Seguidores

jueves, 31 de mayo de 2012

El primer bass de Pablo

El fin de semana pasado me había propuesto cumplir una promesa que le había hecho a Pablo. Esta consistía en conseguir que este capturase su primer black bass.
Las condiciones de la jornada no eran muy alentadoras, ya que a la climatología adversa, había que sumarle lo difíciles de engañar que estaban los basses.
Y además íbamos a pescar a pez visto, con lo que la jornada se me antojaba complicada.

La mañana empezó con algo de lluvia, pero no tardé en estrenarme con un pequeño bass. Luego llegaron momentos de lluvia intensa y de calma, pero sin llegar a ver el sol.
Fuimos recorriendo el perímetro del embalse, pero los basses más grandes no estaban por la labor de darle una alegría a mi compañero.

Tras una mañana nefasta, se acercaba la hora de comer, así que se me ocurrió que podíamos hacer una escapada fugaz a otra zona. Con muy poco material encima, pusimos rumbo al agua y le brindé a Pablo la posibilidad de estrenarse con muchas posibilidades.
En el primer lance observé que un pequeño bass tomó el engaño, pero mi compañero se apresuró en clavar, como lo haría con las truchas o los reos.
Le indiqué que tenía que esperar una fracción de segundo para clavar con garantías.
Y fue así como se hizo con su primer bass, que a pesar de no ser muy grande, se mostró muy batallador. Y por supuesto con una librea muy bella.
Y claro, una vez supo como clavar al centrárquido, ya todo fue más fácil. Así no tardó ni un minuto en hacerse con otro bass.
Mi compañero desbordaba alegría con cada captura, cosa que me llenó de satisfacción.
Pero como el hombre no sólo vive de la satisfacción de los demás jejeje ... me dispuse a realizar algunos lances.
Fue así como fuimos alternando capturas a buen ritmo. La densa vegetación dificultaba la recuperación de algún pez, pero por norma general, estos llegaban a nuestras manos para ser liberados.

Con varios basses en nuestra cuenta ya podíamos irnos a comer, para comentar la primera parte de la jornada.
Durante la comida hablamos de la lucha que presenta el bass una vez ha picado, de su bella librea y de algunos trucos para hacerse con ellos en distintas situaciones.
El sol se adjudicó la tarde y la luz invadió todo a nuestro alrededor, mejorando nuestras espectativas.
Cambiamos de escenario y aquí también triunfamos. Pero Pablo se dio cuenta de que engañar a un bass no es tan fácil como a priori se pudiera pensar. Y sobretodo si los basses ya son un poco grandes.
Salió alguno bonito, que puso a prueba el equipo de Pablo, ya que este llevaba un equipo ultraligero.
Yo me curé en salud, ya que sabía que en algún caso tendría que levantar el pez a pulso, por lo que mi equipo era algo más potente.
Desde una zona elevada podíamos ver que los basses también recelaban de nuestros señuelos, si bien la insistencia solía dar resultado.
Pablo se lo pasaba de miedo con los bocazas, que sucumbían a la lombriz de vinilo, mientras yo hacía lo mismo con un cangrejo de pequeño tamaño.
El desenlace de la jornada nos hacía olvidar la mañana tan difícil que habíamos tenido.
Seguimos peinando las zonas en las que todavía quedaban basses sin pinchar y volvimos a intentar capturar alguno de los que ya habíamos visto y que no hacían ni caso de nuestros señuelos.
Con la tarde ya avanzada capturamos los últimos basses de la jornada. Pero antes de partir, dedicaríamos unos minutos a explorar los alrededores.

La misión estaba cumplida; Pablo había logrado capturar su primer bass.
Ya sólo nos quedaba parar para tomar algo y poner rumbo a casa.

Desde este espacio, decirle a Pablo que cuando quieras repetir, sólo tienes que decirmelo. 

La jornada según Pablo.

16 comentarios:

  1. Enhorabuena a Pablo!!
    siempre es bueno poder ver a un amigo pescar su primer pez y mas cuando tu lo llevas buscando ese fin
    Buena jornada
    Apertas a los dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí desde luego me ha encantado. La cara de felicidad de Pablo lo dice todo.
      Saludos

      Eliminar
  2. Con que metiéndole el veneno a los colegas eh,Jose jaja,eso está muy bien,creo que tienes otro compañero de pesca más.Menos mal que el día abrió y os dejó pescar sino menuda desilusión para Pablo.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se va a convertir a la religión del bass jejeje.
      Seguro que con unas cuantas salidas más, ya será un buen conocedor de la especie.
      Saludos

      Eliminar
  3. Josiño!! claro que repetire sin tardar mucho..no solo por el bass...sino porque pescar un día contigo es una pasada, poniendonos al día de novedades, técnicas y todo lo que rodea este mundillo...además de pescar está claro!!

    En cuanto a la picada la verdad es que no me esperaba eses ataques y al principio me pillaron desprevenido pero pronto encontré el truco que al final no se me dio tan mal eh! jeje

    Ya sabes, que volveremos a por los basses y si quieres a por las carpas y tu me debes una visita por aqui arriba.

    unha aperta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si llegamos a ser millonarios para tener todo el tiempo del mundo, seguro que no salíamos de ríos, embalses y mares.
      Menuda afición jejeje.
      Conocer la mecánica te ha ayudado, y tus años como pescador de spinning también.
      Ya volveremos y volveré por allá.
      Saludos

      Eliminar
  4. Al igual que Pablo, estoy deseoso por capturar mi primer bass que por lo que leo, no va a ser tarea fácil.

    Enhorabuena a ambos.

    Un saludo artistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya queda muy poco.
      Estoy seguro que si la suerte nos echa una mano, todos lo pasaremos bien.
      Saludos

      Eliminar
  5. Enhorabuena a los dos por esa estupenda jornada de basses, a mi me paso lo contraria que a Pablo, puesto que yo tuve que adaptar mi forma de pescar basses y lucios, a la de los salmónidos que practico actualmente.

    Un saludo Jose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso que un pescador de depredadores tales como basses y lucios, se pase a las truchas.
      Pero claro, las truchas tienen algo especial.
      Saludos

      Eliminar
  6. Vaya dos, la siguiente vez me apunto yo, pero haciendo una paradita para una buena comida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaría bien eso. Así conocerías al primo de la lubina o seabass.
      Son pescas muy parecidas.
      Saludos

      Eliminar
  7. Hola,
    Segurɑmentе es la unica vеez que hе leido estе sitio y dеbo decir que me resulta іntеresante
    y seguramente me veras con frecuencia por los comentarios.

    ;)

    Noticias relacionadas ... Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te resulte interesante.

      Saludos

      Eliminar