Seguidores

domingo, 31 de enero de 2016

De un crack (Davila), para otro crack (Walter)

En la anterior entrada ya adelantaba algo. Y ayer, me fui hasta casa de Walter para llevarle un presente muy especial.
Se trata de un libro de humor de Luis Davila, dedicado a Walter.
Ver la cara que puso al verlo, fue genial, ya que mi amigo siente gran admiración por el dibujante.
Y es que Davila es un humorista que plasma de manera magistral el humor gallego.
A los que no lo conocéis, os recomiendo que visitéis su blog:
Y a los que somos pescadores ... pues consultar las entradas etiquetadas como "pesca" o "mar".
Cuando llegó Iria, estuvimos un buen rato visualizando las viñetas del libro, porque lo cierto es que hay temática para todos jejeje.
Este regalo vino a raíz de que tiempo atrás, me habían regalado a mí este otro ejemplar dedicado.

Desde aquí darle las gracias a mi amiga Ana Belén, por conseguir ambos ejemplares.

miércoles, 27 de enero de 2016

Empezando el 2016

Los últimos coletazos del 2015 y los inicios del 2016 no fueron nada buenos para mí. Tocó vivir esos momentos pendientes del hospital a causa del ingreso de mi padre.
Por suerte hoy ya está prácticamente recuperado, por lo que me dispongo a afrontar el nuevo año con muchas ganas.

La nota positiva fue que los "Reyes Magos" me trajeron unos Daiwa Shoreline Akakin, de esos que "no se consiguen" con facilidad.
Al igual que el Shoreline Sakura Pink o Pink Iwashi, que hará de pareja de uno que ya tenía.
Y ayer me animé a inaugurar el año con una salida de pesca. 
Con las primeras luces ya tenía todo montado para comenzar la pesca. 
El mar tenía buena pinta, así que a probar fortuna en todos aquellos lugares susceptibles de albergar algún pez.
Fui pasando de roca en roca hasta que me dispuse a cambiar de señuelo. En ese momento, pude observar como el trenzado se cortaba cuando tenía el señuelo en la mano. Sólo había una posibilidad y pude comprobar que estaba en lo cierto. La anilla de la puntera se había mellado, quizás con la grapa, dejando un borde cortante que truncó la jornada en los primeros compases.
Sin embargo, aún pude aprovechar la mañana para preparar una sorpresa para un amigo pescador, que pronto veréis jejeje.