Seguidores

sábado, 22 de junio de 2019

"Sigue buscando"

Me viene aquella frase de los "rasca y gana" y de algún tipo de colección, cuando no tenías la suerte de tu cara y te ponía aquello de "Sigue Buscando".
Pues eso es lo que tendré que seguir haciendo para llegar a sacar un salmón en el río Lérez.
 Este año se presentaba como un año malo, aunque lo cierto es que siendo esto cierto, se capturó el salmón más grande del río, hasta la fecha.
 A mí me tocó pescar varios días después y por lo que hablé con algún ribereño, sólo habían localizado 3 salmones, en la zona donde suelen capturarse.
Así que pertrechado con el equipo correspondiente, fui tanteando las zonas más prometedoras.
 Este año, no localicé reos de gran tamaño, que a veces aparecen por estas aguas y que siempre puede ser un buen premio de consolación.
 Cerca del mediodía, en un pequeño hueco donde el viento no rizaba la superficie del agua, localicé al rey del río. Iba ascendiendo con tranquilidad, a varios metros de mi posición.
No hubo fortuna de cara a engañarlo, aunque todavía quedaba mucho tiempo por delante.
 Me fui hasta la pista que hay cerca del río, para hacer otra pasada. En esta ocasión me encontré con uno de los guardas, con el que estuve hablando un rato. Después llegó otro pescador que se unió a la conversación y que, tras algunos minutos, decidió marcharse para casa, en vista de que las previsiones eran malas.
 Tras despedirme del guarda, proseguí con la actividad.
Es una disciplina dura, la pesca del salmón, ya que a veces la incertidumbre se apodera de uno.
Cuando se localiza un salmón parado, todo cambia, ya que con el cebo, siempre puede haber una oportunidad.
La "captura" que me llevé fue la de un bello martín pescador, que cada poco se iba al nido a llevar pececillos que capturaba en el río.
Fue imposible obtener una instantánea buena, pero ya habrá más oportunidades ... igual que con el salmón.