Seguidores

domingo, 20 de marzo de 2011

Apertura de la trucha

Por fin llegó el ansiado día. Como he hecho estos últimos años, he decidido comenzar pescando en un embalse.
Cuando llegué al lugar elegido, las orillas brillaban con las luces de las linternas y alguna que otra fogata. Pensé en que este año sería peor que el anterior y la verdad es que acerté de pleno.
Mientras preparaba todo, fueron llegando otros compañeros y cuando mi amigo Luis ya estaba listo, nos dirigimos hacia el agua para comenzar con los primeros lances. Fuimos saludando a toda la gente que se encontraba pescando o preparándose para la pesca.Llegamos a una zona tranquila y sin ruidos, faltaban unos minutos para que el sol se asomase por encima de las montañas y al tercer lance sentí como un pez atacaba mi cucharilla.
Excelente lucha por parte del pez, que tras una breve contemplación, se fue de vuelta al agua.
Esto comenzaba bien.A continuación Luis sacó un pequeño y revoltoso bass, que tenía prisa por volver al medio acuático y así de saltarín terminó en el agua.
Las primeras luces nos revelaron la orillas plagadas de pescadores y Luis me dijo: -Si un chatarrero cogiera todas las cucharillas de cobre que se están usando hoy aquí, ya podría dejar de trabajar jejeje.En un gran tramo recorrido sólo pude hacer un par de lances, pues las cañas de los pescadores de cebo natural se repartían por casi todo el perímetro del embalse.
Localicé una zona donde lanzar era bastante difícil y supuse que nadie habría probado allí.
Y efectivamente clavo esta bonita trucha de dorada librea punteada.
La libero y continuamos caminando.Luis divisó algunos basses bajo las ramas e intentó engañar a alguno con una lombriz de vinilo, pero los bocazas todavía estaban un poco aletargados.Otra zona de difícil acceso. El lance es difícil y más con mi caña de 2.40 m (con la de 1.80 sería coser y cantar). Pero consigo poner la cucharilla en una zona buena y .... otra trucha que queda prendida de la cucharilla. Esta nada hacia la orilla y logra aprisionar el monofilamento en unas ramas sumergidas, pero un ligero toque consigue elevarla sin que se desclave.
La cucharilla de un solo anzuelo no me falló y me permitió hacerme con la captura.
Poco después en el mismo lugar, pero desde encima de un tronco, fallé una picada que me pilló por sorpresa.
Llegué a un lugar en el que a buen seguro no habría lanzado nadie, pues había que vadear al límite. Yo lo hice y conseguí efectuar algunos lances. Tenía que estar con los brazos en alto, para no mojarme las mangas del forro polar.
De repente, un buen truchón toma mi engaño y realiza un potente salto, a la vez que cabecea en el aire. La cucharilla se desprende de la boca del pez y este recupera la libertad. Un pescador que me observaba me dice: -Esa era muy buena.
Le calculo que cercana a los dos kilos.
Después de otro tramo sin poder lanzar, acudo a una zona somera y en ella capturo el primer bass de este año. Muy peleón y de bella librea.No era muy grande pero con el equipo que llevaba, disfrute de lo lindo.
Lo liberé con cuidado y seguí caminando con Luis, hacia una nueva zona.El día nos revelaba a nuevos pescadores , que no fueron tan madrugadores. Apenas quedaba sitio donde poder lanzar, sin embargo las capturas fueron escasas y muchos pescadores se quejaban.Fuimos preguntando a otros compañeros de afición y los resultados no eran los esperados. Capturas escasas o nulas y ya nos acercábamos a la media mañana.
Luis y yo nos despedimos de otros compañeros, pues íbamos a picar algo, antes de marcharnos. Luis se iba para casa y yo cambiaría de escenario.Mientras nos cambiábamos, un pescador sacaba un bonito ejemplar de trucha común. (Si se amplía la foto puede verse en la mano del hombre de la camiseta verde).
Hubo un momento en el que Luis sujetó mi chaleco de pesca y se asustó por el peso de este. Suelo llevar mucho material encima y cuando pesé en casa el chaleco, resulta que llevaba 4.7Kg de peso a cuestas. Prefiero llevar de más, que de menos jejeje
Después del pincho Luis se fue a casa y yo puse rumbo a la montaña.Echaba de menos el contacto con el río y me fui a uno particularmente bello, que tiene algunas truchillas y algún que otro truchón que sube de un embalse cercano.
De camino al río, observo a dos niños con sus equipos y sus cestos, subiendo una pendiente. Seguramente se iban a casa a comer. Me hicieron recordar mis inicios en la pesca, en la que Luis y yo pasábamos tantas horas en el río.
Caña de 1.35 m y carrete 2500 aseguraban la diversión en caso de picadas.
Pero estos ríos no son nada fáciles. La sombra proyectada sobre el agua, el reflejo del reloj o los brillos de las partes metálicas del equipo, ponen en alerta a estas esquivas truchas.
Además el agua bajaba cristalina, por lo que había que pescar fino y largo.Clavé una pequeña trucha, que se soltó con facilidad de la cucharilla de un solo anzuelo. Lo cierto es que me pilló por sorpresa.
Me encontré con un pescador de cebo, el cual me dijo que había truchas, pero estas eran de talla pequeña.Mi intención era probar fortuna en un par de ríos más, pues es una ventaja tener tantos ríos próximos entre sí.
A medida que ascendía por el cauce, observé que la piedras de las orillas estaban excesivamente pulimentadas por las crecidas, ya que estas resbalaban demasiado.Con cautela llegué a una pared en la que tuve que hacer algo de escalada para poder seguir. Una vez superado el obstáculo, llegué a la zona en la que abandonaría el río para cambiar de escenario.
Finalmente opté por acercarme a otro embalse, pues el nivel de este era alto y ante esta situación, la gente no acude en masa. Me encontré con viejos compañeros de pesca y apenas hice unos lances. Charlamos sobre la situación actual de la pesca y de cómo se había dado la jornada.
Salvador había capturado este bello ejemplar de 2 kg de peso, con un pez artificial hecho por él mismo. Y es que este pescador ya lleva muchos año tallando la madera para hacer sus propios peces artificiales.
No dio más de si la jornada y ya estoy deseando volver al río, que es donde en realidad me siento más cómodo.

24 comentarios:

  1. Bueno Jose hoy habeis tenido un buen día para disfrutar del río, con captura o sin ellas. Casi siempre pasa lo mismo al abrir la temporada demasiada gente con muchas ganas de pescar.

    una consulta Jose la pieza de ropa de camuflaje que es chubasquero o chaleco, Me gusta.

    Un saludo Jose

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Miguel, pero como he dicho esta mañana. Hoy es el día de la temporada, en el que hay más peces en el agua.

    Es un forro polar del decathlon. Y por encima llevo el Koa Bag de Sakura.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Norawena, por la apertura,las fotos del río son preciosas. Por aquí aún habremos de esperar al día 3... ya queda menos.. y lo dicho buen comienzo!!

    ResponderEliminar
  4. Se puede considerar una jornada maratoniana y por supuesto divertida.Los caminares por esos estrechos senderos,los reiterados lances al agua en busca de ese pretendido encuentro,las charlas con los compañeros de afición ,ese amanecer con los cánticos de las madrugadoras aves y la ilusión con la que se afronta ese día son motivo,más que suficiente para sentirse satisfecho,aunque no se capturen las piezas deseadas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Buena jornada la mar de entretenida, me vas ha tener que llevar un día.
    Eres un catacrack!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo no aguantaría tanto Gaizka. A nosotros aún nos queda una tercera apertura: La del reo y salmón.
    Es por eso que madrugo tanto Julio. Me gusta admirar cada uno de los detalles que de otra manera no apreciaría.
    A este tipo de pesca no te llevo Walter. En una pesca muy dinámica, pero no te preocupes que sé de una que te irá muy bien y a buen seguro querrás repetir si todo sale bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Menudos maratones te pegas Jose, enhorabuena por la jornada, las fotos y por las capturas y sueltas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Qué maravilla de arroyos tenéis por aquellas tierras. Por estas latitudes están contados y son los menos los que guardan truchas. Envidia sana...jejeje
    Me sorprende la cantidad de gente que acude a ese embalse, apenas queda sitio para lanzar!!
    Las fotos son muy buenas y vaya truchas bonitas!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Buna apertura, clavando al tercer lance, nosotros tuvimos que andar varios kilometros de garganta para comenzar a capturarlas, pero con la suete de poder pescar a seca y sin mas pescadores que mi compañero.
    Un saludo Jose.

    ResponderEliminar
  10. Después de ver la entrada se me queda un pelín mal sabor de boca, a pesar de que hace al menos ocho años que no pesco truchas , me da pena la presión a la que están sometidas, con tal cantidad de cañas, ¿cómo se supone que se quiera tener una alta densidad de truchas?.
    Por que sin duda el 99 por ciento de esos pescadores harían captura-sartén, tampoco me deja muy tranquilo esa última foto, y como digo hace muchos años que no pesco truchas y no me considero "truchero", pero me da pena ver a un animal con un fin tan triste.
    Esperemos que de aquí a no mucho tiempo todas las comunidades sigan el ejemplo de C.y León, es más, no solo para truchas si no para todas las especies autóctonas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Buenas Jose;
    Mas de lo mismo, primer día al embalse, llegar a las 7 aun de noche, luces en el agua, picadas desde primera hora hasta media mañana...

    Debe ser la tónica de muchos pescadores.

    Por mi parte y teniendo en cuenta que sólo fui unas horitas por la mañana he tenido muy buenas sensaciones.
    Creo que este año va a ser más truchero que el año pasado, o eso espero.

    Enhorabuena por la jornada y ya me contarás algún río bueno por la zona. Hace años iba al embalse de Zamans tanto en verano como en invierno y tenia unas piezas preciosas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Fito, los maratones llegarán más adelante. Jornadas de muchas horas sin parar, por lugares mágicos, buscando diferentes especies.
    Miguel, el bien más preciado de nuestra tierra es la trucha, pero la gente cree que es una fuente inagotable. Me da pena mirar ríos preciosos, con muy poca trucha o de escaso tamaño. Y lo peor es cuando recuerdo años pasados en esas mismas aguas.
    Pescando truchas, eso que cuentas es cada vez más difícil, pues la gente casi es capaz de acceder a la mayoría de los lugares. Eso si, no todo el mundo está dispuesto a dejarse la piel en el intento.
    Carlos, en Galicia tenemos los cupos más elevados con tallas irrisorias en muchos casos, pero poco a poco se va haciendo algo. Aún así creo que queda mucho camino por recorrer.
    Sí que es la tónica de muchos pescadores, pescadicto.
    Zamanes se fue para abajo desde que las aguas quedaron libres, al igual que ocurrió con Pontillón de Castro.
    Habrá que hacer más kilómetros para dar con ellas.
    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  13. Bueno JOse veo que no has empezado mal...me alegro!
    POr los rios de aqui la cosa ha empezado normalilla...sin muchas capturas, pero alguna que otra también ha salido.
    De todos modos estoy deseando que llegue mayo y la apertura de reo y salmón....haha
    saludos

    ResponderEliminar
  14. Bonito escenario Jose. Esas aguas tan cristalinas deben ser extremadamente dificiles de pescar, de todas formas parece que no se dio mal del todo habida cuenta de la sobrepesca que parece que tenia el rio y a pesas de que es el primer dia.

    Las truchas preciosas pero me quedo con los "blakis" que conseguisteis.

    A seguir dandole caña a los peces y felicidades por esa jornada.

    un saludo

    ResponderEliminar
  15. Vaia río máis bonito! Impresionante escenario para o primeiro día de pesca, si señor. Saúdos

    ResponderEliminar
  16. Muy buena entrada Jose con un buen relato del dia de pesca y acompañado de buenas fotos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Pablo, yo también estoy deseando la apertura del reo, pues con ellas se abren el resto de ríos y algunos d elos que más frecuento. La espera será dura, pero valdrá la pena, seguro.
    Álvaro, los blakis empezarán en breve a activarse y ahí le daremos duro jejeje
    É unha mágoa o declive destes ríos Lavanqueiro. En especial porque os coñecín en tempos moito mellores.
    Álvaro, el buen relato tiene que ir acompañado de buenas fotos. Es como una buena comida, con un buen vino jejeje
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Bueno Jose, esto es lo que nos alegra a los que no podemos estar en los rios de momento.
    Gracias por los animos

    ResponderEliminar
  19. De nada Jose Andrés. Espero leer en breve, tus salidas de pesca.

    ResponderEliminar
  20. Buen comienzo de temporada para algunos y muy malo para otros.A mi y a mi amigo nos denunciaron por pescar en el rio Cruzul (lugo)ya que esta vedado ,aunque los guardias de rio nos dijeron que en las normas de este año se equivocaron y en vez de rio Cruzul pusieron rio Naron ,y como tablillas la xunta no las considera muy necesarias pusieron una cada 4 kilometros .
    Asi que ya sabeis el rio Cruzul y todos sus afluentes estan vedados ,aunque en las normas no venga.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Comprovacion en diario oficial de galicia miercoles 22 de febrero de 2011 , pagina 22 ,el rio naron lo he buscado y no lo encuentro por ningun lado .
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Eso que contais es una vergüenza. Si se equivocan los de la Xunta, que pidan responsabilidades a los que hacen o comprueban la ley de pesca.
    Gracias por el aviso, pero veo que cada vez hay que estudiar más si se quiere pescar tranquilo.
    Saludos y espero que podais recurrir.

    ResponderEliminar
  23. yo creo con mi humilde opinion que se puede disfrutar de la pesca empezando por LA CAPTURA Y SUELTA nos estamos quedando sin truchas habra que ir haciendo algo al respecto si mañana queremos ir al rio lago etc i no hacer bolo tras bolo esta es mi opinion

    ResponderEliminar
  24. Estoy totalmente de acuerdo, pero creo que es un problema de educación, más que de concienciación.
    Es decir, creo que es más fácil, educar a los niños, mostrando la pesca responsable desde los inicios, que "convencer" a un pescador de que libere todas o la mayor parte de sus capturas.
    Sin embargo hay muy pocos lugares en los que se les enseñe a los niños, el valor de la pesca responsable. Y un joven que comience pescando con su padre (pescador con muerte), tardará mucho en cambiar de opinión, si es que cambia.
    Saludos.

    ResponderEliminar