Seguidores

lunes, 16 de marzo de 2015

Llegó el gran día

Un año más, llegaba el momento de volver a poner rumbo al agua dulce, en busca de nuestras queridas truchas.
Cada vez son más los que no renuevan la licencia de pesca, ya que las poblaciones de pintonas nada tienen que ver con las de antaño. Sin embargo, a mí me gusta reencontrarme con esos astutos y bellos peces, ya que tengo una deuda con ellos, pues fueron los que hicieron que me iniciase en la pesca con caña, hace ya unos cuantos años.
 Me levanté a las 5:00 am, habiendo dormido sólo un par de horas. El escenario dista poco de mi casa, pero quería revisar todo por si acaso. Llegué el primero a la cita y tras detener el coche, comencé con los preparativos. 
Llegaba la hora de comenzar, y sin embargo me encontraba sólo en el lugar. Con calma fui ejecutando los primeros lances de la temporada truchera, sabedor de que el embalse en el que pescaba, poco tenía que ver con el esplendor de su pasado.
Este se encontraba al 100% de su capacidad, lo que dificultaba mucho el avance, aunque con paso firme, fui abriéndome camino.
 Así llegó la primera captura del día. Un pez artificial Rapala de 7 cm hizo que una bonita trucha me alegrase la mañana. Sus potentes carreras y sus saltos me volvían a colmar de alegría, tras los duros meses de espera.
Tras la foto la devolví a su medio, con la esperanza que crezca más y pueda ofrecer una lucha mayor en el futuro.
 La actividad era casi nula, salvo por algunas cebadas puntuales en superficie. Ante este hecho opté por usar una cucharilla de color cobre.
Los resultados fueron inmediatos y otra trucha volvió a posar para la foto. Por lo plateado de su librea y los saltos que ejecutó, pensé que se trataba de un reo de los que aquí habitan como reos de ciclo cerrado, sin embargo, al tenerla en la mano, me di cuenta de que era una trucha más brava de lo normal jejeje.
 Caminando por la orilla, observé a un pescador en la distancia. Uno de esos que conocen caminos ocultos tras la maleza, facilitando el avance en acción de pesca.
Me llevaba mucha ventaja, pero me decidí a alcanzarlo, ya que se me hacía familiar. Se trataba de Salvador, un pescador como pocos, ya que es la persona que conozco, que defiende con más ahínco la actividad de la pesca. Nos detuvimos a comentar alguna de las barbaridades que se van haciendo a lo largo y ancho de nuestras geografía, coincidiendo en la mayoría de las cosas, como suele ser habitual.
 Los dos fuimos pescando por la orilla del embalse, hasta llegar al río Barragán. Allí nos encontramos con otros aficionados a la pesca, los cuales nos relataban con nostalgia, las bondades de este escenario, en tiempos pasados.
 Me fastidia mucho ver como este paraíso de la pesca se ha ido transformando en su antagonista. Todo lo que contase se quedaría corto, ya que los pescadores más veteranos narran historias de abundancia, que por desgracia no creo que vuelvan.
Como curiosidad, os contaré que cuando conocí a Salvador, este me mostró algo que nunca había visto hasta la fecha: peces artificiales de fabricación casera. Emulando al mítico Lauri Rapala, Salvador tallaba los cuerpos en sus ratos libres e iba terminándolos tras añadir el babero, el plomo y el alambre que recorre el señuelo, longitudinalmente.
Por aquel entonces sólo se conocían las marcas Rapala y Salmo. Estos tenían precios poco asequibles para un niño como yo, por eso no solía pescar entre los toncos hundidos o en las zonas más difíciles, ya que me arriesgaba a perderlos. Sabía que esas zonas eran muy prometedoras, pero sólo los pescadores más adultos se atrevían con esos lances, y claro, al final capturaban muchas más truchas que yo.
La efectividad de esos señuelos era de sobra conocida por la cuadrilla de Salvador, ya que la mayoría pescaban con sus peces artesanales.
Sin duda son gratos recuerdos de mi juventud, aunque con esto no estoy diciendo que me considere un viejo jejeje.

26 comentarios:

  1. Precioso el paisaje y bonitas truchas, la pesca con señuelo y con cucharilla es todo un vicio, a disfrutarla muchisimo esta temporada, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. El spinning en general es mi disciplina preferida, pues es válida para una infinidad de especies y además hago mucho deporte.

      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Jose!!
    Buen comienzo de temporada, una pena que el fin de las especies esté tan cerca, pero es lo que hay con tanta rata de alcantarilla suelta por ahi, "afamaos" como los llamamos por aqui. Encima no son capaces de crear una ley que prohiba la pesca con muerte definiotiva... malditos h d p. Perdón por los modales pero merecen lo peor tanto políticos como afamaos.
    Enhorabuena por la jornada, un saludo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias compañero. La pesca con muerte no está reñida con la conservación de la especie, pues antiguamente se pescaba mucho más, pero también había muchas más truchas. Lo primero que hay que atajar es la alteración de cauces y la polución. Un vertido pueda acabar con toda la población de peces de un ío y de su sustento. Sin embargo, con una caña nunca lograrás el mismo efecto. Eso sí, hay que ser consciente que en las horas bajas que atraviesa la especie, hay que ser sensatos.

      Saludos

      Eliminar
  3. Bonita jornada meu, yo no pude ir, haber si estos dias puedo hacer una escapada, al agua dulce, que ya la hecho de menos. A ese hombre creo que lo conoci en Zamanes, pues alguna de esas rapalas, las recuerdo, ya que me dijo que el las hacia. Un abrazo meu, y haber si coincidimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando tengas un rato, aprovecha para hacer unos lances jejeje.
      Es muy probable que conocieras allí a Salvador, pues también suele pescar en esas aguas.

      Saludos

      Eliminar
  4. Buena entrada truchera josiño, y bonitos parajes, enhorabuena por la pescata, yo el domingo me reunión con mis cuñados en órdenes, día del padre churrasco, y porque no, a pescar en el río, ya es la segunda vez que voy al río, y me gustó, menuda pelea que dan las pintonas, increíble, me gustaría probar en embalse, pero tengo miedo a que me guste esta arte y deje atrás a las robalizas, pero quien sabe, je, je, un abrazo maestro del río.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Yo particularmente me quedo con el río, si bien en los embalses puede haber verdaderos monstruos. Sin embargo, te emplazo a que pruebes fortuna ... verás que la pesca de la lubina tiene algo que anima a seguir siempre.

      Saludos

      Eliminar
  5. Al final se acabara todo lo que se pueda pescar,aunque no sea comestible,el caso es matar, matar y matar.

    Recuerdo ver el río de aquí lleno de ellas,de Anguilas,Muiles...hoy casi se hace raro ver unos pocos Muiles llegar al segundo puente,este año parece que hay alguna mas,sobretodo Reos,pero no tardarán en desaparecer,lo mas cojonudo es que se quejan los que no deberían,como siempre.

    Felicidades por ese inicio de temporada,guapas fotos y preciosas Truchas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu refelexión lo dice todo. "El caso es matar, matar y matar". Y coincido en que los que más protestan suelen se los peores. Ojalá que esto cambie en unos años.

      Saludos

      Eliminar
  6. Buen dia pasaste Josiño, el rio tiene una magia especial, que conste que tengo abandonadas las truchas, primero las traicioné con los reos y después con los salmones, pero que bonitas son, espero que vengan buenas jornadas, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que pienso a la inversa que tú. Iría a los salmones y a los reos muy gustoso, peo por población de ambos peces, es más probable pescar truchas, reos y por último salmones.
      Te animo a que un día retomes una pesca tan tradicional como la de la trucha.

      Saludos

      Eliminar
  7. El primer día es increíble, nervios como si fuese la primera vez que vamos, esperando esa primera picada, tocaste alguna trucha y ya vale que los inicios son siempre difíciles, un abrazo y a perseguirlas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en lo de los nervios, suelen atacarme desde la noche anterior jejeje.
      Tuve suerte de cara a tocar escama, pero salir de casa ya fue todo un premio.

      Saludos

      Eliminar
  8. Bonito y relajante relato... . Transmite sosiego y paz ...
    Yo pocas veces me relajo, desgraciadamente. Y tengo que aprender a hacerlo ...
    Un saludo cordial,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      El sosiego y la paz son cosas que persigo en la pesca, aunque a veces hay que enervarse y dar guerra jejeje. Suerte con la terapia.

      Saludos

      Eliminar
  9. Enhorabuena por la jornada Josiño, lograste engaña a laguna buena trucha, con la mejora del tiempo seguro que se anima más la cosa,

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Supongo que la mejora del tiempo me favorecerá.

      Saludos

      Eliminar
  10. Buen estreno!!! preciosas truchas, aquí andamos con los dientes largos y encima el día que se abre estaré para Bueu en busca de otras especies jeje, que ganas tengo.
    Buen comienzo Josiño.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Está claro que no se puede estar a todo.
      Yo trataré de ir a los sargos, que ya les tengo ganas también.

      Saludos

      Eliminar
  11. Como bien afirmas,Josiño, estando la pesca como está, casi esquilmada en muchos lugares donde hace muchos, muchos años (como diría un cuento infantil) la abundancia de peces era notable, sólo poder tener en tus manos unos pocos de estos peces ya es casi una heroicidad, por lo que te felicito por ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no sabes la rabia que me da esta situación compañero.
      Sin embargo tengo la esperanza de que esta situación vaya remitiendo.

      Saludos

      Eliminar
  12. Como te molan as troooitasss!!!! jejeej
    Yo la unica vez que pille truchas fue de pequeño es As pontes ( soy de alli) en la salida de un tubo de fecales, salia mierda como para parar un tren, con caña de 4m, bolla y un saltamontes en el anzulelo. Pero unos tramancos de la hostia. Las sacabamos de 3 y 4 k. Cada vez que me acuerdo flipo.
    Un saludiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí compañero.
      Me he quedado alucinado con lo que cuentas. Y a pesar de ser unas capturas formidables, en el fondo eran unas capturas de mierda jajajaja.

      Saludos

      Eliminar