Seguidores

domingo, 28 de marzo de 2010

Y salió el robalo


"Os comunico que he puesto un gadget sobre los seguidores, arriba a la derecha, para los que sois asiduos de este blog"


En esta ocasión habíamos quedado para ir de pesca, cuatro de los integrantes del foro solospinning.
Al poco de reunirme con Juan y Marcos, llegó Luis. El mar estaba un poco calmo así que buscamos un lugar con algo más de mar y entonces comenzó la jornada.
En las pozas que la marea había dejado al descubierto, había una amalgama de vida espectacular. Erizos de mar, pulpos, nécoras, estrellas de mar, mejillones, anémonas y varios tipos de algas verdes, pardas y rojas compartían espacio en perfecto equilibrio.Yo, como siempre, buscando el camino más corto entre rocas.
La pesca a spinning por el pedrero es una pesca dinámica que nos permite cubrir grandes áreas en busca de las admiradas lubinas.
Y sin duda es un buen ejercicio para mantenerse en forma. Eso si, con cuidado de no tener un traspiés.Cuando Marcos y yo admirábamos el camuflaje de un pulpo que se encontraba en una grieta, Juan emergió entre las rocas portando un bello ejemplar de robalo.
Se trataba de una hembra ovada, por lo que Jaun procedió a liberarla inmediatamente a su medio.
Como he comentado en otra ocasión, Juan se "impone" una veda que va desde principios de enero hasta finales de marzo, que es cuando suelen estar ovadas las hembras de estos serránidos. Aunque esto no es una ciencia exacta.Contentos por la captura, seguimos pescando en dirección sur.
Los paseantes dejaron paso a los minnows para tentar a la reina de la espuma.
Los mejillones que tapizan las rocas con caprichosas formas, comenzarán a sufrir el golpeo de las olas, pues la marea ya se estaba acercando a nivel máximo previsto.
Continuamos rastreando pasillos y ensenadas. En una de estas últimas perdí un señuelo, pero al cambiar por un paseante tuve dos picadas fallidas.Las olas creaban efímeras cortinas de espuma salitrosa, que invitaban a ser inmortalizadas.
El mar estaba algo más bravo a medida que nos dirigíamos al sur y a causa de esto tuvimos algún que otro susto.
En una pequeña grieta observamos a otro camaleónico octópodo, que en este caso se encontraba escoltado por mejillones, erizos y estrellas de mar.
Quisimos ver su verdadera envergadura, pero en vista que se encontraba incómodo con nuestra presencia, decidimos proseguir con la jornada.Parecía que la zona en la que nos encontrábamos no había indicios de actividad.
Pero todo lo contrario. En una pequeña ensenada miramos unos cuanto mújoles que habían quedado atrapados en las pozas que se forman con la bajamar.
Pero entre las olas, advertimos como unas cuantas lubinas estaban de caza. Cuando las olas se disponían a romper, se observaban a las lubinas navegando por las crestas, llegando a saltar fuera del agua.
Estuvimos intentándolo pero no hubo respuesta por parte de los peces.Decidimos cambiar de lugar, así que salimos a la carretera, ya que nos sería más cómodo para llegar hasta los coches.
De camino, nos encontramos con esta autocaravana que tenía el capó con la imagen de las islas Cíes ...... y a esta vaca con su retoño, cuya expresión facial parecía la de alguien malhumorado.Llegamos a la nueva ubicación y puesto que el mar presentaba unas buenas condiciones, no dudamos en montar nuestros equipos y bajar.
Al llegar abajo nos desdoblamos. Juan y Marcos lo intentarían junto al camping mientras Luis y yo probábamos suerte hacia el lado opuesto.Como ya no quedaba mucho tiempo hasta la hora de comer, nos limitamos a pescar en las mejores zonas, haciendo caso omiso de otras en las que no había esperanzas de tocar escama.En algunas de estas rocas aún quedan vestigios de alguna de las catástrofes acontecidas años atrás. La más famosa es la del Prestige, pero hubo otras antes.
Rememorar esos acontecimientos, hace que pensemos que puede quedar menos para otro episodio fatídico, pero quiero creer que hoy en día se hace más por controlar al tráfico marítimo potencialmente peligroso.
Aguantamos algunos minutos más antes de comer, pero no hubo suerte. Con la alegría de la excelente pieza capturada por nuestro compañero, nos marchamos a comer.
Luis y yo teníamos pensado pasar la tarde tras los basses, ya que el primer día de pesca, el lugar estaba masificado.
Después de comer, nos desplazamos con los coches hasta un monte cercano. Las vistas desde las pistas forestales eran magníficas, pero no teníamos tiempo para ascender hasta la cumbre principal, así que nos limitamos a recorrer las caminos.
Finalmente Luis tuvo que ausentarse, pero yo no pescaría sólo, ya que observé los coches de varios compañeros del foro vigospinning.
El lugar seguía masificado por los pescadores de fondo.
Nuestras opciones eran las de pescar en las zonas en las que no había pescadores, y estas eran escasas.
Por la mañana no habían sacado ningún bass, por lo que no me hice muchas ilusiones.
Solamente Diego logró clavar un ejemplar que se quedó enganchado en una rama y cuya captura resultó ser una odisea.
Diego tuvo que cruzar a la otra orilla, Juan le lanzó la caña al otro lado, ya que la zona no era vadeable, la caña se cayó al agua, Juan se la recuperó, yo le desenganché el hilo de una rama y finalmente Diego fue pasando la caña bajo los árboles, para recuperar el pez.
Un trabajo en equipo que llegó a buen puerto.



Gracias a todos los compañeros por esta jornada.

15 comentarios:

  1. Muy bueno Jose, espero que para la proxiame sea yo quien porte la camara y otro compañero quien porte el pez.
    Un saludo. Juan

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por esa captura y suelta, poca gente sería capaz de hacer eso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, menuda odisea lo del bass jaja...

    ResponderEliminar
  4. Eso espero Juan, pero por ahora tú eres el maestro.
    De hecho Efrén iba a ponerle el título de "Con dos cojones".
    Lo del bass ha sido muy gracioso.
    Gracias a ambos.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito Josiño,pero aún más bonito el gesto de nuestro amigo y maestro Juan,soltando esa pedazo loba para completar su ciclo reproductivo(para que años venideros podamos capturar y soltar sus crias también)ojalá viendo este video se aplique el cuento muchos pescadores.
    Jose yo ayer al final pillé un black bass.

    ResponderEliminar
  7. Para mí, la mayoría de tus relatos son en 3d, ¿me explico?
    Un aplauso para el que te saco la fotografía saltando, muy buena!! Y me hubiera gustado saber si le errabas a donde ibas a parar (estas loco) jaja.
    Felicitaciones a Juan por ese bichito.
    Me imagino la adrenalina que tenia, cuando lo estaba sacando del agua.
    Cuando miro tus fotografías, tus videos, y comentas sobre (las estrellas y erizos de mar, mejillones, anémonas etc) pienso en la riqueza que hay en el fondo del mar, y me acuerdo de una canción infantil de Bob esponja que dice”


    …….Christell escúchame este mundo esta muy mal,
    La vida bajo el mar es mucho mejor que el mundo de allá arriba!!
    Tú crees que en otros lados las algas más verdes son,
    Y sueñas con ir arriba que gran equivocación,
    No ves que tu propio mundo no tiene comparación
    Que pueda ver allá afuera, que causa tal emoción…….

    Lo que paso a fines del 2002, fue una gran tragedia, y espero que no se repita.

    Misión imposible, jajaa muy bueno, pero por suerte fue posible.
    La camara testigo nos muestra como Diego recupera la línea, y así pudo devolver el Bass.
    Un abrazo grande José y como siempre genial.

    ResponderEliminar
  8. Serranidos perciformes, combativos, precioso pez y noblisimo gesto. Desconozco si la manera de portarlo es la más correcta, lo dejo en mera cuestion interrogante.
    El salto es de riesgo, y la captura del bass inedita.

    un magnifico relato de una preciosa jornada en agua dulce y salada.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Sí señor Marcos. Espero que la descendencia de ese robalo continúe vagando por nuestras costas y a su vez perpetúe la especie.
    No te preocupes Fer que por ahora suelo saltar sobre superficies firmes.
    Aunque tengo compañeros de pesca que si miran a Bob esponja, yo no tengo ni idea, pero la canción está muy bien.
    Lo del Prestige, que no ocurra nunca más. Ni siquiera algo a mucha menor escala.
    Y lo de Diego, pues qué te voy a decir: La unión hace la fuerza.
    Gaizka, aunque aparentemente la sijección parezca aparatosa, lo importante es no dañar las agallas del pez, ni tenerlo más tiempo del necesario fuera del agua. De hecho he visto cómo los amantes de los lucios los sujetan de igual manera, sólo que los lucios no tienen el opérculo cortante como el de la lubina. Sinceramente, yo prefiero el bogagrip.
    Los saltos no son de riesgo, que no estoy loco. Eso sí, he tenido algún susto por no contar con las olas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. tio, vaya salto que te pegas... como te hubieses caído, ni blog ni ostias. Y nosotros que haríamos?

    Me gusta mucho la foto del "octópodo", si bien me gustaría más en la cazuela.

    Bichazo el róbalo. Lo que me sorprende es que queden restos de petróleo en las rocas... supongo que serán rocas de difícil acceso (sobre todo sabiendo que tú has quitado esas fotos...)

    enhorabuena por la entrada, muy buena!

    Un abrazo

    Alex

    ResponderEliminar
  11. Qué chulos los videos Jose, me ha impactado la fuerza del mar y la abundante vida de las pozas.
    La odisea del bass increible; se ve que buscó las ramas como un desesperado en su huída.
    Y del robalazo, qué decir, vaya tamaño! Muy bien por esa pesca responsable.

    Enhorabuena a todos los pescadores

    ResponderEliminar
  12. que buena pieza, esas debe dar gusto sentirlas al otro lado del sedal...y mejor gesto aun...soltar un ejemplar asi no lo hace todo el mundo...un saludo

    ResponderEliminar
  13. Alex, mientras no me parta la crisma, diré aquello de "todo controlado", pero no te preocupes que ahora los hospitales tienen internet jejeje
    Yo también soy gran amante del "pulpo á feira" ummmmmmmmmmm
    Si por algo se caracteriza el Atlántico es por su fuerza Miguel, pero nosotros estamos acostumbrados.
    A mí aún no me ha picado ninguno de esos, pero ya le queda menos.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  14. Hola, soy la mamá de Diego,mi hija me mostro tu blog, muy interesante y me gusto mucho ver a mi hijo Diego.
    saludos.
    Juany.

    ResponderEliminar
  15. Hola Juany.
    Es un placer conocerte o conocerle, según se mire.
    No se preocupe por Diego que está en buenas manos.
    Saludos desde Galicia.

    ResponderEliminar