Seguidores

domingo, 16 de septiembre de 2012

Lubinas con los colegas

Hoy tocó madrugar para asistir a una jornada de pesca con unos cuantos colegas de afición.
El objetivo: La lubina. El escenario: Un tramo de costa bastante abrupta.
Tras las presentaciones, (pues algunos no nos conocíamos personalmente) fuimos en busca del punto de acceso.
 Una vez abajo, los señuelos comenzaron a navegar por el agua. Yo apreveché para estrenar una caña que me había comprado el otro día en el Outlet Rhodani Coruña, el cual me había mostrado mi amigo Pablo.
 En la zona inicial no tuvimos mucha suerte, aunque un pez logró arrancar parte de la cola del vinilo de Pablo.
Tocó moverse hacia otro lugar en busca de nuevas posturas.
 Marcos y Víctor lo intentaban ahora en la playa, metidos en el agua para ganar unos cuantos metros.
El arenal aquí tiene poca pendiente, por lo que se necesita distancia para llegar a las zonas más interesantes.
 Carlos hacía lo propio junto a un reducido grupo de rocas que afloraba en la arena.
Había elegido un vinilo bien plomado para tentar a la reina de la espuma.
 Detrás de la rompiente se comenzaron a ver un nutrido grupo de embarcaciones, que a buen seguro iban a participar en alguna competición. También apareció algún barco de pesca por el lugar, pero estos en un número reducido.
 La mañana transcurría sin fortuna ni síntomas de actividad, salvo por un bolo que Pablo había divisado en la arena. Este hecho hizo que cambiase de artificial, poniendo un tide minnow en la grapa.
 Carlos se encontraba lanzando en un canal bastante ancho y observé que con bastante agua.
Lancé pues pensé que podía haber alguna lubina en ese sitio ... y efectivamente la había.
La caña era lo suficientemente potente para acercar la pieza sin mucho esfuerzo por mi parte.
Había mordido un par de triples, pero fue fácil desanzuelarla. Tras la foto, volvió al agua para seguir con su periplo marino.
 Seguimos avanzando por la playa, dejando atrás a algunos surferos que se encontraban por el lugar.
El destino era otra zona de rocas desde las que poder hacerse con alguna pieza más.
 Las rocas se encontraban tapizadas con tal número de percebes, que a cada paso hacía un cálculo mental de la cantidad de euros que se encontraban bajo mis pies, jejeje.
 Al final mis compañeros se quedaron atrás y llegué sólo a un punto que a priori parecía idóneo.
Sin embargo estuve un buen rato intentando engañar alguna pieza, que finalmente no llegó.
 Volví sobre mis pasos a la búsqueda de mis colegas. Tocaba recorrer un buen trecho sin lanzar, si quería alcanzarlos pronto.
 Víctor había obtenido otra lubina, como recompensa a su insistencia.
La marea ya había comenzado a subir y quizás ahora los peces tuvieran más ganas de picar.
 Sin embargo no había respuesta alguna por parte de los moradores del mar.
El sol comenzó a dejarse ver y las piernas ya empezaban a pedir una tregua.
 Buscando la salida llegamos a una pequeña cala en la que encontramos al "Guardián de la Playa". Así que posamos para la foto de grupo en su compañía.
De derecha a izquierda: Marcos, Víctor, "El Guardián", Pablo, Carlos y un servidor.
La subida tenía una pendiente formidable, pero ya tengo muchas tablas en esto de los ascensos difíciles. Así que opté por subir rápido para descansar arriba, mientras observaba a los compañeros subiendo y me deleitaba con las bellas vistas del lugar.

Con todos arriba, ya sólo quedaba cambiarse de ropa y marcharse  al bar a tomar una cerveza fresquita que estaba más que ganada.
Un placer compartir otra jornada con vosotros compañeros.

22 comentarios:

  1. Bonita jornada, y bonitas fotos, que bueno lo de los perces, por cierto para el sargo a fondo o boya es un cebo increible. Un saludo y buena pesca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Nunca he probado el percebe como cebo, pero al ser un bocado que está al alcance de algunos peces, estoy seguro que puede ser perfectamente válido.

      Saludos

      Eliminar
  2. Tu siempre tocas escama Jose,jeje,por aqui la cosa tambien esta mal,no sale nada decente,salvo la excepcion que confirma la regla de que no estan por la labor de correr tras los señuelos,o eso,o que se los saben todos de memoria,tendremos que renovar el arsenal por si acaso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, quizás es porque yo hago más lances que mis compañeros y recorro más zonas. Por lo demás no hay muchas variaciones.
      A ver si en otoño mejora esto.

      Saludos

      Eliminar
  3. Bonito reportaje de un bonito pesquero plasmado en esa preciosas fotos. Ahora mismo la lubina tiene muchísima comida, están difíciles. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lo de que la lubina tiene mucha comida ya me lo han comentado varios pescadores.
      Habrá que tenerlas unos días a pan y agua jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  4. Y no hay queja de esas pequeñas capturas, yo llevo varias salidas con capote, pero no dejo de insistir.

    Esos percebes bajo tus pies que tanto dinero valen, con un señuelo de los muchos que quedan enganchados, podrían valer hasta 25 euros más jejejjejeje


    Guapas las fotografías que nos ofrecen y sobre todo la que se sale es la "El guardián de la playa" para portada.

    Un saludo Marcos Victor, Pablo, Carlos y Jose por ese gran día de pesca con buena compañía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los capotes hay que digerirlos, pues es otra de las caras de la pesca.
      Yo también he perdido algún señuelo en los percebes, pero no arriesgo para recuperarlo.

      Saludos

      Eliminar
  5. No estuviero muy activas,pero al menos libraste el bolo Jose,y además conociste nuevos compañeros para tus escapadas.Mejor suerte para la próxima vez.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiera gustado que los que vienen de más lejos hubieran triunfado también, pero la pesca a veces es injusta.

      Saludos

      Eliminar
  6. Yo prefiero una roca de esas tapizadas que una buena robaliza..
    Bonita jornada..
    S2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !!Tú si que sabes¡¡ A mí ambas cosas, ni fu ni fa.

      Saludos

      Eliminar
  7. Buena jornada y segun se ve en buena compañia, como vemos tocaste una muy merecida lubina que igual en el futuro te visita algo mas metidita en kilos en recompensa por el indulto.
    Como siempre bonitas fotos y curiosa foto con tantos percebes accesibles a la vista.

    Enhorabuena y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre espero que una lubina liberada llegue a adulta pudiendo procrear.
      Pero queda mucho por hacer en este aspecto.

      Saludos

      Eliminar
  8. AUPA JOSE

    Tu agenda de amigos debe ser la guía de telefónica no???...los tienes a montones y cada día que pasa crece un poco más...por algo será!!!!

    La jornada estupenda como siempre,y eso de pescar sobre miles de euros tiene que ser impresionante socio jejeje.

    UN ABRAZOTE FIERACRACK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues será porque se animan a pescar con un loco de la pesca jejeje.
      Lo de los miles de euros, decir que si me quedo en paro, me hago percebeiro.

      Saludos

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Pues sí. Incluso lo intenté con tus gominolas.

      Saludos

      Eliminar
  10. Bonita jornada de pesca ,una pena la falta de capturas ,pero seguro que quedaria en nada despues de tan buena compañia.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No salieron de porte, pero al mirar unas escamas, nos animamos más.

      Saludos

      Eliminar
  11. Jose ya sabes que ando un poco incomunicado a ver si en breves miro esto mas regularmente, que tal la caña?? te convencio en acción de pesca?? espero que si!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La caña se hace un pelín pesada. Por lo demás, ha superado mis expectativas, ya que lanza muy bien los señuelos ligeros y los pesados.
      !!Una gozada¡¡.

      Saludos

      Eliminar