Seguidores

martes, 14 de julio de 2009

13 horas tras el bass

Tenía por delante una de esas jornadas que ponen a prueba la perseverancia del pescador.
La falta de preparación de la jornada hizo que no llevara el material necesario para probar con la técnica del "drop shot", ya que en la jornada anterior llegué a la conclusión de que los peces se encontraban en profundidad.En el embalse la niebla aún se estaba disipando. No sabía si obtendría alguna picada con el vinilo en estas condiciones, así que opté por atar un spinnerbait.
Dos picadas fallidas de convencieron de que comenzara con los vinilos.En un momento en el que miraba la superficie del agua me dí cuenta que la luna aún no se había ocultado por su reflejo en el agua. Iba a presenciar la salida del sol con la luna todavía en el cielo.
Y en ese momento mágico salía el primer bass del día. Pequeño pero revoltoso.
Aún quedaba mucho tiempo por delante.El sol comienza a asomar tras una montaña. Las aguas comenzarán a calentarse, los insectos iniciarán su actividad y si todo va bien, los basses estarán más activos.El montaje que me dio buen resultado en las últimas jornadas comienza a surtir efecto. Diviso algunos buenos ejemplares y ellos hacen lo propio. Desisto lanzarles en esta ocasión.La desmesurada proliferación de los cangrejos hacen cada vez más común esta situación. Seguro que llegado el momento, los basses harán buen acopio de estos quitinosos animalillos.
Llegue a una zona que habitualmente cuenta con basses de buen porte. Lancé con precisión entre dos ramas que tocaban el agua. El señuelo llevaba unas décimas de segundo en el agua cuando algo atacó violentamente. El bass comenzó a tirar hacia un lugar que me favorecía.
Ya podía verlo, era una animal fabuloso así que quise evitar que saltase fuera del agua.
Una pasada en perpendicular me confirmó que era el bass más grande que había clavado hasta el momento en mi corta experiencia con los basses.
Pensé que la regulación del freno era correcta pero un golpe seco del centrárquido hizo imposible llevar a cabo la captura.
La decepción fue muy grande pero es aquí donde hay que mostrar entereza y pensar en que aún hay tiempo para clavar otro bass de buen porte.

Suena el móvil. Es Miguel que había ido con Jesús tras las doradas. Las malas condiciones les hicieron desistir por lo que iban a estar en el embalse por la tarde.
Llevaba 36 basses en mi cuenta y ellos aún tardarían así que ralenticé la marcha para poder comenzar juntos por la tarde.La semana pasada hablé sobre el peligro de dejar los trozos de sedal desperdigados por el entorno.
Cuando bajaba por una pendiente miré algo que parecía ser un ave muerta colgando de una rama. Me di cuenta de que se trataba de un mirlo pero había algo en su pata.
Un trozo de sedal con dos pequeños plomos y un anzuelo con una lombriz desecada.
Quizás el mirlo enganchara su pata en el sedal o tratase de comer la que en su momento sería una lombriz tierna y quedase atrapado por el trozo de línea.
El caso es que los plomos se habían encajado en la ranura de una rama y el animal se quedó colgando hasta perecer de cansancio o de hambre.
En una ocasión liberé a una tórtola que estaba en esta situación y cuyo aleteo llamó mi atención.
Vuelvo a recordar que hay que procurar guardarse cualquier elemento que pueda causar daño al entorno, y más si somos nosotros mismos los que lo traemos o generamos.Cuando observé a este lagarto verdinegro pensé en que ocurriría si este se aventurase sobre la superficie del agua. He visto vinilos imitando a lagartos y lagartijas, pero no sé si estos serán efectivos en las aguas en las que el hecho de que un reptil termine en el agua es un hecho anecdótico.Un vez llegaron los compañeros nos pusimos a pescar. Miguel y Jesús mantenían su particular competición en el número de capturas. Me propuse intentar llegar a los 50 ejemplares aunque pescar las mismas zonas por segunda vez no es cosa fácil. Jesús comenzó fuerte ...... pero Miguel le dedica más tiempo a la pesca de este centrárquido.
Todos coincidimos en la espectacular campaña del año pasado y los altibajos que ha dado esta.
Pero aún queda tiempo por delante para capturar algunos de los basses que merodean en las zonas más difíciles.
Al final fueron 53 los basses liberados por mí pero hubiera preferido sacar únicamente el "torpedo" que rompió mi terminal ya que me fastidia saber que se ha marchado con el anzuelo clavado.

9 comentarios:

  1. bonita la entrada jose, una pena lo del tarugo que perdiste, pero como decimos todos los "cath&releasistas" lo que mas fastidia es que traguen mucho y que se queden con el anzuelo clavado,esta temporada me "quejo" por la cantidad, pero no por la calidad, ya que pude sacar unas cuantas "abuelitas" y desgraciadamente me han marchado dos con el anzuelo puesto.
    el sabado usare nuevas tecnicas para intentar clavar alguno que supere los dos kilos, la expeiencia de algun forero de vigospinning con los basses me ha recomendado algun montaje para las condiciones de tiempo que actualmente se presentan en el embalse, esperemos que den duen resultado..
    enhorabuena por las 53 sueltas!!!


    saludos a todos los del blog

    ResponderEliminar
  2. Josiño.
    Preciosa entrada¡¡¡ para variar. Lo que cuentas del torpedo que se te fue creo que es la clave de los grandes basses. Recuerdo a Javi D.H. cuando, despues de machacar un embalse con el carrete bien regulado y usando un monofilamento de alta calidad, "sufrió" una picada de un enorme bass al que aguantó un par de embites hasta que dió un gran acelerón hacia el fondo... "hasta luego Lucas" le dijo. Si llevas el freno más flojo no se clavan bien, si más apretado te parten el terminal... ese ha sido mi quebradero de cabeza en numerosas ocasiones.
    De todos modos 53 capturas¡¡¡ Madre mia.
    Lo del mirlo es una pena. Hasta que punto hay que andar con ojo con estas negligencias. En cuanto a los cangrejos supongo que su proliferación será altamente beneficiosa para los basses. Los embalses de por aquí que dan grandes capturas o están infestados de alburnos... o de cangrejo americano. Especies alóctonas dañinas donde las haya pero beneficiosas para el bass a más no poder.
    Por último decirte amigo que sigas así. No sólo en la pesca, sino como persona. Tu generosidad desinteresada con los que te rodean te engrandece Josiño.
    Un abrazo para ti y otro más grande para tu amigo Jose con toda la ENERGIA DEL MUNDO.

    ResponderEliminar
  3. Hola Jose...Por lo que veo y por lo que Leo, estas inmerso en el vicio de tener los peces en la punta de la caña.

    Menos mal que practicas el captura y suelta que es lo mismo que aquello de "dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios", aunque de vez en cuando no es exactamente asi si se trata de reos.....pero bueno excepciones haylas como en todos lados, asi que no te lo tomes como una critica, que luego tu portentosa memoria, me las hace pagar.

    Pero bueno, ya eras un gran pescador cuando yo te conoci, con libreta en mano, apuntando las capturas conseguidas a pie de rio, cuanto mas ahora, que no solo las apuntas si no que hasta las fotografias, por lo que estoy muy contento de haberte metido en esto de los blogs...quien lo diria.....y eres tu el que ahora me enseña a mi.

    En fin mi buen amigo, hay un dicho que lo dice todo..." a quien a Dios se la de San Pedro se la bendiga" y Pedro en este caso eres tu.....No cambies

    Nino..


    Nino..

    ResponderEliminar
  4. muy buenas fotos jose y es una verdadera pena que se te escapara la abuelita por que se fue con el anzuelo ojala se libre de el
    y de vuelva a entrar y seguro que consiges unos cuantos mas de ses porte
    y si lubi me pego una pasada con los basses uno que no le coje la mano a los basses a mi se me da mas bien la pesca de ramas jajajaj

    ResponderEliminar
  5. A ver si hay suerte Miguel. Ya nos veremos por allí.
    Luis, los peces tienen el instinto de supervivencia ajustado al máximo y eso es lo que les hace ganar muchas veces.
    En cuanto a lo de las especies alóctonas, no hay mucho que decir. A unos les interesan y a otros no.
    Gracias por las últimas palabras.
    Nino, me has dado una idea para una entrada. Seguro que te va a gustar.
    Nino espero seguir con mi prodigiosa memoria muchos años. Hay veces en las que me sorprendo a mí mismo.
    Si no hay novedad, nos vemos el fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Jose,
    Mais uma vez a sua jornada é narrada quase que em forma de poesia de palavras e imagens, enhorabuena. Sinto saudade desse peixe, que existe tão pouco em minha região.
    Um abraço

    ResponderEliminar
  7. Lástima que no hayamos coincidido esta vez pero ya sabes las consecuencias de los madrugones, no se puede atender a todo, o con la madre o con la hija.
    En cuanto a la jornada veo que te vas superando, ¿habrá límite?, por cierto, ¿para cuándo una entrada "troiteira"?
    No te digo más Jose, un saludo y a cuidarse.

    ResponderEliminar
  8. Suso, no te preocupes que ya tendrás el desquite con las doradas.
    Junior, na túa latitude tes peixes moi fermosos e desportivos, así que no teñas saudade deste.
    No te preocupes Antonio que si hay salud habrá más ocasiones.
    Este año he dejado de lado a mis queridas truchas.
    Tengo que hacerles una visita.
    Gracias a todos.

    ResponderEliminar
  9. Hno. de losanzuelos, Jose:
    No se de qué acción es tu caña, pero unas alternativa para evitar cortes es:
    a) una vez clavado, inmediatamente de advertir la "fuerza" del pez, volver a regular el freno aflojándolo un poco más, manteniendo siempre la tensión del nylon.
    b) usar cañas de acción moderada (amortiguan más los embates)en reemplazo de las de acción de punta (obviamente éstas son "más" clavadoras).
    Solo una alternativa.
    Un abrazo, felicitaciones por la entrada y,...
    Un afectuoso sapukay.-

    ResponderEliminar