Seguidores

martes, 17 de diciembre de 2013

Lubinas en la costa de la muerte

Este domingo tocó madrugar y mucho, para asistir a una quedada de pesca con varios colegas de afición.
A las 4:00 am ya estaba despierto, y una hora después me puse en camino hacia Camariñas.
Algo más de dos horas de trayecto fueron necesarias para cubrir el trayecto en plena noche.
Tras varias llamadas telefónicas, todos fuimos llegando a Ponte do Porto, que era el punto de reunión.
Manel, Anxo, David, Mikel, Edi, Casti, Marcelo, Rober, Sergio, Carlos, Suso, Ramón, Roberto, Alex, Crasko y otros de los que no recuerdo los nombres y a los que pido perdón.
Tuvimos que esperar un poco hasta que algún establecimiento abriera sus puertas, para desayunar por segunda vez. Y es que nos esperaban varias horas de pesca y no era plan de ir con el estómago vacío.
 Tras el desayuno, opté por seguir a Rober y a Marcelo, pues son buenos conocedores de esta costa.
Después de cambiarnos, foto para el recuerdo.
 Antes de partir hacia el agua, Marcelo se puso las gafas y la máscara de neopreno, para transformarse en el "Caballero Jedi de los Mares". Fijaos en su caña láser jejeje.
No hay nada mejor que empezar la jornada con el estómago lleno y un poco de humor.
 Tocaba posicionarse en las zonas que considerábamos más prometedoras. Rober pescaría en una pequeña ensenada flanqueada por rocas, mientras que Marcelo y yo lo haríamos cerca de una playa próxima.
 Había que ir probando fortuna con distintos señuelos, pero los más adecuados eran los que resistían el mar fuerte, que es lo que reinaba en ese momento.
Sin embargo hubo tiempo de probar suerte con los paseantes en una zona de aguas más calmadas.
 Tras bastantes minutos de lances continuos, me fui a la búsqueda de otras zonas. De camino pasé junto al cementerio de los ingleses. Aquí fueron sepultados los 172 tripulantes del HMS Serpent, que perecieron en el naufragio. (Suceso).
 Cuando Rober, Marcelo y yo nos volvimos a reunir, decidimos probar fortuna en otro lugar.
Las rachas de viento eran bastante fuertes en estas otras zonas, así que buscamos algo más de abrigo.
 Las cruces de piedra se salpican por las rocas de esta franja de costa, recordando a los que perdieron su vida aquí.
Y es que el nombre de "Costa de la Muerte", está más que justificado, pues el mar se ha cobrado gran cantidad de vidas a lo largo de los años.
 Hicimos una parada para intentar hacer algunos lances en un punto que parecía prometedor, pero al final hubo que desistir, pues el oleaje era altamente amenazador.
 En la nueva ubicación, nos acompañaron David y Mikel. Este último se dirigió a una zona mixta, junto a un pequeño arenal.
David tomó posición en una roca alta y probó fortuna con vinilos pesados.
Mientras tanto, yo opté por usar el Mákina, pues tenía ganas de estrenarlo con una lubina.
 De camino hacia nuevos pesqueros, pasé junto a la "Piedra del Oso".
Según parece, hace algún tiempo alguien se la llevó de aquí, pero finalmente fue recuperada y puesta en su lugar. Noticia: http://www.diariodeleon.es/noticias/sociedad/piedra-oso-vuelve-coja_86183.html
Rachas de viento fuertes y grandes olas fueron la tónica general durante la mañana.
Algunos puntos que ganaban calado con la subida de la marea, parecían muy propicios para regalarnos alguna lubina, pero los esfuerzos fueron inútiles.
El faro de Cabo Vilán era testigo de nuestros intentos por hacernos con alguna captura.
Entonces pensé que quizás los que optaron por pescar hacia la ría tuvieran más suerte.
 Cuando avisté a David, este me dijo que Rober había capturado una lubina.
Un justo premio para él, pues insistió con los pesados chivos durante la mayor parte de la jornada.
Poco después pude grabar a David capturando otra lubina, que tras una buena pelea, volvió al agua. Y es que la corriente era tan fuerte, que hacía que la lucha con los peces fuera más intensa de lo normal.
 Se acercaba la hora de la comida, así que paramos para hacernos la foto de grupo.
Había que llevarse un recuerdo de esta magnífica costa.
 Una última instantánea del faro y para el bar.

Al llegar al lugar en el que tendría lugar la comida, nos pusimos a hablar de la jornada y de las condiciones que se encontraron cada uno de los asistentes.
Una vez dentro, conocí a Nordeste (compañero de Javier, del blog Pescakayakcoruña), el cual comentaba a Marcelo las ventajas del kayak en el momento de pescar. Estuve un buen rato hablando con ambos, hasta que llegó la hora de pasar al comedor.
 La mayor parte de los comensales estaban en posición de oración, rezando para que la comida llegara pronto a los platos. Yo sin embargo rezaba para mi interior jejeje.
Tras degustar la empanada de atún y la de sardinillas, llegó el churrasco escoltado por los chorizos criollos y una salsa para chuparse los dedos.
Mikel y yo repetimos de buena gana, pues habíamos sufrido un gran desgaste durante la jornada jejeje.
Durante la comida, charlas de lo más variadas, hasta la hora del café.

Seguimos hablando de pesca durante un buen rato en el comedor. Una vez fuera, seguimos hablando de pesca otra vez. Algunos compañeros fueron partiendo para sus respectivos destinos, así que nos fuimos despidiendo hasta otra ocasión.
El grupo cada vez era más reducido, pero cuando la charla es agradable, uno no tiene prisa.
Al final partimos para casa de noche. De camino al hogar, seguí a Anxo y a su padre, que habían venido por otra ruta. Durante el trayecto, el GPS les jugó alguna mala pasada, aunque al final llegamos al lugar que queríamos. Allí aún tuvimos tiempo de hablar algo más de pesca y es que estas charlas pueden llegar a ser interminables jejeje.
Tras despedirme de ellos, puse rumbo a casa, pensando en lo gratificante que había sido la jornada.

VIDEO

32 comentarios:

  1. buen reportaje de la jornada y de esta maravillosa costa ,lastima las escasas capturas pero pese a ello un dia estupendo y en buena compañia .
    espero que mi mujer no vea el video , que igual me catiga un finde sin salir , ja ja por andar saltando por los charcos.
    un saludo jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema no era saltar por los charcos, sino las olas que te venían por encima. Esas te podían castigar un finde o varios jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Como cantaban las Azúcar Moreno ... "Sólo se vive una vez".

      Saludos

      Eliminar
  3. Buen reportaje Josiño,lastima del mal tiempo y pocas capturas pero lo mejor fue estar reunidos de nuevo y las que faltan,je,je,otra vez me alegro de verte,hasta la proxima un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Roberto. Lo de las quedadas suele ser así. Se planifican, pero llega el día y no está la cosa ni para pescar. Pero como siempre me quedo con el buen ambiente que hubo.

      Saludos

      Eliminar
  4. ¡Guapo el vídeo Josiño!!! menuda zona de pesca, cementerio de los Ingleses, playa Trece, Reira... lo peor es que en esa quedad de amigos, haya coincido la peor meteorología para pescar en esa zona tan delicada.

    De todas las formas esta xuntanzas siempre terminan en el bar, que es donde se disfruta después de una larga jornada.

    Un saludo para todos los participantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Roberto, las quedadas pueden coincidir con buenas o malas condiciones. Esta vez nos tocó mucho mar, pero no creo que sea así siempre.

      Saludos

      Eliminar
  5. Bonita jornada y reportaje ¡¡ lástima de capturas . Demasiado mar, aunque nunca se sabe ... Y ahora a ver cuando se calma...
    Gracias por la mención.
    Sds

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Las capturas llegaron con cuentagotas y a base de insistir. Cuando se calme la cosa volveremos a la carga.

      Saludos

      Eliminar
  6. Muy buena entrada Josiño.Hasta otra compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alex. A ver si repetimos pronto.

      Saludos

      Eliminar
  7. Que bonita jornada,a mi me encantan las quedadas, lo de menos siempre son los peces, no hay nada como pasar un buen rato con viejos amigos y nuevos conocidos.
    Lo que me ha dejado flipado es que se llevaran la piedra jajajajajajaja vaya tela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre antepongo la gente a los peces. Más que nada porque los peces no dan conversación jejeje.
      Lo de la piedra tiene miga, pero son cosas que pasan.

      Saludos

      Eliminar
  8. muy guapo el reportaje...una pena q no pude asistir por lo de la cena de la empresa y eso pero para otra vez será...un saludo Josiño..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que aquí organizamos quedadas muy a menudo, así que no hay problema. Espero verte en otra ocasión por aquí y sino por tu tierra.

      Saludos

      Eliminar
  9. Muy bueno el artículo y el video, estupenda jornada en compañia de colegas pescantines, cuidadin con el mar que estos dias pega duro, esa zona es brutal en todos los sentidos, menudos viajecitos pesqueros que te pegas ehhh....saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Con el mar siempre hay que tener cuidado, que no tiene pelos.
      Los viajecitos hay que pegárselos, si uno quiere quedar con tantos compañeros jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  10. Muy chulo el reportaje y menudas puestas!!!! aunque el mar estaba algo pasado, suerte para la próxima
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí el mar estaba muy pasado, porque las pocas zonas en las que lanzamos, tenían una distancia mínima de seguridad. Y aún así hubo sustos. A ver en la siguiente.

      Saludos

      Eliminar
  11. Aunque no eran las mejores condiciones para pescar, es siempre un placer compartir jornada con vosotros.

    Un abrazo crack.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el mar pasado, equipo pesado. A las pruebas me remito.
      Para mí también ha sido un placer.

      Saludos

      Eliminar
  12. Magnifico reportaje y vídeo y mejor jornada entre colegas, así se disfruta de la pesca, Enhorabuena a todos los participantes y Felices Fiestas. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Con los colegas siempre se lo pasa uno en grande, aunque sea delante de la mesa.

      Saludos y Felices Fiestas.

      Eliminar
  13. Yo no sali a pescar pero m acerque a la costa y la cosa estaba brava d cojones...
    La ria tenia mucho nejor pinta y m consta q alguna salio aunq no gran cosa...
    Pero una jornada como esta q nos cuentas no tiene precio eeh...pescata,comida,tertulia...je,je...asi d gusto..
    Un saludo josiño..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar estaba muy duro. A veces es más sensato pecar de prudentes.
      Menos mal que siempre nos quedará la charla jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  14. Buena jornada os tirasteis, comiendo y pescando.
    Impresionante esas olas, da miedo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comiendo nos tiramos cada jornada que no sabes tú bien jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  15. Muy bueno Jose ... una pena la foto del salseirazo que le cayo al amigo ninja ... felices fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El "salseirazo" no quedó reflejado, pero me da que habrá ocasión de inmortalizar este momento, si el ninja vuelve a las andadas jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  16. Que pena de mar. Josiño conozco la zona pues la asisti a los sargos. Se ve que lo pasasteis bien y eso ye lo que cuenta.
    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar pasado es lo que tiene. Peligro y alguna loba por medio. Pero lo pasamos en grande, que como bien dices, es lo que cuenta.

      Saludos

      Eliminar