Seguidores

lunes, 17 de marzo de 2008

Salmón en Asturias

El domingo día 16 de marzo arrancó la temporada en Galicia. Mi amigo Luis y yo nos desplazamos hasta Asturias para tentar al rey del río, el cada vez más escaso salmón.
(5:20 am)Una vez revisados los bártulos y con el coche a punto, partimos de Pontevedra rumbo a Montesalgueiro, donde nos encontraríamos con Nino.(8:10 am)Tras unas cuantas horas de trayecto, llegamos al punto de encuentro donde nos reuniríamos con Bernardo y Gonzalo. En este bar donde al mediodía comeríamos, hay una gran cantidad de elementos relacionados con la pesca del salmón. Cucharillas y devones colgados por muchos lugares ...
... fotografías ...... y por supuesto, moscas.
Poco después nos fuimos rumbo al río, para comenzar la pesca. Una vez allí cada uno se fue en busca de un pozo donde echar la lombriz, sola o en tándem, junto con una quisquilla.
En el río nos encontramos con Pelu, que ya llevaba un rato con la caña desplegada en busca del campanu. Tan pronto como llegamos nos percatamos del bajo caudal del río Eo.
Aquí estoy yo en una de las pocas zonas buenas que me encontré para estrenarme en esta modalidad de pesca que a menudo provoca decepciones, pero también alegrías, pues un salmón al otro lado del sedal tiene que ser una gran experiencia, sin embargo si se consigue echar a tierra a este magnífico pez, seguro que se olvida uno de todo lo pasado.
(1:30 pm) Cuando mi amigo Luis y yo nos íbamos para comer, nos enteramos que ya había salido el campanu en el río Narcea. (noticia)
Antes de comer haríamos un alto en el camino para ver los salmones zancados que se agolpaban en el coto de Piago Mayor.Si se amplía la fotografía se pueden apreciar a los salmones que esperaban en la presa a que las lluvias mejoren las condiciones para regresar al mar. El poco caudal del río provocó que los salmones no pudiesen bajar a tiempo, y a su vez que no puedan ir subiendo los que vienen del mar.Durante la comida intercambiamos impresiones sobre la mañana. Todos coincidíamos respecto al bajo caudal del río.
Después de la comida, de la que destaco la fabada, contamos anécdotas y chistes, quizás para animarnos un poco.
Los que pescamos en el coto de La Volta (Luis, Pelu y yo), decidimos no ir por la tarde.Antes de marcharnos decidí mostrarle a mi amigo Luis el pueblo de Taramundi.
Este precioso pueblo asturiano, fronterizo con la provincia de Lugo, es una verdadera joya del turismo. Sus navajas y museos etnográficos son de gran fama. Un lugar que merece la pena visitar.
Algo que sorprendió a Luis fue que aquí tambien se habla el gallego en la vida cotidiana.
En fin un viaje inolvidable.

10 comentarios:

  1. y pillaste algo? en taramundi estuve yo hace la ostia de años... quien me diera un bicho así en mis manos

    ResponderEliminar
  2. Pues no. Por desgracia el río iba muy bajo. Ni los pescadores más experimentados lograron sacar nada.
    Espero que en otra ocasión sea posible.

    ResponderEliminar
  3. Hola Jose
    Bueno no fuiste el unico que hizo porra
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que empezaras bien la temporada.De todas formas empezaste con un objetivo complicado,un salmon no es cualquier cosa...jeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. UFFFFFFFFFFFFFFFFFFF¡¡¡¡¡¡¡
    Muy buena la entrada... es lo más cercano a un día de pesca de salmones que he estado nunca. Lástima que no te estrenaras. Así tienes un motivo para volver. Con esas cañas tan grandes como se pesca ¿a la deriv? ¿Es cómoda?
    ¿Es por sorteo el permiso? ¿A parte de salmones que otras especies hay? Ya ves, muchas preguntas... Pero es que eso de los salmones debe ser apasionante.
    Y la última pregunta... ¿CUANTO MIDES?........
    Saludoooooos

    ResponderEliminar
  6. Preciosa entrada sin duda, me trae muchos recuerdos, ya que hace años que no vuelvo a lo poco que conocí de Galicia que fueron algunos de los pozos salmoneros del Eo, El Piago, Estreitos, La Pena, el nueve de Abres antes de que el agua llevara la presa.. recuerdos...
    Yo este año hice la apertura en Cantabria en el Miera el río estaba para cruzarlo en zapatillas el 17, el 18 riada espectacular, parece que este frente ha regado un poco en el tercio norte que falta hacía.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Bueno Luis, para pescar a cebo de la forma tradicional se deposita con la ayuda de un plomo sobre el fondo, se levanta, se posa, así repetidas veces y barriendo cada una de las venas de agua desplegando o acortando la longitud de la caña. Las cañas no suponen ninguna incomodidad si se sujeta con ambas manos, lo que ocurre es que para cambiar la quisquilla y la lombriz o rehacer el aparejo la caña se hace algo tosca.
    Los permisos se consiguen por sorteo o se piden en el bar si es que queda alguno.
    En estas aguas hay truchas y reos, de hecho mi amigo Nino pescó un poco de todo. El otro día pilló un zancado de salmón, un reo y varias truchas.
    Y con respecto a cuanto mido, pues mido ... ya lo verás algún día. Haz una estimación.
    Gaizka, a mí ahora me traerá gratos recuerdos.

    ResponderEliminar
  8. Viendo a la velocidad que te comes el arroz con leche, Carmen, desde su 1,59, dice que mides 1,93 y yo desde mi 1,75 digo que 1.90... A ti para matarte, despues del tiro, hay que darte un empujón...

    ResponderEliminar
  9. Luis y Carmen, acordaros que con la llegada del euro el redondeo se realizó al alza.
    El 1,59 de Carmen lo dejé atrás con 12 años y el 1,75 de Luis con 14.
    Y desde entonces he tomado mucho arroz con leche.

    ResponderEliminar
  10. Jose, ¿Sos de Pontevedra? Mira vos, mi abuelo es de allá.

    ResponderEliminar