Seguidores

martes, 17 de abril de 2012

Lubinas entre espuma y roca

Este domingo habíamos quedado Diego, Rubén, Esteban y yo.
Las condiciones no ayudaban mucho, pero había que intentarlo, ya que desde la cama no saldría pez alguno.
Después de un café, pusimos rumbo a la zona escogida, en la que buscamos un mar que no fuese desproporcionado y que dejara pescar con relativa seguridad.
La marea estaba subiendo y ya teníamos zonas muy prometedoras en las que hacer evolucionar nuestros señuelos.
 Yo me decanté por utilizar un vinilo que no encontraréis en las tiendas. Se trataba de un vinilo artesanal, confeccionado por Sergio (Pescarobaliza) y que me decanté por estrenar esa mañana.
 Bastaron unos cuantos lances para sentir la picada y reaccionar con la pertinente clavada.
La lucha fue breve por tratarse de un ejemplar joven de lubina, pero inauguraba mi marcador particular y me animaba a insistir en el lugar.
Fue Rubén quién sostuvo al serránido, ya que este no parecía estar entusiasmado con la idea de ser retratado para la posteridad.
 
 Al poco tiempo de retomar la actividad, sentí una nueva picada y nuevamente hubo una respuesta inmediata por mi parte.
El vinilo parecía estar bendecido y en poco tiempo ya había engañado a un par de aprendices de robalo.
Sin embargo, mis compañeros debieron de maldecir mi fortuna, pues poco después el señuelo se enrocó y no hubo manera de recuperarlo.
No abandonamos la postura en la que nos encontrábamos, pues podía salir alguna pieza interesante,
Sin embargo, fue otra lubineta la que sucumbió al pez artificial al que Esteban daba vida con la puntera de la caña.
 
 Poco más grande que el artificial, pero con una voracidad que no parece conocer límite.
La lubina es un cazador en toda regla y como tal, aprovechará cualquier oportunidad para hacerse con su presa.
 
El mar mantenía una espuma muy atractiva en el lugar en el que nos encontrábamos, así que permanecimos un poco más en la zona.
 
 Y este tiempo fue el suficiente para que otra lubina atacase el pez artificial de Rubén.
En este caso, la provervial paciencia del pescador fue la artífice de la captura, pues fue este el primero en comenzar a pescar en este escenario.
 
 En vista de que la actividad había cesado, nos fuimos a un nuevo emplazamiento, que a priori parecía muy prometedor.
La olas comenzaron a ganar intensidad y rompían muy cerca de las zonas desde las que lanzábamos.
Caminando por la costa llegamos a una zona más somera, pero aquí las olas le ganaban la partida a las rocas y avanzaban hasta la orilla.
Esteban supo de primera mano lo que es mojarse con una ola y a buen seguro que la experiencia no fue nada gratificante.
Yo mismo probé el sabor salado del agua, por las contínuas salpicaduras que generaba esta al chocar con la roca.
Aquí el mar cobraba mayores proporciones, así que no aguantaríamos demasiado tiempo. Tan sólo lo justo para intentar hacernos con otra pieza, sin peligro para nuestra integridad.
Hasta Diego no tenía muy claro si lanzar o no, ya que son muchas las veces en las que se acerca una gran ola y todavía estamos recuperando nuestros señuelos.
 
 El azul del cielo le ganaba la batalla al gris matinal, lo que unido a la claridad de las aguas, aumentaba nuestras posibilidades de salir sin premio de la zona.
 
 No tardamos mucho en volver sobre nuestros pasos para intentarlo nuevamente en la zona inicial.
 La marea ya casi estaba en su máximo nivel, lo que nos permitía pescar en otras zonas que anteriormente habíamos descartado.
 
 Diego y Rubén se tomaban un descanso para recuperar fuerzas, mientras Esteban y yo procedíamos a prospectar la zona con nuestros artificiales.
Aquí fuimos alternando vinilos, minnows y algún chivo, pero parecía que la actividad había cesado por completo.
 
 Nuestros estómagos ya reclamaban su sustento, ya que habían pasado varias horas desde el comienzo de la jornada. Y todo esto a un ritmo frenético.
Fue lógico concederles su petición, pues nosotros nos veríamos recompensados también.
La charla se prolongó un buen rato y después ya sólo quedaba despedisre hasta la próxima ... que espero que sea en breve.

26 comentarios:

  1. zonas preciosas para tentar a la lubina, noraboa, s2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pena que no saliera un precioso robalo.
      Saludos

      Eliminar
  2. como os lo pasais eh? y aun encima con lubinas, pequeñas pero tocando escama, enhorabuena tio!!
    Cuidate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahora habrá que conformarse con tocar escama. Seguro que las grandes arrimarán tarde o temprano.
      Saludos

      Eliminar
  3. Increible mañana y dia, la proxima vez no me mojo, llevare la parte de arriba jajaja, tienes unas fotos increibles, si señor, otro placer haber compartido jornada con vosotros. hasta la proxima un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que quieras mojarte dos veces en poco tiempo.
      Lo de las fotos ... supongo que será por la cámara jejeje.
      Para mí también ha sido un placer.
      Saludos

      Eliminar
  4. Esos vinilos son tremendos...doy fe!!!je,je,je

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No estarán bendecidos en la catedral? jejeje
      Saludos

      Eliminar
  5. Algunos nos llenamos la boca de espuma y otros de olas jeje.Muchas pero pequeñas otra vez será Jose,y al final para atrás al principio,si cuando no está el día no está.Al menos en general fué un buen día.Como siempre muy buenas las fotos.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una jornada de mucho andar tras las lubinas, pero algo salió y la verdad es que me alegró la jornada.
      Saludos

      Eliminar
  6. Tremendo mar y que lubinas tan pequeñas, en alguna de esa fotos impone ver el oleaje y la escasez hizo que no cayese un robalo por lo menos.
    Hay que seguir insistiendo de todas las formas tocar escama es todo un éxito, mi enhorabuena a los pescadores.

    Un saludo y preciosa salida de pesca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debían estar solas en la postura porque no salió nada más. E intentar lo intentamos, aunque el mar nos paró un poco los pies.
      Saludos

      Eliminar
  7. Hola Jose. Como ya te he comentado en un privado, me ha dado mucha rabia no haber llegado a tiempo para dejarte un comentario en la entrada anterior. Así que con un poco de retraso... ¡¡¡¡¡¡¡FELICIDADES!!!!!! y además muchas gracias por habernos abierto el camino a muchos pescadores en este mundo virtual gracias al cual hemos llegado a conocernos en persona. Siempre que hablo del inicio de "comopezenelagua" hablo de "nosolomosca" y de "mosqueados" Navegando por la red dí con tus blogs y me decidí a crear el mio, que tantas satisfacciones me ha dado y en el cual he expresado todo tipo de vivencias,emociones y experiencias. Pero sobre todo me alegro de haber dado con tu blog por que detras de esllos hay un tipo intersante e íntegro donde los haya con el que comparto afición y pensamientos respecto a la pesca , la naturaleza, el medio ambiente etc.
    Lo que te deparará el futuro... nadie lo sabe, perotodos tenemos la certeza de que lo que hagas lo vas a hacer desde al máximo repeto a la naturaleza abriendole el camino a muchos que estarán empezando a interesarse por la naturaleza desde el enfoque de la pesca.
    Aquí tienes un amigo para lo que necesites, no hace falta que te lo diga.
    Josiño, un abrazo de tu amigo Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de haber contribuído a la creación de tu espacio, porque la verdad me encantaba entrar en él, pues ya sabía que cada entrada tenía valor seguro, por contenido, por fotos y por capturas.
      Yo por ahora seguiré un poco más en la brecha.
      Saludos

      Eliminar
  8. Pero dónde estuvisteis pescando en una guardería? seréis abusones!!!!
    Lubinas de porte no salieron pero fotos..
    S2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues algo así debió pasar, porque todas eran de preescolar jejeje.
      Será que a la hora a la que fuimos, los papis ya se habían marchado para casa.
      Saludos

      Eliminar
  9. Que sitios mas guapos,felicidades por esas piezas,son peques pero dan alegria.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alegría dan y nos preparan para las futuras salidas en las que llegarán otras más grandes.
      Saludos

      Eliminar
  10. Hola Jose, no hubo lobas pero como picaron algunas hijas, seguro que lo pasásteis bien en cuadrilla y es o es lo que cuenta. Además siempre hay que pensar que ya vendrán tiempos mejores.
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hijas nos libraron del bolo y la pesca en cuadrilla nos libró del aburrimiento, así que sólo faltó alguna pieza mayor.
      Saludos

      Eliminar
  11. No estaba el Mar para muchas virguerías...y por lo menos habeis tocado escama...cuantas veces me conformaría yo cogiendo alguna de ese tamaño y devolversa al mar....
    Agarrate que vienen olas.... ;)
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que sí, pero supimos pescar con cabeza y mantenernos a salvo.
      Las grandes llegarán y nosostros estaremos allí.
      Saludos

      Eliminar
  12. Hombre, como me alegro, primeramente por que ya vais tocando escama y luego por ver que ha sido con uno de los artesanales. La pena es que no estuviesen entraditas en carnes, pero ya vendrán.

    Enhorabuena a todos, seguramente este temporal arrime algún ejemplar de porte.

    Un saludo y gracias Jose, siempre es una satisfacción ver que el tiempo empleado da sus frutos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si es que me diste unos vinilos especiales para las pequeñas jejeje.
      Me quedó una rabieta por la pérdida del señuelo ... pero que todos los males sean esos.
      Ahora que arrimen más grandes, más medianas y pequeñas no que ya sabemos que las hay.
      Saludos

      Eliminar
  13. Bonita jornada, por lo memos con alguna captura pequeña, pero siempre mejor eso que nada!

    Ahora a esperar a las grandes, que haberlas "hailas".

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que las hay, pero ese día no dimos con ellas.
      Habrá que insistir hasta hacerlo.
      Saludos

      Eliminar