lunes, 30 de septiembre de 2019

!! Ha nacido un campeón ¡¡

Todas las historias que merecen ser contadas, tienen un inicio, y el comienzo de esta se genera años atrás, con el nacimiento de Xiao.
Cuando su padre estaba preparando la habitación del niño, este colgó del techo de la habitación, una caña, con su carrete, sedal y un señuelo. Y del señuelo colgó un pez que yo había comprado para mi ahijado.
El niño creció observando ese equipo sobre su cabeza, esperando a que llegase el día en que al fin se pudiese empuñar, igual que cuando Arturo sacó a Excálibur de la piedra en la que se encontraba, para convertirse en rey.
A tiernas edades, los regalos que le llegaban por mi parte, estaban relacionados con la pesca, alimentando así el espíritú del pescador que Xiao llevaba dentro.
En el transcurso de la infancia, se forjan muchos aspectos de la personalidad de un individuo. En el caso de Xiao, también se estaba gestando su gusto por el deporte de la pesca.
Con cierto uso de razón, ya quería acompañar a su padre a pescar, si bien aún no podía madrugar como un adulto.
Fue sumando algún año más, completando su equipamiento de pescador, hasta que este año, por enésima vez, volvía a preguntar cuándo iría de pesca con su padre y su padrino. (Este era un requisito indispensable. Luis y yo teníamos que ser sus maestros el día de su estreno).
El día de su bautismo como pescador, llegó con la apertura de la trucha y el resultado no fue el esperado. Se estrenó con una especie difícil, en un entorno aún más complicado.
Sin embargo, le dije que en unos meses, capturaría su primer pez.
Y así fue como llegó el día en que sabía que se iba a estrenar como pescador.
En esta ocasión quedamos Luis, Xiao, César, Nico y yo. !!Con tres profesores lo iba a hacer de miedo¡¡
Le monté su aparejo y le di unos consejos básicos, junto con la técnica infalible del "tiki-tiki".
La especie a engañar en esta ocasión, era el black bass. Había muchos y seguro que con un poco de suerte podría hacerse con alguno.
 Y así fue, como tras unos cuantos líos, que deshice con gusto, Xiao se hizo con su primer pez.
Ahí lo tenéis, posando junto a su padre.
Fue una captura que no se me olvidará jamás. Lo sacó con mucha rapidez, ya que había fallado alguno con anterioridad y tenía que afianzar la captura jejeje.
Mientras yo seguía con las lecciones, César sacaba algún ejemplar de mejor porte.
Tras la foto, me iba con Xiao para controlar su evolución.
Paramos un rato para descansar y hablar un rato de cómo tenía que hacer, para sacar los peces.
 Y César, pues a seguir con sus capturas. No daba a basto a atender a todos jejeje.
 El otro tramo de poca profundidad, Xiao sacó su segundo pez. Le costó lo suyo agarrarlo, pero lo logró, como estoy seguro que hará en todas las facetas de la vida, pues está hecho un campeón.
 César seguía con su racha y sacó otro bonito ejemplar.
 Con las indicaciones de su padre y luego con las de César, bajo la atenta mirada de Nico, Xiao fue mejorando el lance y capturando algún pez más.
Cuando ya tube opción de hacer algunos lances, me hice con este bass, que luchó algo más que todos los que había sacado entre lección y lección.

En la tercera salida de pesca con Xiao, este ya capturó más peces que algún veterano pescador, lo cual indica que ya apunta maneras.
Seguro que en unos años estará a un gran nivel. !! No me cabe duda ¡¡

6 comentarios:

  1. Que grande el zagalico, no hay nada que enorgullezca más que tener un buen pupilo,verlo sacar peces y que muestra interés.
    En nada os mojara la oreja, enhorabuena por todas esas capturas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya apunta maneras, Pedro. Estoy muy orgulloso, aunque para que nos moje la oreja, aún tiene que aprender jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  2. Me alegra ver mucho a Xiao pescando con su padre, padrino.., me trae muchos recuerdos pescando con mis hijos, aún hace poco salimos los 3 y fue una jornada inolvidable.
    Lo que si estoy seguro es que Xiao es y será un gran pescador y no es de extrañar porque durante su infancia ha vivido la pesca hasta convertirla en su deporte favorito.
    Gran captura Xiao tratándose de un buen Black Bass puedo imaginarme que has disdrutado un montón 🎣🎣🐟🐟🐟

    ¡Enhorabuena campeón!!!

    Un gran saludo desde Caión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salir en familia es todo un lujo, Miguel. Y la pesca es un deporte estupendo para hacer de esos momentos, algo muy especial.
      Ahora los años harán que mejore, hasta que ya nos enseñe él a nosotros jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  3. Buena salida didáctica .. Un futuro adulto que recordará y agradecerá que lo haya iniciado su padre .. Como yo recuerdo al mio ..
    Bonita salida y buena pesca ¡ sssddss Javierrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Javier. Una salida que se quedará en la memoria de Xiao para siempre. Hay que apostar por las futuras promesas.

      Saludos

      Eliminar