Seguidores

miércoles, 25 de junio de 2008

Nino en el Verdugo.

(Fotos ampliables)
La semana pasada mis amigos Nino y Zalo, junto a otro compañero se acercaron hasta el término municipal de Pontecaldelas para pescar el tramo sin muerte que tiene el río Verdugo en esta población.
Como no podía ser de otra manera, me cité con ellos en el bar donde se expiden los cotos.
Aunque quería que comenzasen a pescar lo antes posible, para sacar unas fotos, decidieron echar un vistazo por la orilla para ver a las truchas en sus posturas.Comenzamos divisando unas pequeñas truchas colocadas bajo la sombra de los árboles, y que se estaban alimentando de quironómidos.
Alguno decía que si las truchas eran de ese tamaño no iba a tener mucha emoción.
Yo había oído que en la curva que hace el río justo antes de la parte inferior del coto se ponían buenos ejemplares. Cuanto más avanzábamos hacia dicho punto, el tamaño de las truchas aumentaba.Llegados a la parte inferior del coto, seguimos caminando río abajo, esta vez por el coto tradicional. Aquí también divisamos algunas pintonas de buen tamaño.
La sorpresa se nos presentó cuando volvíamos sobre nuestros pasos y Nino divisó "el ejemplar".
Una trucha de entre 2 y 3 kilos, que ante mi insistencia por captarla con mi cámara, buscó refugio en alguna raíz.Al llegar al coche los tres se equiparon con todos los bártulos y se dirigieron hacia el río, para comenzar la pesca.
Aunque para mí ya era un poco tarde, quería ver sacar algunas truchas.
Justo por la parte de arriba de este puente, Nino decidió vadear para pasar a la otra orilla.
Zalo apuntaba que en el centro la profundidad era mayor.
Pero Nino que está muy curtido en el arte de vadear comenzó a adentrarse en el cauce, mientras yo preparaba la cámara.
La lógica quiso que Zalo tuviese la razón en este caso y aquí os dejo la muestra de lo ocurrido.Fase 1: Nino comienza a vadear (todo bien, por el momento).Fase 2: El agua asoma al borde de la parte superior del vadeador (la entrada de agua es inminente).Fase 3: El agua discurre alegremente por el interior del vadeador de Nino mientras este exclama: !!Qué fría, qué fría¡¡ (la respuesta de la orilla no se hace esperar al ver a Nino con el agua por los sobacos).Fase 4: Las carcajadas suenan en las orillas por esta demostración de la capacidad de vadeo del ser humano (menos mal que la cámara viene equipada con estabilizador de imagen).Fase 5: Escurrido "chalequeril" (Para más INRI, Nino se había olvidado la cartera de los bajos de línea).Finalmente tuve que despedirme de ellos sin ver como comenzaba la jornada, pero en breve me desplazaré yo a la provincia de A Coruña, para tentar al esquivo reo.

domingo, 22 de junio de 2008

Bassmanía

Me ha impresionado tanto la pesca de este pez que he tratado de hacerme con material específico para su pesca. Una vez equipado, hubo que ir a probar el material.
En esta jornada me acompañó mi hermano (de observador) para ver de primera mano la pesca de este maravilloso pez.
Una vez en el embalse saqué un pequeño ejemplar con un pez artificial flotante.
Y después vino lo bueno ...... dos ...... tres ...... cuatro ...... cinco ...... seis ...... siete ...... ocho ...... nueve ...... y diez.
La jornada ha sido inolvidable. Y antes del vídeo recordad: Para que estos centrárquidos vayan alcanzando tamaños cada vez mayores, practicad ..."CATCH & RELEASE" (captura y suelta)
video

miércoles, 18 de junio de 2008

Encuentro

No hace mucho tiempo que nació un foro de pesca dedicado al mundo del spinning principalmente, y cuyos lectores son, en su mayoría, de la provincia gallega. También los hay de Aragón, Andalucía, etc.
Si quereis echar un vistazo:
VIGOSPINNING
El caso es que la proximidad geográfica de muchos de los lectores propició un pequeño encuentro en el embalse de Zamanes para intentar la pesca de la especie más extendida en sus aguas: El Black Bass.
Aquí os dejo el vídeo. Me gustaría que esta fuera la semilla de un futuro encuentro de blogueros. El tiempo lo dirá.
video

lunes, 9 de junio de 2008

Primer Black Bass

El día que me encontré con mi amigo Lolo, este me comentó que un compañero de trabajo había pescado unos basses en un pequeño embalse del sur de Pontevedra.
Ante la posibilidad de un lugar poco conocido me desplacé hasta allí este domingo, con la intención de capturar mi primer bass.El pequeño embalse se encuentra cerca de la ciudad de Bayona (Baiona), testigo de la arribada de la carabela Pinta desde el nuevo continente.
El embalse tiene las orillas muy tupidas de maleza y bordearlo se hace una tarea muy difícil, pero la posibilidad de pescar un bass me daba ánimos.
Al poco de comenzar a pescar divisé una zona con troncos hundidos y pensé que esta sería una zona ideal. Al poco de insistir en dicho lugar, noté que el señuelo se detenía. Clavé y el freno del carrete comenzó a sonar ...... mi primer bass estaba al otro lado de la línea. Con cautela lo fui acercando mientras el bass saltaba de esa forma tan característica que tantas veces había visto en los reportajes.La forma de inmovilizarlo también la tenia clara. Ya estaba en mi mano. Una mezcla de euforia y admiración me recorría de arriba abajo, mientras lo observaba. Rápidamente tomé la cámara para hacerle otra fotografía y acto seguido devolverlo a su medio. Me quedé observando como se marchaba lentamente hasta que lo perdí de vista y después proseguí mi camino en busca de otras zonas.Esta es la cola de este embalse, donde desemboca un pequeño arroyo y es el lugar que Lolo me había comentado. Cuando llegué al lado del arroyo y lancé mi artificial, comencé a ver basses por todos lados. Junto a los troncos, entre las plantas de la orilla.
En uno de los lances uno de ellos arrancó rápidamente para interceptar el señuelo, pero en el último momento se giró y volvió a su morada.
Creo que el ruido que había hecho para llegar hasta allí, los había puesto en alerta.
Proseguí por la orilla hasta que llegué a una pared vertical de roca que llegaba el muro del embalse.En el centro del embalse unas gaviotas se refrescaban, mientras intentaba divisar algún bass arrimado al muro. Al final de este, observé uno bastante grande, pero mi posición elevada me había delatado.
Llegué al punto de partida, pero mi forma de observar el entorno había cambiado. Ahora miraba basses donde al principio no los divisaba. Entre las plantas emergían los basses hasta la superficie para tomar insectos, otros se ubicaban bajo las ramas de un sauce y algunos vigilaban junto a las piedras.Uno de los que estaban junto a las piedras fue el segundo que saqué. Poder mirar el ataque e estos magníficos peces en el agua parada es una sensación inigualable.
Estoy seguro que repetiré en breve. Agradezco a Javi sus consejos, pues sin alguna de sus indicaciones quizás no hubiera cogido ninguno.

domingo, 8 de junio de 2008

Príncipe de plata ( el reo )

Con la bajada paulatina del caudal de los ríos ya se pueden distinguir los primeros reos en sus posturas.
El viernes me acerqué a un pequeño río para intentar sacar el primero de la temporada.
En los primeros lances algo plateado atacó mi señuelo pero logró librarse. En un segundo intento de provocarlo persiguió el engaño hasta mis pies y entonces pude comprobar de que se trataba de un reo.
Unos metros más arriba algo plateado y saltarín se prendió en el artificial y pude acercarlo hasta mí.
El primer reo de la temporada. No era de gran porte, pero me anima para planificar próximas salidas en su búsqueda.La nota curiosa la protagonizó esta trucha desproporcionada en cuanto al perímetro de su cuerpo.
La potencia concentrada en el mínimo espacio.También observé que los ríos rebosan de nuevas generaciones de ánades reales. Concretamente tres familias de estos cómicos patitos se me fueron apareciendo en esta breve jornada ...... aunque me encontré este nido abandonado, justo a la orilla del agua.
Y ahora sólo me queda pensar en las próximas salidas tras los reos, que espero que sean tan fructíferas como otras pasadas.

domingo, 1 de junio de 2008

La "pesca" en el árbol

Se acerca el verano y con él, viene el calor y el sol, que hace falta para que madure la fruta que está en los árboles.
Es tiempo de nísperos, melocotones y cerezas. Estas últimas son las protagonistas poco antes de las salidas de pesca al lado de casa. Y es que los estorninos dan buena cuenta de estos deliciosos frutos que abundan en estos momentos y hay que ser raudo en plantarles algo de competencia a la hora de degustar este manjar. Mientras ellos se las llevan de una en una, yo me afano en recolectarlas a puñados, pues soy respetuoso con las aves que comen por necesidad y no por vicio como mucha gente.Desde el cerezo observo el río que será protagonista cuando el estómago quede saciado.
video
Este vídeo se lo dedico a mi amigo Luis (Seguro que reconoces al sujeto)
Fijaos como termina el vídeo utilizando el mando a distancia que me he comprado para la cámara.
Y después del aperitivo tocaba pesca. El río bajaba algo turbio por las últimas lluvias, pero había zonas practicables.Había libreas para todos los gustos. Esta fue especialmente brava.Y fueron saliendo otras de bella estampa.Cuando casi había llegado a casa, me encontré con mi amigo Lolo. Buen pescador de cebo junto con su hermano Carlos.
Y esto es lo que dio de sí una fugaz jornada, que comenzó en lo alto de un árbol, comiendo cerezas.
Mosqueados