Seguidores

domingo, 30 de marzo de 2014

Contra viento y marea

Hoy era uno de esos días en los que el sentido común te dice que te quedes en casa. ¿Sentido común? Ah, sí. El menos común de los sentidos jejeje.
A las 6:00 am ya estábamos en el punto de encuentro Marcos, Rubén y Yo. Esteban no tardó en llegar.
Lo primero que hicimos fue buscar un bar abierto, para poder tomar algo, ya que la jornada iba a ser dura.
Tras el segundo desayuno ... rumbo a las piedras.
 Un viento fuerte del sur, junto a las bajas temperaturas nos recibían a pie de agua. El mar, muy desapacible, nos enviaba series de olas traicioneras que buscaban cualquier descuido por nuestra parte.
 Hubo que buscar resguardo junto a una ensenada, ya que el mar nos seguía mostrando un rostro amenazador. Más valía echar mano de la precaución, que pecar de imprudentes.
 El fuerte viento, que despeinaba las crestas de las olas, nos echaba una mano a la hora de lanzar nuestros señuelos. Pero había ocasiones en las que frenaba inevitablemente la salida del trenzado, acortando los lances de manera notable.
 Con un poco de suerte, quizás podríamos engañar algún abadejo en este punto. Es por ello que estuvimos un buen rato insistiendo, si bien los resultados no fueron los esperados.
 La olas ganaban intensidad a cada minuto que pasaba. Era el momento de cambiar de lugar. Una caminata nos llevaría a un emplazamiento que desde la distancia parecía muy prometedor.
Tras un rato lanzando nuestros señuelos, Marcos sintió la picada de un pez. Pensamos que se trataría de alguna lubina, pero por desgracia no pudimos mirarle las escamas.
La lluvia hizo acto de presencia y comenzó a descargar con fuerza. Unos nubarrones muy negros nos hicieron presagiar la llegada de una tormenta, así que bajo el intenso aguacero, nos pusimos en marcha.
Una pequeña parada para ver si escampaba, pero hubo que reanudar la marcha al comprobar que las nubes no tenían prisa por dejar de descargar el agua que habían recogido en medio del océano.
Fue un balance pobre para el sacrificio que hubo que hacer, pero la pesca es así.
La próxima vez quizás haya más suerte.

30 comentarios:

  1. Hola Josiño,este invierno no quiere marchar,semanas atras dias agradables y ahora otra vez el frío,no hay quien lo entienda,hasta las lubinas andan perdidas pero insistiendo llegará el gran dia con su recompensa,un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos días salen, otros no. Son días muy irregulares, pero habrá que aguantar.

      Saludos

      Eliminar
  2. Tocayo , la pesca es así y yo en cama esperando la F1 aunque pensando en ese mar que estaba mirando por Camaramar,con esas olas prometedoras que vosotros habeis notado in situ, pero bueno la compañia de buenos amigos ya vale ese esfuerzo matutino, "elas estan eí".......otro dia sera.

    Un saludo Josiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubiéramos ganado lo mismo mirando la F1 jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  3. Fue un dia duro, pero merecio la pena, reunirse los amigos, y pasar el cumpleaños pescando, aunque no hubiese capturas, como bien dices, otro dia se pescara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá más ocasiones si el tiempo deja y a base de insistir, llegarán las capturas.

      Saludos

      Eliminar
  4. Muy buenas Josiño!!!
    Un día de esos difíciles…pero ya llegarán mejores, que esta temporada la lubina anda muy escurridiza.

    SALUDOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan escurridizas como las anguilas jejeje. Pero es cuestión de aguardar.

      Saludos

      Eliminar
  5. Buen relato y bonitas fotos.
    A falta de capturas... No está nada mal inmortalizar la jornada...
    Saludos y buena pesca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar desde luego estaba de vicio, pero a veces ni con esas.

      Saludos

      Eliminar
  6. La pesca esta temporada ha sido la gran mayoría de veces tal como la cuantas en este artículo, es igual la provincia que la zona. De todas las formas hay que agradecer esos momentos en no tener ningún percance Josiño y que la pesca se haga con buena compañía.


    Un saludo Josiño, Marcos y Rubén y ya vendrán jornadas entretenidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente la temporada está siendo mala, pero habrá que ir para saber cuando se recupera la cosa.

      Saludos

      Eliminar
  7. En otra ocasión será, estar con los colegas en un paraje asi ya merece la pena, si pescas encima es la ostiaaaa, suerte para la próxima el que la sigue la consigue....saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvimos cerca de mirar alguna escama, pero si en las próximas salidas va saliendo algo, me doy por satisfecho.

      Saludos

      Eliminar
  8. Si fuera más fácil igual no enganchaba tanto..
    Ya tocarán mejores días..
    S2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quizás sea eso jejeje. Con lo de mejores días, te refieres a capturas o al tiempo jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  9. Joer, como pegaba, parece que el mal tiempo no quiere marchar, haber si para la siguiente hay mas suerte y claváis buenos peces.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún es primavera, por lo que esta nos puede traer sorpresas. Esperemos que sean en forma de peces.

      Saludos

      Eliminar
  10. Bonita jornada con los amigos ,como bien dices los peces ya saldran ,habeis tenido un invierno muy duro ,seguro pronto estan saliendo peces a montones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El invierno fue duro, pero la primavera parece que quiere ir por los mismos caminos. En fin, un poco de paciencia.

      Saludos

      Eliminar
  11. El domingo fue complicado....yo tambien lo intemte en una zona resguardada pero sin exito...la jornada fue corta ya q en una hora y media recorri todas las posturas q alli habia...en fin a seguir intentandolo...je,je..
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La clave está en probar en distintas zonas. Puede ser que quieran más o menos mar, pero ahora mismo no sé qué es lo que quieren jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  12. Si algo define la pesca de lubina es "sacrificio", sin duda es de las pescas más puñeteras que se pueden practicar, horas y horas lanzando tu señuelo una y otra vez, la mayoría de las veces sin obtener recompensa alguna... eso sí las pocas veces que la obtienes, es algo indescriptible... espero que pronto puedas revivir estas sensaciones Jose.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual lo cuentas. Las capturas siempre endulzan la jornada, pero tarde o temprano llegarán, así que es cuestión de aguardar.

      Saludos

      Eliminar
  13. Sin duda fue una jornada muy complicada José, a ver si podéis aprovechar esta primavera como dios manda, porque vaya invierno mas duro, Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente. Tenemos días apacibles con cambios bruscos y quizás es algo que no me gusta, pero lo prefiero a quedarme en casa.

      Saludos

      Eliminar
  14. Menudas olas, seguro que pronto os traerán buenos róbalos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que Dios te escuche compañero. Porque por ahora sólo manda agua salada (olas) y dulce (lluvia) jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  15. Hno. de los anzuelos, Jose:
    Cuando Natura no "quiere" darnos a los que cobija, razones tendrá...Lo lindo de salir a intentar pescar, es que siempre brinda momentos diferentes para disfrutarlos, si los sabemos aprovechar...Es la vida del Pescador. ¡¡Qué lindo!!.
    Un sensible abrazo guaraní, y...
    Un afectuoso y ESPERANZADO sapukái.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las decisiones de la madre naturaleza siempre son asumidas por mi parte, pero a veces fastidia tanto jejeje.

      Saludos

      Eliminar