Seguidores

lunes, 24 de abril de 2017

Lucios zamoranos 2

La segunda jornada iba a ser bien diferente a la primera, ya que transcurriría en el embalse de Ricobayo, pescando desde embarcación. Esta situación no aseguraba nada, aunque tendríamos la ventaja de cubrir más zonas, que si lo hiciéramos desde orilla. Así que formamos dos grupos: Sergio y Juan por un lado, Suso, Carlos y yo, por otro.
Sergio fue el primer agraciado, con la captura de un barbo común, que le brindó una buena pelea.
No era el ansiado lucio, pero animó al resto del grupo.
El viento matinal nos hacía derivar rápidamente por la superficie, así que había que ingeniárselas para tantear las zonas más propicias. Carlos fue el siguiente en sentir una picada, que materializó en captura. Otro barbo con una herida de guerra en uno de sus laterales.
La jornada iba bien encaminada, aunque los afortunados del día anterior volvían a repetir.
En una de las pasadas, la recuperación de mi vinilo se ve interrumpida. Clavo con decisión y trato de mantener la tensión en todo momento. Voy cobrando línea hasta que en la superficie contemplo un lucio de porte interesante. Todavía le quedaban fuerzas para realizar unos saltos antes de entregarse, lo cual me preocupó momentáneamente, aunque el bajo de línea resistió sin problemas.
Con algo de temor me animo a sujetar el pez como he visto en algún vídeo, usando únicamente las manos.
En una récula cercana la caña de Suso se doblaba bajo la tensión que un pez ejercía desde las profundidades. Otro barbo común que era recibido con alegría.
En aquel momento pienso en Juan, que es el que quedaba por "tocar escama". Y mi único pensamiento era que él también lo lograse. Sería una jornada redonda.
Y cuando nos reencontramos con nuestros compañeros, nos dan la buena nueva. Juan se había hecho con un par de barbos. Ahora que ya todos habíamos cumplido, tocaba disfrutar de lo que quedaba de jornada.
Suso volvió a tener varias picadas, pero un tanto tímidas, pues ninguna se materializó. Así que había que buscar la manera de convencer a los peces. Por ello nos fuimos a otras zonas, ya que durante bastante tiempo habíamos pescado en un mismo punto.
Las pequeñas ensenadas permitían pescar a un lado y a otro sin lances muy largos, si bien parecía no haber mucha actividad.
Por la orilla observamos a algunos pescadores, y alguno de ellos lo intentaba con el equipo de mosca.
El tiempo se nos echaba encima, y en la recta final exprimimos al máximo las opciones de capturar algún pez más. De esta manera Carlos volvía a toparse con un torpedo de bellos barbillones.
Una vez en el embarcadero, tuvimos que esperar a que nos abriesen la puerta. Y qué mejor que aguardar, haciendo algunos lances.
Había enormes cardúmenes de alburnos pululando por la zona, lo cual hacía presagiar la presencia de depredadores al acecho.
Y entonces comenzaron las picadas de los barbos, aunque muchas eran fallidas.
Desde luego yo no dejaría de intentarlo, por si sonaba la flauta. Así que al poco de probar suerte ... di la nota con otra nueva captura jejeje.
Suso también tiempo de repetir con otro bonito barbo. Un pez con una talla tan interesante no se podía pasar por alto.
Estoy seguro que ahora la pesca continental ya le tira un poco más.
Y en los últimos coletazos de la jornada, volví a clavar otro bonito barbo común.
Para mí fue la guinda de una jornada muy entretenida, pese a que el viento nos lo puso un tanto difícil.

El balance total de las dos jornadas fue bueno, pues pudimos dar con los lucios en distintos escenarios y además, deleitarnos con las carreras de los barbos comunes.

26 comentarios:

  1. En que se diferencia el barbo común del gipsy? Los veo iguales... Enga, ilustra, ilustra. Pero no me vayas a soltar unas de las tuyas que te conozco, en? que te tengo calao. Ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira José Manuel, si buscas en google "nosolomosca barbo gitano" verás fotos para contrastar.
      Pero también te daré la versión simpática y es que los barbos gipsy son más de Los Chunguitos, Los Calis y los Chichos jejeje.
      Ahora en serio ... El barbo común suele tener una librea en un color uniforme pardo oscuro o claro. En los barbos gitanos los colores suelen ser más amarillos anaranjados y en los machos los lomos oscuros con vientre amarillo anaranjado.
      Pero una imagen vale más que mil palabras.

      Saludos

      Eliminar
  2. Muy bonitos esos barbos, OS dieron una buena jornada.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que lo hicieron Txatxangorri.
      Jornada muy entretenida.

      Saludos

      Eliminar
  3. Buenas!
    Buena jornada de "ventosas" os metisteis, pez bien peleon! Si no fuese porque destroza los señuelos, seria la hostia. Pena que los lucios estaban timidos, el que sacaste tiene una librea impresionante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los barbos son muy luchadores, por eso con equipos adecuados, lo pasas de miedo.
      Los lucios tienen sus épocas como todo, pero no estuvieron mucho por la labor.

      Saludos

      Eliminar
  4. Joder jornada envidiable. Todos con cara sonriente y peces en las manos.
    Que ganas les tengo a esos barbos....
    Nos vemos en los basses ejeje
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue muy entretenida Alex.
      Con los barbos te puedes viciar, con la pelea que dan.
      Espero que te animes a dedicarle alguna salida.

      Saludos

      Eliminar
  5. Bonita jornada ... Que bonito el lucio y que curiosos los barbos y tanta variedad de pescado de agua dulce ...

    A por más ¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lucio tenía una librea de las que a mi me gustan, Javier.
      Colores bien contrastados.
      En cuanto a variedad, en un embalse puede haber mogollón.

      Saludos

      Eliminar
  6. Ya te digo si es bonito ese lucio, que colores! que animal mas precioso. Los barbos cojonudos todos, menuda jornada intensa, así da gusto. Un abrazo Josiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí al menos me encanta, Pablo. Y los barbos también ... tanto por librea, como por pelea.

      Saludos

      Eliminar
  7. Olá Josiño!
    Lucios!! Tens aí uns peixes bonitos, umas cores fora do normal a que estou habituado...
    Bonito relato de pesca :)
    Saude e força aí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. É verdade, Pedro. Son peixes de cores fabulosas, ainda que no mar tamén os hai.

      Saúdos

      Eliminar
  8. Menudos barbos! Una pena que los lucios no estuvieran un poco más activos pero aún así los ciprínidos ofrecen grandes luchas,

    saludos y enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos en el río y a mosca, son extremadamente divertidos, Mario. Grandes adversarios que no tienen nada que envidiar a los lucios.

      Saludos

      Eliminar
  9. Buena Josiño!!! Viajas más que Marco Polo.
    Muy guapa esa foto del lucio. Brutales los colores.
    Ya se que tienes un nuevo juguetito y esos lucios te la tienen que poner al límite.
    Un abrazo y a seguir disfrutando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que tengo viajado lo mío, David. La pesca tiene estas cosas.
      Espero que cuando tengas el mismo juguetito, te atrevas con esta especie.

      Saludos

      Eliminar
  10. Me produce risas aprende a pescar truchas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad Kevlar22, hay truchas mucho más grandes que estos lucios y barbos, por lo que sería un gran reto capturarlas. De todas formas, todos los peces pueden ser muy interesantes de pescar.

      Saludos

      Eliminar
  11. Extraordinaria jornada, compañero. Yo soy un amante de la pesca de estos dos peces, tanto el lucio como el barbo, aunque nunca he tenido la oportunidad de pescar a éste último a lance, pero conociendo a la especie por su pesca con otras técnicas, sin duda, si tuviera que elegir ir en busca de uno de estos dos "depredadores" a lance, elegiría al barbo, ya que lo considero el pez más deportivo y formidable de agua dulce. ¡Una auténtica maravilla¡
    Felicidades por tan gratificante jornada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido bastante con lo que expones, Josan. Los barbos son verdaderos misiles de agua dulce. Espero que logres capturarlos a lance ligero.

      Saludos

      Eliminar
  12. Que bien lo pasamos artista, menudo Lucio te has marcado.. Un abrazo crack...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El haber triunfado todos, fue genial Sergio.
      Habrá que repetir jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  13. Gran día de pesca por lo que veo y leo,buenas personas y buena pesca.El lucio es precioso Jose y parece que no es el primero que coges con las manos,y los barbos ...pues que decirte,no es lo que se buscaba pero también divierte cogerlos un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor fue que todos pescamos, Iván.
      La manipulación de los peces, a veces impone, aunque todo sea por no dañarlos.
      Los barbos fueron bienvenidos, pues amenizaron la jornada jejeje.

      Saludos

      Eliminar