Seguidores

lunes, 1 de octubre de 2012

Sin muerte "con muerte"

Ayer se cerraba la temporada de trucha y quise despedirla en un tramo libre sin muerte que cada vez me gusta más. 
En esta ocasión fui con Antonio y Ángel, si bien este último sólo venía a acompañarnos..
Llegamos a pie de río y miramos que las aguas bajaban un poco turbias. Este hecho podía condicionarnos, pues íbamos a pescar a mosca, pero ya que estábamos allí, había que intentarlo.
De camino al río, un castaño centenario nos observaba mudo y tan solo movía sus hojas al compás de la brisa que soplaba en el valle.
Quise tomar esta instantánea, pues las partes muertas de su tronco se asemejaban a una figura humana.
Tras cruzar un puente parcialmente derruido, por fin acariciamos las frías aguas del cauce.
Las cebadas eran constantes y si las truchas ponían un poco de su parte, la jornada podía ser entretenida.
Las subidas de grandes truchas ponían nervioso a Ángel, que observaba desde la orilla como iba peinando las aguas con los diferentes lances.
Cambié de mosca y até un tricóptero, pues creía que las pintonas podían estar comiendo este tipo de insectos.
Me fui directo a las corrientes y así clavé la primera trucha de la jornada. Era de pequeño porte por lo que la solté inmediatamente.
Un poco más arriba volví a clavar otra trucha, pero esta algo mayor que la anterior.
Esta ejecutó una serie de grandes saltos, que me recordó gratamente a sus hermanos los reos.
Las picadas se sucedían pero no todas las truchas llegaban a mi mano.
En esta tabla había un buen número de ejemplares comiendo en superficie, y algunas de ellas de buen porte.
Pude ver como una trucha rechazaba mi mosca, a pesar de pescar con un 0.10 mm.
Pero hubo otras que no fueron tan cautelosas y optaron por tomar el engaño sin recelo.
Nuevamente una serie de grandes saltos para intentar liberarse del anzuelo.
Al llegar a una bifurcación del río, decidí pescar por la zona más cómoda, pero no por ello la más fácil.
Varias truchas rompían la superficie del agua para tomar los insectos que esta transportaba.
Y poco después, otra pintona era engañada por un grupo de pelos y fibras, atados a un anzuelo.
Y para mi sorpresa, esta ejecutó una serie de saltos muy largos, corriente abajo.
!!Formidable¡¡
Me acerqué con sigilo a un punto en el que había varias truchas de buen tamaño.
Me coloqué de manera que mis lances no alertasen a estos salmónidos, pues podía ser que de esta manera lograse engañarlas.
 Ángel, que iba por la carretera que serpentea junto al río, me avisa de que una sirena estaba sonando.
El rumor de las aguas no me dejaba escuchar con claridad, pero en cuanto me adelanto un poco puedo comprobar que efectivamente sonaba una sirena.
Le digo que avise a Antonio, pues venía más abajo y lo más probable es que no escuchase la sirena.
Me apresuro a salir del río, pues el embalse que está a escasos metros va a comenzar a soltar agua.
Una vez en la orilla, trato de abrirme camino entre la maleza, pero no había manera. Las zarzas y los helechos frustraban cualquier intento de avance.
Volví sobre mis pasos y entré al río para avanzar un poco más por él, pues conocía una salida un poco más arriba.
Vadeaba angustiado y temeroso de que el caudal aumentase demasiado, pero al final pude salir a tiempo del río.
Avancé por la orilla y miré como las hojas secas de aliso aumentaban su velocidad sobre el agua. El rumor del agua pasó a ser un rugido y lo que hace unos minutos era una tabla de aguas quietas, se transformaba en una corriente de aguas tumultuosas.

Una vez en la carretera, le comenté a mis compañeros, que lo más lógico es que los embalses que disponen de zonas en las que pescar a estas alturas, bien podrían esperar a que se cierre la temporada o al menos, que dispongan de un sistema que permita escuchar la sirena en cualquier parte del tramo habilitado para la pesca en estas fechas, pues si uno no está atento a las señales que indican la subida repentina del caudal, puede sufrir una desgracia de consecuencias trágicas.

En fin, que los kilovatios son más importantes que las vidas humanas, pues son muchas las tragedias que han ocurrido ya en este tipo de lugares.

42 comentarios:

  1. Bonita jornada, y bonitos ejemplares de truchas. Lo que no entiendo es lo de la apertura de las compuertas, bien no podrian poner algun cartel a lo largo del rio, con la hora aproximada a su apertura, para que todo pescador o no, supiera a que hora sucederia y asi evitar males mayores....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia creo que muchas veces turbinan cuando les sale de la real gana.

      Saludos

      Eliminar
  2. el titulo de la entrada es mas que explicito
    pescar en un sin muerte para las truchas
    te puedes encontrar la muerte en una apertura de compuertas
    el kilowatio manda mecagoentodassuslasmuelas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El título se me ocurrió in situ, porque lo cierto es que pasé miedo por momentos.
      Sin duda me pongo en la piel de todos los que han vivido algo parecido.

      Saludos

      Eliminar
    2. más de una vez me ha tocado sufrirlas en el Mandeo por suerte siempre me pillaron en zonas no complicadas de facil escapada.

      Eliminar
    3. Pues yo tuve la desgracia de asistir al Mandeo cuando se cobró su última víctima.

      Saludos

      Eliminar
  3. Bonito relato de la jornada, y que bonitas son esas truchas.

    Menuda suerte tuvisteis de que vuestro compañero fuera por la carretera, porque si no podíais haber tenido un buen susto o algo peor.

    S2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Hubiera visto como el agua empezaba a subir y lo mismo me hubiera podido pasar algo.

      Saludos

      Eliminar
  4. vaya parajes jose, preciosos, noraboa por la jornada

    ResponderEliminar
  5. Buff, menudo apretón, ya no tenía dudas de que eran unos sinvergúenzas ahora tampoco las tengo sobre que también son malnacidos. Hay que... por unas horas...
    Me tienen comentado que alguno ya se tiene quedado en un islote del Ulla por lo mismo. En fin...
    Buena jornada y preciosas truchas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo desde luego me cagué en todo lo cagable. Pero la cosa no pasó a mayores.

      Saludos

      Eliminar
  6. Preciosas piezas y que lugar mas bonito. No sé como no se avisa esas aperturas, es un crimen. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten las pintonas y el lugar. Lo de las aperturas habría que solucionarle, pero digamos que no interesa.

      Saludos

      Eliminar
  7. Enhorabuena por la jornada, buena manera de despedirse de la temporada truchera si no fuera por ese final tan angustioso. Tuviste suerte de salir de esa, otros no lo han hecho. A ver si de una vez por todas se ponen los medios para que eso no vuelva a pasar.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descontando el tema de la subida de las aguas, la jornada fue estupenda, aunque corta. El año que viene le dedicaré más tiempo.

      Saludos

      Eliminar
  8. Enhorabuena por la jornada ,unos paisajes preciosos ,estoy con todos los compañeros deverian informar mejor sobre ese tipo de cosas con boletines sobre los dias de apertura de compuertas o algo asi .

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La información a veces va por cuentagotas y aún así, no se libra uno de un susto.

      Saludos

      Eliminar
  9. Madre mía que mal rollo... Zonas de pesca hábiles en el mismo sitio que los intereses económicos/eléctricos... en fin.

    Me alegro de la buena jornada, me encanta pescar con los tricópteros en las corrientes ;)

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tiene mayor importancia la actividad que produce más beneficios. En este caso la corriente se lleva el gato al agua.

      Saludos

      Eliminar
  10. Felicidades por la jornada de pesca y tambien por librarse a tiempo de lo que pudo ser un gran susto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Como reza el dicho "Bien está el que bien acaba".

      Saludos

      Eliminar
  11. En hora buena por la despedida de la temporada de trucha y por librarte de la riada. Me parece increible que no distribuyan información sobre el horario de apertura de las compuertas, ni se avise de alguna forma de esto, sabiendo que en el río puede haber pescadores.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una despedida muy agitada al final, pero el comienzo bien valió la pena.

      Saludos

      Eliminar
  12. Vaya despedida amigo Jose, pero ya sabes coma va esto, de Madrid dicen: necesitamos kilowatios..!!le dan a un botón y zás...Kilowatios...da igual lo que esté por debajo...lo que interesa son los putos kilowatios... y así nos va a los pescadores...
    Bueno lo importante es que solo se quedó en un susto, lástima porque según cuentas la jornada fue de lo más entretenida..

    Un abrazo y cuídate amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tal cual lo cuentas Yago.
      Y de verdad me fastidió, porque ocurrió cuando llegaba a la mejor zona.
      Pero no me quejo, ya que puedo contarlo.

      Saludos

      Eliminar
  13. Menos mal que al final hubo final feliz. Pero el susto no te lo quitaría nadie. Es una lastima, pero ocurre así en mucho puntos de la geografía española. De hecho me ha sorprendido que ahí hasta avisen con una sirena. Por aquí nunca he oído una.
    Bonitas truchas.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que leo, hay lugares mucho peores. Desde luego, somos perfectamente prescindibles para estos desaprensivos.

      Saludos.

      Eliminar
  14. Ya ves Jose, ni se respetan las horas ni la posibilidad de provocar un gran incidente...abren y punto...dimelo a mi en el Narcea...que te abren y como te pille en el medio...ojito...que alli para salir tela! te arruinan una jornada por menos de nada....p...tos embalses!! buena despedida tambienla tuya con bastantes capturas, hablamos maquina. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás no tengan ni conocimiento de hasta cuando abarca la temporada hábil. En este caso no veo nada bien que se habilite un tramos sin muerte en una zona tan peligrosa.

      Saludos

      Eliminar
  15. Joseeeeee¡¡¡ Todavía recuerdo una de mis primeras salidas a mosca, en la que conseguí mi primera captura(un bass). Estaba a escasos 200 metros de una presa, cuando sonó la sirena....En cuestión de unos 30 segundos subió el nivel del agua más de un metro, y con una fuerza bestial. Menos mal que tuve tiempo de correr para la orilla.

    Deberían de dar más tiempo entre el toque de la sirena y la apertura de compuertas, o al menos, hacerlo un poco más gradual. No pasar de 0 a abrir por completo.

    Un salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da igual que se disponga más tiempo entre la sirena y el desmbalse, ya que si no escuchas la sirena, estás tranquilo.
      Desde luego, lo de abrir con un intervalo más amplio, ya te pone en alerta con más margen de maniobra.

      Saludos

      Eliminar
  16. AUPA JOSE

    Veo yo ese árbol y echo a correr!!! parece que hay un zoombie de esos dentro...siempre pillas la "foto original" en todas tus salidas.

    En cuanto a la jornada,en tu línea...parajes preciosos,buenas capturas y buena compañía...ahh!! y menos mal que escuchasteis la sirena,que sino habriais terminado pescando a mosca haciendo derivas..jeje.

    UN SALUDO FIERAZOMBICRACK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no le tengo miedo a los zombies, porque no dejan de ser muertos. Y esos poco pueden hacer jejeje.
      Menos mal que vino Ángel, pues ejerció de "ángel de la guarda", nunca mejor dicho.

      Saludos

      Eliminar
  17. Jose escribes de una forma formidable jeje,¡¡pero yo no pesco con 0.10 ni de coña!!.Despediste bien la temporada(creo ,sabes que yo de mosca nada de nada).las fotos fantásticas.Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre Iván, si pescar con un 0.10 te garantiza las picadas, pues habrá que hacerlo así.

      Saludos

      Eliminar
  18. Hno. de los anzuelos, Jose:
    Portada nueva del Blog, ¡Qué bueno!.
    Lindos peces alimentaron tu vocación pescadora, que vengan más, enhorabuena.
    Un abrazo guaraní, y...
    Un afectuoso sapukái.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste Leo.
      La jornada muy muy entretenida, salvo por el incidente.

      Saludos

      Eliminar
  19. Hola Jose.
    Precioso lugar y muy bonitas esas pintonas,que gozada poder pescarlas en superficie.
    Tienes toda la razon podrian haber esperado,fijate si andas con falta de audicion,la sorpresa puede ser monumental.
    Un Fuertisimo Abrazo Amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pesca con seca es muy vistosa Juanrra y por eso elegí este método en la despedida de la temporada.
      Las señales del aumento de caudal también ayudan a percatarte de lo que va a ocurrir, pero si te demoras estás perdido.

      Saludos

      Eliminar
  20. Tío, que truchas más bonitas. Y el susto de infarto. Cuídate y a tener cuidaíto con los desembalses

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las truchas son muy bonitas, pero no merecen sustos de esta magnitud. Las próximas veces iré más informado.

      Saludos

      Eliminar