Seguidores

martes, 28 de febrero de 2017

Lubinas por la ría

Tiempo atrás, contactaba conmigo un pescador cacereño llamado Francisco Javier.
Este había pescado con Vitu en septiembre y le gustó tanto la experiencia que quería volver a esta "terra de meigas" a pescar.
Hace unos días me confirmó la fecha en la que llegaría, así que dispuse todo para acompañarlo en algunas jornadas.
Llegado el día, las condiciones no eran muy alentadoras, por lo que le sugerí que pescásemos en la ría.
 Era día de estrenos, ya que usaría el Penn Slammer III, y además probaría los vinilos Sandy Andy de la marca Westin.
La ría sería un lugar ideal, pues este señuelos imita muy bien a un lanzón.
Mientras charlaba con Javi, divisé un reo cerca de la orilla. Lancé el Sandy más pequeño y cuando llegó a la altura del pez, este lo atacó dos veces, pero no se prendió en el anzuelo. Hubiera sido un estreno genial, pues el reo desata una buena pelea para defenderse.
 Caminando, hasta el puerto, pasamos por Río de Janeiro. O eso es lo que podíamos pensar al ver esta réplica del Cristo de Corcovado, jejeje.
 Por la tarde cambiamos de ría. Las condiciones eran similares a las de la mañana, si bien prefería cambiar de escenario, a ver si había más fortuna.
En el nuevo emplazamiento no acerté a clavar una lubina, que se libró del pequeño Sandy. Fue la única opción que tuvimos de tocar escama.
Con el mal sabor de boca del día anterior, nos fuimos a la costa de Bayona.
Las condiciones meteorológicas no habían variado y había que sumar un tremendo oleaje.
Por ello pescamos con precaución en todo momento. El final de la jornada se saldó con un cero para ambos, por lo que dedicamos algo de tiempo a hacer turismo por la zona.
 Le sugerí a Javi que volviese a probar suerte en la ría, dado que anunciaban unas mejores condiciones para la pesca.
De esta manera pudo estrenarse con las lubinas, en un escenario muy cómodo.
Y lo mejor de todo es que sacó 6 lubinas, lo cual me alegró mucho.
Ya venía con ganas de pescar, y con la jornada que vivió, me confesó que espera volver nuevamente en unos meses.
!! Ha sido un placer Javi ¡¡ !! Enhorabuena ¡¡

lunes, 20 de febrero de 2017

!! Por fin en mis manos ¡¡

Desde hace bastante tiempo, me había propuesto encontrar un carrete para utilizar en el mar, el cual no tuviese problemas con salpicaduras o una eventual inmersión en el agua salada.
Esta búsqueda comenzó, porque la gama media de muchos carretes que había probado, adolecen rápidamente, si no estás pendiente de hacerles un seguimiento a la hora mantenerlos en buenas condiciones.
Inicialmente pensé en los conocidos Van Staal, si bien su precio y su peso me echaban para atrás.
Con el tiempo, leí en el blog de Guiller que había un modelo pequeño (Van Staal VS100), el cual fue adquirido por él.
Traté de buscar alguno a buen precio, pero se tornó una misión imposible. La alternativa era el mercado de segunda mano, aunque lo desestimé rápidamente.
El tiempo pasaba y no daba encontrado lo que buscaba, hasta que leí algo interesante en el blog de Rodrigo.
Ya había comprobado la fiabilidad de los carretes Penn, en el viaje de pesca a Madagascar, pues el Penn Torque que probé, respondió muy bien con los peces que allí capturamos.
Y quizás la paciencia, de la que hacemos gala muchos pescadores, fue la que hizo que un día leyese una nueva entada en el blog de Rodrigo, sobre el Penn Slammer III.
http://fierasfishing.blogspot.com.es/2016/09/nuevo-penn-slammer-iii-en-espana.html
Lo que más me gustó de su entrada, fueron los vídeos en los que es testado y que el carrete había sido el ganador en la categoría de mejor carrete para mar en el ICAST 2016.
De esta manera, me puse en contacto con Bruno (Troitamar), que me comentó que en unas semanas ya dispondría de él.
Y tras la espera ... pues llegó a mis manos.
Las sensaciones que me transmite son geniales, así que no tardaré en llevarlo al mar para darle su bautismo y contaros qué tal se comporta. A priori, diría que va a superar mis expectativas.