Seguidores

sábado, 15 de julio de 2017

Los "macabíes" gallegos

El otro día recibo un correo de Josan, comunicándome que se encontraba en Galicia.
Como al día siguiente, tenía el día libre, allá me fui hasta la provincia de A Coruña a conocerlo.
Me hacía mucha ilusión, ya que sigo su blog con asiduidad, pues nos presenta muchas cosas interesantes, sobre pesca de agua dulce.
 El caso es que él creyó que no iba a ir hasta dónde se encontraba, por lo que se llevó una grata sorpresa.
 Como Josan se encontraba cerca de Aguiño, le propuse intentar pescar algún mújol a mosca, a lo que accedió gustoso.
 Lo llevé a una zona donde sabía que habría un buen número de mújoles o "macabíes del pobre", como se le llama en algunos lugares. Estos nos podían brindar una grata jornada o dejarnos con la miel en los labios, ya que no es un pez fácil de engañar, y más con las condiciones de viento que teníamos.
Tras mucho intentarlo, yo logré sacar a uno de estos torpedos, el cual me dio bastante guerra.
 Después fue mi compañero el que lo intentaría. Le costó lo suyo, pues el viento arreciaba por momentos, aunque al final se hizo con su ansiado trofeo.
La mala fortuna hizo que se fuera antes de posar para la foto oficial, pero el reto ya había sido conseguido.
 Estuvimos un rato más intentándolo, si bien los peces desaparecían cuando insistíamos mucho.
Esa era una buena prueba de que los mújoles no son peces fáciles, al menos para pescarlos con mosca.
Tras la comida en un restaurante cercano, intentamos sacar algún mújol en el puerto de Aguiño.
Lo intentamos a pesar del fuerte viento, aunque estos no estaban por la labor.
Probé con diferentes moscas, hasta que con un diminuto estrímer, clavé una pequeña lubinita, que se libró, después de que el 0,16 mm se rompiera tras la clavada.
  Por la tarde volvimos al escenario de la mañana. Era el turno de Josan.
Tenía la ensenada llena de mújoles.
Mientras lo grababa, llegó un señor con su coche. Del maletero sacó algo y se dirigió a la orilla. Se trataba de una atarraya (red plomada que se lanza sobre los peces). El caso es que el señor en cuestión lanzó la red y sacó una buena cantidad de mújoles. Tiró al agua algunos de los que había capturado y el resto se puso a eviscerarlos en la misma orilla.
Con su acción, los mújoles habían desaparecido, por lo que le dije a Josan de marcharnos a tomar una cerveza.
La charla en el bar fue muy amena y enriquecedora, por lo que desde este espacio, le agradezco a Josan la jornada que pasé en su compañía.
!!Espero que vuelvas pronto¡¡

16 comentarios:

  1. Una pasada los mujel a cola de rata...están muy mal valorados. Es un pez tremendamente combativo y con una resistencia brutal. Además que es un pez inteligentisimo. Muy difícil de engañar.
    Un saludo Josiño y Josan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Alex. Su densidad no sólo se debe a que no se valora culinariamente, si no que no son fáciles jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  2. Bonita pesca la de los mubles a mosca, pegan unas carreras de infarto y son bastante batalladores.
    Eso sí son peces muy muy listos que o los pillas en el momento de fervor o cuesta lo suyo engañarlos.
    Un saludo Josiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si los pescas en un escenario adecuado, lo pasarás en grande Txatxangorri.
      Y como bien apuntas, los tienes que "pillar de quiero" jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  3. Buena jornada amigo, bonitas fotos en un entorno precioso!!
    Lo de la red esa lo vi yo en el denta del ebro y me quede flipado todo lo pesco el tio ese, los cogia los mujoles para luego pescar al vivo.

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chema. En el levante quizás sea algo más común, por lo que sé. Pero aquí es mucho más raro. En todo caso nos perjudicó por la tarde.

      Saludos

      Eliminar
  4. Kaixo!
    Es la unica pesca a mosca que me gusta, hay que admitir que uno se lo pasa bomba cuando estos misiles te agarran, la proxima probab a spinning con equipo ligero y paseantes de entre 4 y 5cm, tambien les zumban bien. Con buenos amigos la pesca siempre mola!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo intentaré, Ander. Ya los pesqué con pequeños grubs de vinilo, pero hacerlo con una caña de spinning para trucha, quizás sea la bomba jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  5. … Tras la comida en un restaurante cercano...
    Aviso a navegantes: Ahora los megayates están de rebajas, como el Corte Inglés. Salen más baratos que invitarlo a comer.
    Yo, el día que quede contigo ¡YA VOY COMIO!
    Dicen, comentan... no sé si son malas lenguas, o que están muy bien informadas-esto último parece más fiable- que en Redondela te llaman: “Josiño Tucci”, por lo de los trajes... Ja,ja.
    Aquí a los macabies o lisas, dependiendo en la zona de agua que estén, se les llaman: “lisas mojoneras”. Es de cajón, por las aguas dónde se mueven... Es muy raro que estén en aguas abiertas. Como no sean lisas criadas en esteros, no me atrevo...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buffff, José Manuel. Ya estamos con la mala fama jejeje. Ahora me llamarán Josiño Truchi jejeje.
      Aquí los hay en distintas zonas ... mojoneros y de primera. Ambos recomendables para su pesca deportiva.

      Saludos

      Eliminar
  6. He de confirmar que los mújoles gallegos, y no "mújeles" como insistí en llamarlos todo el viaje (será porque soy mucho de bautizar con otros nombres y quitar el propio) no son nada fáciles a mosca, aunque supongo que como todos los peces tienen sus días y sus momentos. Realmente no llegué a tener ninguno en mis manos, pero el objetivo lo doy por cumplido con creces.¡Es más, no prometo volver a Galicia a intentar pescarlos, sino que digo más: amenazo con ello!
    Además, exceptuando al amigo de la red que nos dejó cariacontecidos y con dos palmos de narices y que considero el único punto discordante en este viaje relámpago, sólo he encontrado por esas tierra amabilidad y simpatía por parte de sus moradores, especialmente por parte tuya, Josiño, en quien he encontrado un amigo, un extraordinario y entendido pescador y un anfitrión sin parangón y a quien estaré siempre agradecido por hacerme de guía e instructor desinteresado. Sólo nos faltaron horas del día para seguir hablando de pesca, ja, ja, ja...
    Así que, muy a mi pesar, me tuve que despedir pronto de las Rias Baixas, y mucho sentí dejar tanto pez a tiro de mi caña y, por qué no reconocerlo, la abundancia de tantas maravillas gastronómicas que hay por esos lares, aunque de éstas he de reconocer que sí di buena cuenta y de ellas casi me acuerdo con más añoranza que de la pesca, je, je, je...
    Lo dicho: muchas gracias y eternamente agradecido, amigo Josiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Josan. Doy fe que estuviste a puntito de hacerte la foto, sin embargo, espero que regreses con más ganas de pescar, comer y disfrutrar.
      Te aguardo preparado para llevarlo a cabo.

      Saludos y gracias por la visita y por tu grata conversación.

      Eliminar
  7. Siempre que voy a la costa de vacaciones y los veo por los puertos o por las ensenadas pienso "si tuviera aquí la caña de seca..." jejej Tengo ganas de intentar meterles mano.

    Me alegro por ese encuentro, sigo el blog de Josan y es cierto que es muy muy interesante.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues llévate una y dales candela, Mario. No te defraudarán.

      Saludos

      Eliminar
  8. Pues si que parecen macabies - oscuritos - así con la caña de tralla al lado ...

    sssddss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que desde kayak es una captura difícil, Javier. Pero si fuera habitual, habría peleas épicas jejeje.

      Saludos

      Eliminar