Seguidores

viernes, 2 de mayo de 2008

Jornada inolvidable

(Fotos ampliables)
Hoy 1 de mayo, San José obrero, (va para los que no me han felicitado), ha comenzado la temporada de reo y salmón en Galicia.
El día se presentó con lluvia, algo que no me permitió sacar tantas fotos como hubiese querido.
Comencé a pescar a las 7:30 am con mucha ilusión, en uno de los muchos ríos de pequeña entidad que hay por Galicia. En los primeros lances saqué unas preciosas truchas, que tras una breve contemplación, volvían al elemento a las que le fueron temporalmente arrebatadas.A las 9:30 aproximadamente noté una especie de arritmia en el pecho, comenzó a sonar tenuemente una música (Ostras el móvil en la bolsa estanca). Junto al ensordecedor tumulto del agua hablé con mi amigo Luis, el cual me iría a recoger cuando llegase a la parte alta del río.
Una vez arriba, llamé a mi amigo Luis para que me llevase hasta la parte media del río. Allí se quedó él, mientras yo probaría en la parte baja.A pesar de irme a pescar a una zona por donde habían pasado gran cantidad de pescadores, mi conocimiento del río comenzó a dar sus frutos. Había tiradas en las que salieron hasta tres truchas sin moverme del sitio. Son situaciones atípicas, pero no sabía que vendrían otras mejores.Las truchas de cierto porte lograban llegar a la mano, pero las más pequeñas se iban quedando por el camino mientras se cobraban. Llamé a Luis para que se preparase, pues decidimos subir pescando juntos por el tramo medio.Cuando ya casi llegué al lugar acordado me dí cuenta de que no había tantos pescadores como otros años. Algo que me alegró, pues la mayoría vienen a llenar sus cestas durante los primeros días de la temporada, y he notado que la decisión de poner la medida de la trucha en 17cm está provocando una regresión en la talla media de las capturas. En fin, una de las muchas decisiones que toman los políticos, aconsejados por pseudoentendidos en la materia.Al poco rato de comenzar a pescar Luis y yo juntos, le dije: Luis, debajo de estas hiedras del puente seguro que no lanzó nadie.
Efectivamente. Tres arcos que tiene el puente y tres truchas en sus respectivas posturas.
Con una veintena de truchas liberadas, le explique a mi colega la táctica a seguir.A pesar de no pescar juntos desde hacía mucho tiempo, pronto comenzamos a ir turnándonos caballerosamente las tiradas, para también disfrutar del buen hacer del compañero.
En una tabla, Luis logró clavar 4 truchas seguidas. Insólito para el tamaño de esta. Hicimos un par de dobletes, en zonas en las que uno lanzaba a la derecha y otro a la izquierda.
Con casi cuarenta truchas en mi cuenta del día, me rondó por la cabeza el pensamiento de que en un pequeño curso fluvial, uno se puede encontrar libreas tan dispares como la de un tono claro color arena hasta uno muy oscuro, casi negro.
Llegado a este punto, yo había recorrido casi la totalidad del río: Desde su desembocadura hasta su nacimiento. Fue entonces la hora de hacer un alto en el camino para irnos a comer, pues por la tarde iríamos a otro río diferente.
Después de la comida y tras una breve deliberación, decidimos irnos hasta el río Tea. Un afluente del Miño que cuenta con grandes truchas y grandes cachos (Leuciscus cephalus).
El río bajaba espléndido, pero con un caudal de agua bastante grande.
Tras observar atónitos las grandes truchas que moran en estas aguas, las tentamos infructuosamente, pues el tramo libre en el que estábamos pescando tiene una elevada pendiente en sus márgenes y discurre por una concurrida zona de recreo de Ponteareas.Aquí, junto al límite inferior del coto de Ponteareas, terminamos nuestra jornada, contemplando la gran cantidad de cebadas por parte de las truchas y lamentándonos de no haber preparado algún aparejo de moscas. Los pescadores del puente se divertían de lo lindo, izando grandes cachos (Leuciscus cephalus).
Nos fuimos con la incertidumbre de si el gran pez que emergió en el centro de la corriente en varias ocasiones era una gran trucha de entre 3 y 4 kilos o un salmón que con las últimas lluvias ya había remontado hasta allí, y se estaba "bañando": Término que se emplea cuando un salmón saca intermitentemente la cabeza y el lomo fuera del agua, emulando a los delfines.

10 comentarios:

  1. FELICIDADEEEEEEEEESSS¡¡¡¡¡¡ Con retraso...
    Presiosos esos parajes. Te he visto vestido de largo, abrigado como lo hacemos por aquí en invierno y me ha chocado una barbaridad. Aquí hace un calor que no veas. De hecho acabo de pasar por el Guadalquivir y había un grupo de marroquies bañandose como en pleno Verano...
    Que suerte teneis por allí arriba con la cantidad y variedad de rios a los que teneis acceso. En la provincia de Sevilla sólo hay uno y es de lo más inestable. Además está machacado por sus fáciles accesos por domingueros y furtivos... Supongo que estareis deseando volver a esa poza para tentar ese bicharraco que se "bañaba" ¿no?
    Muy bonitas las fotos, el relato y los lugares.
    Saludos Jose

    ResponderEliminar
  2. Bueno Jose, esto ya es pescar no?
    Los dias como el que cuentas son los que mantienen el animo toda la temporeda.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Bueno Luis, aunque no me gusta mucho pescar con lluvia, no me podía perder la oportunidad.
    También hace calor por aquí cuando el día amanece despejado.
    Jose Andrés, efectivamente estos son los días que le alegran a uno la temporada, y lo bueno es que suelen venir bastantes.
    Saludos para vosotros.

    ResponderEliminar
  4. Vaya entornos amigo que tienes por alli joder no me canso de ver tanto paisaje bonito, en cuanto a la pesca creo q te salio de lujo sacando numerosas truchas, felicidades jose por tu entrada.
    saludos

    ResponderEliminar
  5. O primeiro de todo, felicidades, tanto polo teu santo como pola xornada troiteira. Eso si que é sacar troitas. A verdade e que un día coma ese anima a calquera a volver desfrutar do río.
    As troitas son moi fermosas, moi clariñas comparadas coas dos ríos do Deza. Aquí son moito mais escuras, agas nas zonas do nacemento na montaña.
    Noraboa e segue colgando estas fotos tan boas. Unha aperta.

    ResponderEliminar
  6. Sí que es curioso lo de las diferentes libreas en un mismo río, tienes razón, bueno, al fin llegó el tan anhelado día y qué mejor forma de recibirlo que disfrutando de una maravillosa jornada como tú nos demuestras en tu relato, sigue pasándolo bien y suerte en las próximas salidas. ¡AH!¿Qué hacemos con el 19 de Marzo?, no es obrero pero le podemos buscar trabajo...je jeje, un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Te he visitado varias veces desde el lunes.
    ¿No has salido este fin de semana?
    Saludos y comprate ya la piragua

    ResponderEliminar
  8. Felicidades, con retraso..

    Ya veo que buena apertura, bellos parajes y muy guapas las truchas.

    En Aragón el 1 de Junio abrimos la Alta mOntaña... uffff que ganas...

    Que se preparen los salvelinos...


    Saludos

    ResponderEliminar
  9. joer macho, así da gusto.. menuda envidia me das... yo aquí, sin caña, sin truchas, sin pescar... sniff snifff.....

    ResponderEliminar
  10. Bueno, llega tarde mi mensaje pero me alegro que ya esten en temporada. ahora a pescar y a subir fotos.

    ResponderEliminar