Seguidores

domingo, 3 de abril de 2011

Aprovechando el viaje

Ayer me fui hasta la provincia de A Coruña, para visitar a Walter y de paso acercarme hasta la costa y probar suerte con la boya.
Por la mañana fuimos a una tienda de pesca, pues "El Tanero" está ultimando los preparativos de esta nueva temporada de pesca.
Luego nos desplazamos hasta el lugar en el que probaría suerte por la tarde.
Ya había algunos pescadores por la zona, pero no parecía que la fortuna los hubiera obsequiado con capturas.
El mar estaba bastante bueno, aunque un poco pasado para mis planes.Aunque el terreno tan irregular no era nada cómodo, Walter se acercó conmigo hasta la zona de los cantiles. Me comentaba lo mucho que le gustaría intentar sacar algún sargo en esa zona y lo emplacé a que algún día lo intentáramos.Yo bajé por las rocas para divisar el mar por detrás de unas rocas. Desde arriba no podía mirar si rompía con fuerza o si por el contrario, el mar se movía con suavidad.
Con un poco de suerte, podría hacerme con alguna captura si el mar no empeoraba.En el tiempo que estuvimos allí, no miramos sacar pieza alguna, pero eso no me desanimaba. Quizás no fuera el momento propicio.
Llegó el momento de ir a comer, así que nos fuimos para allá.Después de la comida, Walter me dio unas cuantas pegatinas, con uno de los logos que yo le había hecho unos meses antes. Tanto él como Iria, me comentaron la odisea que tuvieron que pasar hasta que por fin tuvieron las pegatinas en sus manos. Por la tarde, al llegar a la zona de pesca, el mar estaba un poco pasado, pero el cielo encapotado sería mi aliado, pues las aguas estaban bastante claras.No llevaba mucho rato pescando, cuando observé como la boya se hundía. !!Algo había picado¡¡.
En cuanto comienzo a forzar al pez a salir a la superficie, me doy cuenta de que se trata de una aguja. Sin problemas la elevo hasta mi posición, la libero del anzuelo y a continuación la devuelvo a su medio.Poco después, tengo una picada aún más violenta. El pez comienza a sacar línea del carrete a la vez que da unas tremendas embestidas. Supongo que se trata de un sargo, sin embargo una silueta alargada que emerge de entre la espuma, me saca del error.
!!Otra aguja¡¡, pero esta de mayor tamaño.
En el primer intento no pude remontarla, así que opté por cansarla un poco más.
Finalmente pude acercarla para a continuación dejarla volver al medio marino.A lo lejos, entre una gradación de colores plomizos, pude intuir una silueta conocida. Era la Torre de Hércules. El faro en funcionamiento, más antiguo del mundo y desde hace un par de años, patrimonio de la Humanidad.Cambié de lugar y me situé en una zona más elevada. Subir un sargo aquí no sería coser y cantar, pero había que intentar sacar alguno.
En todo el tiempo que estuve en la nueva atalaya, no tuve ni una picada, por lo que entendí que allí no había actividad por parte de los peces.Las gaviotas, omnipresentes moradoras de estos cantiles, estaban al acecho. Estas oportunistas aves aprovechan los más mínimos descuidos, para hacerse con algo que llevarse al pico.
Y en su compañía abandoné el lugar, aún de día, pues me quedaba un buen trecho para regresar a casa.

Desde este espacio, agradezco a Walter y a Iria su hospitalidad.

12 comentarios:

  1. La verdad es que están empezando a coger algunas agujas, yo las devuelvo al mar, aunque dicen que fritas están muy ricas, la pena es que no las hubiera de gran porte, entonces sería una pesca muy atractiva. Bonita vista del acantilado y al fondo la Torre de Hércules.

    Un saludo Jose

    ResponderEliminar
  2. Yo ambién las devuelvo, aunque alguna que ha sufrido mucho con la captura, pues me la llevo. Yo no sé si están ricas pues a mi el pescado no me va, pero mi padre las come de buena gana.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que tal Jose,estan las agujas en los meses mas propicios y ademas las aguas estan claras pero los sentidos tambien disfrutan con esos espacios naturales no todo es pescar.saludos

    ResponderEliminar
  4. hola Jose,estamos en los meses mejores para las agujas y ademas las aguas estan claras pero esos entornos tambien son un disfrute para la vista,no todo es pescar.saludos

    ResponderEliminar
  5. AUPA JOSE

    Bonitas fotos y las puestas tenìan buena pinta,que raro que no sacaras ninguno.
    Por lo menos pasaste un buen rato con el amigo Walter y los suyos.
    Si yo saco una aguja,tendré que empezar a cosre pues el dedal ya lo tengo puesto jejeje.

    UN SALUDO AMIGO

    ResponderEliminar
  6. He pescado algunas de 70-80 cm y si levantas algo la caña brincan como saltamones.Las probé una vez,pero el color verdoso de su espinar me resultaba ligeramente repelente
    (manias,quizás),suelo dárselas a algún pescador que comparte puesta si
    muestra interés en ellas y si no es
    así ...al agua patos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. José, este verano andaré por tu zona, a ver si me llevas a un buen sitio y te saco alguna lubina con mosca, así te animas y dejas los rapalas por una día, ajjaa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Pues sí Rosana. De hecho este espacio de costa está protegido.
    Berto&Víctor, no sé cómo habéis puesto tantos comentarios, Se ve que os gusta insistir jejeje. Por lo menos toqué escama.
    Ander, me alegro que te lo tomes con buen humor jejeje
    Julio doy fe que con los saltos te ponen el brazo a prueba. Es como un Marlin en minitura.
    Pues avisa con tiempo Carlos, pues te acompaño. Y ya tengo en mi agenda, intentarlo con la mosca.
    Gracias a todos.

    ResponderEliminar
  9. Buena jornada Jose;

    La zona elegida es muy buena para coger piezas de gran porte aunque este año parece estar demasiado esquilmada.
    Enhorabuena por las agujas que, aunque no son de las capturas mas preciadas, se muestran incansables en las luchas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a ti por tu compañia, como siempre, aun vi hoy tu entrada ya sabes que estoy a tope con los preparativos y hoy me voy, siento mucho no haberla enlazado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Jose, soy la Tanera.
    Gracias a tí por la visita. Los grelos estaban cojonudos, así que puedes volver siempre que lo desees con algún otro regalito,jejeje. Es broma. Siempre es un placer recibirte. Me alegro de que lo pasaras bien.
    Un beso, Iria

    ResponderEliminar
  12. Pues sí Pescadicto. La zona me encanta y tiene potencial, pues he visto las pescatas de otros pescadores. Es cuestión de dar con el día.
    ¡¡Venga Walter, a darle duro!!
    Me alegro Iria. Las cosas "de casa" tienen algo especial.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar