Seguidores

domingo, 28 de junio de 2009

Nuevos horizontes


Después de que el fin de semana pasado Miguel y yo observáramos algo más de actividad por parte de los basses, este fin de semana fue Juan el que había propuesto una jornada de pesca muy interesante.Nada más empezar, Juan sacó un par de jóvenes ejemplares que andaban muy activos. Lo malo es que estos se anticiparían a los basses más gordos.
Habría que buscar a ejemplares de buen porte que deambularan solos.Mientras Juan seguía sacando basses, aproveché para probar unos nuevos anzuelos. Lo cierto es que no les he dado el visto bueno ya que comencé a fallar muchas clavadas, no sé si propiciadas por los anzuelos en sí o por la talla de los peces.
A las 10:30 am Juan se marchó y yo proseguí para aprovechar la mañana.
En una zona que siempre había pasado por alto salió este cangrejo aferrado firmemente a mi lombriz.
No sé si los basses son muy aficionados a estos crustáceos pero he podido observar a un gran número de ellos en esta jornada.Poco después me crucé con dos pescadores que también practicaban el "captura y suelta". Uno de ellos me comentó que había visto un ejemplar enorme.
Y en ese mismo lugar me quedé boquiabierto al observar a dos espectaculares basses "haciendo la ronda" como si de una pareja de la guardia civil se tratara.
Pero los grandes eran reacios a tomar los engaños.En una orilla encontré lo que parecía ser el esqueleto de una paloma. Supongo que los cangrejos y las crías de los basses habían dado buena cuenta de la carne. Los ligamentos permitían que los huesos se mantuvieran juntos, creando una fantasmagórica estampa.Para acceder a los lugares desde donde efectuar los lances hay que caminar por un entorno excepcional en lo que a la botánica se refiere. Suelos tapizados de hiedras y
diversas clases de helechos salpicados de robles, avellanos, alisos y sauces ofrecen una visión de la Galicia de las meigas y los seres fantásticos.La lombriz de vinilo movida entre los juncos daba como resultado a pequeños basses que seguramente no harían caso omiso, si este lución alcanzara el agua.
Traté de "convencerlo" para que no se adentrase en el territorio de caza de los centrárquidos y al final parece que me hizo caso.
Por la tarde nos desplazamos hasta Nigrán para pescar en la playa de Patos por la noche.
Con el arenal despejado de gente, comenzamos a pescar.
El viento que soplaba de tierra nos permitía hacer lances de más de 70 metros con facilidad.
Este pequeño lenguado mordió de manera sorprendente mi pez artificial.
A pesar de la aparatosidad de la imagen, he de decir que fue fácil desprenderlo de los anzuelos.
Mientras liberábamos al pez, una línea de focos se encendió repentinamente a nuestras espaldas.
Me sorprendió que pasada la una de la madrugada se encendieran dichas luces.
Le comenté a Juan que seguramente esto fue propiciado por nuestra presencia en aquel lugar y a esas horas.Cuando la lluvia hizo acto de presencia decidimos irnos hasta la playa América, pero la presencia de algas puso punto y final a la jornada, con la promesa de volver a repetir tan interesante experiencia.
video

16 comentarios:

  1. Si el día tuviera 30 horas me imagino que estarías pescando más tiempo je...jeje, lo que me sorprende de esta entrada es la captura del lenguado, que te entrara un "muxo" al artificial tiene un pase, pero esto es demasiado, a ver con qué nos sorprendes la próxima vez (espero que con una lubina gorda), un saludo Jose.

    ResponderEliminar
  2. oye, que bueno lo del lenguado... aunque en la foto parece un trozo de papel... ejejejej y eso de las luces? joder, cuando iba al puente de Arosa a pescar calamar los cojones iluminaban con las farolas...

    saludos corkianos

    ResponderEliminar
  3. Menudo empacho de pesca te pegaste este día!!!Bueno, se ve que se dió bien y además en unos lugares idílicos, así que enhorabuena y a seguir así de activos.
    Siempre destacan la voracidad de lucios, lucio´percas, basses, barracudas, lubinas, etc. Pero menudo bicho el lenguado!!! hay que verlo para creerlo. Si casi tiene hasta dificil meter la boca en la ancoreta!!!
    Bueno un saludo y sigue sorprendiéndonos.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno Jose. Esos grandes ejemplares que merodean en parejas por las orillas son un quebradero de cabeza para más de uno. Te comento que los cangrejos son uno de los alimentaos favoritos de los basses. ¿Has probado algún vinilo que los imiten en esas aguas?
    Desde luego que os lo montais de escándalo. Por la mañana a por basses y por la noche al mar.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  5. Qué buenas jornadas os marcáis! Lo de pescar por la mañana en agua dulce y por la tarde-noche en salada, no puede decirlo cualquiera..Además de la posibilidad, hay que tener mucha afición, y vosotros la derrocháis.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Seguramente, si no hubiera empezado a llover, seguirías ahí….
    Hermosa nota, y que lindo es pasar el día y la noche en lo dulce y salado.
    De veras, ese pequeño lenguado parece una piedra o un dedazo de papel.
    Nuevamente muy interesante tu relato.
    Besos desde el otro lado del atlántico.
    Fernanda

    ResponderEliminar
  7. Menudas jornadas de pesca que te pegas eh Jose! desde la mañana a los bases y luego a la playa, me alegro, eso es aficcion!

    El lote 1 de Masma lo pescaré el proximo sábado, pues me habia equivocado en la fecha, jejje.

    Oye, para cuando una visita al Ouro, ya están saliendo reos, el otro dia clavé 3, asique cuando te decidas avisame, te saco los permisos o lo que quieras y nos conocemos personalmente.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, no te quejes que los hay que no tocamos escama XDDD.

    Estoy por jurar que mas que entrarle el lenguado al artificial, fué el artificial el que le entró al lenguado.

    es impresionante lo bien que entran los bases a los dedos gordos, lo muerden que da gusto XDDDD

    Me han encantado las fotos de esos caminos...

    Un saludo y enhorabuena por la jornada.

    ResponderEliminar
  9. Hno. de los anzuelos, Jose:
    Caminar por esos senderos llenos de vegetación es un verdfadero placer.
    Y le agregas jornadas de pescas, ¡¡¡cartón lleno!!!!!
    ¡Felicitaciones!!!
    Un afectuso sapukay.-

    ResponderEliminar
  10. corresponde:...verdadero (donde verdfadero).

    ResponderEliminar
  11. Antonio, si el día tuviera 30 horas, pescaría 35. Lo del lenguado es raro pero te aseguro que uno de los anzuelos lo tenía dentro de la boca. Hay un testigo.
    Alex, no entiendo muy bien lo de la iluminación. Ya me empiezas a hablar corkiano.
    Chagua, los lugares que visitamos ya son suficiente recompensa para los sentidos. Luego si cae algún pez, pues mucho mejor.
    Luis, no pararé hasta sacar alguno de esos. Creo que tengo que pescarlos un poco largos, pero probaré a engañarlos con los cangrejos.
    Miguel, aquí podemos pescar en la montaña y en 15 minutos estar pescando en la playa.
    Desde casa 5 minutos para la playa y 10 para la montaña.
    Fernanda, me has dado una idea con lo de dulce y salado.
    Pablo, ahora en Julio tengo pensado acercarme por ahí, que luego cierran en agosto y al final me quedo sin pescar el Ouro.
    Anxo, uno de los anzuelos lo tenía dentro de la boca. Pregúntale a Juan.
    Los senderos que hay por Galicia son mágicos.
    Leo, en estas jornadas uno dos aficiones que son el senderismoo y la pesca.
    No sabes la de cosas que me ocurren en cada jornada.
    Y entiendo que has tenido un lapsus. Suele pasar si se escribe rápido.
    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena por la jornada Jose. La verdad es que si realmente existen seres mitológicos no me extrañaría nada que deambulasen por tan preciosos parajes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Jose.
    Ya veo que le das a todos los palos... no se como te administras el tiempo.
    Yo solo con las truchas y reos ya me falta tiempo...Bonita entrada y bonitas fotos.

    ResponderEliminar
  14. a ti no te para ni el "tato" como se dice por aqui jejejej lo del lenguado como bien comentas aparatosa imagen la del bichejo encalomado a la rapala, haber si te bajas por aqui y nos conocemos algun dia, saludos Jose.

    ResponderEliminar
  15. Gaizka, en principio prefiero creer que no existen porque podrían fastidiarme la jornada jejeje, pero si algún día me encuentro con uno, trataré de no sacar una foto borrosa como suele pasar en estos casos.
    Taekwon, me encanta cualquier tipo de pesca lo que pasa es que este año tengo un poco de lado a las truchas. Sin embargo los reos espero poder pescarlos hacia finales de temporada.
    Hombre Javi, no conozco al Tato, pero ya puede ser bien corpulento, jejeje que sino lo aprto de un cañazo.
    Espero bajar por ahí, pero no con esta "caló", que sino me muero.
    Gracias a todos compañeros.

    ResponderEliminar
  16. Olá José,
    Seu relato me fez sentir saudade das pescarias de Black Bass, como são chamados aqui. Onde moro agora eles quase inexistem, uma pena. Mais uma vez uma ótima saída de pesca, parabéns.
    Um abraço

    ResponderEliminar