Seguidores

domingo, 19 de septiembre de 2010

Truchones en Galicia: 1

Esta semana, tres compañeros de afición, se han desplazado desde Andalucía para pasar unas jornadas de pesca por Galicia.
Por la tarde llegué a la localidad de O Carballiño, para reunirme con los viajeros. Allí por fin conocí a José Antonio (Barbux) y este me presentó a sus acompañantes: Paco y Pepe.Después de las presentaciones fuimos observando el estado del río Arenteiro, en el que pasaríamos una de las jornadas y acto seguido nos fuimos a tomar algo a pie de río.Aunque estábamos hospedados en el hotel "O Xardín", nos fuimos a tomar algo típico de la zona, como es el famoso pulpo de O Carballiño. Pero no porque se extraiga en el lugar (ya que la zona no tiene mar), sino por la exquisita preparación.
Vino del Ribeiro, zorza, pulpo, etc prepararon nuestros cuerpos para el viaje que haríamos en unas horas.Al día siguiente, visitamos el embalse de Villagudín, en el que intentaríamos sacar alguna de las grandes truchas que pueblan sus aguas.
Con los permisos de pesca expedidos, nos subimos al todoterreno que nos llevaría a la zona del embalse que nosotros quisiéramos.Paco y Pepe se quedaron en una ensenada somera, mientras que José Antonio y yo, nos fuimos a la desembocadura de un arroyo próximo.
Como yo no había traído mi equipo de pesca, José Antonio me dejó su equipo de casting, mientras él pescaría con el de mosca.Al poco de comenzar, tuvo un ataque a su estrímer, pero la fortuna no estuvo de su lado y la trucha no llegó a acercarse a la sacadera.
Avanzando hacia la ensenada del fondo, comenzamos a observar cebadas y truchas de buen tamaño. Yo intenté sacar alguna con distintos señuelos, pero se ve que no estaban por la labor.El equipo de José Antonio, su bolsa, su chaleco ...
Se había ido a "conocer la flora autóctona", "plantar un árbol", "enviar un fax" o como le querais llamar. jejejeLas cebadas cercanas hacían que aumentase el nerviosismo y la visión de los ejemplares que por allí navegaban nos ponía los pelos de punta.
J.Antonio había llamado a Paco, que se presentó en la zona en la que nos encontrábamos. Había capturado una trucha común, pero en la operación de desanzuelado, esta consiguió liberarse y se perdió en el agua.En vista de que no conseguimos capturar pieza alguna, llamamos a la guardería para que nos viniese a recoger. A continuación nos fuimos al encuentro de Pepe, el cual nos tenía una grata sorpresa.
Había capturado sendas truchas arcoiris usando un pez artificial de la marca Rapala.El autor de tan magníficas capturas posaba ahora sonriente.
Nos alegramos mucho, que al menos uno del grupo hubiese triunfado, si bien Pepe ya ha visitado esta tierra con anterioridad.Al mediodía salimos del embalse y pusimos rumbo al restaurante.
Ya que el grueso de la expedición había tenido mala suerte de cara a las truchas, qué mejor que una buena comida típica para ahogar las penas.Pepe nos llevó al restaurante "Casa Ríos", que ya conocía de otros años.
La comida fue excelente (chorizo y lomo casero, pulpo á feira, almejas a la marinera, cocido gallego, cordero, yoghourt y flan casero, filloas y café) y la atención se mereció un diez.
Fue entonces cuando me pregunté ¿Esta gente viene realmente a pescar? jejeje
Al finalizar, me fui a casa para recoger el equipo de pesca, mientras Pepe, Paco y José Antonio, ponían rumbo a O Carballiño.Unas horas después, ya estaba de vuelta junto al río.
Se había acercado hasta el lugar, Manuel Iglesias (monitor de la escuela de pesca a mosca "Baixo Miño"), que había impartido hace unos meses un curso de lanzado a mis compañeros de pesca, en su tierra.Por la tarde, Pepe también había sido el triunfador, pues había capturado varias truchas de buen porte.
José Antonio, en compañía del hijo de Manolo, capturó sendas truchas. Una de ellas de magnífico tamaño.
Por su parte, Paco estaba en compañía de Manolo, intentando sacar alguna pintona, pero finalmente no se hizo con captura alguna.Manolo y su hijo se despidieron de nosotros hasta el día siguiente, en el que comenzaríamos pescando en el coto.
Nos llevamos una gran sorpresa cuando un zorro apareció junto a nuestros coches, con una tranquilidad fuera de lo común. Pude tomar varias instantáneas y aunque de vez en cuando el oportunista carnívoro desaparecía, no tardaba en volver a hacer acto de presencia.

Continuará ...

14 comentarios:

  1. Esperando ansioso las siguientes partes¡¡
    Jose, que no te engañen, que llevaban las cañas para justificar el viaje.
    Se ve que lo habéis pasado de miedo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. hola Jose, veo que has estado en el embalse. La ultima vez que fui me lo pase de maravilla pero tengo que decirte que para ser el mes que es y el embalse con poca agua la jornada no ha sido para nada mala!!! lo normal es que se metan en el fondo y pescar un par de ellas sea muy complicado. la cosa cambia mucho en abril, mayo....
    Espero la otra parte! un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola Jose:
    Como bien dices, yo creo que le dedicasteis más tiempo a comer que ha pescar jejejeje, lo cual está muy bien y seguro que disfrutasteis muchisimo, pero hay no pican.

    ResponderEliminar
  4. Pasar de miedo es poco Álvaro. Lo hemos pasado en GRANDE, en muchos aspectos. Los que más picaron fuimos nosotros los pescadores, que ante tanto manjar, sólo cabía la posibilidad de pegarse una "jartá"jajaja.
    Pablo, créeme que ese día estaba bárbaro, pero con el carrete de casting y la falta de algunos señuelos, no pude estrenarme.
    Si que ahí pican Tanero. Ahí los que picábamos fuimos nosotros. Picamos chorizo, lomo, tortilla, etc. El caso es pasarlo bien.

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes,

    No soy un asidua a la página, pero de vez en cuando suelo leer el blog. Los artículos suelen ser muy interesantes y este no lo ha sido menos, pero si me permitis mi humilde opinión y como pescador de mosca que soy, creo que sería más educativo y divulgativo para las generaciones futuras que se fomentase la pesca sin muerte y por lo tanto no mostrar en los artículos las fotos con los trofeos.

    Es una simple opinión de un lector del blog y de un pescados a mosca.

    Un saludo

    Mikel

    ResponderEliminar
  6. Mikel, estoy muy de acuerdo con tu punto de vista. De hecho le comentamos a la guardeía de Villagudín, que si el coto tuviese una parte "sin muerte" habría muchos más pescadores buscando este destino de pesca, pues obligar a matar, es algo que a los pescadores comprometidos con la pesca responsable no nos gusta.
    El hecho de que haya puesto estas fotos se debe simplemente a que no estaba junto a Pepe cuando sacó las piezas y por otra parte, supongo que la mayoría de los pescadores que han oído hablar de Villagudín, sabrán que se trata de un coto de pesca en el que es obligatorio sacrificar las capturas.
    Muchas gracias por tu comentario Mikel.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Pues si que te lo pasaste en grande Jose,..jajaja, claro!!! Como va a tener el telefono operativo el señor!!! y nosotros llamandolo por telefono todo el finde, Jose, tu si que sabes amigo, muy buena entrada, ya estoy impasiente por la segunda parte, saludos compa....

    ResponderEliminar
  8. Vaya sorpresa me he llevado al ver a estos tres señores en tu blog, jajajaja. Vaya escapada buena que se han marcado, sí señor!!.
    Pepe ya nos habló de este lugar hace tiempo y no mentía sobre el tamaño de los truchones que allí hay!!
    Estoy con Satubetis, lo de las cañas es sólo una excusa, viendo cómo os habéis puesto, jajajaja!!!
    No te hagas de rogar y publica ya la 2ª entrega, que te pareces a los de la tele, jejeje

    ResponderEliminar
  9. Pues sí José te lo has debido pasar en grande con mis paisanos, me he llevado una grata sorpresa al verlos por esos lares, de pesca no sé como se os habrá dado pero de comer bien esta gente sabe tela, por cierto seguro que te habrás quedado de piedra con los montajes del maestro Pepe, esperaremos la segunda entrega, un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Valla tela como os lo habéis tenido que pasar en tan buena compañía, buena gastronomía, con esos escenario de pesca y como otro mas esperando la segunda parte

    saludos

    ResponderEliminar
  11. Hola amigo, creía que a este compañero de afición Barbux ya lo conocías en persona!!!
    Cuando será mi turno? Jaja
    Que manera tan diplomática en decir que José Antonio se fue a....ajajá buenísimo, solo a vos se te ocurren esas cosas.
    Hombre!!! Lo que que noto es que pasan mucha hambre: (chorizo y lomo casero, pulpo á feira, almejas a la marinera, cocido gallego, cordero, yogurt y flan casero, filloas y café) que más? jajaj.
    Pregunta: quien pidió las filloas? vos?
    Si es así, seguro que no eran tan ricas como las de tu madre!!
    Jose me encanto la nota, bien por esas truchas, y espero la segunda parte.
    Te mando un beso desde Argentina Buenos Aires.
    Fer..ferchi.

    ResponderEliminar
  12. Hno. de los anzuelos, Jose:
    Qué bueno son los encuentros personales con chamigos pescadores.

    En cuanto a los peces muertos, sería conveniente incorporar en el post la aclaración de comentarios, ya que no pocos lectores entran a esta última sección y el mensaje les podría llegar ambiguo.

    Ya pudiera compartir jornadas con vosotros y tener estos lindos encuentros como el tuyo con el querido Barbux.¡¡¡Qué buenoooo!!!.
    Un abrazo y,...
    Un afectuoso sapukay.

    ResponderEliminar
  13. Pero bueno¡¡¡¡ menuda fama estamos "comiendo", digo cogiendo. ¿pero que pensaran los lectores¡¡¡¡¡¡¡ Que solo pensamos en comer y beber??.
    Bueno la verdad es que forma parte de nuestras escapadas.
    Fue todo un placer visitar esta maravillosa tierra y mas aún tener como timonel a nuestro querido Josiño.
    Gracias a toda Galicia por el trato recibido y en especial a nuestro "guia".
    Prometo volver

    ResponderEliminar
  14. Diego, ¿Todavía no sabes que cuando yo pesco el teléfono se apaga automáticamente? jejeje
    Hay que disfrutar colega.
    Miguel, eso de unir Sur Y Norte en una jornada de pesca es la leche.
    Y Pepe no miente que es un señor muy serio, jejeje.
    Pues sí Antonio. Pepe me dió un "escarabajo del carajo que seguro que cuesta trabajo". Pero José Antonio y Paco, también me dieron unas moscas.
    Álvaro, todo lo que diga es poco.
    Pues espero que pronto te animes a venir por España, Fer.
    Aquí no pasamos hambre y lo pasamos en grande.
    Las filloas eran de leche y huevo con caramelo. Y Pepe le echó yoghourt casero.
    Leo, tanto Fer como Diego me han hablado de Corrientes y del río Paraná. No descartes que algún día vaya por allá.
    Barbux, aquí lo que hay es mucha envídia.
    Por "jartarnos" a comer pulpo y otros manjares ya somos el centro de las "cítricas". Perdón quiero decir "críticas" jajaja
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar