Seguidores

viernes, 29 de julio de 2016

En buena compañía

A menudo se asocia la pesca, única y exclusivamente a los peces. Sin embargo, para los que disfrutamos del entorno, existen otro tipo de criaturas que se mueven por los lugares que visitamos.
Quizás se trate de "compañeros" que prefieren pasar desapercibidos, aunque para mí es un privilegio contar con su compañía.
Tanto en agua dulce como en el mar, podemos encontrarnos con variedad de crustáceos, como son los cangrejos. A estos hay que sumar la presencia de erizos de mar, percebes, lapas, pulpos o incluso alguna criatura más difícil de ver, como es la oreja de mar.
En el apartado de aves, podría citar un gran abanico, sin embargo, las especies más frecuentes suelen ser los ánades reales, las palomas torcaces, cormoranes, garzas reales y lavanderas.
Los animales domésticos suelen abundar en zonas urbanas y rurales, así que es raro no toparse con alguna mascota o animal relacionado con la ganadería. Caballos, vacas y ovejas son los más representativos de estos últimos. Los gatos y los perros entrarían dentro del apartado de las mascotas.
Los anfibios, tanto anuros como urodelos, son fecuentes en zonas de agua dulce, ya sean ríos, embalses, charcas, etc. Los tritones son más frecuentes que las salamandras, mientras que las ranas ganan por goleada frente a los sapos.
Con los insectos podemos tener un dilema, ya que mariposas, escarabajos, saltamontes o grillos, están en el grupo de moscas, mosquitos y avispas. Estos últimos pueden ser molestos o peligrosos, pero hay que entender que cada uno está a lo suyo jejeje.
 Y por último, hablaré de los reptiles, entre los que me he encontrado con galápagos, culebras, eslizones, luciones, junto a una gran variedad de lagartos y lagartijas.

 Este es un pequeño homenaje que hago a todas esas criaturas, pues me suelen alegrar las jornadas de pesca. Espero que a vosotros también.

12 comentarios:

  1. Eatamos rodeados de bicheria! Jejej
    Tienes razón. Da gusto ir de pesca y observar todo ser viviente que nos rodea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí por lo menos, me encanta. Especialmente cuando los peces no colaboran jejeje.

      Saludos Alex

      Eliminar
  2. Kaixo!

    A mi también me encanta observar lo que me rodea cuando pescó, se ven mogollón de especies que de otra forma no se ven. Deberíamos de dejar mas un rato la caña a un lado y observar lo que nos rodea

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Ander. Los pescadores tenemos la oportunidad de observar cantidad de animales en su medio.

      Saludos

      Eliminar
  3. Como bien dices, la pesca no es sacar peces, una charla con los amigos, el entorno que nos rodea, el ruido del agua, es lo que entiendo como un buen día de pesca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos yo la entiendo tal y como la entiendes tú, Antonio.

      Saludos

      Eliminar
  4. "Wild nosolomoscas"
    Comentan las lenguas de doble filo, que con los primeros, el que te has pegao un homenaje has sido tu... Yo no me lo creo ni mijita; que conste, en? jajaja.
    ¡Cómo llenan esas imágenes!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Siempre con comentarios tan geniales, José Manuel.
      En dos entradas ya tendrás la tuya dedicada jejeje.

      Saludos y ni caso de esas lenguas.

      Eliminar
    2. Sé magnánimo Josiño, que conociendo cómo “disparas”, Laponia está cerca pa esconderse.
      Un abrazo, y continua inflándonos el alma con esos repor.

      Eliminar
    3. !!Que noooo¡¡ Este es un blog serio, no como Mosqueados. Así que la dedicatoria será dentro de los cánones de la normalidad.

      Saludos

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Zoo-ilógico David. Que hay bichería a mogollón jejeje.

      Saludos

      Eliminar