitos de licores variados.
Esto era el preludio de la entrega de premios.
El triunfo en esta edición fue para Víctor. Dos piezas, una de ellas de más de tres kilos de peso lo hicieron ganador indiscutible. ¿Estaría predestinado? ...Víctor - Victoria jejeje.
En segundo lugar, Juan Carlos. Inicialmente se le gastó una pequeña broma, aunque después se le entregó el premio que le pertenecía en realidad.
El tercer puesto fue para Cabo. Un justo premio para alguien que venía de tan lejos, si bien nuestra compañía seguro que ya era un buen premio jejeje.
Casti se hizo con el cuarto puesto. El hecho de que su amigo Mikel le entregase el premio, ya era motivo de cachondeo.
Y a continuación ... premios para todos. Se fueron extrayendo los nombres de todos y cada uno de los participantes, para a continuación obsequiarles con vinilos, relojes, minnows, etc.

Con la gente levantándose de sus asientos, ya sólo quedaba despedirse de los compañeros a los que no se ve tan a menudo como quisiéramos. Y evidentemente, también despedirse de otros compañeros más habituales.
Rubén y yo aún tuvimos tiempo de ir con Manel y Anxo a tomar algo antes de partir para casa.
La valoración de la quedada fue unánime, pues coincidíamos en que había sido todo un éxito.
Ahora ya sólo queda esperar hasta la próxima.

La jornada según:
Luis: http://surfcastingmasters.blogspot.com.es/2013/11/3-ver-cantos-quedamos.html
Roberto: http://roberto4423.blogspot.com.es/2013/11/3-quedada-al-spinning-en-corrubedo.html
Guiller: http://alroqueru.blogspot.com.es/2013/11/3-campeonato-ver-cantos.html
Cabo: http://pescaastur.blogspot.com.es/2013/11/3-ver-cantos-quedamos-spinning.html