Seguidores

lunes, 8 de septiembre de 2014

"Paseando" con lubinas en la playa

Ayer tocó jornada playera, con tiempo otoñal en compañía de Manel, Óscar, Micael y Miguel.
La oscuridad nos recibió en absoluto silencio, tan sólo el murmullo del mar se escuchaba a medida que llegábamos al escenario de pesca.
 Caminamos por la orilla, efectuando algunos lances, si bien había zonas con algas, que resultaban muy molestas. Llegamos a un punto de rocas aisladas, con la apariencia de la cabeza de un gigante de piedra dormitando sobre la arena, con pómulo y párpado incluido, como se puede apreciar en la foto, después de realizar los contornos.
Fue al lado de este lugar donde Manel capturó su primera lubina. Un pez de escaso porte y librea muy clara atacó a su paseante, quedando prendida hasta recuperar su libertad, poco después.
A continuación repitió el proceso. Señuelo al agua y ataque en superficie.
Mientras observaba las evoluciones de mi paseante, observé un ataque fallido. Manel ejecutó un lance cercano y capturó su tercera lubineta.
 Otra lubina atacó mi paseante poco después, sacando un poco de línea del carrete, pero la mala fortuna hizo que esta se liberase de una cabezada.
Manel continuó con su marcador de capturas, logrando una nueva pieza.
 Óscar, Micael y Miguel llegaron hasta nuestro lado. Para aquel entonces, Miguel había capturado 4 lubinas de poco porte.
Volvimos sobre nuestros pasos y Manel volvió a triunfar con otra captura. La suerte estaba de su lado o nos había dado la espalda a los demás.
Caminando por la arena, encontré una piña de mejillones con una buena porción de sedales gruesos en los que había unas gafas de buceo y en la que Micael encontró un Xorüs Patchinko 100 nuevecito, con los triples algo deteriorados. Mi compañero se dispuso a cambiarle los triples por los de otro señuelo. Mientras, Óscar capturó su primera lubina desde unas rocas aisladas en la arena.
Caminando por la arena encontré un Savage Gear Sandeel, con el anzuelo oxidado.
Poco  después Micael se estrenó con el paseante que había encontrado momentos antes y fue el momento en el que Óscar se despidió de nosotros.
 Ya sólo quedaba yo por tocar escama, y al final una lubina se quedó prendida del triple de mi Patchinko.
Lo gracioso es que cuando la solté, esta se empeñaba en nadar hacia la orilla, quedando en seco varias veces. Cuando al fin puso rumbo al mar abierto, Miguel clavó una lubina con vinilo, en la misma trayectoria en la que la lubineta liberada se había marchado, por lo que pensamos que se trataba del mismo pez.
 Más adelante noté algo en el extremo de mi línea y clavé con velocidad. Luego pude comprobar que se trataba de un diminuto sargo que posó sobre la arena para la foto, antes de ser liberado. Y precisamente en esa arena encontré un pequeño minnow, que pasó a engrosar la lista de "tesoros" que nos encontramos en la playa.
Manel aún tuvo tiempo de engañar alguna lubina más, antes de ir a  tomar algo.

Después, cervezas y refrescos, acompañados de navajas de la ría, fueron amenizando la velada de tertulia, hasta la hora de comer.
Por la tarde, Micael y yo probamos fortuna en una zona cercana, antes de poner rumbo a casa.
Mi compañero clavó una caballa con el paseante, aunque esta se liberó con sus movimientos acelerados. Por mi parte tuve un par de ataques en superficie, que se quedaron en eso, ya que no hubo opción de clavar pez alguno.
Tras un par de bocadillos de pulpo y jamón asado, nos hicimos a la carretera para volver a casa.

24 comentarios:

  1. Bonita jornada y entretenida desde luego, tanto por las preciosas capturas como por los "tesoros", si además le pones la guinda en forma de navajas y pulpo pues no te digo más...

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La jornada fue entretenida en muchos aspectos, por lo que ya estoy tardando en repetir ... al menos las navajas y el pulpo.

      Saludos

      Eliminar
  2. menuda playa llena de sorpresas José,je,je,lubinas y señuelos,solo faltaba un billete de 500 debajo de una estrella de mar, je,je,enhorabuena por esa jornada entretenida,un abrazo josiño ya vendrán las gordas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un billete de 500 o un carrete de ese valor, encima de una piedra y nuevecito jejeje.
      Ya queda menos para dar con alguna gorda de verdad.

      Saludos

      Eliminar
  3. Enhorabuena por la jornadas y los tesoros encontrados jeje, a ver si se arriman poco a poco las grandes que ya hay ganas!!! un saludo desde Cadiz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tesoros vinieron muy bien a la hora de completar la jornada.

      Saludos

      Eliminar
  4. Jolines !! Enhorabuena por las abundantes piezas , y por los señuelos encontrados ...Y el cabezo de granito , se parece al gran Caupolikan...
    Jojolines !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Fue una jornada entretenida. El gigante de granito bien podría ser Breogán jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  5. En superficie siempre es una gozada pescar.....y si encuentras algún señuelo por ahi tirado ya es efectividad 100% jejeje

    Muy bien Jose, Un abrazo crack!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En superficie tiene un encanto especial. Y los señuelos ... pues menos que hay que comprar.

      Saludos

      Eliminar
  6. Felicidades por las capturas y por la jornada, que gozada ver la playa sin nadie, solo tú, el mar y la lubina esperándote, que guay!!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lo cierto es que sólo nos encontramos con un señor que estaba corriendo por la playa, pero la tranquilidad era superlativa.

      Saludos

      Eliminar
  7. Que buena meu, da gusto volver a leerte por aqui, enhorabuena por las capturas, y a seguir disfrutando de la pesca, tambien fue dia de encuentros ;) , animo y a seguir asi.

    Un saludo y abrazo meu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Hubo reencuentro con buenos compañeros y ahora a seguir con ellos.

      Saludos

      Eliminar
  8. buenaaaaaa zonaaaaaaaaa...yo la reservo para mas adelante jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Tomo nota de tu observación jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  9. Que pasa que en esa playa crían los señuelos? o los semais para recogerlos mas tarde?,jajaja,asi no hace falta ir de tiendas.

    Por aquí seguimos con pequeñas también,algo es algo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues algo así debe ocurrir quizás jejeje.
      Las pequeñas son la antesala de lo que puede venir más adelante.

      Saludos

      Eliminar
  10. Buena pesca de lubinas y señuelos, buen dia en buena compañía, que más se puede pedir, saludos jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pesca de señuelos es difícil, pero a veces entran a nuestras manos jejeje. Se podría pedir otro bocata de pulpo jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  11. jajajajajaja, esa playa es la mejor tienda de pesca, todo gratis y encima te dejan probar los señuelos in situ con las lubinas.

    Un saludo y hasta otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón jejeje. Sólo hay que llevar anzuelos, por si no son de tu agrado los que trae de fábrica y que han pasado por el salitre jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  12. En vez de perder señuelos los encuentras, sin duda una playa para tener en cuenta je,je!! Enhorabuena por la jornada, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será que son muchos los que pesca aquí y por eso aparecen tantos señuelos jejeje.

      Saludos

      Eliminar