Seguidores

miércoles, 23 de octubre de 2013

III Quedada Spinningalicia

En esta ocasión tocaba desplazarse hasta la tierra de nuestros hermanos asturianos.
Al salir de trabajar, me fui hasta casa para recoger las cosas y de allí a casa de Rubén.
Con todo en el coche, pusimos rumbo a Padrón. Allí nos esperaba Anxo para sumarse a este aventura.
Por delante teníamos unas 3 horas de conducción. Una breve parada por el camino bastó para cubrir el trayecto y llegar a Luarca.
Después de aparcar, buscamos un bar en el que tomar algo. Desde allí contacté con otros compañeros que ya estaban por la zona (Gabi, Grumetillo, Otero y Rober), para quedar en el lugar en el que nos hospedaríamos: Apartamentos Jesús.
Una vez allí, descargamos todos los bártulos y nos fuimos con estos a otro bar cercano en el que ya estaban otros pescadores gallegos.
La mayoría son caras conocidas: Jorge, Mikel, Casti, Marcelo, compañeros del foro, etc.
En poco tiempo se sumaban algunos compañeros asturianos: Manel, Darío, Ele, etc.
Horas hablando de pesca hasta que el cuerpo me recordaba que llevaba en pie desde las 5:20 am y con 3 horas de conducción a cuestas. Nos despedimos de los compañeros hasta el día siguiente, con la sensación que el viaje ya había merecido la pena.

La alarma del móvil sonaría a las 5:50 am, pero el sueño cesó a las 5:20 am, pues era la hora a la que me había levantado toda la semana. Aproveché para meter las cosas en el coche mientras Anxo y Rubén dormían unos minutos más. Cuando se levantaron, desayunamos algo y aguardamos a que nuestros compañeros fueran saliendo de los apartamentos.
Partimos hacia Casa Fernando para desayunar de nuevo. Allí ya había un buen número de pescadores. Más caras conocidas de nuestra tierra (Óscar, Jorge, Sergio) a los que fui saludando.
Con los estómagos más o menos preparados, salimos para atender las indicaciones de los organizadores.
Así que fuimos unos cuantos los que seguimos al coche de un compañero de Manel, hasta llegar a una zona próxima.
Con las primeras luces del día nos cambiamos y pusimos rumbo al pedrero. Durante el descenso, con algo más de luz, me di cuenta de que la persona con la que iba hablando era Emilio (http://lubinaspuma.blogspot.com.es/), al que no tenía el gusto de conocer y que es dueño de la tienda de pesca "Los Pedrones".
Lo cierto es que la bajada se hizo muy cómoda, pues el camino era amplio y libre de tojos o flora punzante jejeje.
Las condiciones no parecían muy buenas, aunque con la bajada del mar, podríamos acceder a lugares con características más interesantes.
Anxo y yo nos adelantamos un poco más, hasta que sin darnos cuenta habíamos dejado atrás a nuestros compañeros.
La orografía de la zona era muy diferente a la que estábamos acostumbrados, por lo que había que avanzar con cuidado. Las rocas eran extremadamente resbaladizas, desprovistas de vida alguna en la mayoría de los casos.
Las playas de guijarros eran una novedad bajo mis pies, pues estos se desplazaban con suma facilidad bajo la presión de mis botas. El sonido de los guijarros mecidos por el agua resultaban muy relajantes en un entorno tan paradisiaco.
Cuando eché la vista atrás, me di cuenta de que Anxo y yo habíamos cubierto un buen trecho, hasta un puntal interesante. La zona parecía estar libre de algas y con una pinta inmejorable para dar alguna captura. Sin embargo sólo percibí una tímida picada. Pobre balance para todo el tiempo que le dedicamos.
Decidimos dar media vuelta e ir pescando en algunos puntos, ya que el mar había ganado en intensidad.
De camino pudimos observar cosas curiosas, como este molino de agua al que el mar visitará sin duda en los días de mareas vivas.
Tras una buena caminata nos reunimos con nuestros compañeros, si bien Rubén no estaba con ellos.
Algunos pescadores se resistían a no probar fortuna en un mar más prometedor, aunque el resultado no fue satisfactorio por desgracia.
Caminando por una playa de guijarros, Emilio nos indicaba que había que subir por un lugar distinto al que habíamos bajado. Entonces le dije a Anxo que fuera con el resto del grupo, mientras yo iba por la ruta original, ya que era posible que Rubén nos estuviera esperando.
Y así fue. Mi compañero y otro pescador se encontraban al pie de la subida, fumando sendos cigarros.
Yo subí solo, pues tenía ganas de cambiarme. Tras 8 kilómetros de caminata y con una sed notable, llegué al coche. Nos fuimos cambiando mientras comentábamos la jornada. Emilio tenía noticias de alguna captura, por lo que alguien había tocado escama.
Una vez llegamos a Casa Fernado, pudimos ver la mayor captura de la jornada (3.5 kg), posando con Nerea. Y es que la novia de Tirso se atrevió a pescar en estas aguas asturianas, desafiando a más de 70 hombres. !!Y triunfó¡¡

Poco a poco fueron llegando el resto de los pescadores. Algunas caras me eran conocidas, pues son pescadores que comparten sus aventuras de pesca a través de sus blogs.
Por allí andaban Chano, Jon, Rubén, Daniel y Jose, Guiller, Jon. También me encontré a Juanrra, con el que intercambié unas palabras.
Antes de la comida, Mikel (Bricoypesca.com), nos ofrecería una demostración de cómo se hacen los vinilos.
Como es algo que me interesaba, pues allí me quedé, atento a lo que allí se cocía jejeje.
Pigmentos, plásticos, moldes, ... fueron pasando ante nuestros ojos para dar como resultado la clonación de un vinilo o la creación de un prototipo.
A continuación era el turno de las cabezas plomadas. La demostración muestra claramente que con los materiales adecuados y un poco de práctica, podemos confeccionar nuestros propios señuelos.
Después de terminar la demostración, tocaba un poco de charla. Por allí ya estaban también Cabo, Santi, Vitu, Chito y otros. Y claro, tratándose de pesca, no hay tiempo que llegue jejeje.
Pero como no todo iba a ser pesca, llegó el momento de ir a comer. Fuimos pasando al comedor y sentándonos a la mesa. Un poco más de charla para aguardar por la comida y luego, pues comida alternando con charla.
El ambiente era inmejorable, pues no hubo pausa en las conversaciones.
Prueba de agudeza visual
¿Qué hay en esta foto que llame la atención?
Pista: Tiene que ver con los platos.
Efectivamente, ya iba por mi segundo postre. 
Lo mejor es que alguien me cedió su postre también, por lo que fueron 3 trozos de tarta jejeje.
!! Gracias a esa persona anónima ¡¡
A continuación se procedió al sorteo de premios por parte de los patrocinadores.
Aquí hubo tiempo de echarse unas buenas risas entre entrega y entrega.
Finalmente hubo premios para todos o casi todos. A nuestro compañero Anxo le tocó un carrete de pesca, a Rubén una cucharilla Edu, a mí un señuelo Yokozuna. A los compañeros de mesa, vinilos y minnows principalmente.
Antes del café, salí un rato, mientras otros asistentes aprovechaban para fumar.
Allí estaban Grumetillo y mi amigo Rubén. Otro Rubén (Elmé) le había traído un obsequio a mi amigo José Antonio (Grumetillo) con motivo de una petición que Rubén le había hecho tiempo atrás (http://spinningcosta.blogspot.com.es/2012/07/una-de-bricos-por-jose-antonio.html).
Aproveché para saludar a este e intercambiar unas palabras sobre la creación de señuelos de vinilo, pues por muchos es sabido el nivel de las creaciones de este pescador.
El caso es que la conversación se prolongó y continuó con otros pescadores, que aportaban sus métodos.
Muchos minutos de charla que continuaron en el comedor.

Cuando se dio por concluida la comida, fuimos saliendo todos para la foto en grupo. Hubo muchas risas también en este momento, pues fueron varios los que quisieron tomar su propia instantánea.
Ya sólo quedaba despedirse de alguna de la gente que se encontraba por allí y dar las gracias por la fenomenal acogida que tuvimos por parte de nuestros anfitriones.

Dar las gracias a todos los asistentes, porque en quedadas como esta, los peces se quedan en segundo plano, pues al final el compañerismo y el buen rollo supera a todo lo demás.
Y también agradecer el trabajo de la organización y a los patrocinadores, pues sin ellos no sería posible hacer eventos de este calibre.
Y por último dar las gracias a Jesús y a su mujer por el recibimiento y el buen trato durante nuestra estancia.

La quedada según:

Cabo: http://pescaastur.blogspot.com.es/2013/10/iii-quedada-spinningalicia_21.html
Rober: http://rober956.blogspot.com.es/2013/10/quedada-de-pesca-en-asturias.html
Santi: http://santinitas.blogspot.com.es/2013/10/iii-quedada-de-spinningalicia.html
Jon: http://jon091280.blogspot.com.es/2013/10/el-viernes-dia-18-quede-con-ruben-para.html
Manel: http://pescamanel.blogspot.com.es/2013/10/resumen-iii-quedada-spinningalicia.html
Rubén: http://spinningcosta.blogspot.com.es/2013/10/iii-kdd-foro-spinningalicia-luarca.html
Chano: http://chanodepesca.blogspot.com.es/2013/10/3-quedada.html
Tirso: http://tirsospinning.blogspot.com.es/2013/10/iii-quedada-de-spinningalicia-2013.html

                       

domingo, 6 de octubre de 2013

Nueva generación

Hoy han concluido las clases del primer curso de iniciación a la pesca con mosca.
El término que definiría para mí esta experiencia, es "satisfacción".
Y es que el empeño y sacrificio que hemos puesto los monitores en este curso ha dado sus frutos. Hemos facilitado unos conocimientos básicos para que este grupo de gente pueda llevar a cabo sus primeros pasos en el mundo de la pesca a mosca. Y estoy seguro que muchos quedarán hechizados con esta modalidad, cuando se produzca su primera captura.
 El sol disipaba una tenue bruma mientras preparábamos el material. Carretes, cañas y líneas se fusionaban en una única herramienta para comenzar las prácticas. Era el momento de trasladar al agua los conocimientos que se habían adquirido previamente en seco.
 Tras un breve calientamiento, tocaba enfrentarse al río.
Con la autorización de la Xunta de Galicia en la mano, teníamos vía libre para llevar a cabo esta última clase.
Los errores eran comentados y subsanados individualmente. Confeccionar los bajos, atar los trozos de lana roja, deshacer nudos, ... eran otras de las tareas que también teníamos los monitores.
 Salvo por lo resbaladizo del fondo, el lugar elegido para esta tarea, era ideal. Martines pescadores, garzas, cormoranes, visones, robles, alisos, castaños, etc eran testigos de nuestras clases.
 Y cuando ya llevábamos unas horas haciendo volar nuestras líneas, los errores ya eran mínimos.
Aunque siempre hay gente que aprende con más facilidad que otra.
 En torno a la una de la tarde, tocaba recoger todo el material y poner rumbo al punto de encuentro, para concluir el curso.
El único vestigio de nuestra presencia eran las huellas de nuestras botas, pero en unas horas la marea se encargará de borrarlas para dejarlo todo, tal y como estaba antes de nuestra llegada.
 De vuelta a los coches pudimos contemplar los grandes cardúmenes de mújoles que se movían cerca de la superficie. Algunos de estos ejemplares tenían un porte notable y llamaban la atención de alguno de los alumnos.
 Antes de volver al Isape, pasamos por el refugio de pescadores a orillas del río Oitavén. Aquí se encontraba el otro grupo de alumnos poniendo punto y final a la última sesión de montaje, que fue impartida por Paco Porto.
Inés ( la única alumna del curso), lucía orgullosa unos pendientes que Paco le había confeccionado.
 A continuación nos desplazamos hasta el Isape para llevar a cabo el acto de clausura de este primer curso.
Tras unas palabras por parte de monitores y alumnos, Paco realizó el sorteo de dos moscas de salmón, confeccionadas por él. Una Rusty Rat y una Silver Doctor.
Un gran gesto por su parte, pues hoy es cumpleaños.
Desde este espacio !!! Felicidades Paco ¡¡¡
 Aunque no todos acudieron a la despedida, había que hacer la fotografía de grupo.
Y aquí está la muestra de algunas de las moscas que se han confeccionado durante las sesiones de montaje.
Si tenemos en cuenta que la mayoría de alumnos nunca habían tenido un torno delante, hay que sacarse el sombrero por la destreza que han demostrado.

Y como hemos dicho los monitores, estamos a la disposición de los alumnos para cualquier duda que les pueda surgir. Y por supuesto, para que una vez se inicie la temporada ... ir de pesca, si así lo desean.