Seguidores

viernes, 18 de mayo de 2018

Moby Dick

El 17 de mayo es el "Día das Letras Galegas" y este año ha sido festivo. Por ello, me dispuse a hacer una salida de pesca de mucha duración.
La mañana no fue nada buena, ya que pasó sin pena ni gloria, así que al mediodía me centré en los black bass.
El cielo ponía muchas caras, pero sabría adecuarme a las condiciones.
Cuando estaba preparando el equipo, llegó otro pescador, que lo intentaría con la carpa y el black bass.
Lo cierto es que los peces estaban muy duros. No hacían caso de los señuelos que les ofrecía.
Entonces me centré en los que estaban orillados. Lo cierto es que me dieron mucha guerra, pero al final salió el primero. Un bonito ejemplar que me brindó una lucha muy buena, con sus típicos saltos.
Y un poco después salió el segundo. Otro ejemplar que me hizo disfrutar mucho con el equipo que llevaba. Con un equipo ligerito, la pesca se agradece mucho, ya que a veces te pueden poner contra las cuerdas jejeje.
Ya por la tarde, había quedado con Luis. Aunque de paso que iba hacia su casa, hice una "breve" parada. 
Aquí pude encontrarme con un buen número de peces, así que monté el equipo y a darles caña.
En las zonas donde estaban muy juntos, los pequeños se anticipaban, si bien después le lanzaba a los más grandes, que se encontraban en el perímetro del grupo.
Tras sacar unos cuantos de tamaño variado, me centré en buscar alguno gordo.
Y probando con varios señuelos, los basses iban llegando a la mano. Es un disfrute ver cómo se curva la caña con uno de estos peces al otro lado de la línea.
Este me llamó la atención por la forma de su aleta caudal. Además saltaba un montón, antes de llegar a mi mano. Fue un auténtico luchador.
Por momentos, el sol desaparecía tras las nubes, lo cual dificultaba la localización de los peces. Sin embargo, con un poco de paciencia, las condiciones volvían a ponerse de mi lado.
Este black bass me dio una lucha memorable, pues me arqueó la caña, de manera bestial.
Cambiando de zona y de señuelos, volví al punto inicial. Aquí volví a engañar al más grande del grupo, tras sacarle el señuelo de la boca a los más pequeños.
Los vinilos estaban siendo los grandes triunfadores de la jornada. Lo cierto es que aquí la pesca era más fácil que en la anterior. Lo cual agradecí, ya que había un buen número de peces.
En la distancia, percibí unas ondulaciones en la superficie del agua. Algo ocurría, así que envié el señuelo con un lance preciso hacia la zona en cuestión.
Algo se llevaba el engaño, así que clavé ... el freno comenzó a sonar. Cuando lo vi saltar, me dí cuenta de que tenía al más grande de la jornada. Trató de guarecerse bajo ramas, piedras y todo lo que le separaba de mí. Al final lo fui acercando sin perder la tensión ... y al final !!en la mano¡¡. Un ejemplar muy bueno y gordo.

Era un broche magnífico para el momento, sin embargo, quise aguantar un poco más.
Desde un punto elevado, divisé un grupo de basses, junto a una ¿carpa? ...
Cuando le lancé el señuelo, el gran pez se movió ... entonces me dí cuenta de que se trataba de un black bass de unos 3 kgs.
Los ojos se me salían de las órbitas al ver aquel ejemplar. En aquel momento me sentí como el Capitán Achab, de la novela Moby Dick. Una obsesión me llevó a intentar pescarlo.
Desde un punto elevado, lo localizaba con cierta facilidad, aunque si me picaba, no habría opción de agarrarlo. Lo tuve unas cuantas veces a tiro, si bien nunca tuvo el más mínimo interés por mis señuelos. Tocaba abandonar la zona e ir a casa de Luis.

Cuando llegué a casa de Luis, este me dijo que el río estaba impracticable, así que estuvimos de tertulia, hasta que nos fuimos a un bar, para reponer fuerzas.
Desde luego, me hubiera gustado terminar la jornada, intentando sacar alguna pintona, pero eso quedará para otra ocasión.

22 comentarios:

  1. Jolines ¡¡¡ Cuantas capturas peleonas ¡¡ y que jornadas tan movidas ... Multilugar.. . El síndrome del capitan Achab me llevó a bautizar mi kayak como PEQUOD ...
    ssddss y a por más ¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No leí la novela, Javier, pero me acabo de enterar de lo del Pequuod jejeje.
      Es un síndrome común, creo yo jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  2. Moby Dick...? Capitán Achab...?Antes de ir a pescar te pasaste por el bar y no al revés. Menos mal que no iba nadie contigo... Jaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Jose Manuel, menos mal que no iba nadie conmigo, pues estuve a punto de sacar el arpón ballenero jejeje.
      A saber que piensas de mí peligrosidad como pescador o sobre mi tránsito por el bar jejeje.

      Saludos

      Eliminar
    2. Que qué pienso? ¡Uffff!
      Hechos Probados hace cuatro entradas: Nada de piercing, eso es cursilería: “Boquetazo" en la oreja a un compi con un triple. Un poco más pa rriba y... ¡Parchetón en el ojo!
      Habría que ponerte escoltas cuando fueras a pescar para que fueran avisando.
      Sin ir más lejos, en esta entrada: ... “Los ojos se me salían de las órbitas. En aquel momento me sentí como el Capitán Achab de la novela Moby Dick”... ¡Y todo porque viste a un “Tarugo” de unos 3 kgs! ¡¿Que te darán en el bar por dónde transitas?!
      ¡Ah! Y si la pobrecita Bulma hablara... Jaja.


      Eliminar
    3. Jajaja. Empieza a revisar el archivo del blog y verás que también me he tenido accidentes en accion de pesca. Trataré de no narrar más escenas "gore" jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  3. Que bonitos tio.....que pena del xxl .....bufff era un trofeo eeeh

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy chulos Álex y me quedó pena del gordo jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  4. Ahora que por fin van saliendo las cosas, me han hecho un contrato relevo en el que trabajo 3 semanas y descanso una. Voy a tener tiempo a placer para pescar, y uno de mis objetivos de este año creo que va a ser meterme a probar al bass, entre muchos otros. Un abrazo Josiño, entradas así dan ganas de coger la caña y arrear con el coche a quitar el monazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te vaya muy bien en el trabajo, Pablo. Eso es lo primero.
      Y la pesca ... Pues habrá opción de probar el bass.

      Saludos

      Eliminar
  5. Muy bonitos basses m e imagino todavia esta en los nidos orillados?saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy chulos, Alberto. Algunos están con los nidos y otros a punto de hacerlos. Hay distintos momentos biológicos según las aguas ...

      Saludos

      Eliminar
  6. Los bass te nombran persona non grata en poco tiempo jajaja.Dentro de poco te ponen un puesto fronterizo en Ribadavia!! Un abrazo crack!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Óscar, lo mismo puedo decir de tí con las truchas jejeje.
      A ver si te animas un día.

      Saludos

      Eliminar
  7. Buenas capturas Josiño,llega la mejor época para pescar en el río hay que aprovechar! Enhorabuena!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mario.
      Sin duda es el momento para hacerlo.

      Saludos

      Eliminar
  8. Olá Josiño!
    Bom foi uma manhã bem entretida pelo que vejo :)
    Estão bem gordinhos :)
    Saúde e força aí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pois sí, Pedro. A ver se sae o máis gordo de todos eles jejeje.

      Saúdos

      Eliminar
  9. ¿Cuáles son las mejores horas para ir al Black Bass?

    ¿A última hora (de las 19:00 a las 20:00, por ejemplo, está bien?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero las horas centrales del día, Carlos. En las que hay más luz y más temperatura. Si bien, la amanecida, a veces, es muy buena.

      Saludos

      Eliminar