Seguidores

jueves, 25 de agosto de 2016

Dorada potencia

Hace unos días tocaba retomar la pesca. Concretamente, realicé un par de salidas tras las carpas. Las tenía un poco olvidadas, a pesar de que es una especie que me fascina, ya que suelen brindar una lucha muy interesante, la cual aumenta con su porte.
Tocó pescar en un embalse, así que una vez allí, monté el equipo y me dispuse para aguardar la ansiada picada.
Esta llegó de una manera que no se me olvidará, ya que había improvisado un soporte para la caña, con ayuda de unas rocas. La caña salió volando y luego se arrastró por el suelo hasta que pude sujetarla, antes de que llegase al agua jejeje. La picada fue toda una sorpresa y una vez tuve la carpa en mis manos, la miré sonriente, ya que pensé que me quedaba sin el equipo jejeje.
Pude sacar dos carpas más, aunque no de mucho porte. Eso sí, me brindaron una excelente pelea, dado que mi equipo era bastante ligero, por lo que no podía apurar la captura.

Días después volví a por más. En la orilla pululaban grandes grupos de black bass juveniles. Quise capturar alguno, si bien no disponía del equipo adecuado. Buscando en el maletero del coche, encontré unos pequeños vinilos y fue con uno de ellos con el que hice el intento de capturar algún "bassete".
Pude capturar un par de ellos, antes de cambiar de montaje.
Por las orillas vi algunas carpas que buscaban sustento en el fango, así que por esas zonas de lodo realicé mi primer lance.
En esta ocasión estaba con la caña en la mano y así sentí la primera picada. Una carpa que no dudó en sacar bastantes metros de hilo en la primera arrancada.
Acerté en volver con el equipo ligero, ya que pude disfrutar de lo lindo.
A medida que avanzaba la tarde, el calor se hacía muy intenso, así que fui buscando cobijo en la sombra.
La orilla en la que me encontraba comenzó a llenarse de pescadores, que echaban en sus cestas todos los basses que iban engañando. Por momentos se pegaban demasiado a mi posición, así que opté por marcharme y dejarlos tranquilos.
De camino a casa me encontré con un pequeño zorzal que estaba en medio de la carretera. Debió golpearse y se quedó un tanto desorientado. Lo metí en una caja de zapatos para que pasara la noche a salvo.
A la mañana siguiente elevó su vuelo y revoloteó por los alrededores, quizás en señal de agradecimiento.

12 comentarios:

  1. Bonita jornada.. interesante lo de las carpas.. y lo de los basses...
    Parece el tema más relajante que el río ...
    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quién dice que es pesca "de viejos", Javier. Pero a veces apetece jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  2. Muy buena pelea te tuvieron que dar esas carpas con el equipo ligero!
    El zorzal es precioso soy un amante de los pájaros y es uno de mis preferidos.
    Un saludo y buenas pescas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que la dieron, Txatxangorri. Si las hubiera enormes, ya pescaría con equipos pesados. Sin embargo, el reto es pescar más fino jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  3. Bonitas carpas. El zorzal tuvo su día: se encontró con su ángel de la guarda.
    Josiño, hace poco, en un lance pescando en un espigón, al recoger, traje enganchada una caña; creo recordar que era de 10 metros para pesca con boya; no veas lo que pesaba eso ¡dioooo! Casualidad que al día siguiente pescando, me enteré, que al pescador que perdió la caña, le pasó lo mismo que te iba pasando a ti: dejó la caña apostada (este para encender un cigarro), y vino un “osni”(objeto submarino no identificado, un bicho güeno) y se la llevó pitando. Este pescador tuvo suerte: regresé a casa y le devolví la caña. Seguro que la próxima vez tendrá más cuidao: cuando vaya a encender un cigarro, agarrará la caña como los pulpos... si le faltan brazos, pedirá alguno prestao.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José Manuel. Al día siguiente rescaté un gorrión jejeje.
      Es lo que tienen os "OSNIS" ... te llevan la caña, el carrete y el coche si pones la caña sujeta a la llanta jajaja. Suerte que tuvo el pescador que encontrases tú la caña. Un gran gesto. Eso sí, creo que el señor es mejor que deje de fumar jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  4. Bonitas tartas de manzana. Jeje
    Que cabrona la carpa que te quería dejar sin pescar el resto del día, menos mal que estuviste atento jaja
    En cuanto al tema de pajarillo, ten por seguro que marcho agradecido.
    Un abrazo artista. Nos vemos en Spinningalicia no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena observación lo de las tartas de manzana, Alex jejeje. Tal cual.
      Tiran mucho estos peces, ya lo verás.
      El zorzal, pues seguro que ya está haciendo vida normal.
      Yo espero ir a la quedada, así que no te rompas nada en el último momento, socio.(Es coña. Toco madera por tí y por mí).

      Saludos

      Eliminar
  5. Que guapa salida, un poco de todo y luego a hacer de guarbosques. Me alegro que vaya bien el verano!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay que ir matando el gusanillo, Chema.
      Y de verano ya queda poco, pero ... Jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  6. La pesca de carpa me encanta sobre todo con flotador aunque ultimamente con la calor y los niños la hago a con cebador.Respecto a los bass lo practico poco pero me gustan una lástima quien se los lleva porque se cargan su propia afición,saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema de la carpa es buscar lo más adecuado a la zona o el momento, Iván.
      Y del bass ... pues tú lo has dicho todo.

      Saludos

      Eliminar