Seguidores

domingo, 13 de abril de 2008

"Un pez no vale una vida"

(MERECE LA PENA LEERLO)
Como la anterior entrada desembocó en una temática un tanto peliaguda, he decidido abordar este tema: los peligros en la pesca.En los ríos y carreteras gallegas hay muchas cruces en recuerdo de las víctimas de accidentes ocurridos en el lugar.
El río, al igual que la carretera, es un elemento cambiante. Una piedra que era firme cuando tú la pisaste, puede ser ahora inestable. Una rama a la que te has agarrado antes, puede ser ahora más frágil. Un río aparentemente vadeable puede ser una trampa por causa de una minicentral.
Los malos momentos son cosas que no se olvidan y a poco esfuerzo mental que haga, me vienen varias situaciones a la mente.El río Mandeo, (Manus dei - Mano de Dios) se tiene cobrado muchas víctimas. Piedras resbaladizas, grandes pozos, fuertes corrientes, minicentrales, etc son cosas que se ven, pero hay otras que no.
Noticia 1 (una tragedia) y noticia 2 (una tragedia mayor)

En el verano del 2007, pescando en el río Masma, un compañero nuestro se enganchó un pié en un lazo para jabalí, con la consecuente caída. Pudo terminar inconsciente con la cabeza en el río o sobre una roca.
En una ocasión pescando en el río Oitavén con mi amigo Luis, nos encontramos un bello río con un entorno hostil.Tremendas alturas con pasos incómodos ...... y zonas en las que el equipo resultaba molesto, pues había que utilizar las dos manos.

He visto a gente que se adentra peligrosamente en un pozo para intentar desenganchar una mosca o un aparejo, recuperar una cucharilla o una rapala. Sin ir más lejos, yo también lo he hecho. Pero la naturaleza nos dotó de inteligencia, y se puede usar una rama para intentar alcanzar esos euros que penden del árbol. En muchos casos lo más inteligente es desistir, pues nos puede salir más caro el infructuoso "rescate" que lo que allí se queda.Y hay muchas otras situaciones que he vivido: Casi me quedo sin aire al tragarme unos mosquitos, por evitar a un ánade hembra con sus pollos, casi me quedo KO comprobando una rama que al final se partió y me golpeó fuertemente la cabeza, casi no saco el pie de entre dos rocas en las que había metido mi pie, perros sin correa, abejas, ...

A un compañero casi le cae encima el cubo de un helicóptero antiincendios mientras pescaba en un embalse, otro se fue río abajo por la fuerza de la corriente con las botas llenas de agua, ...

Seguro que cada uno de vosotros tiene otras muchas historias que contar, pero de todas ellas se extrae un mismo pensamiento:

NO HAY UN PEZ QUE VALGA UNA VIDA


8 comentarios:

  1. Sabias palabras Jose , no siempre lo que nos llevamos para casa es una simple mojadura..por desgracia.

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo Jose no hay ningun pez que valga una vida, por lo que es esta misma frase la que tenemos que decirnos a nosotros mismo de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  3. Vayamos al rio a disfrutarlo y vigilarlo,pero nunca arriesgar nada por un amosca,una cucharilla,un pez,una postura etc;aun mucho mas si vamos solos.Todos hemos tenido un susto o mas y hemos presenciado y oidode muchos mas.No vale la pena.tambien no vale la pena el correr en el coche para llegar 10 minutos antes,sal de casa 15 minutos mas temprano.Un gran recordatorio para todos jose.saludos.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente también en la carretera hay que ser prudentes. Recuerdo la desveda de hace unos años en la que un coche casi me echa fuera de la carretera por un adelantamiento indebido.
    Además un accidente de tráfico puede implicar a otras personas, que normalmente salen peor paradas porque no intuyen lo que se les viene encima, mientras que si a uno se le va el coche en una curva, ya se prepara para una colisión.
    "La libertad de uno, termina donde comienza la de otro"

    ResponderEliminar
  5. Yo tambien estoy de acuerdo contigo, no merece la pena arriesgar.
    Pero creo que todos hemos hecho locuras. Quien no ha pensado " ¿ si pudiera llegar a aquel saliente ? ¿ si consiguiera llegar a aquel pozo?".
    Despues vinen los sustos o algo peor
    Saludos y precucion

    ResponderEliminar
  6. la verdad es esa, que una cosa es adentrarte en algun lugar salvaje y de bonitas imagenes y otra es jugarte el tipo, asin que nunca se debe de arriesgar si existe el mas minimo peligro

    saludos

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante el blog, te hacer reflexionar un monton acerca de todos los riesgos que pasas en las salidas...

    ¡Me has dejado demasiado pensativo che! Ahora no se si volvería a salir a pescar... MENTIRA: Saldré a pescar pero siemrpe con el mismo cuidado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Debemos ser prudentes...sobre todo en nuestras excursiones en solitario.

    ResponderEliminar