Seguidores

sábado, 13 de junio de 2015

Madagascar: adelanto

Muchos de los que os pasáis habitualmente por este espacio, sabéis que Walter, Hür y yo, visitamos el continente africano recientemente, para pescar en las aguas de Madagascar.
En esta ocasión fue posible pescar, y ... ¡¡¡ vaya si lo hicimos !!!.
Por ahora no puedo adelantar demasiado, así que simplemente os mostraré algunas fotos y haré algunos comentarios al respecto.
 Las previsiones de pesca fueron las esperadas, si bien hubo casos en los que se superaron con creces.
Mi ilusión era la de capturar un GT (Giant Trevally), y por suerte pude batirme con varios.
Walter, se salió en todos los aspectos. Aguantó como sólo los luchadores pueden hacerlo. Haciendo gala de una gran fuerza mental, acometió jornadas muy duras para el cuerpo de un pescador. Me sorprendió que se adaptase tan rápido a los retos que surgían en cada salida, ya que los viajes en avión nos habían pasado factura. Compartir con él este viaje fue el mayor premio, si no hablamos de peces por supuesto jejeje.
 Aquí posa con un precioso spangled emperor.
Hür también se lució en las jornadas de pesca. Le tocaron duros combates, con resultados muy variados en forma de bellos peces. Y es que estos nos pusieron a prueba en innumerables ocasiones, a veces sin tiempo para tomarse un respiro.
Aquí posa con un precioso bohar snapper.
Cuando embarcábamos, siempre me hacía la misma pregunta: ¿Qué nos espera hoy?
La respuesta al final siempre era la misma: "El Paraíso".
Todos y cada uno de los peces que capturamos, hacían que la adrenalina se disparase. En parte por las peleas y en parte por ver como una nueva especie subía a bordo. !!! Brutal ¡¡¡
Las innumerables horas que pasábamos en el mar, hicieron que pudiera dormir con relativa facilidad, lo cual me sorprendió gratamente, ya que no suelo acostumbrarme pronto.
Y la comida fue exquisita, aún cuando me considero un poco raro a la hora de comer. Supongo que el desgaste de las jornadas de pesca también tenían mucho que ver, jejeje.
Ahora sólo queda esperar a que el material recopilado en este viaje sea revisado y preparado.
Estoy seguro que estará a la altura de las expectativas, aunque tendréis que tener paciencia.
Espero haceros partícipes de esta gran aventura, lo más pronto posible.

Saludos

jueves, 4 de junio de 2015

1 de 2

Hace unos días, cuando todavía estaba en Madagascar, recibí una buena noticia por parte de mi amigo Luis:
Mi hermano había capturado su primer salmón.
La noticia me ilusionó un montón, ya que el rey del río es una especie que muchos pescadores deseamos, ya sea por su porte, la dificultad de su pesca, etc.
 El caso es que este pasado domingo, le tocaba a Luis pescar en las aguas del Lérez, así que allá me fui con él y mi hermano, para intentar que saliera el segundo de la cuadrilla.
 A primera hora de la mañana, se hizo imposible localizar algún salmón, así que Luis probó fortuna en aquellas zonas en las que podía apostar el rey del río.
Hasta bien entrada la mañana, no hubo forma de dar con ellos, pero a partir de ahí, todo cambió.
 Pudimos localizar varios salmones en distintos puntos del río, sin embargo, estos parecían mostrarse recelosos.
Durante la tarde intenté que Luis tuviera opciones de clavar alguno, así que hubo que emplear a fondo para moverse a lo largo del coto y buscar las zonas de parada.
Junto a un joven aliso, en el que se encontraba este Ciervo volante, localicé un salmón de entrada reciente. Por desgracia, mientras mi compañero montaba la caña, este se descolgó para no volver a aparecer.
Tuvimos alguna opción más, pero los salmones no estaban por la labor.
Nos conformamos con aprender un poco más sobre la pesca de este formidable pez y que el próximo domingo, aún llegue a tiempo para intentarlo yo.