Seguidores

domingo, 29 de noviembre de 2009

Lubinas entre el temporal

El sábado, el temporal seguía azotando la comunidad gallega y tanto la lluvia como el viento no daban mucha tregua.
A pesar de ello, tres intrépidos pescadores del foro Vigospinning, habíamos quedado en pasar una mañana de spinning marino en una zona algo resguardada.Comenzamos a pescar en una zona de playa con zonas de roca intercaladas. Milagrosamente no estaba lloviendo pero el viento se dejaba notar en la superficie del agua.
Jose, Miguel y yo probamos inicialmente con unos paseantes, ya que la zona tenía poco calado.A lo lejos en el horizonte, se divisan las islas Cíes, que con el cielo amenazante de tormenta, toman un color plomizo que nada tiene que ver con este edén de la costa atlántica.
Ahora tocaba probar a pescar con minnows, ya que los paseantes no habían provocado a la reina de la espuma: la lubina.
Para nuestra desgracia, observamos como dos boyas de sendos pescasub, se iban adentrando en el mar. Estos "embalan" a los peces y disminuyen la probabilidad de éxito de los pescadores de caña, como si de un grupo de cetáceos se tratara.
A pesar de todo, Jose saca la primera lubina, que por su escasa talla es devuelta a mar inmediatamente.Al llegar a la parte más saliente de la zona, se notaba la violencia del viento. No podíamos lanzar los señuelos al agua más de cinco metros.
El mar aquí ya era peligroso y no queríamos arriesgar, por lo tanto nos vimos obligados a volver a la seguridad de la playa.De vez en cuando se miraba algo de actividad por parte de los peces y hubo alguna que otra picada.
La mañana seguía sin lluvia y queríamos aprovechar esta situación al máximo puesto que cuando comenzara a llover, no pararía en un buen rato.Jose nos avisa de otra captura. Nuevamente se trata de una joven lubina que regresa al agua para que siga creciendo y algún día sorprenda a otro pescador con una inolvidable lucha.
Faltábamos Miguel y yo por tocar escama, así que no escatimamos esfuerzos.
Insistimos en las zonas de sierras y algunos pasillos entre las rocas, pero no obtuvimos respuesta por parte de los peces.Afrontábamos los últimos metros antes de finalizar la jornada, con algo de decepción, ya que el día presentaba muy buenas trazas. En esto de la pesca, las matemáticas fallan y hoy me tocaba un suspenso.
Miguel tuvo algunas picadas, pero ninguna se terminó en captura.Tampoco los cormoranes tenían buenas perspectivas, en vista de que permanecían en sus atalayas a la espera de su turno. Se ve que los temporales tampoco agradan a estas aves, a pesar de estar perfectamente diseñadas para la pesca en el agua.Con la marea más alta, el mar nos invitaba a que dejásemos sus dominios, no sin que antes Jose completara el triplete de pequeñas lubinas.
Fuera de la arena, endulzamos los equipos y los vadeadores bajo las duchas y tomamos rumbo a los coches.
No apareció ningún robalo, pero seguro que en cuanto amaine un poco el temporal, saldremos nuevamente en su búsqueda.
video

12 comentarios:

  1. Hola Jose, no veas que ganas me han entrado de ir a pescar viendo tus ultimos reportajes, o al menos, en cuanto pueda me acercare al rio a ver si saco alguna foto de la freza!
    En la ría de Foz la hace unos pocos dias salireon unos pedazo de robalos, uno de casi siete kg, daba miedo verlo! jejej Habian entrado mucho en la ria, en la zona intermareal. Me acuerdo de un pescador en el Landro que en el lote 3 saco una lubina a rapala mientras pescaba reos,buf!
    Un saludo!
    Pablo

    ResponderEliminar
  2. 7 kilos de robalo, ya es una pasada, pero que saques una lubina pescando reos es la leche.
    Yo las tenía pescado en el Mandeo en la zona de los Caneiros.
    Espero tus fotos de la freza, del remonte o de algo que tenga que ver con los reos de allí arriba.
    Saludos Pablo.

    ResponderEliminar
  3. Mima Jose,que ganas que me entran de ir ya a varear.
    Te prometo que en el puente le hacemos un hueco a esta modalidad.
    Ademas tendre que estrenar los peixes o que.Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pero vamos, eh. Que siempre decimos lo mismo, y al final lo dejamos para atrás.
    Ya queda menos. A ver si se nos da bien.

    ResponderEliminar
  5. Bueno Jose, en otra ocasión tendreis más suerte. Date por satisfecho por haber disfrutado del espectáculo de la costa gallega enfurecida por el temporal.

    ResponderEliminar
  6. Hno. de los anzuelos, Jose:
    Es que cuando la madre Natura se pone "nerviosa", nos dice ¡váyanse!,...¡váyanse!.ja, ja, ja, ja.
    De todos modos has vivido junto a quienes acompañabas, una bonita jornada. Enhorabuena por ello.
    Un abrazo y,...
    Un afectuoso sapukay.-

    ResponderEliminar
  7. Luis, he de decir que me encanta mirar como rompen las olas contra las rocas y la espuma ...., pero más me gusta pescar. Y este otoño se nos está poniendo cuesta arriba. Pero vamos haciendo alguna escapada.
    Leo, hay ocasiones en que la naturaleza nos dice que nos vayamos, pero no le hacemos caso.
    Espero no tener nunca un disgusto por esto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Nunca dejarán de sorprenderme las imágenes que nos muestras; qué fuerza tiene allí el mar! Para los que no somos de costa, y sólo la pisamos en los veraneos, ese mar embravecido nos sorprende enormemente. Sé que sois buenos conocedores del litoral y de sus perligros, pero aun así, tened mucho cuidado que esas olas arrastran al más precavido.

    Un abrazo Jose

    ResponderEliminar
  9. Impresionate esas imagenes, me quedo con la del cormoran. Yo me acojonaria de estar tan cerca del oleaje. Al igual que Miguel sé que no hace falta deciros que tengais cuidado, pero aún así.
    Seguro que la proxima salida tendreis mas exito.
    Unn saludo
    Barbux

    ResponderEliminar
  10. Miguel, supongo que alguna vez has visto el mar por esta zona cuando hay temporal. El caso es que aún estando acostumbrado, nunca deja de sorprenderme.
    Y por eso procuramos estar siempre alerta, sin darle la espalda al mar. Y aún así nos llevamos algún susto.
    Jose Antonio, los cormoranes sólo esperan a que las condiciones sean más propicias, pero por lo demás no hay problema.
    A ambos os digo que mi intención es seguir actualizando el blog, por lo que extremaré las precauciones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Una vez más paisajes espectaculares. Teniendo una costa tan impresionante y no tan transformada como esta del Mediterraneo,¿Quien no se aficiona a la pesca?. Envidia sana envidia.

    Un saludo desde Málaga.

    ResponderEliminar
  12. Es cierto que aquí la costa está menos poblada que por el Mediterráneo, pero aquí no tenemos los barbos que hay por ahí. jejeje
    De todas formas se agradece que el urbanismo feroz se mantenga a raya en esta tierra de bellos parajes.
    Saludos.

    ResponderEliminar