Seguidores

jueves, 20 de marzo de 2014

Triunfo contra todo pronóstico

Seguimos haciendo rodaje a las piernas para ir preparándonos para lo más fuerte de la temporada. En este caso fue José Antonio el que me acompañó hasta un tramo de montaña en el que las truchas y las condiciones nos lo pondrían difícil.
 De camino al río, una mujer nos advirtió de que perderíamos el tiempo si pretendíamos pescar algo en aquellas aguas. Sabía que hasta cierto punto eso era cierto, pues hay gran cantidad de tramos de ríos que son esquilmados durante todo el año, aprovechandose de cualquier suceso que haga que los peces entren en actividad.
Pero también sabía que no ha nacido aquel que sea capaz de pescar todos los peces que habitan en un tramo de río, por lo que si alguno quedaba, cabría la posibilidad de capturarlo.
 Las aguas se presentaban muy claras, al igual que el día. Si a esto sumamos que aquí las truchas son extremadamente asustadizas, ya teníamos todas las papeletas para comernos un bolo monumental.
Pero la seguridad con la que aquella mujer vaticinaba el fracaso, se mostró como un reto personal.
Y no hizo falta demasiado tiempo para que aquella premonición se fuera al traste.
Una pequeña y bonita trucha picó a la cucharilla que había elegido para comenzar la jornada.
 Seguí apostando por un modelo un poco más pesado que el que utilizaba mi compañero, pues la corriente del río era bastante fuerte.Y así salió la segunda trucha. Un pez que si diera con sus escamas en la mano de otro pescador, quizás no tuviera tanta suerte, ya que en Galicia todavía queda mucho camino para ir concienciando a la gente de la necesidad de liberar algunos peces de talla legal.
 La orilla que habíamos elegido para ir caminando, era la más cómoda para lanzar, pero la menos indicada para pescar, ya que el sol proyectaba nuestras sombras sobre el río, lo que nos obligaba a pescar bastante largo.
 Se produjeron algunas persecuciones por parte de algunas pintonas, pero estas parecían mostrarse más precavidas que al inicio de la tarde.
Tuvimos que pasar bajo un puente con cierta dificultad, pues no estábamos por la labor de dar un buen rodeo.
 Proseguimos ascendiendo, sin tener fortuna en las mejores pozas que se nos iban presentando río arriba.
Por ello, opté por probar algún otro modelo de cucharilla.
 Los efectos de las riadas invernales eran sobrecogedores. Algunos árboles lucían cierta simetría entre ramas y raíces, pues estas últimas se mostraban al descubierto en grandes extensiones, dejando a sus dueños a merced de otros elementos.
 José Antonio pudo hacerse con un par de truchas cuando el sol comenzó a desaparecer tras las montañas.
Era un justo premio a la insistencia que mostró durante la jornada y a los precisos lances que iba efectuando en cada una de las tablas y pozos que nos íbamos encontrando.
Llegamos a una bifurcación del río y cada uno tomó un rumbo distinto.
 Caminando bajo las ramas de robles centenarios, llegué al puente en el que finalizaríamos la jornada.
Allí estuve un rato esperando por mi compañero, sin embargo opté por ir hacia el coche, por si José Antonio ya se encontraba allí, puesto que aquí la cobertura del móvil es nula por momentos.
De camino a casa comentamos que este tramo de río lo descartaremos por el momento, pues hay opciones mucho mejores, aunque más lejanas.
  

26 comentarios:

  1. Lastima que no haya muchos peces, porque el río es precioso, y esas posturas que habeis pescado son de trucha segura....los ríos pequeños y de aguas rápidas son una pasada, y las truchas por lo general muy luchadoras.
    Un saludo Jose! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las truchas en estos ambientes son unas luchadoras natas. Una pena que el río vaya a menos.

      Saludos

      Eliminar
  2. Que ruchas más bonitas, y el río tiene pinta de tener potencial, si le dejaran...

    Pues para comenzar una temporada no parecen haber estado muy mal las dos salidas, enhorabuena y ánimo que pronto vendrá lo realmente bueno,

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En determinadas épocas, las grandes truchas ascienden desde un embalse próximo, sin embargo, muchas terminan en las cestas.

      Saludos

      Eliminar
  3. Bien neno bien, ese momento gopro en la caña, me dejó noqueado jajaja...buena suerte en la campaña truchera. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía que estrenar un accesorio de la Gopro y así quedó la cosa jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  4. bonitos parajes y preciosas libreas, sl2 jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte, en Galicia abundan los ríos bonitos con truchas coloridas. Pena que no las dejen crecer.

      Saludos

      Eliminar
  5. Precioso paraje y preciosas fotos. Nos queda toda una temporada por delante. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La temporada no ha hecho más que comenzar. En cuanto desciendan los caudales, habrá que comenzar con la mosca.

      Saludos

      Eliminar
  6. Que rio mas estupendo y bonito, enhorabuena por esas capturas, ya me tocara a mi algun dia. Bello paisaje y bonitas aguas.

    Un saludo meu, nos vemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando te animes, hacemos una escapada por allí.

      Saludos

      Eliminar
  7. mola mucho el video...la proxima vez con mas capturas fijo..un abrazo Jose...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sí, pues habrá ocasión de pescar más tiempo.

      Saludos

      Eliminar
  8. precioso rio, suerte que aun le quedan algunas, enhorabuena Josiño, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son tan buenas como las que me gustaría, pero son autóctonas de verdad. Astutas como pocas y difíciles de engañar.

      Saludos

      Eliminar
  9. Enhorabuena Jose por las capturas , por poder disfrutar todavia de truchas autoctonas y de esos hermosos paisajes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí nunca hubo que hacer repoblaciones, si bien, en algunos lugares, la administración las ha hecho. Siempre es mejor que el río se recupere por sí solo, vedándolo o legislándolo de manera lógica.

      Saludos

      Eliminar
  10. Preciosas truchas y preciosas fotos, que envidia de lugar! Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias compañero. Espero poder poner en breve, fotos de las bellas libreas de estas truchas.

      Saludos

      Eliminar
  11. Como siempre, buen reportaje Josiño, ahora con la entrada de la primavera seguro que disfrutáis de buenas jornadas de pintonas, Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor llegará en cuanto bajen un poco los caudales. O eso espero jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  12. Precioso río, y preciosas capturas autóctonas. Como tu bien dices es una pena que no las dejen crecer, pero es lo que hay aquí en Galicia....una pena...espero que las nuevas generaciones se conciencien y esto pueda cambiar...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En las manos de los pescadores de ahora, está el futuro de los ríos, pues si nosotros damos ejemplo, es posible que las futuras generaciones puedan disfrutar como nosotros lo hemos hecho.

      Saludos

      Eliminar
  13. Lo escudriñasteis bien y sacasteis lo poco que había, una pena que esté tan machacado, C&R obligatorio en el río, sino lo tenemos chungo.
    Enhorabuena por la jornada y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le hicimos una radiografía jejeje. En Castilla y León, este año obligan al "captura y suelta" con la trucha. Aquí tardará, pero quizás algún día ...

      Saludos

      Eliminar