Seguidores

domingo, 8 de enero de 2012

Pescando Robalizas

Ayer acudí a pescar con Sergio (Pescarobaliza) y un nutrido grupo de compañeros suyos (Aníbal, Ramón, Suso, Juan, Javier y Carlos) para intentar sacar algunas lubinas en una zona poco conocida por mí.Llegamos al lugar con las primeras luces del día.
Las siluetas de otros pescadores se vislumbraban en lo alto de unas rocas. Después supimos que eran el padre de Anxo y algunos compañeros.
Comenzamos a desperdigarnos por las rocas del lugar, para efectuar los primeros lances del día.
Una tímida picada (posiblemente de un abadejo) me hicieron presagiar que los peces se mantendrían activos en estas primeras horas.Ramón fue el primero en estrenar la zona por la que nos movíamos.
Se trataba de una lubina, que para colmo picó muy cerca de la orilla. Y digo para colmo porque dábamos prioridad a los lances largos, buscando las zonas más prometedoras.Las siluetas de nuestros compañeros se percibían ahora con nitidez, en la misma zona en la que habían comenzado.
Sergio y yo nos fuimos alejando, intentando prospectar otras zonas muy prometedoras, sin embargo no obtuvimos respuesta alguna.Desde la distancia observamos una embarcación acercándose a una zona de bajos un tanto peligrosa.
Se trataba de una embarcación de la empresa "Mar de Aguiño" (http://www.mardeaguiño.es/), que en esos momentos llevaba a algunos pescadores. En su web podéis ver los servicios que ofrecen, tanto de turismo náutico como de pesca.A la vuelta de nuestro periplo por las rocas, nos acercamos hasta el lugar en el que se encontraban algunos compañeros nuestros y Manel (el padre de Anxo).
Nuestra sorpresa fue mayúscula al comprobar que Ramón había sacado un robalo y otra lubina más.
Por su parte Manel, había logrado poner en seco un robalo de casi 4 kilos de peso.
Y para dar una nota de color ... un pinto que también se decidió a atacar los señuelos.Antes de irnos a comer, aún hubo tiempo de intentar hacerse con una pieza. Sin embargo, la fortuna brilló por su ausencia. Todo lo contrario que un sol que iba ganando altura y nos anunciaba un tiempo casi veraniego.Ramón posaba orgulloso con dos de sus capturas. La más grande pesó casi 2.5 kg y fui yo el que más se aproximó a la cifra exacta, a la hora de calcular su peso.
Algunos de los asistentes a la jornada se ausentaron, mientras otros nos íbamos a comer, para reponer fuerzas y afrontar la segunda mitad del día con el estómago lleno.
Durante la comida hablamos largo y tendido de muchos temas relacionados con la pesca.

Ya por la tarde, los compañeros intentaban engañar alguna pieza. Yo aguardé pacientemente a que el sol se aproximase al horizonte.
Poco lo intenté, pues Sergio sólo sintió una picada.
Entrada la noche, pero con la luna casi llena iluminando la escena, Ramón logró sacar un calamar.
Sin duda alguna triunfó sobre los demás y para colmo, sin moverse demasiado.

En fin, que la jornada no dio más de sí, salvo para tomar una cerveza antes de partir para casa.

Agradecer a Sergio y a su grupo la jornada compartida.
Aunque espero repetir pronto, antes habrá que intentar hacer alguna incursión en el agua dulce, pues Sergio y Carlos tienen ganas de pescar algunos basses.

30 comentarios:

  1. habia overbooking por la zona, eh jose, jejejeje
    noraboa por la jornada

    ResponderEliminar
  2. Bonitas fotos jose, tu trnquilo que ya llegaran y si no que me lo digan a mi. Lo bueno de la compañia es poder disfrutar de capturas aunque no vengan en nuestras varas, unas de las cosas claro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Buena jornada meu!!
    a pesar de no sacar nada te lo pasaste en grande di que si!!
    buenas piezas, haber cuando quedamos para pasar una jornada juntos tu y yo, a los sargos o a las lubis jeje.
    cuidate, un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bueno ... , o importante é non levar un golpe.

    ResponderEliminar
  5. Hola Jose:

    Era el turno de Ramón y no falló,jeje, ahora nos toca a nosotros lidiar con alguna...
    Me lo pase muy bien Jose, esta vez no pudo ser, pero se las tengo juradas,jeje, ya caerán,ya...
    Agradecerte esa amabilidad y cordialidad que muestras siempre, sin duda, no hay mejor compañía,con pescadores como tú hacen que venirse de capote sea todo un éxito.

    Un abrazo y nos vemos campeón.

    ResponderEliminar
  6. Hola Jose.
    Buena jornada,estupendo lugar,vaya pinta compañero,yo solo con poder disfrutar de esa compañia y en ese lugar,madre mia lo que daria.
    Bonitas capturas.
    Un Fuerte Abrazo Amigo.

    ResponderEliminar
  7. Ya habían sacado el peixe antes de que llagarais,jejejejeje!!!
    Hay que madrugar más..
    S2

    ResponderEliminar
  8. Bueno Jose,al menos te lo pasaste bien que es lo importante y pudiste patear pedrero y lanzar algunos peixes y coger una vara...diosssss,que mono tengo y yo aqui,encerraoooo.
    Saludos y a seguir disfrutando.

    ResponderEliminar
  9. Muy buena jornada, con tanto compañero era raro que no saliera una, a la de los basses me apunto.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Buena jornada la proxima vez sacaras tu el robalo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Aúpa Jose, que duros sois; todo el día dándole a la manivela. Alguna muestra si que tuvísteis lo que hace que el próximo día vayáis con más ganas. Y Ramón con qué pescó el calamar, con un señuelo para la lubina?.
    Saludos a todos, amigos.

    ResponderEliminar
  12. Overbooking y ganas de sacar un robalo jejeje.
    Tú lo conseguiste.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. A tí también te tocó el gordo Fito.
    Estoy convencido que pronto me tocará a mí.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Vaya si me lo pasé en grande. Con compañeros así, no hubo tiempo para la distracción, Dentex.
    A ver si puede ser este año.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Si lo importante es eso, cuando vengas a pescar conmigo, no te traigas el equipo ¿Vale Antonio?
    Jejejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Sergio, aprendimos que a veces vale más insistir en un lugar, que andar y andar.
    La próxima seguro que nos toca a nosotros. Por lo menos con los basses espero que así sea.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Juanrra, sólo faltó la guinda de triunfar todos, pero sto ya sería el colmo.
    A ver si la próxima.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Todo no Fermintxo, que algunas salieron de manos de un compañero.
    De todas formas, yo ya se lo dije a Sergio jejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Claro que sí Manel. Haber hecho una jornada tan completa ya mereció la pena.
    Sólo nos faltó que la cosa fuera más repartida.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Ese Marcoooooosssss. Ahí triunfamos seguro jejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Walter, !!Ojalá Neptuno te oiga¡¡
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Ahora no somos duros Ramón ... somos céntimos de euro, que con lo de la moneda nueva ... jejeje
    Pues sí. Ramón pilló el calamar con un señuelo de la casa Payo. Tuvo suerte que no se le escapó.
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Los 7 magníficos en acción de pesca en busca de lubinas, si llegais a sar bien con ellas sería la leche, No hay queja de las capturas porque tampoco están saliendo tantas. Esa embarcación que nombras estaba en un buen sitio, todo una envidia amigo Jose.


    Un saludo a todos los participantes en esa salida de pesca y de paso a Anxo y padre que también aparecieron por la zona.

    Un saludo Jose y gran salida y que bien se te da calcular y observar detalles jejejje.

    ResponderEliminar
  24. Esas lubinas no dan la medida ni de coña matapeces!!!

    ResponderEliminar
  25. AUPA JOSE

    Una jornada muy guapa para pescar y hacer amigos,lástima que no os entró un buen banco de lobas....aunque el "veterano" os dió una lección a todos los que andabais pedrero parriba pedrero pabajo,y sin moverse saco una de las buenas y alguna más jejeje.

    SALUDOS FIERACRACK

    ResponderEliminar
  26. Miguel, si llegamos a sacar todos, luego o nos sacan ni con pata de cabra.
    Viendo el panorama de otras zonas ...
    Saludos y ya volveremos a hacer otra quedada en la que compartir caña.
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Al anónimo simplemente decirle que la más pequeña de las lubinas tenía una medida de 40 cm. A partir de aquí, la lógica dicta todo lo demás.
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. El ponche "Veterano" llamado Ramón, hizo patente aquello de la ley del mínimo esfuerzo y el máximo rendimiento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Buena jornada Jose, para la próxima seguro que te toca la gorda.
    saludos

    ResponderEliminar
  30. Un placer compartir jornada con gente como vosotros y como los que nos encontramos en el pesquero...

    Enhorabuena a Ramón!!

    Saludos

    ResponderEliminar