Seguidores

sábado, 29 de agosto de 2015

Ahora sí

Es difícil para una persona, no poder hacer aquello que le gusta, sin embargo, cuando hay que sopesar riesgos, uno llega a recapacitar. El caso es que el hecho de una mala recuperación, me llevó a una recaída de mis problemas de espalda.
Por suerte, eso ya queda en el pasado y ahora ya puedo afrontar con normalidad mis salidas de pesca.
 Para iniciar la vuelta a la acción, os muestro esta foto del amigo Diego, con un precioso dorado.
Es un pez que me gusta particularmente y que espero poder pescar algún día. Y ya tengo algo de camino recorrido, ya que Diego se ha ofrecido para hacer de guía jejeje.
 Y para retomar la acción de pesca, decidí buscar un escenario cercano a casa. 
Hoy la climatología daba un respiro, así que me decanté por intentar buscar alguna lubina por la ría.
 Había zonas que me gustaban mucho, porque se veían cardúmenes de pececillos a montones.
Quizás con un poco de suerte me topase con la deseada reina de nuestras costas.
 Cuando me situé sobre una roca y contemplé un grupo de mújoles, me acordé del equipo de mosca. Puede que con una imitación adecuada, hubiera triunfado. Sin embargo, hoy era el día del paseante.
 Y con ellos estuve probando fortuna. Pero el movimiento cautivador de estos señuelos, no sirve de nada si las lubinas no están por la labor. La incertidumbre de si están o no por la zona, te lleva a probar en distintos escenarios. El caso es que hoy me tocó irme como había llegado, si bien con la certeza que en breve volveré.
Y para llevar mejor el parón obligado, pues nada mejor que rodearse de gente con tu misma afición.
Este mes tuve el privilegio de conocer en persona a Salah (http://aeromec-surfcasting.blogspot.com.es/), el cual me obsequió con un chuvasquero, serigrafiado con el logotipo que le hice en su día.
Pudimos hablar largo y tendido de la pesca y de muchos temas relacionados. 
Desde aquí te envío un saludo. Un placer Salah.