Seguidores

martes, 13 de julio de 2010

Pescando entre la niebla

Cuando iba conduciendo por la autopista, me encontré con una espesa niebla que dificultaba la conducción. Esto ocurría en una zona de bastante altitud, pero lo que no me imaginaba es que a nivel del mar, la niebla también estaba presente de manera notable.
A pesar de esto y de que el mar estaba bastante pasado, mi hermano y yo nos preparamos para dar unos lances por la zona.La zona estaba plagada de pescadores, tanto de rockfishing como spinners de mar. Aún así buscamos zonas en las que lanzar nuestros señuelos y poco después de que mi hermano capturase una lubineta, yo saqué este abadejo.Caminando a lo largo de las rocas, encontramos otro lugar desde el que poder pescar y mi hermano capturó una hermosa aguja.
Otra pieza para el agua y a seguir buscando lugares donde poder ofrecer nuestros señuelos.Hoy estábamos un poco más inquietos por la bravura del mar, por lo que descartábamos las zonas potencialmente peligrosas. Aunque en esta costa no hay zona que no lo sea.La niebla comenzó a cubrir las zonas por las que andábamos. Esto permitía que la luz no llegase con tanta intensidad al agua, pero dificultaba por momentos la visibilidad de las zonas en las que pescábamos.Con el sol desplegando todo su fulgor creía que la niebla se disiparía, pero esta debía ser bastante testaruda porque no se doblegó ante el astro rey y permaneció inamovible como las rocas sobre las que nos encontrábamos.En una zona somera tuve una picada de un pez que no llegué a divisar en la distancia. Insistí en los alrededores pero no obtuve respuesta alguna.
Mientras cambiaba de zona, encontré un chivo de los que hace mi amigo Jose. Lo sabía por algunas características únicas que presentaba.Utilizando un popper mi hermano engañó a una lubina.
La zona estaba colonizada por las laminarias. Estas algas comienzan a ser un problema, pues la manera en la que se aferran al soporte rocoso hace que se pierdan algunos señuelos, ya que es muy difícil que se desprendan de su emplazamiento.Mi hermano observó como un hombre y una mujer sacaban un pulpo entre las rocas. Nunca me he detenido a mirar cómo se saca a uno de estos cefalópodos, pero seguro que algún día lo haré, pues es un animal que despierta mi interés por la gran capacidad que tiene para camuflarse y acechar a sus presas o la magnífica defensa que puede desplegar ante un depredador.
En esta zona de cantos rodados, mi hermano avistó a un visón que portaba un pez en su boca. No pude distinguir si se trataba de un visón americano o uno europeo a pesar de que pasó cerca de mí.En una pequeña poza pude observar a un par de peces que nadaban frenéticamente. En un principio pensé que se trataba de alevines de caballa, pero con ayuda de mi hermano capturamos uno para su identificación. Se trataba de una "xoubiña" (sardinilla). Estas son unas de las responsable de que las lubinas frecuenten ahora mismo nuestras costas, pues la reina de la espuma persigue a este pez con gran ahínco.En una ensenada en la que queríamos finalizar la jornada, nos encontramos con gran cantidad de algas flotando en el agua, por lo que decidimos no probar suerte.
La mañana no había proporcionado muchas capturas, pero nos dejó volver como habíamos llegado y eso es algo de agradecer.

6 comentarios:

  1. Hola Jose, veo que te estas dedicando más al mar que al rio, y tambien lo entiendo porque no te va nada mal, se nota que ya has adquirido suficiente experiencia para afrontar las jornadas.
    Que curioso lo del visón, a mi me paso una cosa con un reo que ya comentare en la proxima entrada.
    Por cierto, que buena está la empanada de xoubas, jejeje
    A ver si nos ponemos de acuerdo y quedamos otra jornada.
    Saludos campeón!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí es curioso lo del visón..Estos animales ¿proceden de granjas? es que recuerdo haber visto en varias ocasiones la noticia de "fugas" masivas, intencionadas o no, de estos animales. Lo que no me imaginaba era esa adaptación a las costas. Pensaba que eran animales de tierra adentro.
    Buenísima la entrada, como siempre.
    Un abrazo Jose!

    ResponderEliminar
  3. Otra buena entrada amigo Jose. Viendo esas fotos parece que estuvieses en un planeta tenebroso. Curiosisimo lo del vison, tambienpensaba que eran animales de tierra adentro. Claro que cuando el hambre aprieta...........
    Felicitaciones por esas capturas y a seguir así.

    ResponderEliminar
  4. Pablo, cuando uno está en racha, hay que aprovechar el momento.
    Yo la empanada la prefiero de choco.
    Lo de quedar otro día para ir de pesca ... cuenta con ello.
    Sí Miguel. La mayoría de estos ejemplares de visón, proceden de fugas o sueltas en las granjas peleteras. Lo malo es que se tratan de visones americanos y estos van desplazando al visón europeo.
    El visón se adapta a todo amigo Barbux. Es un superviviente nato. Lo mismo come cangrejos, que patos, que ranas, que peces, etc.
    Muchas gracias compañeros y espero seguir sacando algunas lubinas más durante este año.

    ResponderEliminar
  5. Hno. de los anzuelos, Jose:
    Entretenida jornada con lindos "matices".
    Preciosa fuga la del Visón.
    También el "bailecito danzarín" del pececillo haciendo algunos "pasos" sobre tus manos.
    De una esencial belleza.
    Un abrazo grande y ,...
    un afectuoso sapukay.-

    ResponderEliminar
  6. Un grande como siempre!!!

    ResponderEliminar