Seguidores

viernes, 25 de agosto de 2017

Unidos por una pasión

En esta última salida de pesca nos juntamos varios compañeros del Decathlon de Vigo.
Jose y yo quedamos con Alex y Dani en torno a las 8:00 am y más tarde se sumaría Pablo.
Por ello, mi tocayo y yo madrugamos, pues teníamos que realizar una larga travesía desde la ensenada de San Simón hasta la Isla de Toralla.
 Tras ir a buscar a Dani y Álex, comenzamos con la pesca. La mañana no prometía demasiado y efectivamente no observamos mucha actividad hasta que fuimos a recoger a Pablo.
El primero es inaugurar la jornada fue Jose con una lubina que sucumbió al vinilo montado bajo las plumas.
A partir de ahí, comenzó la actividad y todos fuimos tocando escama.
Las cabras con sus bellos colores y los jureles con sus peleas, fueron las capturas más abundantes.
También salió algún verdel que animaba a seguir intentándolo con las plumas.
Las islas Cíes eran testigos de nuestra jornada.
Una salida entre compañeros, con una misma pasión: la pesca.
   Cuando la actividad disminuyó, llevamos a Álex, Dani y Pablo hasta un puerto cercano, para luego despedirnos de ellos.
Fue una jornada con muchas risas y con muy buen ambiente.
Quedaba mucho tiempo por delante para seguir probando fortuna, así que mi tocayo y yo proseguimos con la pesca. 
Junto a la isla de Toralla podía picar alguna lubina, así que pusimos los paseantes en acción.
La falta de respuesta por parte de los peces, provocó nuestra marcha, acercándonos a la ciudad de Vigo. Aquí los peces tampoco colaboraban, lo cual nos hizo pensar en aprovechar el final de la marea en un lugar más conocido.
Pusimos rumbo a la ensenada de San Simón. De camino, pasaríamos por el estrecho de Rande, donde tuvo lugar la batalla del mismo nombre, que os comenté en la entrada anterior.
Aquí lucharon los españoles y franceses, contra los británicos y holandeses.
Siglos después, se obtuvieron los restos de algunos de los galeones que aquí se hundieron.
El puente de Rande está hoy en día en un proceso de ampliación. Unas obras colosales para dotarlo de carriles a ambos lados del tablero inicial.
Continuando un poco con la historia, esta zona fue muy importante en la época de la Segunda Guerra Mundial, ya que desde aquí se cargaba mineral de hierro para la Alemania nazi (ENLACE).
Este otro cargadero es posterior y también se utilizó para la carga del metal antes mencionado.
Prosiguiendo con la pesca, volvimos a poner en funcionamiento los paseantes. De esta manera puse en seco a esta lubina, que luego volvió al agua.
También Jose sacó otra lubina, que por lo que se podía apreciar en su opérculo, ya había salido airosa de otra batalla. Esta también volvió al agua para seguir creciendo.
Apuramos los últimos lances en los que alguna gaviota juvenil se interesó por nuestros artificiales.
Con esta última anécdota, pusimos punto y final a la jornada.

14 comentarios:

  1. Bonita jornada.
    Y como siempre me encanta la leccion de historia.
    Estos meses los peces estan desaparecidos en todos lados,eso no quita para pasar un dia estupendo con los colegas .
    En breve estan aqui los peces y a disfrutar por partida doble.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro. Para mí la pesca engloba muchas cosas, con lo cual disfruto mucho más.
      Por ahora hay que contentarse con otras especies o tratar de pescar en otras zonas.

      Saludos

      Eliminar
  2. Jornada bonita pasasteis, solo el poder estar en la mar ya merece la pena y si encima puedes disfrutar de esos lugares ni te cuento. Pena que no fuese la cara los peces, aunque es el pan nuestro de cada día.
    Un saludo Josiño!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Txatxangorri.
      Lo cierto es que desde el mar, las cosas se ven de otra manera.
      Independientemente de como venga la jornada, siempre trato de sacarle el máximo partido.

      Saludos

      Eliminar
  3. Bonita salida semi-urbana, cuanta vida en el entorno de Vigo ... Y buenas capturas y sueltas ¡¡
    No todo van a ser megalodones ¡¡
    SSddss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier.
      Aquí hay mucho donde elegir y zonas muy buenas. Pero que tengan el día ya es otra cosa jejeje.
      El megalodon déjalo tranquilo, que nunca se sabe ...

      Saludos

      Eliminar
  4. Aunque las lobas de buen tamaño siguen sin dar la cara ....
    La compañía fue buena y el ambiente inmejorable .
    Todos hemos tocado escama .. poco más que pedir . Bueno ...o si
    Algún robalete para subir la adrenalina .
    Ya saldrán es cuestión de intentarlo más veces .
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor fue que todos tocamos escama, Jose. Si no, quizás tocaba aguantar a alguno jejeje.
      Ya volveremos a por más.

      Saludos

      Eliminar
  5. Un madrugón para una pesca entre compañeros merece siempre la peña y si vas conociendo otras zonas mejor...Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Iván.
      La pesca en compañía siempre es bien recibida.

      Saludos

      Eliminar
  6. Hola Josiño ,lo mejor de todo son los buenos ratos acompañado de amigos y si salen peces mejor todavía. Ya queda menos para que pueda dar la cara algunas de las gordas ,por aquí por Cadiz a partir de finales de septiembre. Pescar embarcado es otro mundo ,la mayor ventaja es tocar varias marcas en una sola salida. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Julián.
      Las gordas están por aparecer y a ver si sale alguna buena, ya sea embarcado o desde orilla.

      Saludos

      Eliminar
  7. Se me hace muy ameno el poder leer entradas con estampas fotograficas tan bonitas. Entretenido día de pesca, en cualquier momento salta la gorda! un abrazo Josiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pablo.
      Por la ría puede salir alguna gorda, aunque eso lo prefiero en la rompiente jejeje.

      Saludos

      Eliminar