Seguidores

lunes, 10 de noviembre de 2008

El día después a un robalo de 8.780 gramos

El sábado, después de ir a trabajar, abrí el correo del foro de vigospinning y me encuentro un mensaje de Juan, con quién había quedado para ir a pescar al día siguiente.
En el mensaje me comunicaba una magnífica noticia. Esa mañana había capturado un robalo de casi 9 kilos. Este es:Impresionante pieza, pero este experimentado pescador Vigués ya está acostumbrado a la captura de grandes ejemplares de este serránido tanto a spinning como a surfcasting. Como dice él, la insistencia es la que hace posible que estas capturas se produzcan, aunque una cosa es que pique y otra muy diferente, ponerla en seco.

Al día siguiente, en torno a las 7:00 am, y después de que ambos diéramos negativo en un control de alcoholemia, nos enfundamos los vadeadores y nos dispusimos a pescar en el mismo escenario donde un día antes había echado a tierra al robalo en cuestión. Tenía claro que igualar una jornada a la anterior era misión imposible, pero no se puede ir con pesimismo a una jornada de spinning marino.El escenario presentaba unas buenas condiciones. El cielo encapotado aseguraba una disminución en la luz, el mar tenía una frecuencia aceptable produciendo espuma a medida que subía la marea. La rompiente se situaba a tiro de caña. Sólo faltaba comenzar la jornada.Cada uno desde su atalaya iba lanzando su señuelo al agua. Paseantes y minnows fueron los señuelos empleados. Con respecto al movimiento de los primeros, le pedí consejo a Juan, pues este ambiente no tiene similitud a la que pueda tener en el ámbito fluvial o lacustre.En el cambio de emplazamiento aprovechábamos para intercambiar opiniones sobre material de pesca y otras facetas que poco tenían que ver con esta.
A medida que subía la marea, iban apareciendo zonas con calado suficiente para hacer trabajar los señuelos. Fue entonces cuando tuvimos sendas picadas que no se llegaron a clavar en los triples de los peces artificiales.A media mañana apareció un pescador de fondo, que creo que era un tanto temerario pues en estos ambientes hay que extremar las precauciones. Un lugar aparentemente seguro, puede volverse peligroso tras una ola originada por un gran barco a mucha distancia. Un resbalón puede ponerte a merced de las rocas y luego de las olas. Es por ello que unas suelas de fieltro nos serán de gran ayuda para transitar entre las erosionadas rocas.Cuando el reloj marcaba las 11:30 am, Juan tuvo que marcharse y aunque yo optaba por lo mismo, me emplazó a que insistiera otra vez en el itinerario matinal. Dicho y hecho. El que algo quiere algo le cuesta o como se dice por aquí "Non vai ser, chegar e encher" (No va a ser, llegar y llenar).Algunas de las posturas con abundante espuma eran idóneas para tentar al sargo, pero eso ya será el tema de otra salida de pesca. Por el momento, y aunque no haya salido ninguna lubina, la práctica de esta técnica seguro que me deparará buenos momentos. Y la constancia será la clave.
105 cm de robalo y 8 kilos 780 gramos. Aprovecho para comentar que se trataba de un macho y que si por el contrario se tratara de una hembra en época de reproducción, podríamos hablar de un ejemplar superior a los 10 kilos de peso.
video

16 comentarios:

  1. Menuda pieza, felicidades al pescador, ejemplares como este son los que hacen aficción.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades amigo. A pescar siempre hay que ir con ilusión, y cuanto más tiempo esté el anzuelo en el mar, más probabilidades hay, jajaja, saludos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Vaya bicho men!

    Impresionante, mmmm decidido, hay que comprarse una caña fuerte y a castear el litoral.

    A ver si un día me animo, un saludo!

    ResponderEliminar
  4. vaya tela, vaya tela pedaso de pepinoooooooooooo.
    Me lo imagino engangado con cola de rata uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh.
    Felicidades al pescador
    Barbux

    ResponderEliminar
  5. Casi 9 kilos de felicidad, enhorabuena a Juán.
    Yo nunca he capturado ninguna pieza mayor de 2 kilos pero por intentarlo no será, presiento que no tardará mucho, ya sea en Andalucía o Galicia, tú sigue insistiendo que hasta Marzo tienes tiempo de varear por la costa y ya caerá escama, un saludo y suerte Jose.

    ResponderEliminar
  6. mekaguanbuda! pero que bastada de pescao! Asi da gusto! Algún día lo haré.... por ahora, me conformo con "pollocks" y "mackerels" :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hno. de los anzuelos, José:
    Enhorabuena por el magnífico pez.
    Vale la insistencia, como decía tu amigo.
    Que se repitan estas jornadas, para alimentarte el alma pescadora.
    Un afectuoso sapukay.-

    ResponderEliminar
  8. Alaaaaaaaaaaaaaaa... menudo bicho!!
    Pero cuantas raciones salen de ahí?
    La pesca en el mar es mi preferida sin duda alguna....espero que pongas muchas entradas así este invierno!
    Y si se admiten peticiones, me encantaría si pudieras poner barcos que llegan a puerto, ver sus capturas... Me maravillaba cuando iba a la lonja de Muros....
    El próximo sábado iremos nosotros al mar a probar suerte. A ver que pasa...Un ejemplar así seguro que no nos traemos, lo nuestro va más encaminado a la mini-mojarrilla que por supuesto se devuelve al agua. Y si no pillamos nada tampoco pasa nada.A Trufa le vendrá bien bañarse en el mar.

    ResponderEliminar
  9. Llevo tiempo que no puedo conectarme a internet por temas de trabajo. Pero me ha dicho Carmen que entrara esta noche en tu blog Jose... Me he quedado alucinado. Tengo varios libros en los que se hablan de los roalos e profundidad y no he visto ni leido nada parecido.
    ¿Como se puede sacar un pez así en las condiciones que nos muestras en esta entrada? No me lo puedo imaginar. Con lo que tira una pequeña lubina, la pelea de ese pez debio ser apoteósica.
    Felicidades al afortunado...que digo afortunado, sabio, que para sacar eso hay que saber, y gracias a ti por mostrárnoslo.
    Un abrazo galleguiño

    ResponderEliminar
  10. Impresionante la lubina felicidades.
    Muy bueno el relato y las imágenes, era casi.. como si fuera yo el que tentaba las lubinas..
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Ahora me toca amí ir sacando alguna pieza, pero empezando por abajo porque si comienzo con una de tanto porte, será muy difícil que me supere.
    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  12. hola, gracias a todos por las felicitaciones,la pesca de esa pieza fue una batalla sin cuartel en la que por unos segundos pense que derretia el carrete, despues el propio mar que quiso dar el premio ayudandome a varar tremendo animal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Felicidades por esa captura acabo de ver la entrada y aun estoy imaginando la lucha con semejante pez y ademas con las condiciones del mar que si puede complicana mas aun la pelea, pues lo dicho felicidades por la captura que seguro recordaras mucho tiempo.
    saludos

    ResponderEliminar
  14. Olá José,
    É realmente impressionante o tamanho dos robalos que se pesca nesses costões. Por aqui também existem pescadores que se aventuram nessas margens perigosas, e assim como você, conseguem seus troféus. Parabéns pelo seu.
    Um grande abraço

    ResponderEliminar
  15. Envidia solo envidia de la buena.Como dijo el torero ese de Ubrique, ¡IMPREZIONANTE!.Del paisaje que se ve en el video solo puedo repetir lo anterior.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar