Seguidores

sábado, 30 de septiembre de 2017

Día de enseñanza

Hace unos días conocí a Iñaki. Una persona que demuestra pasión y ganas por la pesca, aunque con mala fortuna en sus inicios como pescador de mar. Por ello, me ofrecí a instruirle en lo que pudiera, para que al menos tomase una senda que no le hiciera desistir, pues considero que la pesca puede ser un deporte muy agradecido en muchos aspectos.
 Quizás fue cosa del destino, que me encontrase con este compañero vasco, ya que desde hace mucho tiempo, sigo los blogs de muchos pescadores de esta comunidad, especialmente de los de pesca de sargo.
Y claro, si uno puede enseñar alguno de los trucos que se van recopilando con el paso de los años, pues se le ahorra algún quebradero de cabeza al que se inicia.
De esta manera, pasaron los días y llegó la fecha de quedar para intentar pescar algún sargo, si bien lo primero era pescar algún pez.
Llegamos al lugar con un mar un tanto pasado, sin embargo, había que tratar de exprimir la zona e intentar clavar algún espárido.
Con los aparejos listos y unas directrices básicas, Iñaki se puso manos a la obra. 
Inicialemente con algunos enganches, pero luego con algo más de fortuna. De esta manera, mi compañero se hizo con el primer pez de la jornada. Fue una boga de mar, la que encontró deliciosa la gamba pelada que Iñaki le había ofrecido.
 Cuando yo me puse a pescar, me percaté de que había mucha alga rota en el agua, la cual propiciaba alguna incomodidad.
Me fui desplazando por las rocas, mientras Iñaki cogía carrerilla con las bogas. Sin duda era un buen entrenamiento para adquirir cierta práctica.
Yo buscaba con ahínco la picada del sargo, así que iba y venía, subía y bajaba, ...
 La niebla se adueñó de la tarde, eclipsando al astro rey. Tan sólo unos valientes rayos llegaban a acariar el agua en el horizonte, mientras mi caña aguardaba paciente la señal de que un sargo estaba al otro lado de la línea.
Me armé de paciencia y al final saqué algunas bogas. Por ello, opté por moverme un poco más lejos.
Una zona un tanto arriesgada en días de lluvia, pero bastante segura en el día de hoy.
 En la pugna por los cielos, la espesa niebla comenzó a retirarse hasta dar paso a un cielo nublado, que favorecía nuestras aspiraciones.
Con la subida de la marea, la violencia del mar iba en aumento, por lo que había que ser cautos.
 Mi compañero seguía sacando peces, lo cual me alegraba en la distancia.
Deseaba que saliera al menos un sargo, pues no disponíamos de mucho más tiempo.
Para entonces, la insistente niebla había regresado, aunque de manera más tímida.
Y al final, tanto insistí, que di con un solitario sargo, que elevé hasta mi posición, para luego mostrárselo a Iñaki. Tras la recuperación en una pequeña charca, este volvió a su medio, en compañía de las bogas que habían salido durante la jornada.
A pesar de que la tarde no prometía nada, pudimos tocar escama, lo cual me alegró.
Ahora queda pendiente que Iñaki saque su primer sargo, aunque eso será en la segunda lección jejeje.

18 comentarios:

  1. Ola Josiño!
    A pesca tem dias e dias, já me aconteceu de curtir mais certos dias em que a pesca foi fraca do que outros dias em que a pesca foi boa...
    Enquanto o teu colega não apanha o primeiro sargo, tu vais tirando alguns para entreter ;)
    Bonitas fotos, saude e força aí..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. É certo Pedro. Hai xornadas de todo tipo.
      Agora xa toca a próxima para que Iñaki se faga co seu primeiro sargo.

      Saúdos

      Eliminar
  2. Mucho abundan las bogas !! Bueno , unas picadas que alegran el día ...
    Ya tocaràn los sargos !!
    Ssddss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre las agradezco cuando no hay otra opción, Javier.
      Los sargos darán la cara para la próxima jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  3. Tenia buen profesor iñaki, eres muy grande josiño, siempre ayudando y dando consejos, no cambies colega, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Roberto.
      En lo que se pueda ayudar, ahí estaré.

      Saludos

      Eliminar
  4. Hola Jose,
    Es tremendamente gratificante ver la cara de felicidad de alguien que se inicia en cualquier modalidad de pesca siguiendo tus indicaciones...y consigue capturas y resultados. Buena iniciativa.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Óscar.
      Sin duda me imagino a mi hermano dándome los primeros consejos, cuando íbamos a por truchas.

      Saludos

      Eliminar
  5. Siempre es de agradecer poder ir con una persona con más experiencia que tu y que te indique cosas que, en principio parecen básicas, pero al final de una jornada marcan la diferencia... y esque la pesca a boya no es, precisamente, la menos técnica de todas... me alegro de que pudiera haber consiguido clavar algunos peces, siempre es un desahogo aunque sean bogas... y más si estas empezando. y como no, el maestro pudo cobrar el esperado esparido que, en pincipio, es el rey de la pesca a boya. Un abrazo josiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Pablo.
      Poder tocar escama, tras unos consejos básicos, es todo un gustazo. Y cuando caiga el primer sargo, será genial jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  6. Hno. de los anzuelos, Jose:
    Compartir jornadas de Pescas y aprendizajes, es muy gratificante para e alma Pescadora.
    Que sigan las Pescas y enseñanzas.
    Desde chavarría, Corrientes, Argentina,
    Un abrazo guaraní, y...
    Un afectuoso sapukái.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Leo.
      Y el que sea gratificante, ayuda a seguir en esa línea.

      Saludos

      Eliminar
  7. Bonito gesto José Por que ya cada día resulta más difícil que alguien quiera compartir consejos sobre la pesca o de alguna zona en concreto,chapó.Seguro que se fué agradecido y contento por la experiencia y la compañía un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Iván.
      Por mi parte trato de ayudar a quién se inicia en este mundo.
      Espero repetir en breve, para ver la evolución.

      Saludos

      Eliminar
  8. Te honra ese gesto de hacer de maestro! Y que satisfacion da cuabdo el alunmo saca peces. Yo ya le hecharia una mano cuando suelo estar en euskadi pero el corcheo no es lo mio, le tengo miedo, que ya tuve un susto siendo chaval y le tengo bastante respeto al pedrero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ander.
      Espero que sea la semilla de algo muy grande.
      El respeto al mar hay que tenerlo siempre, pues un descuido se puede pagar caro.

      Saludos

      Eliminar
  9. Seguro que disfrutasteis de la jornada de pesca e Iñaki estará deseando volver a tentar a los sargos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, Chencho.
      Espero poder volver pronto, para darle duro a los sargos.

      Saludos

      Eliminar