Seguidores

miércoles, 22 de marzo de 2017

Otra vez más

Estamos en marzo y esto significa que tenemos una cita ineludible con las truchas.
Aunque cada vez dudamos más sobre qué escenario escoger para el primer día, al final, Luis y yo nos decantamos por el de los últimos años, aún a sabiendas que la cosa no sería nada fácil.
Además se nos sumaría Jose, el cual me había confirmado su presencia en aguas del embalse.
 Llegamos temprano, para tomarnos las cosas con calma.

Era 19 de marzo, San José y Día del Padre. Por ello no pudo evitar acordarme de la reciente pérdida de Jose. Me gustaba felicitarlo por partida doble, cuando la apertura coincidía el 19.
D.E.P. compañero.

Nos cambiamos y preparamos para la acción, no sin antes tomar un café y unos chupitos de licorcafé, que Luis suele aportar en estas ocasiones.
 Los primeros lances estábamos un tanto nerviosos, pero luego ya todo fluyó como el sedal por las anillas. Las truchas no hacen acto de presencia hasta bien entrada la mañana, en la que percibimos alguna picada.
 La primera oportunidad de hacerse con un buen truchón, es para Jose. Sin embargo, el pez se liberó del vinilo, llevándose la mitad del señuelo.
 Seguimos intentándolo hasta el mediodía, pero quizás no queríamos ver que esto ya no es lo que era.
En pocos años hemos pasado de un lugar privilegiado a todo lo contrario.
Ya hay algunas pintadas, que nos informan de este hecho y es que desde el año en el que emplearon herbicidas, la población truchera fue disminuyendo paulatinamente.
Un guarda nos informó que un pescador había capturado un ejemplar de unos 4 kilos de peso, el cual pasaba a engrosar la escasa lista de capturas.
Fue el peor arranque de temporada de mi vida, sin embargo, lo pasé muy bien en compañía de Luis y Jose.
 Ayer volví al embalse, pues Jose y un compañero de trabajo estaban por allí.
El balance fue malo nuevamente, pues sólo su compañero y yo, logramos engañar a un par de truchas.
 Nos encontramos con este black bass, encima de una mesa. Supongo que era un modo de protesta, respecto a que ahora, el embalse va aumentando su población de centrárquidos, en contra de la de salmónidos.

Por la tarde, Jose había quedado con otro compañero de trabajo, para pescar en un pequeño arroyo, bastante técnico.
Así que después de comer, Samuel, Jose y yo, nos fuimos para el río.
 En la zona intermareal, Jose engañó a esta trucha. Una pequeña pintona que sucumbió a la cucharilla que mi compañero le ofreció.
Digamos que la cosa pintaba bien, aunque todavía era pronto para emitir un juicio objetivo.
 Los tres fuimos avanzando con cautela y peinando todos los lugares susceptibles de albergar alguna trucha.
En la zona intermareal, pude ver una pequeña solla, que se asustó ante nuestra presencia.
 A medida que subíamos, el arroyo ganaba en belleza. La única pega para el pescador, es que tuviera más pintonas de las que íbamos localizando.
 Saqué esta tuchita en una pequeña poza, que se formaba por la acción de una corriente fuerte.
Momentos antes le había dicho a Samuel que lanzase donde yo lo hice, pero él no tuvo fortuna, quizás por el señuelo.
Jose aún tuvo opción de engañar otra pequeña trucha, antes de finalizar la jornada.
A pesar de que fue una salida exprés, esta me sirvió para ir cogiendo fondo para lo que viene más adelante.

24 comentarios:

  1. Bonita jornada Josiño. Lo del Black Bass...Me parece horrible dejar morir a un animal así por que así...Pero bueno, hay mucha discrepancia en ese tema.
    Muy buena entrada amigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alex. El que no quiera el bass, que lo deposite en un contenedor, que no lo deje en una mesa donde come la gente.

      Saludos

      Eliminar
  2. Sois unos anfitriones de pesca increíbles
    Ya sólo con las anécdotas vale la pena acompañaros aunque no pique nada
    Habéis conseguido que una jornada con escasas capturas se convirtiese en inolvidable
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Jose. Y es que anécdotas tenemos paa rato jejeje.
      Como la del reo jajaja.

      Saludos

      Eliminar
  3. Solamente con estar en ese entorno tan natural... ya merece la pena ponerse el badeador...y si encima vas bien acompañado... inmejorable. Pena da que cada año sea tan exageradamente la escased de población de peces tanto en mar como en río... Un abrazo Josiño y buena temporada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahora, el entorno natural se conserva, Pablo.
      Lo de los peces, es cuestión de cambiar la tendencia.

      Saludos

      Eliminar
  4. ¡Joder, que espectáculo de paisajes! Nada más que estar ahí ya es un premio.
    Si después de la jornada que acabó con Estrella de Galicia y sin agujetas, no tienes fondo... Te presentas a la maratón de New York y la ganas seguro. Ja.
    Saludos. ¡Que envidia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, José Manuel.
      La jornada terminó con 1906 de Estrella Galicia y sin agujetas. Pero me temo que la maratón necesita más prepaación jejeje.
      !!Por el sur también tenéis grandes tesoros¡¡

      Saludos

      Eliminar
  5. Bonita jornada amigo, lastima de unis buenos truchones, pero lo importante es pasarlo bien, que bonito paisaje tio,así da gusto pasar el día, yblo dek bass,que pena hay que aguantar,un abrazo josiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los truchones llegarán, Roberto.
      Ya sean en lugaes idílicos u otros más discretos.
      Lo de los basses, pues se irá aceptando.

      Saludos

      Eliminar
  6. no disteis mosca en ningun momento del dia
    yo no concivo el dia de apertura sin la tralla en la mano
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Santi. Y menos en embalse.
      Aunque ya sé que tú vas contra viento y marea jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  7. Bonita salida y preciosas truchas... lástima de truchones...
    Otra vez será ...
    sssddss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los truchones quedaron para otra Javier jejeje.
      O eso espero ...

      Saludos

      Eliminar
  8. Olá Josiño!
    Andas entretido com os peixes de agua doce :)
    Sempre vai dando para matar o vicio da pesca hehehe
    Saude e força aí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para non perder a forma, Pedro jejeje.
      Haberá tempo de mar.

      Saudos

      Eliminar
  9. Buena apertura!!! Siempre es un dia especial!!! Los que dejaron en bass ahi, se lo podian haber metido por el culete, no soporto eso de matar por matar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí también es un día especial Ander. Y más por mi onomástica.
      Lo de matar por matar me parece falta de cultura.

      Saludos

      Eliminar
  10. la temporada no es como empieza sino como acaba pero es sorprendente que se note tanto descenso en una zona...sin duda es alarmante...uns saludo Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si, Pablo. Pero veo que a pesar de las medidas adoptadas, cada año casi todo está peor.

      Saludos

      Eliminar
  11. Pues si Josiño es una pena el bajón que sufren nuestras aguas. Yo siempre hablando con los amigos les digo que ya podría haber en vez de black bass truchas...pero es todo lo contrario.
    Esas pequeñajas son las mas bonitas, un colorido espectacular.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Txatxangorri. Parece que es una constante en muchos ríos y embalses.
      Creo que había que aprender de las comunidades que tienen mejores resultados a la hora de legislar.

      Saludos

      Eliminar
  12. La temporada es muy larga Josiño pero al menos ya tenemos el primer contacto con el río, a ver como se desarrollan estas primeras semanas aunque siento decirte que soy poco optimista este año sobre todo por el tema de caudales...

    suerte! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Mario, aunque hasta en eso nos han recortado.
      Las condiciones climatológicas condicionarán todos los escenarios de pesca.

      Saludos

      Eliminar