Seguidores

martes, 5 de junio de 2012

Bajo un sol de justicia

Hace unos días tuvimos unas cuantas jornadas con un sol agradable que a buen seguro activaron el estado anímico del black bass.
Pero en esta jornada, la temperatura era un tanto elevada, lo que me hizo pensar en si acercarme o no, a pescar los bocazas.
Al final me decidí por ir, ya que en casa no sabría si tendría suerte o no.
El calor hizo que optase por pescar con una botas cortas, en vez de enfundarme el vadeador transpirable.
Nada más llegar a la orilla del embalse, decenas de gaviotas que descansaban a pie del agua, se echaron a volar. Esto me recordó a la famosa película de Hitchcock "Pájaros", solo que estas se alejaban de mí jejeje.
A pesar del alboroto que las gaviotas habían hecho en el agua, observé un pequeño bass junto a una rama hundida y me dispuse a capturarlo. Ante la presencia del señuelo, se abalanzó rápidamente sobre él y clavé.
Mientras lo desanzuelaba, miré un ejemplar mayor e inicié la misma maniobra. El bass tomó el señuelo sin recelo y clavé con decisión.
Este  comenzó a dar los característicos saltos fuera del agua, hasta que lo fui acercando a mi mano.
Una breve contemplación del ejemplar y de vuelta al agua.
Un poco más adelante, observé a otro bonito centrárquido, que se movía junto a unas ramas hundidas.
Este no atacó directamente el engaño, aunque parecía llamarle la atención.
Cambié de señuelo y lancé sobre una roca hundida ... la claridad de las aguas me permitían ver todo con nitidez ... cuando el señuelo abandonó la superficie de la estructura pétrea, el bass tomó el señuelo y yo respondí con un cachete.
Antes de que me diera cuenta, el bass buscó refugio en unas ramas hundidas y tuve que forzarlo a salir, luego se fue hacia otras ramas y otra vez a forzar su salida. Saltos y carreras, hasta que por fin pude sujetarlo.
Este presentaba una extraña cicatriz en el opérculo, que me llamó mucho la atención.
Lo liberé y proseguí con la pesca.
Las nubes comenzaron a ganar terreno en el cielo, aunque el calor se mantenía.
También el viento hizo acto de presencia, cosa que condicionó el tipo de pesca que quería hacer.
Saqué algún pez más, pero era bastante difícil localizarlos con el agua rizada.
Entonces decidí buscar una zona más abrigada, ya que al menos me libraría del molesto viento.
La quietud de las aguas permitían que la vegetación se reflejase con gran detalle, pero una gran cantidad de hojas en superficie hizo que no me animase a buscar peces en este tramo.
El sol volvió a aparecer por momentos y retomé la senda de las capturas. Estas ya de menor tamaño, pero igual de bravas en la lucha.
Algunas piezas salieron a bastante distancia, en vista que no localizaba pez alguno junto a las orillas.
Este no quiso posar para la foto y se sacudió con violencia. Esto le proporcionó su libertad, aunque la recuperaría de todas formas.
Aproveché la jornada para estrenar la camiseta que Manel me había hecho llegar días antes.
Aquí podéis verlas con más detalle (ENLACE).
Lo cierto es que me trajo suerte, porque saqué dos basses bonitos, que para el momento en el que se encuentran, no es cosa fácil.

16 comentarios:

  1. Muy buena jornada Jose!!
    Esos basses son tremendos...la experiencia de pescarlos, aunque no sean demasiado grandes, es indescriptible...solo espero poder pescarlos en superficie...buff!! debe ser la caña!!

    Aunque la pesca que realizamos el otro día, es muy "técnica" y me gusta mucho.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya llegarán los momentos de explosión superficial.
      Con esas jornadas alucinarás en colores.
      Saludos

      Eliminar
  2. Buena jornada!!
    y que sigan jejeje
    Apertas crack

    ResponderEliminar
  3. Eres un crack, ya te decía yo que esos grandes estaban todos picados y mira tú por donde los habías picado tú,jeje.

    Un abrazo artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene que ver jejeje. Probamos distintos señuelos pero no quisieron.
      La próxima será un éxito.
      Saludos

      Eliminar
  4. Hombre Jose,no pensarías que te la iba a enviar sin enseñar no? XDD

    Felicidades por las capturas,tengo ganas de probar algún día la pesca del blak bass,tiene que ser entretenida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha traído buena suerte, Manel.
      Si un día te animas, prúebalo. Seguro que no te deja indiferente.
      Saludos

      Eliminar
  5. Hno. de los anzuelos, Jose:
    Lindos Basses para una jornada entretenida.
    A seguir disfrutando de tus ríos.
    Un abrazo grande y,...
    Un afectuoso sapukay.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Leo. No son lingotes, pero también tienen su carácter.
      Saludos

      Eliminar
  6. Veo que estas aprovechando para darle bien fuerte al bass,estas que no paras.Esta vez parece que te ha ido mejor Jose,más entretenido con las picadas.Nada a seguir dándole al vicio.Un saludo desde Sevilla Jose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que aprovechar que se acerca el momento clave para el bass.
      Luego tocará irse a otros peces.
      Saludos

      Eliminar
  7. Buenos bass Jose.. siempre quise probar esa pesca.. haber si me entero como va y que sitio tenemos en pontevedra.

    saludos a seguir así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si un día quieres acercarte, avisa con tiempo.
      Saludos

      Eliminar
  8. Si señor parece que se esta animando y sale alguno ya mas tocho...habrá que volver a pegarle unos lances en superficie como dice carlos...jejeje
    Saludos Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos a un paso del momento clave. Espero que puedas disfutar de algunos tochos.
      Saludos

      Eliminar