Seguidores

sábado, 31 de octubre de 2015

Y la culpa seguirá siendo de los deportivos

Dada la buena acogida de mi última entrada, me permito comentaros algunas cosas más, a propósito de este tema, ya que me parece interesante exponerlo.

La caza y la pesca son dos deportes un poco especiales, ya que en tiempos remotos era un método de subsistencia. La aparición de la ganadería y la agricultura cambió esa condición. Y más recientemente, la piscicultura hizo posible el disponer de peces sin tener que salir a faenar.
Sin embargo, la caza y la pesca tienen una amplia diferencia a la hora de gestionarlas: el medio en el que se desarrollan.
Hay cotos de caza en los que se permiten cazar un número determinado de animales de una u otra especie. En función de los resultados del periodo reproductivo, permiten aumentar el cupo, mantenerlo o disminuirlo si es necesario.
Sin embargo, los peces, al vivir en el medio acuático, no son tan fáciles de contabilizar, salvo cuando se trata de aguas continentales como el caso de los ríos.


El salmón es un pez que está en franca regresión en nuestro país. Atrás quedan los años en los que el río Miño era el curso fluvial que daba los salmones más grandes de Europa. La construcción de los embalses limitó su zona de reproducción.
En Asturias, los programas de repoblación hacen que haya una población que se va manteniendo en el tiempo. Si no se liberasen miles de pintos, quizás el salmón estaría al borde del abismo.
La creación de zonas sin muerte también ayudará, ya que un salmón que sigue en el río, tiene la oportunidad de llegarse a reproducir.
Sin embargo, en Islandia, hay ríos en los que se obliga a matar los salmones, ya que los cursos fluviales sólo pueden soportar a un número limitado de parejas reproducctoras. Eso sí, esos salmones poco tienen que ver en tamaño con los que se capturan en otras zonas como Noruega, Suecia o Rusia.
Como ejemplo de buena gestión, os pongo el río Laerdal en Noruega, que después de ser vedado durante 17 años a causa de un parásito que causaba la muerte de los salmones, se abrió en el 2013.
En estos dos vídeos podéis obsevar el resultado:
https://www.youtube.com/watch?v=985ZC-LKa-k
https://www.youtube.com/watch?v=NkSkk2AK1bc

Está claro que el mar es más difícil de gestionar, pero parece que siempre se quiere gestionar en contra de los pescadores deportivos.
A menudo expongo que hay gente que explota el mar, de una manera similar a la agricultura. Los bateeiros o los mariscadores, tienen que poner la cría de mejillón en las cuerdas o sembrar la arena, para que tras un tiempo puedan recoger su fruto, aunque este no está asegurado.
Sin embargo, los pescadores profesionales explotan un recurso de todos sin poner nada de su parte, salvo trabajo, gasolina y embarcación, que si no fuera necesario, entonces todo sería beneficio.
Y por supuesto, el marisco no tiene la movilidad de los peces, por lo que no se puede equiparar.
Sin embargo, los profesionales pueden argumentar que el mar sólo da pérdidas. En ese caso no creo que esa gente saliera a pescar, poniendo dinero de su bolsillo. Algunos se acogerían a algún tipo de ayuda y listo.


Hay profesionales que argumentan que algunos deportivos venden sus capturas, haciendo daño a su sector.
Sin embargo hay que decir que si el que compra ese pescado, sólo lo hiciera a los profesionales, ya se acabaría el problema. ¿Por qué comprar un pez capturado con caña? Pues básicamente por lo mismo que se compra uno capturado con anzuelo, pero con un arte profesional: La calidad es mayor.
Cuando se capturan cientos de kilos de lubina con una red, doy por sentado que los peces que se encuentran en la parte baja de la malla, soportan el peso de todo lo que está encima. O sea, que esos peces están machacados. Entonces ... no pretenderán que yo suelte una lubina salvaje que tiene la talla mínima legal y que luego me vaya a la pescadería a comprar un pez de peor calidad, ya sea salvaje o de piscifactoría.

Y sin embargo, hay pescadores que dan grandes ejemplos de ética en este aspecto.
Un ejemplo son los pescadores que no venden "el campanu" (primer salmón de la temporada en Asturias), aún cuando le pueden ofrecer varios miles de euros.
Pero la palma se la lleva una pescadora neozelandesa. Donna Pascoe, de 56 años, capturó un atún de aleta azul de 411.6 kilos, que en el mercado nipón podría alcanzar los 2 millones de dólares. Sin embargo prefirió no venderlo, para colgarlo en la pared de su salón.
http://www.dondepescar.com/dondepescar/1349-increible!_mujer_de_56_a%C3%B1os_pesca_al_atun_mas_grande_del_mundo

Por otro lado está el hecho de que los profesionales alegan que hay pescadores que se pasan del cupo legal.
¿Es posible que un deportivo haga más daño que otro, que un día puntual comete una ilegalidad? Por supuesto.
Echando mano de un poco de fantasía, vamos a pensar que un pescador A pesca todos los fines de semana y que cada vez que lo hace, se trae un robalo para casa.
Y por otro lado, tenemos un pescador B, que no tiene esa constancia, pero que un día, eligió bien la zona de pesca y hace una pesca memorable.
En el cómputo general, el pescador A haría mucho más "daño", pero el pescador B, ha cometido una ilegalidad.
Igual que ocurre con el uso del macizo para pescar sargos. En principio ¿Qué más da que se use o no, si el cupo siguen siendo 5 kilos por pescador? Pues no da igual, porque la administración piensa que esto te da una ventaja, así que es mejor que saques el cupo pescando todo el día y no en dos horas (con muchísima suerte en ambos casos).


Y para finalizar, dos casos muy concretos, en los que se ha culpado claramente a los profesionales y se han tomado las medidas adecuadas.
El primero tiene que ver con la pesca del bacalao en las costas de Terranova.
En 1992 se cerraron los caladeros donde se pescaba el bacalao, ya que este había sufrido una sobreexplotación.
Recuerdo un documental de la época en la que los científicos habían utilizado palangres con miles de anzuelos, para hacer un estudio sobre la situación de la población. Pues bien, sólo capturaron dos ejemplares.
A día de hoy los caladeros siguen cerrados. Los profesionales tuvieron que buscar otros métodos para buscarse la vida.
¿Cómo se llegó a esta situación?
Entre 1647 y 1750 se extrajeron 8 millones de toneladas de bacalao. Pues bien, en el año 1968 se pescaron 810.000 toneladas. ¡¡¡En un sólo año!!!
http://blog.rtve.es/retiario/2015/04/el-bacalao-de-terranova-y-la-esperanza.html

Y en aguas de la Antártida, ocurrieron unos hecho relacionados con la merluza negra.
Resulta que había una red dedicada a esquilmar las aguas de las islas Heard y Mc Donald, pertenecientes a Australia.
Algunos barcos capitaneados por gallegos, rusos y de otras nacionalidades, se dedicaban ha capturar toneladas de merluza negra, la cual tiene un precio muy alto en el mercado.
Pero ocurría que cuando las autoridades australianas eran advertidas y ponían rumbo a las islas, los barcos salían hacia las aguas internacionales, advertidos por sus cómplices en la administración.
Cuando se destapó la trama, se pudo coger in fraganti a algunos barcos dentro de las aguas australianas.
En el parlamento australiano se decidió optar por un método muy efectivo para erradicar el mal.
Los barcos apresados se hundían en la zona, con lo cual, ese barco no volvía a faenar.
Hace años pude ver un documental al respecto y lo cierto es que era impresionante en todos los aspectos.
Un par de noticias relacionadas con este hecho:
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2014/12/22/contrabando-merluza-negra/0003_201412G22P22991.htm
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/maritima/2015/02/28/australia-aborda-buque-kunlun-buscado-interpol/0003_201502G28P37993.htm

Creo que aquí no hace falta hundir barcos ni hacer que los marineros se queden sin sus puestos de trabajo. Lo que hay que hacer es explotar el recurso racionalmente y no echarle la culpa a los que no la tienen.

miércoles, 28 de octubre de 2015

"La culpa siempre es de los deportivos"

"La culpa siempre es de los deportivos"


Esta debe ser una de esas verdades absolutas con las que nos encontramos a lo largo de la vida. Y es que los pescadores deportivos somos demonizados por los distintos medios de comunicación y por supuesto, por los pescadores profesionales. Pero que se diga, no quiere decir que sea cierto.
Desde que a alguno se le ocurrió que los pescadores deportivos extraemos 5 kilogramos de pescado al día, los 365 días del año, pues  me di cuenta de que a veces hay que hacer uso del sentido común. Es decir, que si los profesionales capturan su cupo (si es que lo tienen), los 365 días del año, entonces el mar le debe peces a este gremio. Alguno ahora me puede decir que no pescan todos los días del año o que no siempre capturan el cupo, si es que lo tienen. En ese caso, yo digo lo mismo ... "Ni pesco todos los días, ni capturo 5 kilos de peces cada vez que salgo a pescar". Entendiendo por salir a pescar, el intentar capturar un pez. Y que uno lo intente no quiere decir que lo consiga.

Por ello, voy a comentar algunas cosas que creo que pueden arrojar luz sobre quién es el verdadero culpable de que el mar haya llegado a esta situación.

- Todos los años suele haber noticias sobre la captura de toneladas de pescado, en determinadas zonas, ya sea lubina, sargo, dorada, corvina, etc. Son especies que son susceptibles de ser pescadas por los pescadores deportivos. Pero ¿Qué ocurre cuando se decomisan 13.700 kilos de cupo de sardina en Portosín? (Noticia). No conozco a pescador deportivo alguno, que haya capturado sardinas con caña.


- "Un barco captura 29 toneladas de corvina en un sólo día" (Noticia).
Mirando esto me pregunto ¿Cuántos pescadores deportivos y días hacen falta, para que igualen esta cifra?
De esto deduzco que una red de varios kilómetros o un palangre con miles de anzuelos, son un poco más perjudiciales que un pez artificial o una gameta montada con tres anzuelos.

- "Dos barcos de Portosín pescan 10 toneladas de lubina en un día" (Noticia). En contraposición, podría hablaros de las últimas quedadas de pesca a las que he asistido y en las que han participado más de 100 pescadores. Resultado: Algunas lubinas(2,4,8,...), cuando hay suerte.
No sé, ... me da que no es comparable el daño que hacen los primeros, frente a los segundos. Muchas de las lubinas que se capturan con una red (por no decir todas) llegan muertas al barco. La suelta de ejemplares que no dan la talla, se hace imposible, al menos en buenas condiciones. Si un deportivo captura una lubina por debajo de la talla mínima legal, todavía tiene la posibilidad de devolverla a su medio con un mínimo de esperanza de vida, pudiendo llegar a adulta y a reproducirse. Una lubina muerta, que yo sepa ... no se reproduce.
Y ya no hablemos sólo del mal que se le hace a la población de esa especie. Es que encima, al haber cantidad, el precio en lonja es menor que cuando hay escasez. O sea ... doble daño.


- Necesidad de vedas. Yo que soy pescador de río, sé que cuando a una trucha, salmón o reo, se le otorga un periodo de tiempo para que lleve a cabo su ciclo reproductivo, al año siguiente, suele haber una nueva generación de peces para cubrir las bajas de sus progenitores.
Es cierto que los pescadores deportivos no tenemos época de veda, pero también es cierto que no se puede pescar todos los días, ya sea porque uno tiene otras obligaciones o porque el mar no lo permite. Pues bien, cuando la flota permanece amarrada a puerto por las malas condiciones, los pescadores deportivos (al menos los más precavidos) se quedan en casa, con lo cual, el recurso tiene un periodo de tiempo en el que no se ve acosado por las artes de pesca, sean profesionales o no.
 Recuerdo tristemente el caso del Prestige. La catástrofe actuó como una veda obligatoria y los años siguientes, hubo buenas capturas para el sector pesquero profesional y el deportivo.



- Artes selectivas. Estoy seguro que un pescador profesional no puede cambiar de la noche a la mañana de arte de pesca o adecuar su embarcación a una nueva modalidad.
Pero ... ¿Qué ocurre cuando un profesional utiliza un método prohibido como el embalo o la dinamita? (Noticia).
Quiero pensar que no existe dinamita cuya explosión provoque la muerte a una determinada especie de pez. Entonces, puede ocurrir que utilizando este procedimiento, se aniquilen a otras especies, se deterioren los fondos, etc.
En fin, no tengo constancia de pescadores deportivos que utilicen TNT para pescar sargos o doradas.

- Reservas marinas. Tras la catástrofe del Prestige, se creó una reserva marina en la zona de Os Miñarzos (Noticia). Por lo que sé, a día de hoy los pescadores profesionales del lugar, están satisfechos con los resultados obtenidos.
Sin embargo, me parece una tomadura de pelo que el el parque nacional Illas Atlánticas se pemita la pesca profesional y no la deportiva.
Pero ahora que lo pienso, tiene su lógica, ya que un pescador de sargos con un cubo de macizo puede esquilmar el litoral en una tarde. Y los menos espabilados, si con mucha suerte capturan 5 kilos de estos espáridos, se van para casa.
 Lo lógico sería prohibir la pesca en sus límites, a todo el mundo.



Podría comentar algunos otros temas, pero sería extenderme demasiado. Lo que tengo claro es que se necesitan tomar medidas adecuadas en el sector profesional. Os dejo esta interesante imagen.


Y todo esto viene a cuento de que nos quieren prohibir la pesca deportiva durante la semana. Esto para mí es equiparable al horario de pesca. Desde que hay horario en la pesca fluvial, los pescadores legales, se van a su hora y luego, los furtivos tienen vía libre. Pues algo así podría ocurrir en el mar. Si a día de hoy extienden las redes a distancias que no son las adecuadas o calan sus aparejos en días que no pueden hacerlo, estando los deportivos ejerciendo su deporte, ¿Qué no harán cuando no haya alguien que pueda dar la voz de alarma por una ilegalidad?

Os dejo un enlace para que le echéis un vistazo.
http://www.cotodepezca.com/hacia-la-creacion-de-una-plataforma-de-pesca-de-recreo-en-galicia/

 Y si al final se salen con la suya, pues siempre nos quedarán esos otros peces de mala reputación.

 Los mújoles ...
y las bogas.

Y estoy seguro que si algún día a los pescadores deportivos nos prohiben salir de pesca y lo cumplimos a rajatabla, entonces le echarán la culpa a Volkswagen o a algún otro.

domingo, 25 de octubre de 2015

Antes del letargo

Este año me he despistado con algunas especies a las que le tengo que agradecer jornadas memorables. Y puesto que este año el bass se quedó de lado, hoy me decidí a volver a probar fortuna con su pesca. Pensé que las temperaturas aún podían hacer que estos estuvieran a tiro de caña, así que me fui hasta el embalse.
 Este presentaba un nivel bastante bajo, lo cual facilitaba la movilidad a lo largo de la orilla.
Y al mismo tiempo, los peces estarían más juntos jejeje.
 Al poco rato de comenzar la jornada, el sol quedó oculto tras las nubes, lo cual no me ayudaba a la hora de localizar los peces, pero alguno pude observar cerca de la orilla.
 Mi primera opción fue el vinilo sin lastrar y no tardó en dar sus frutos. 
La pena fue que no divisé basses grandes a tiro de caña.
 El equipo ultraligero me hizo disfrutar de estos y otros peques que fui clavando.
Algunos se mostraban tan recelosos que no había opción a engañarlos.
 Con el paso de los minutos localicé dos buenos ejemplares, pero ambos pasaron olímpicamente de mis señuelos. 
Probé un rato con un señuelo duro y luego usé un cangrejo de vinilo con un pequeño jig.
 Algunos atacaban al cangrejo, pero no quedaron prendidos.
Tras llegar al antiguo cauce de un arroyo, volví sobre mis pasos haciendo algunos lances más, pero sin fortuna.
La nota positiva del nivel del embalse, es que permite ver todos los obstáculos que la mayor parte del año permanecen ocultos, facilitando así la localización de las estructuras que los basses utilizan en otras épocas.
Así que ahora ya estaré más preparado para el año próximo.