Seguidores

martes, 6 de septiembre de 2011

"Capturas" de portada

Este domingo tocaba acercarse al mar, para poder sentir de nuevo la atmósfera yodada en los pulmones. A medida que pasa el tiempo, la pesca en el mar se convierte en una droga y como suele ocurrir, uno termina por tener mono.
En mi caso yo tenía gorila, por eso la cita era ineludible.
Con el equipo montado y la indumentaria lista, comencé pescando en una pequeña playa.
Aquí no había grandes algas que limitasen las zonas a batir, pero sí restos de algunas que flotaban en las ensenadas.La previsión había fallado en cuanto al mar, pero alguna rompiente aparecía momentáneamente.
Aquí sería donde concentraría todos mis esfuerzos, pues las aguas estaban bastante claras.Caminando por las piedras me encontré con una gaviota que tenía un ala rota. Su debilidad era extrema por lo que pude cogerla con facilidad.
Mi sorpresa fue enorme cuando comprobé que el ave estaba totalmente desnutrida y con el buche vacío. Un puñado de huesos, piel y plumas que apenas podía caminar y cuya herida presentaba un aspecto horrendo.
Ante tal panorama, opté por terminar con su agonía, pues considero que la muerte por inanición, debe de ser una de las más crueles que existe.Observé a un pescador intentando engañar alguna lubina en una buena rompiente.
Mientras me acercaba, este cambió de lugar, dejando libre el que me parecía más propicio para sacar alguna pieza.
Bastó un lance diagonal entre unas rocas para sentir la picada. Una lubineta había sido engañada a plena luz del día con un Rapala Max Rap de llamativos colores.
La aparatosidad con la que esta se clavó los anzuelos, hizo que me apresurase a liberarla. Un desgarro en uno de los laterales fue el precio de su ataque, pero por suerte no manó sangre de la herida.El sol ya se podía intuir en la espalda y ya no tenía muchas esperanzas de capturar pieza alguna.
Pero observé que las olas que golpeaban una gran roca, creaban un espectáculo digno de admiración.
Fue por ello que dediqué unos minutos a "capturar" estos momentos.Puse mi equipo a buen recaudo ... tomé la cámara sumergible ... y me acosté sobre las rocas para tomar algunas instantáneas.
Sabía que me iba a mojar, pero alguna fotografía merecería la pena.
Había que esperar una ola, no demasiado grande, pero que golpeara en el preciso momento, para poder captar la fragmentación de la masa de agua ... y ahí venía la primera.Tras unas cuantas que no fueron de mi agrado, llegó otra buena.
Esta me metió agua en uno de los oídos y propiciaba mi salida del lugar ... pero aún se podía mejorar ... !!Qué demonios¡¡
!!! Esta era la que yo quería ¡¡¡
Con la cámara empapada me apresuré a ver el resultado.
Parte iluminada por el sol y parte en la sombra, con borbotones de agua por todos lados y cuya espuma ocupaba casi todo el plano.
!!! Genial ¡¡¡El antes ...... y el después.

Ni la cámara más moderna es capaz de igualar la cantidad de matices que captura el ojo humano, mientras se genera el instante elegido.
Y por desgracia para nosotros, cada matiz es único e irrepetible.

24 comentarios:

  1. Uff, vaya olas!! yo no me pondría tan cerca...
    buenas fotos si señor.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Buenas Jose;

    La fotografía y la pesca son el complemento perfecto y un recurso si falta alguno de los dos complementos.
    Si la pesca falla, ahí está la fotografía que, con imágenes como esa tampoco necesitan de róbalo como acompañante.
    En cuanto a la pesca toca sufrir, mirándolo objetivamente pues como en la mayoría de deportes.

    Un saludo y ánimo, a seguir dándole que ya caerán.

    ResponderEliminar
  3. Muy buenas fotografías lo malo es la falta de pescado, pero ya entrarán. Bien hecho matando a la paloma y que no sufra mas.
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Buenas fotos Jose,hay que esperar el momento ideal y no desesperar en el intento.
    Felicidades por esa lubineta,algo es algo,hay que seguir intentandolo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Carlos, tú eres más nde interior ¿no? jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Roballiza.
    Habrá que seguir intentando otras perspectivas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Llevas razón pescadicto. En alguna jornada en la que me tengo venido bolo, estaba como loco por ver algunas de las fotos de la jornada, ampliadas.
    Si Dios quiere ... septiembre será un buen mes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Eso espero Anxo. Este año está siendo muy malo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Hay que aguantar hasta el momento preciso, pero no siempre es posible hacerlo.
    Menos mal que tú vas tocando escama regularmente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola Jose, por las fotos creo que el otro pescador era yo, me alegro que tuvieses mas suerte que yo, por que no note ni toque en toda la mañana y eso que la zona estaba bonita.
    un saludo y nos vemos por las piedras...

    ResponderEliminar
  11. Hno. de los anzuelos, Jose:
    Lo cautivante de la vida es eso,...nada es repetible,...solo parecido,...y diferente.
    Por muchas bellas aventuras más.
    Un abrazo enorme y,...
    Un afectuoso sapukay.-

    ResponderEliminar
  12. Me hubiera gustado ver una foto tuya del despues de la instantanea de la ola rompiendo delante de tus narices...jejeje
    Yo tambien tengo basatnte abandonada la pesca este mes...a ver si le meto en septiembre los ultimos achuchones al rio y luego voy al mar
    un saludo Jose

    ResponderEliminar
  13. Como bien dices ninguna cámara capta todos los matices y menos aun la emoción y susto que te pone el corazón a mil tras una ola inesperada. Cuando escuchas el estruendo y la ves venir sabiendo que te vas a mojar .. Ese instante es la leche jajaja Enorabuena por tu blog las fotos son insuperables eres un artista . Sigue deleitándonos con tu arte un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Me hubiera gustado charlar un rato sobre la situación de estos últimos meses.
    Nos vemos por las piedras Xenxo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias Vitu.
    Espero hacer pronto el artículo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Leo, tú de esto sabes mucho.
    Saludos compañero.

    ResponderEliminar
  17. Pues sí anónimo. Hay cosas que pasan desapercibidas para una cámara, pero no para el ojo.
    Pero uno de los ojos lo hay que tener puesto en el mar, que este es muy peligroso.
    Saludos y me alegro que te gusten las fotos.

    ResponderEliminar
  18. Pablo, se me pasó por la cabeza ... pero como no llevaba el trípode, se quedó en proyecto.
    Ya se hará jejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. AUPA JOSE

    Muy guapas,de esas me he llevado yo unas cuantas y las más traicioneras son las pequeñas,que las ves venir, no les das importancia y luego te rompen en la piedra de al lado que hace de trampolín y te la comes enterita jejeje...qué te voy a contar yo a ti que no sepas ya.

    UN SALUDO FIERA

    ResponderEliminar
  20. Opino como Pescadicto..lo ha explicado de maravilla..
    Parece increíble como pueden tirarse a un pez de ese color pero es así..
    Enhorabuena y gracias por esas fotos..
    S2

    ResponderEliminar
  21. A mi las que más me preocupan, son las que puedan tirarme contra las piedras Ander.
    El remojón se soluciona rápido jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Fermintxo, el color RH (red head) es muy efectivo y no conozco pez con esos colores, salvo uno blanco que esté vomitando sangre jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar