Seguidores

domingo, 9 de diciembre de 2012

A las lubinas por el norte

 Este sábado festivo fue aprovechado por un grupo de intrépidos pescadores para desafiar el frío del momento y acercarse hasta la costa norte gallega para intentar engañar a la reina de la espuma.
En esta ocasión me desplacé hasta el lugar con Carlos y Ricardo, a los que conocí ese mismo día.
Tras el monumental madrugón llegamos al punto de encuentro. Poco después llegaron Miguel y David. A continuación lo hizo Marcelo, y al rato llegaron Manel y Anxo.
A las 7:00 am abrió el bar y nos fuimos para adentro, pues el cuerpo pedía algo que nos hiciese entrar en calor.
Allí acudieron también  Santi, Xolda, Jorge, Casti, un par de compañeros asturianos y algún pescador al que no tenía el gusto de conocer.
 Con los equipos para el combate, nos fuimos desperdigando por la costa.
Divisamos a gran cantidad de pescadores de boya, que presumiblemente buscaban la captura de algún sargo.
 El mar estaba muy bueno para pescar a spinning, si bien había que estar atento a la evolución de las olas.
A lo lejos divisé la que podía ser una buena zona y para allí me desplacé en compañía de Manel.
 En una playa de cantos rodados nos encontramos a esta ballena muerta. A pesar de que el olor era desagradable, hubo tiempo de hacer algunos lances.
 Mientras Manel investigaba las zonas próximas, yo me limité a peinar las zonas más prometedoras con vinilos y chivos. Sin embargo no hubo respuesta por parte de los peces.
 Nos fuimos replegando, poniendo rumbo a los coches. Tocaba cambiar de zona, para ver si aún teníamos suerte antes de irnos a comer.
 Aquí nos quedamos Marcelo, Santi, Carlos, Ricardo y yo.
El mar también tenía muy buen aspecto, aunque había restos de algas en puntos concretos.
 Desplegamos todo nuestro arsenal (minnows, vinilos y chivos) para intentar engañar alguna lubina.
Marcelo y Santi comentaron que aquí también suelen salir abadejos, sin embargo era la reina de la espuma el objetivo de nuestros lances.
 Accedimos con cierta dificultad a buenas zonas desde las que ofrecer nuestros engaños a las criaturas del mar, pero seguíamos sin tener picadas.
 Cuando me reencontré con Ricardo, este me comentó que estuvo sobre diez minutos con una pieza al otro lado de la línea, hasta que finalmente se rompió la línea.
Fue una pena, pues a buen seguro que era un trofeo de buen porte.
A pesar de todo seguimos insistiendo hasta que ya fue hora de marcharse a comer.

Ya en la mesa, comenzamos a hablar de pesca, que es lo que toca cuando no se está pescando.
Charla muy amena con risas y anécdotas de este magnífico deporte.
La sobremesa discurrió con calma y a la salida del bar aún hubo tiempo para estirar un poco más la charla.
Nos despedimos de los compañeros asturianos y de otros que no se quedarían a pescar.

Por la tarde volvimos al pedrero y estuvimos un buen rato buscando un lugar donde probar fortuna. Al final elegimos el lugar en el que habíamos comenzado por la mañana, si bien no todos acudimos hasta el mar, ya que la noche ya había hecho acto de presencia.
Con todos reunidos nuevamente, ya sólo nos quedaba despedirnos de los compañeros y agradecer una velada tan agradable, aunque las capturas no acompañaran demasiado, ya que Jorge fue el único que tocó escama.

!!Un saludo para todos los asistentes y hasta pronto¡¡

36 comentarios:

  1. otyra vez será...yo me puse malo y no pude asistir asi q a ver si pa la proxima q vaya sacamos alguna...un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero para la siguiente habrá que encomendarse a alguna divinidad marina jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  2. Bonita jornada gastropesquera..aunque no llegaran los triunfos a modo de capturas si que tuviste otras capturas a modo de amigos de pesca..
    S2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor fue la jornada gastronómica y las charlas de pesca.

      Saludos

      Eliminar
  3. ay, que bien vivís!! Saludos Josiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de la crisis, lo pasamos en grande. Al menos hay que llevar las cosas de la mejor manera.

      Saludos

      Eliminar
  4. parece mentira que no hubiese capturas con ese mar, xa son elas asi, s2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !!Ya te digo¡¡ A saber donde estaban las condenadas ...

      Saludos

      Eliminar
  5. Reir estoy seguro de que reísteis de coj...,acudiendo Ele,hay risas aseguradas.
    Una pena que no saliesen mas capturas,pero yo creo que las lubinas se asustan cuando ven tanta gente junta,se van a tener que hacer las quedadas de 3 en tres personas,jejeje.
    Saludos Jose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La camarera se sonrojó con este personaje jejeje.
      Las jornadas mejor de dos en dos e ir subiendo hasta que se empiecen a acojonar las lubis.

      Saludos

      Eliminar
  6. Que buena pinta tenia el agua, una pena que las lubinas no estaban dispuestas a atacar,enhorabuena por el buen rato echado con los compañeros.
    Un saludo desde Cadiz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estuvimos finos, pero la pesca es así. Esta vez tocó perder.

      Saludos

      Eliminar
  7. Buena jornada con gran compañia Josiño!!
    ausencia de capturas pero abundancia de buenos amigos y charlas amenas.
    A repetir pronto, apertas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero repetir pronto, pero con capturas, que si no nos quedamos sólo a comer jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  8. Bueno Jose por intentarlo no habra sido, no se dieron captura pero y lo bien que lo pasasteis.

    Un saludo desde Cadiz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Créeme que lo intentamos pero no hubo manera de dar con ellas.

      Saludos

      Eliminar
  9. Parece mentira con esas postas y que solo hubo la perdida de una lubina, eso demuestra mucho la escasez. Ahora que la buena compañía y charlas con una cerveza hacen estas jornadas más llevaderas.

    Un saludo para los pescadores de esa mini quedada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora ya no vale de nada que el mar tenga un aspecto inmejorable. Ellas pueden estar en otros lugares,con sus quehaceres diarios.
      A ver si la próxima.

      Saludos

      Eliminar
  10. Haberlas ailas, pero ahora a saber donde, andan muy esparcidas, y cuesta un monton dar con ellas. Por lo menos os lo pasasteis en grande todos juntos, y no ocurrio nada.
    Un saludo y buena pesca Josiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no dar con ellas con estas condiciones, es un gran golpe. Pero yo me repondré rápidamente.

      Saludos

      Eliminar
  11. Fenomenal jornada la que echasteis, las capturas se quedan al margen siempre en una reunion como la que habeis tenido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasar, lo pasamos genial. Ben ambiente en todo momento y comida memorable.

      Saludos

      Eliminar
  12. parece que no hay muchas, pero las que salen suelen ser curiosucas.A mi hoy se me escapo una buena,pico ,unos cabezazos y se desanzuelo,nunca tuve una caña que me perdiera tantas lubinas como la jenzi,para las siguientes salidas se queda castigada,je,je,un saludo jose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una pena que no saliera la del compañero, porque seguro que era de las buenas.

      Saludos

      Eliminar
  13. Cuando no tienen el día de comer da igual donde, cuantos y como. Al menos disfrutasteis unos y otros de la buena compañía en uno de los escenarios mas hermosos de nuestra costa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene la pesca. Es impredecible.

      Saludos

      Eliminar
  14. Seguro que los recuerdos de esta jornada son imborrables,lastima de los peces que no estaban por la labor para el disfrute de todos los presentes,pero la pesca es a si...dias de gloria llegaran sin duda.Un Saudo...Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena compañía, escenarios nuevos y una comida estupenda. Ya me tarda repetir jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  15. Espero que haya más suerte la próxima vez,veo que te salen compañeros de pesca desde debajo de las piedras.Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Buena quedada, en la próxima saldrán los robalitos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, aunque tampoco me preocupa.

      Saludos

      Eliminar
  17. Las fotos muestras un mar increible, pero cuando no quieren no hay manera, por lo menos pasasteis un dia entretenido un saludo Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar estaba cojonudo, pero a veces, ni con esas.

      Saludos

      Eliminar
  18. La quedada al menos fue genial y aunque se resistieron las capturas andasteis pesqueros con muy buena pinta si señor.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó probar suerte en nuevos escenarios, aunque esta vez tocó venirse bolo, jejeje.

      Saludos

      Eliminar