Seguidores

miércoles, 2 de mayo de 2007

Segunda apertura

El 1 de mayo arrancó la temporada del reo, y con ella muchos ríos que estaban cerrados hasta la fecha, se llenaron de pescadores de cebo y cucharilla. La modalidad de cebo fue la más propicia, pues los ríos bajaban tomados por las abundantes lluvias, que me impidieron sacar más fotos.
Aquí el amigo Luis muestra orgulloso una trucha que sacó en un lugar machacado por otros pescadores que no obtuvieron premio.
Bonito molino de agua, restaurado para vivienda.

Nota: Ayer observé la poca idea que existe en la administración de los ríos, pues me dí cuenta que las cenizas y lodos arrastrados por las lluvias otoñales, habían mermado las poblaciones, pero lo que más me impactó fue el hecho que con la reducción de la medida a 17cm y 10 ejemplares en muchos ríos los pescadores campan a sus anchas pues creo que es una talla media muy baja. Si cuando la talla era 19cm, los pescadores se llevaban truchas de 17cm, ahora con la talla de 17cm se llevan de las de 15cm. Una trucha de 17cm, con algo de suerte, ha desovado una vez y una cantidad ínfima de huevas. Creo que estas actuaciones por parte de la administración, junto con la contaminación de muchos de nuestros ríos, provocará en breve un caos de consecuencias muy nocivas. Como ejemplo os diré que me encontré con un pescador que se jactaba que con la apertura del coto del Louro (cerrado durante 5 años) había sacado junto con un compañero 59 truchas de entre veinticinco cm y treinta y tantos. Aparcaban sus coches en los extremos del tramo que iban a pescar y al llegar al coche de la parte superior, vaciaban la cesta.
Cuando alguién te cuenta algo así, pienso: Yo estoy soltando las truchas, preparándoles frezaderos, en fin, hacer lo posible para conservar las truchas autóctonas y que no nos suelten de "caldero", y viene un HIJODEPUTA por detrás deshaciendo todo mi esfuerzo. Soy una persona pacífica, pero a gente así me da gana de partirles la cabeza con una piedra y tirarla al río.
La solución: Para mí, aumento de la vigilancia, endurecimiento de las penas, aumento de tramos libres sin muerte y un largo etc. Para qué pagamos impuestos, licencias y cotos.

2 comentarios:

  1. Jose, en Galicia , aun mas que en las demas comunidades, os queda(bueno, nos queda) aun mucho trabajo. No solo limpiando y mimando los rios, sino intentando cambiar la mentalidad de determinada gente en estos temas(como el sujeto del otro dia). Por desgracia esto es un proceso lento, solo espero que los rios lo aguanten.

    ResponderEliminar
  2. Da ganas de dejar de pescar. Sólo espero que con tiempo esto cambie para mejor.

    ResponderEliminar