Seguidores

lunes, 14 de diciembre de 2009

Frio y lubinas

Ahora que la lluvia ha cesado, el tiempo nos ha obsequiado con unos días muy fríos.
A pesar de ello, mi hermano y yo nos dirigimos a la costa para pasar una jornada en busca de las lubinas.Nada más llegar, nos equipamos con ropa de abrigo y nos dirigimos hacia la zona elegida. El viento del norte era muy fuerte y nos iba a hacer la jornada cuesta arriba. En la primera puesta en la que me coloqué, apenas podía aguantarme en pie. Una ola que casi me derriba, me invitó a que abandonara el lugar.Me dirigí hacia el sur y rebasé a mi hermano. La situación era similar a la anterior, pero tenía la ventaja de que las olas rompían con fuerza contra unas rocas que había delante.
Los lances no eran muy largos a causa del fuerte viento, pero fui escrutando las posibles zonas en las que una lubina podía aparecer.Mi hermano seguía en su atalaya, peinando las zonas someras, los canales y pozos. El viento arreciaba por momentos y la pesca se llegaba a convertir en una odisea.
Eolo no daba tregua y Poseidón no nos mostraba a ninguno de sus preciados tesoros, pero a lo lejos mi hermano ya cantaba victoria ...... y una pequeña lubina emergía entre la espuma. El minnow recuperado entre la espuma resultó muy tentador para el objetivo de nuestra jornada.
Y tal como se vino, se fue. Estos ejemplares deben ser indultados ya que la talla mínima legal es de 36 cm.La pétrea estampa del monte sobre el que se asienta el faro de cabo Silleiro, se podía divisar con suma nitidez desde nuestra posición. Un monte que año tras año es testigo mudo de la captura de grandes robalos. Y es que esta costa los da, tanto al pescador constante que acude al mar en su busca, como al que le dedica unas horas de vez en cuando.Con el salitre que la brisa depositaba sobre el rostro, fui buscando nuevas zonas, pero el mar se mostraba cada vez más violento. No estaba por arriesgar lo más mínimo, así que lo prudente sería cambiar de lugar.Las olas penetraban entre las rocas y la espuma dominaba toda la superficie del escenario de pesca. El azote del viento se hacia ya insoportable y habiendo alternativas, era mejor cambiar de zona.Una instantánea de las olas rompiendo contra las rocas y directos al coche.
(Esta me vale como fondo de escritorio del PC)Con el sol poniéndose en el horizonte, las gaviotas se iban desplazando hacia las zonas en las que suelen pernoctar. El cambio de luces se estaba produciendo en un buen momento y lo íbamos a comprobar en seguida.Mi hermano me mostró algo que solo había visto en otra ocasión. Las lubinas, en pleno frenesí alimenticio, estaban surcando las crestas de las olas. Cuatro, seis, tres, una, ... Las lubinas se podían apreciar en medio de la cortina de agua formada por la ola antes de romper.
Un espectáculo digno de ser visto en directo, pues la emoción de ver a los peces delante de uno, cambian radicalmente el ánimo del pescador.Las picadas comenzaron a sucederse. Mi hermano logró sacar a otra pequeña lubina que volvió al agua inmediatamente.
Las algas echaban por tierra algunos lances, pero las lubinas seguían allí. Las podíamos ver, ... casi tocar.Otra lubina más, fue víctima de un pequeño pez artificial. De vuelta a su medio y a seguir lanzando.
Tuve alguna picada más pero no se materializó.
Después mi hermano perdió a otra pequeña lubina, cuando ya casi estaba al alcance de la mano.
Entrada la noche tuvimos que abandonar el lugar, puesto que no llevábamos ninguna linterna encima y un traspiés se puede traducir en una grave caída.
La jornada había sido lo suficientemente entretenida como para querer volver en breve.

9 comentarios:

  1. Bueno se ve que el frío y las inclemencias de la mar tuvieron su recompensa.
    Enhorabuena por la jornada y por las fotos son geniales.
    Muy bueno el video y la musica de SOAD.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Joderrrr que envidia!! como echo de menos pescar en esa costa entre Baiona y la Guardia. Veo que no había mucho mar, pues habeis pasado el faro y aún así no había tela.
    Metele algún día la mosca, que aunque te entre una pequeña ya verás que ilusión hace.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Si Gaizka, pero yo no toqué escama.
    La música de SOAD, le va muy bien a ese mar tan rebelde.
    Alfonso, envidia das tú, que tienes los salvelinos a tiro de piedra.
    El mar estaba un poco pasado, pero lo tengo visto mucho peor.
    Para sacarlas con mosca tendré que practicar un poco, pero ganas no me faltan.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Jose, veo que no paras, jeje eso esta muy bien. Las lubinas aunque pequeñitas sin duda seria de lo mas divertido y eso que comentas de verlas "surfear" en las olas debe ser la ostia!
    Yo voy a ir por ellas, no se que pasa ultimamente por esta zona que estan saliendo unos robalos impresionantes, 4,5,6kg.... asique este finde ire seguramente a intentar pescar algo..o por lo menos pasar un buen dia, que al fin y al cabo es de lo que se trata.
    Un saludo
    Pablo

    ResponderEliminar
  5. Pues sí que tiene pinta de hacer bastante frio..Tenéis una afición incansable, ya que esta pesca tiene que ser muy dura con ese viento y ese frio que comentas.
    Las imágenes son espectaculares; me encantan, y las lubinas, aunque pequeñas, son la recompensa a vuestro tesón.

    Enhorabuena a los dos por la jornada y saludos.

    ResponderEliminar
  6. Aprovecha el momento Pablo, que más adelante descenderán las capturas. Además creo que aún no te visto en acción en el mar.
    Suerte en las jornadas de pesca.
    El frío no importa si las ganas de pescar son mayores al padecimiento que vas a pasar. No hay jornada en la que no se esfuerze uno, salvo en la pesca estática, y esa la practico de vez en cuando.
    Saludos a ambos.

    ResponderEliminar
  7. Hno. de los anzuelos, jose:
    Equilibrista y pescador, ja, ja.
    Caminar entre las rocas, soportar un "olazo" y sin embargo pescar,...pues ¡¡¡Ya está!!!.
    ¡Felicitaciones!.
    Un abrazo y,...
    Un afectuoso sapukay.-

    ResponderEliminar
  8. Si Leo, a veces hay que ejercer de malabarista para pescar. Eso sí, sin correr riesgos innecesarios.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Impresionanteeee esa costa. NO me cansare de decirlo, me encanta. Personalmente el video lo hubiese preferido con sonido original.
    Felicidades a ambos por la jornada.

    ResponderEliminar