Seguidores

sábado, 24 de diciembre de 2011

Pesadilla antes de Navidad

Antes de nada quisiera que hoy nos acordáramos de toda la gente que ha perdido la vida, ejerciendo lo que a priori es una afición o entretenimiento carente de excesivo riesgo: la pesca.
Por desgracia, han sido varios pescadores los que han fallecido en este año que ya toca a su fin. Este hecho hace que estas fiestas no sean tan felices para los que ahora se sientan a la mesa sin un ser querido.
Es por ello que también pido prudencia a la hora de practicar este deporte.
Ojalá el 2012 no traiga malas noticias en este sentido, sino alegrías de grandes momentos y capturas memorables.
Mucho cuidado, por favor.

Esta mañana, haciendo caso omiso de mis recomendaciones, Antonio y Ángel se iban a la costa a intentar sacar alguna lubina. Pero yo me apunté para acompañarles, no fuera a ser que sonase la flauta, aunque lo dudaba.No os preocupéis por la extremada delgadez de mi rostro. El marisco, el turrón y los polvorones obrarán el milagro, si bien ya hay alguna pieza dental que falta jejeje.
El frío de la mañana hacía mella en cualquier parte que osara retarlo sin protección alguna, por lo que estimé oportuno abrigarme bien.Mientras mis compañeros se dispersaban por el lugar escogido, yo me encaramé a una gran roca.
Tras comprobar que la zona era bastante segura, realicé los primeros lances.
Apenas unos segundos a lomos del ser inerte bastaron para que el mar alumbrase una ola de proporciones preocupantes ... observé como se acercaba ... de un salto alcancé la zona que me pareció más segura ... volví a encarar la masa fluida y me preparé ... la ola golpeó con fuerza la roca y el agua se desplazó a ambos lados de la roca, dejándome como único recuerdo unas gotas de gusto salitroso que empaparon la prenda que cubría parcialmente mi rostro aliviado.
Con el corazón a toda máquina busqué el momento propicio para abandonar la roca ... !!todo salió bien¡¡.
Antonio se acercó y juntos buscamos un lugar más resguardado de las olas.
Mientras esperaba a que el ritmo cardíaco se estabilizara, Antonio me enseñó su última creación. Una réplica del conocido Duo Tide Minnow, que como se puede ver, es fantástica.
A su vez yo le mostré mi última adquisición. Un Rapala Max Rap color caballa de 17 cm.
Espero que ambos modelos nos ayuden a engañar algunas lubinas en futuras salidas de pesca.En vista que el primer lugar no permitía gran cosa, optamos por desplazarnos a un lugar próximo.
Aquí había un mar similar, si bien las olas no parecían de tanto porte, por lo que bajamos hasta el pedrero.Pero una vez abajo, comprobamos que la espuma extendía sus dominios por toda la franja de costa. No había lugares claros en los que colocar nuestros señuelos, por lo que sugerí una zona próxima.Mientras nos decidíamos, llegaban series de olas de porte inquietante.
No era cuestión de perder ni tiempo, ni señuelos ... y menos de llevar un susto.Ante tal panorama, mi elección era la de probar en una ensenada cercana a Cabo Silleiro.
Sin embargo, el tiempo y el mar no ayudaban en la elección, así que decidimos concluir la jornada.Mientras nos cambiábamos al lado del coche, comentábamos la cantidad de gente que había cogiendo percebes y pulpo.
Parece ser que en estos momentos no hay vigilancia por la zona, por lo que mucha gente aprovecha para hacerse con algunos de los tesoros que hay por el lugar.
Cuando casi habíamos terminado de cambiarnos, se acercaron un par de individuos y nos preguntaron: - ¿Vendéis percebes?
La respuesta fue negativa.
Mientras observábamos la estampa de toda aquella gente con sacos para los percebes y útiles para capturar pulpos, los dos individuos bajaron por las piedras y comenzaron a recolectar algunos percebes o mejillones (la distancia no me permitía distinguir, si bien creo que eran percebes lo que recolectaban).

De regreso a casa paramos a tomar una cerveza acompañada de sus correspondientes pinchos.
Mientras Ángel y yo charlábamos, Antonio me mostró una noticia en el periódico. Esta hablaba del furtivismo y concretamente del caso de un percebeiro de la zona.
Resulta que el percebeiro denunciaba el proceder de algunos compañeros y además había subido un vídeo a Youtube.
En cuanto llegué a casa lo visualicé.
!!! Insólito ¡¡¡


Y ahora me pregunto ... ¿A quién compete controlar esta situación?

jueves, 22 de diciembre de 2011

Felices Fiestas


Desde este espacio quiero desearos una Feliz Navidad, un año nuevo lleno de grandes momentos y que todo ello vaya acompañado de salud, pues sin ella no se disfruta lo mismo.

martes, 20 de diciembre de 2011

Después del temporal ... frío

Este domingo tocaba saber si el temporal había ayudado a que las lubinas se arrimaran hasta la costa, así que Marcos y yo desafiamos al frío y nos pusimos rumbo a un escenario de pesca en el que nunca había pescado.
Dos grados positivos fueron los responsables de que la mañana se antojase muy fría, pero estábamos dispuestos a combatirla con nuestro ir y venir por las rocas.A los pocos minutos de comenzar, tuve una picada que no se afianzó en los triples del Max Rap, pero que me dio ánimos después del otoño tan malo que estamos padeciendo.
El sol se elevaba en el horizonte y nuestras manos ya parecían sentir su calor.En las zonas más profundas, Marcos se decantó por usar vinilos.
La capacidad de lance y la facilidad para prospectar todas las capas de agua, así lo aconsejaban.
Mi elección fue un señuelo metálico similar a una cucharilla ondulante.El escenario estaba plagado de sierras que hacía peligrar los señuelos en todo momento, pero hacerse con la primera captura era suficiente motivo para arriesgar al límite. Y fue así como perdí un minnow.Marcos seguía intentándolo con los vinilos, pero incluso en las partes profundas no parecía obtener respuesta alguna.
La zona en cuestión presentaba unas características muy buenas para la pesca del sargo, por lo que creo que será factible hacer una escapadita por el lugar.Me adelanté un poco y llegué a una zona algo más expuesta al mar reinante, que no era poco.
Hubo que echar mano de la prudencia en todo momento, pues un despiste podía terminar en tragedia.Mientras buscaba una roca desde la que lanzar tranquilo, advertí a un par de pescadores que se encontraban practicando el rockfishing. Ambos estaban en una pequeña ensenada, la cual les daba el cobijo suficiente para pescar sin mucho peligro.El mar ganaba intensidad por momentos y había que parar de pescar y mirar sus evoluciones.
En la distancia se advertían olas de buen tamaño, rompiendo contra las estructuras circundantes.Después de que una ola me diera un susto de los buenos, volví a ponerme a salvo.
Llegó otra ola mayor y me alegré de haberme retirado a tiempo, pues la mejor baza la tenía el mar.Cada poco tenía que repetir el ritual y salir velozmente de las rocas. La intensidad del mar había aumentado y ya no había tregua para nosotros.
Me fui a la búsqueda de Marcos y le pregunté si su suerte había sido mejor que la mía, pero la fortuna y las lubinas también le fueron esquivas a él.De camino a los coches, hubo tiempo para ver las características del lugar en el que nos encontrábamos.
Creo que la próxima vez tendremos que llevarnos las varas de sargo, pues todo apuntaba a que estos sí estaban allí.
Al final un balance muy pobre que sigue mermando nuestras esperanzas de reencontrarnos con las lubinas antes de que finalice el año.

martes, 13 de diciembre de 2011

Crear un logo para nuestro blog

Con esta entrada no pretendo dar clases de diseño ni mucho menos, pero sí arrojar algo de luz con respecto a este mundo y enfocarlo hacia la creación de un logotipo para nuestro espacio virtual.

Para crear un logotipo, cabecera o icono que represente el alma de nuestro blog o web, deberemos de hacernos con uno de los múltiples programas de diseño que existen en el mercado.
A grandes rasgos podríamos distinguir los de dibujo vectorial, los de modelado 3D y los de retoque fotográfico.
Con cualquiera de ellos se puede hacer un logo que nos agrade, si bien los de dibujo vectorial o 3D serán los que nos proporcionen mejores resultados.
La combinación de algunos de ellos nos pueden dar mucho juego, pero también requerirán de más tiempo para su aprendizaje.
Aquí no os hablaré de los destinados a la animación y diseño 3D, por ser un poco más difíciles de manejar y cuyo rendimiento no es excesivamente mayor que los otros dos, gracias a que los otros han evolucionado mucho.
Entre los programas de dibujo tenemos el Adobe Freehand, el Adobe Illustrator o el Corel Draw por citar algunos.
La gran ventaja de estos es que no se pierde calidad al escalar la imagen.
Con respecto al de fotografía, enfocado principalmente a crear una cabecera, tenemos el Adobe Photoshop, como máximo exponente.

Antes de empezar a utilizar los programas en cuestión, será de gran ayuda visualizar algunos tutoriales, ya sean mediante imágenes o vídeos.
Y digo que nos será de gran ayuda, porque comenzar a usar un programa sin tener ni idea de su manejo, se puede convertir en toda una odisea. En especial si hacemos algunas cosas con mucho trabajo y resulta que mediante las herramientas adecuadas, la tarea es mucho más fácil.

Ya casi podemos empezar. Pero antes tenemos que atender a una serie de principios para que un logo cumpla su cometido, y estos deberían ser:
- Que sea simple.
- Fácil de recordar.

- Intemporal.

- Versátil.

- Apropiado.
* Como aquí no vamos a vender nada, no tendrá porque reunir todas estas características, pero sí alguna. Ahora mismo nos vienen a la cabeza decenas de logos y por norma general, todos tienen una razón de ser y una explicación.

Lo siguiente y más importante para mí: ¿Para qué quiero el logo?
Un logo para una cabecera, puede ser todo lo rebuscado que queramos, si bien contradice el primer punto de la lista anterior. Si va a servir de cabecera para nuestros vídeos, pues también. Si queremos hacer pegatinas o camisetas, os recomendaría huir de diseños muy recargados, pues esto incrementaría mucho el precio del producto final. Lo mismo para un bordado en un chaleco o gorra. Si tiene muchos elementos, la tarea de llevarlo a cabo, será mucho mayor.

Ahora ya podemos coger lápiz y papel para comenzar a realizar nuestro voceto.
En el caso de un logo relacionado con la pesca, podemos echar mano de las siluetas de peces, el agua o cualquier objeto que se utilice en la práctica de este deporte.

Aquí os muestro algunos logos y cabeceras que he hecho estos días y otros que ya tienen más tiempo.Seguro que muchos de vosotros conocéis de sobra este logotipo. Al verlo, lo asociáis a Walter (El tanero).
Ha sido creado a partir de la fotografía de su récord de dorada. A esta se le han añadido unos filtros y se le ha creado una circunferencia como soporte para el texto. A su vez se ha clonado una de las aletas laterales, para dar mayor simetría.
Estéticamente es muy llamativo y muy válido para utilizarlo en la web. Sin embargo, para serigrafiar en una camiseta, presenta el gran inconveniente de la amplia variedad cromática.Este otro sin embargo, es mucho más simple. El mensaje es claro: Pesca a mosca y la silueta de un pez que habita en las aguas del sur de España.
Fue creado a partir de unas concisas instrucciones y salió tal cual fue ideado.Un diseño simple y con un color plano, tiene la ventaja de que no representa ningún inconveniente a la hora de serigrafiar o incluso ser bordado en la tela.

Los que muestro a continuación, se puede decir que son meramente orientativos, pues se le pueden cambiar o agregar los colores al gusto de cada uno.
En este diseño he utilizado las líneas propias del pez para incluir dos letras. La -G- que seguiría la línea de la cabeza y el opérculo, junto con la -Z final, incluida en la cola.Sin embargo podemos prescindir de estos detalles y ceñirnos al título del blog: Sargo Ander Z.
Claro y conciso.
Un sargo creado a partir de trazos que delimitan la silueta del pez y el nombre del blog superpuesto en la figura.En este otro, también me he ceñido a la idea que me transmite el nombre: Robalo tecnospinning.
Por una parte tenemos la palabra "robalo", por lo que estará justificada alguna alusión a este.
Y por otro lado tenemos el vocablo "tecnospinning". Si visualizamos el blog en cuestión, nos damos cuenta de que la pesca con señuelos artificiales tipo minnows, quizás es la más representativa. Es por ello que considero oportuno descartar chivos, jigs y señuelos de spinning más pesados.En un logo referente a un espacio llamado Sargomanía, veo imprescindible la figura de un sargo, pues en dicho pez está la génesis del término.
Por definición, la manía es un trastorno mental por la cual el estado anímico se eleva de manera anómala.
Quizás para resaltar este hecho se podría haber optado por poner un cerebro, y sobre este, la silueta del sargo.
Sin embargo, las franjas verticales y la mancha negra del pez, creo que cumplen el cometido de transmitir que el sargo es el protagonista principal.
En el caso de este, tenemos un factor importante desde mi punto de vista y es la palabra robaliza.
Este es el término por el que se conoce a la lubina en Galicia, aunque creo que en algún otro lugar también se emplea.
Al tener el nombre "Pescarobaliza" podemos incluir cualquier motivo que haga alusión a la pesca, pero que no tome demasiado protagonismo. Quizás un anzuelo o una caña le iría bien.
El formato de letra es algo "enxebre", por aquello de recalcar el origen gallego del que edita el blog en cuestión.También se puede obviar la parte del mapa de Galicia y presentarlo con una circunferencia, que ponga más énfasis al protagonista de dicho espacio.
Y por variar en la presentación, podemos colocar el texto sobre dicha circunferencia o sobre una elipse.Este era el logotipo que le había comentado a Miguel y cuya historia cuenta en su blog: Solorobalizas.
La imagen va directa al grano y se vale de la silueta de la lubina para conformar el texto.Sin embargo, opté por ofrecer alguna variante. Así busqué poder darle más vida al texto. Y que mejor que poner a la protagonista en cuestión.
Fue entonces cuando Miguel me comentó que le gustaría que se viese el ojo del pez en su totalidad.Y fue así como nació este otro modelo, destinado a una cabecera.
La imagen opta claramente por mostrar a la protagonista indiscutible del blog y lo cierto es que el resultado es agradable a la vista.Experimentando, me decidí a hacer un logo sobre el blog de Anxo, llamado "Maruxía".
El nombre hace alusión a un estado del mar, por lo que estimo que algo referente a este, es necesario.
La idea surgió clara como el agua y este fue el resultado. Para adornar un poco más el logo, me pareció conveniente poner la frase que Anxo tiene en su cabecera.Aunque este es reciente, tenía uno hecho desde hace bastante tiempo, con una apariencia similar.
He puesto las gaviotas formando la letra M- de "Mar" porque es un animal muy presente en este ambiente. El sol añade un contraste cromático que me gusta mucho.
Y siguiendo la misma idea de las gaviotas, opté por crear la A- de Anxo, con unos trazos que representan la forma de una ola rompiendo. Esta idea fue sugerida por el propio blog ( El mar de Anxo), ya que la pesca en playa es una de las modalidades que se nos muestra en este espacio.Este diseño se me ocurrió al poco tiempo de que Juan inaugurase su tienda virtual SpinnBass.
El diseño exterior muestra un estilo como el que se encuentra en el propio espacio.
El corazón de la imagen alberga las iniciales de ambos vocablos. S y B, son representados por la boca de una lubina y parte de un anzuelo triple, por la similitud entre las formas de las letras, la boca del pez y el anzuelo.Este lo diseñé ayer mismo, a petición de Adrián (editor del blog Dentex Dentex).
Como el título del blog se corresponde con el nombre científico del Dentón, estimé oportuno echar mano del pez en cuestión.
Uniendo la cabeza y la cola del pez, se encuentra el título del blog, cosa que no se puede omitir.
Además estimé oportuno poner la frase que incluye en su cabecera.
Ya me dirás si te gusta Adrián.

--- La paradoja ---

¿Cómo es posible que me entretenga haciendo logotipos hipotéticos para otros blogs y no tenga uno propio?
La razón es bien sencilla y es que cuando uno elige el nombre de su blog, no suele pensar a largo plazo, cosa que también le ha pasado a otros colegas. Es decir, que yo no pensé en que algún día me gustaría tener un logo de mi blog.
¿Y ahora cómo hago yo, con un nombre tan poco definido como "Nosolomosca"?. Tengo algunas ideas, pero habrá que exprimir un poco más la materia gris de mi cerebro.

Además también estoy haciendo diseños de otros muchos blogs, si bien estos son los que a bote pronto se me han pasado por la cabeza.
Espero poder mostraros otras creaciones en breve.
Y si queréis algún consejo de sobre cómo hacer un logotipo, pues trataré de ayudaros en lo que pueda.
Os dejo mi dirección de e-mail: osemarco@gmail.com

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Tres nuevos sargueros

Aprovechando el festivo de ayer, y en vista de que las lubinas no dan señales de actividad, me acerqué con unos compañeros a la búsqueda de algún sargo.En esta ocasión fuimos Ángel, Antonio, Rubén y yo.
Aunque yo no soy un experto de la pesca del sargo, en este caso ejercería de maestro, ya que mis tres compañeros afrontarían su primera jornada de pesca del sargo con boya.
En vista del mar previsto, fuimos a observar las condiciones en un punto bastante bueno para esta modalidad.
Desde la altura me quedé observando un rato las evoluciones del mar, para ver si sería factible bajar a pescar en esta zona.El color del agua era bueno y se mantenía, pero cada poco tiempo llegaba una ola que trepaba por las rocas de la orilla, haciendo peligroso cualquier intento de permanecer abajo.
Por ello buscamos una zona más resguardada, que nos permitiera pescar con tranquilidad, sacrificando puestas a priori mejores.En el nuevo emplazamiento, me encargué de ir explicando las nociones básicas de esta modalidad, montando los aparejos y atando los anzuelos, por tener algo más de destreza en este apartado.
Rubén fue el primero en ponerse a pescar, y poco después lo hicimos los demás.
Y no sé si es que se suele cumplir aquello de "la suerte del principiante", pero este sacó un bonito sargo.
Eso sí, la forma en la que lo elevó, hizo peligrar en todo momento la captura.Su rápido estreno nos hizo presagiar una buena jornada, aunque las aguas seguían estando muy claras.
Las nubes que tapizaban el cielo, parecían disiparse ante el avance del día, cosa que jugaba también en nuestra contra.Después de un buen rato sin sentir picada alguna, salvo por una boga que capturó Ángel, cambiamos de lugar.
Nos acercamos a una puesta en la que el mar estaba un poco más tranquilo, para pescar con algo más de seguridad.
Poco permanecimos en esta nueva zona, ya que las picadas brillaron por su ausencia y un par de submarinistas (sin boya señalizadora) se acercaron hasta donde nos encontrábamos.Nueva peregrinación hasta un nuevo emplazamiento y de nuevo a buscar alguna pieza que engañar.
Aquí también teníamos un mar cuya actividad aumentaba, pero nuestra posición elevada y las picadas constantes, nos hicieron decantar por permanecer allí.Cuando aguardábamos por ver el hundimiento de la boya, parecíamos estar ansiosos por ver quién la tenía más larga: la caña jejeje. En este caso yo ganaba por goleada, pues la mía es de más de siete metros (me refiero a la caña).Cuando Antonio capturó un sargo, que por mala suerte terminó en una profunda grieta, pensé rápidamente en el bolo.
Y es que la atención hacia mis compañeros fue constante:
-Jose, ¿Cómo era ese nudo que hacías?
-¿Cómo se pone el cebo?
-¿Me empatas el anzuelo, que yo no soy capaz?
Pero como mis maestros (Anxo y Fran) fueron pacientes conmigo, pues yo también he optado por seguir la misma línea.Y parece que el todopoderoso me concedió el don de la providencia, pues concatené tres capturas (de bogas), con un tremendo picadón por medio, que presumiblemente pudo tratarse de uno de nuestros amigos cebreados.
A continuación, me acerqué hasta José Antonio, para recuperar el sargo que se había quedado aprisionado en una grieta.
Con un invento improvisado conseguí sacar el pez de su cárcel de roca, para después volver a retomar la pesca.Al mediodía, tres submarinistas aparecieron por el lugar. Iban muy separados unos de otros, pero sólo el último llevaba la boya señalizadora.
Intuimos que no estaban haciendo nada bueno, pues esta conducta no es la normal en este gremio.Con todo decidido, Rubén y yo empezamos a recoger los bártulos. José Antonio y Ángel exprimieron el tiempo hasta el último momento, por lo que deduje que esta modalidad de pesca les había enganchado. Lo mismo puedo decir de Rubén, pues se demoró más de una hora en su partida.Al final, con un mar desapacible, aguas claras y cielo despejado, todos pudimos tocar escama.
Salimos bastante tarde del pedrero, por lo que tuvimos que hacer una parada para sosegar la sensación de sed y hambre. De camino a casa, hubo dos paradas más, pues había que celebrar que en el mundo de la pesca del sargo, hay tres nuevos sargueros.

lunes, 28 de noviembre de 2011

A boya con norte

A pesar de que este domingo había viento del norte, tenía ganas de ir tras los sargos, así que mi hermano y yo nos fuimos a ver si sacábamos alguno de estos espáridos.
Una vez en el lugar elegido, observamos que el mar era un poco escaso y que las aguas estaban totalmente transparentes. Si a esto unimos el cielo claro que presentaba la tarde, ya teníamos todos los ingredientes para sumar un bolo.
Sin embargo, la pesca no es algo que se rija por normas matemáticas, así que tocaba armar los aparejos para comenzar a pescar.
A pie del agua, pude comprobar que sigue habiendo "pescadores" que se "olvidan" de dejar la zona de pesca, tal y como se la encontraron al llegar.
Lo que me fastidia de estas situaciones es que luego la gente cree que todos somos así, y claro está que esto no es cierto.Tras unos minutos intentando dar con los sargos, mi hermano estrenó su cuenta con una boga.
Estas son tan abundantes en esta costa, que no tardó en hacerse con la segunda de la jornada.
Poco después, yo también iniciaba mi particular cuenta con otra boga.En vista que los sargos no aparecían en la puesta inicial, fuimos tocando otras zonas próximas, en busca de los esquivos sargos.
El mar comenzó a poner distintas caras. Unas de calma casi total y otras muy violentas.Las bogas fueron adueñándose de las zonas escogidas, así que probamos suerte un poco más, antes de cambiar de lugar.
Nos costaba creer que en esta zona no apareciese algún sargo, pero debíamos responder ante los resultados negativos que llevábamos hasta el momento.En el nuevo lugar, la misma suerte que en el anterior: más bogas.
Después de un rato desanzuelando ejemplares de buen porte, mi hermano sacó sendos mújoles de bella librea.
Poco tienen que ver estos ejemplares con sus primos de los puertos, ya que estos últimos no gozan de buena reputación entre los pescadores de caña.Probando con un cebo distinto, logré engañar a un verdel que se lució en la pelea, para luego arrancar de las aguas a otro mújol.
Por lo menos nos habíamos librado de las molestas bogas ... de momento.En la última salida de pesca con boya, me había fijado que muchas bogas tenían un parásito en su garganta.
Y en este caso, también me percaté de este hecho al desanzuelarlas.
Lo increíble es que dicho parásito ocupa casi la totalidad del esófago, dificultando la alimentación del pez.
Las patas de dicho parásito, tienen forma de gancho, por lo que a la boga le resultará imposible deshacerse de tan desagradable inquilino.A media tarde, las olas comenzaron a perder intensidad, por lo que desaparecían las clásicas zonas de aguas glaucas en las que buscar a los sargos.
Pero las picadas no cesaban y las punteras de las cañas seguían marcando la actividad de las bogas.Mi hermano ya había plegado la caña, pero yo aún quise apurar el poco cebo que nos quedaba.
Los sargos no habían hecho acto de presencia, pero la jornada fue entretenida de todas formas.
Esperemos que la próxima vez tengamos a la meteorología de nuestra parte.