Seguidores

jueves, 28 de junio de 2012

Adrenalina pura

Son muchas las veces en las que el pescador persigue un pez que le haga sentir fuertes emociones. Leyendo esto, uno puede pensar en un sinfín de especies, aunque si nos limitamos a nuestro país, la lista se acorta sustancialmente. Sin embargo, también dependerá del equipo empleado, pues un conjunto de caña y carrete muy sobredimensionado, puede restar emoción a la captura.

Si sumamos el término "carpa" al de "mosca", ya tenemos un tándem para disfrutar de verdad ... pero antes habrá que engañar alguna.
 Había quedado con Aitor sobre las 8:30 am, y el sol ya comenzaba a dar un anticipo de lo que sería una jornada muy calurosa.
La previsión era de 31 grados a la sombra, pero pescar bajo el sol ya sería otro cantar.
Nada más llegar, observamos a una buena trucha persiguiendo a un pequeño bass, y es que aquí comparten hábitat, pintonas, carpas, bogas, black bass, tencas, gobios, etc.
Mientras mi compañero montaba su equipo de carpfishing y uno de spinning para los basses, yo me fui a la orilla opuesta para comenzar a escudriñar las aguas.
No tardé en mirar grandes carpas que se movían plácidamente junto a una zona inaccesible para mí.
Sólo imaginarme peleando con un ejemplar de esos, ya me ponía los pelos de punta.
Comencé a lanzar mis moscas hacia la posición donde se encontraba un numeroso grupo de carpas, pero ninguna reaccionaba ante la caída de la mosca.
Utilicé ninfas, que colocaba junto a los peces o justo delante de su trayectoria, pero las carpas no mostraban ni el más mínimo interés.
Cuando llegué a junto de Aitor, esté había capturado ya algunos basses. Por lo menos ya se había librado del bolo, en vista de que tampoco hoy hacían mucho caso del maíz que les ofrecía.
Más tarde volví a intentarlo. Esta vez peinando minuciosamente las orillas y las aguas situadas más al interior.
El calor ahora se hacía insoportable y me obligaba a mojar la gorra cada poco tiempo.
A medida que avanzaba el día, las esperanzas de hacerme con mi primera carpa a mosca, se desvanecían. Algo debía estar haciendo mal, ya que algunas carpas venían nadando hacia mí, hasta el punto que las podía acariciar con la punta de la caña.
Las más precavidas se mantenían a una distancia prudencial, por lo que fui aumentando la distancia de los lances. Pero a pesar de todo, las carpas no estaban por la labor. Quizás no era el día o la época ...
Cambié por enésima de vez de mosca y até una ahogada que me da buen resultado con la trucha. La dejé profundizar ... di un pequeño tirón ... y de repente el agua explota con el salto de una carpa que pienso que ha tomado la mosca. El corazón se puso a mil en un suspiro, pero la tensión cesa y la carpa se aleja, dejando tras de sí un rastro de agua turbia y burbujas.
Cuando recupero la mosca, me doy cuenta de lo que había ocurrido. El anzuelo se había quedado prendido de una de las escamas del pez, y una vez comenzó a tirar, esta se desprendió de su cuerpo.

Tras mucho insistir llegaron dos picadas. La primera de ellas muy breve, pero en la segunda, ví como la carpa sacaba línea a una velocidad demoníaca ... !!Qué manera de tirar¡¡
Al final me fui a la búsqueda de mi compañero, con el pulso tembloroso por la experiencia vivida y pensé: -!!Esto no es para cualquiera¡¡
Aitor seguía sacando algunos basses, entonces le comenté que yo ya había tocado escama jejeje.
A continuación le comenté la historia completa, para aclararlo todo.
Y como yo no estaba para marcharme sin haber capturado algún pez, pues le pedí que me dejara su caña momentáneamente.
Primer lance y clavo este bass que estaba situado junto a una rama hundida.
Luego capturé otro más desde los troncos de unos árboles, aunque tuve que recuperarlo tirando de la línea.

Más tarde nos fuimos a ver si había posibilidades de pescar en otro lugar, pero el calor era tan intenso que desistimos.
En esta ocasión tampoco pudo ser, pero esto no quiere decir que no vuelva a intentarlo en breve, ya que la experiencia merece la pena.

30 comentarios:

  1. Josiño una jornada muy bonita. Los bases tienen una librea preciosa. Hay con las carpas, cuando no estan por la labor...., Pero bueno al menos tocaste escama.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las carpas no estaban para nadie. Eso me frustró mucho, pero no me ha bajado el ánimo, desde luego.
      Saludos

      Eliminar
  2. Jose menudo paraiso tienes ahí...truchas, bass y carpas..que más se puede pedir???...yo le tengo también muchísimas ganas a la carpa a mosca..lo he intentado en una ocasión era en el mes de mayo pero las pillé en mal momento..estaban frezando y ni caso a todas las imitaciones que le presentaba..estaban a lo que estaban..un colega que va mucho me dice que el mejor mes para tentarlas a mosca es septimbre ya que entran muy bien a seca a imitaciones de terrestres (hormigas, escarabajos, saltamontes..etc..)ya me pondré en contacto contigo y le damos un asalto haber si tenemos más suerte..
    Saludos amigo y perdón por el tostón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues pediría salmones y reos, jejeje.
      Supongo que las carpas tendrán momentos de mucha actividad y conocerlos será una ventaja en próximas salidas.
      Cuando quieras y estés recuperado, me lo dices.
      Saludos

      Eliminar
  3. Hola.. vaya faena que no quisieran picarte... Puede que las pillaras en el dia y hora de baja actividad... En este caso las tablas algo ayudan. Últimamente en mi caso, con carpas "pasotas"... una ninfa ligera, que caiga despacio puede triunfar...
    Bueno... El pasado fin de semana a mi se me dió muy bien, aunque no subí nada al blog, con ninfas de este tipo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás las intenté pescar en las peores horas, pero eso lo sabré en otra jornada.
      Saludos

      Eliminar
  4. vaya troncos se advierten tio, lo de las carpas habra que probarlo, s2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto son palabras mayores. Espero hacer un vídeo en el que se mire la potencia de este pez.
      Saludos

      Eliminar
  5. Tocar escama tocaste...pena que no fuera más que una jejejeje!!!
    Menos mal que siempre nos quedarán los bocazas..
    S2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena que no se enganchara por el labio, como hago con los bocazas jejeje.
      Saludos

      Eliminar
  6. Es lo que tiene este pez Jose, eso es lo que hace que su pesca nos haga soltar tanta adrenalina, hay veces que se tirarán a por tu mosca como un tiro y otras que huirán de ella inexplicablemente.
    Sigue intentándolo que el día que saques una gorda a mosca ya no podrás dejarlo, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que merecerá la pena el esfuerzo realizado, porque la velocidad a la que saca la línea es bestial.
      Espero lograrlo en breve.
      Saludos

      Eliminar
  7. Buena jornada de basses para Aitor y a ti ya te tocaran las carpas, te lo aseguro y disfrutaras como un enano jejeje.
    Abrazos Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por insistir no va a ser. Ahora sólo falta que colaboren las carpas.
      Saludos

      Eliminar
  8. Bonita jornada, buenas experiencias, lo peor el calor pero en fin... eso casi no duele jejeje
    Muy buena narración, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo me faltó narrar la ansiada captura ... pero ya llegará.
      Saludos

      Eliminar
  9. estuviste entretenido y lo pasaste bien que es lo que cuenta ,las carpas sabes donde andan,y comer tendran que comer algun dia,asi que paciencia y suerte pa otra jornada jose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el día que coman estaré yo allí jejeje.
      Saludos

      Eliminar
  10. Jose tocaste escama de carpa como los balones que rozan ,los palos,quiero decir,¡¡¡¡huuuyyyyyyy!!jeje.Pero los basses si que los tocaste y desanzuelastes,tio,un abrazo desde Sevilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si jejeje. Pero no pasa nada. Seguro que a base de insistir, llegará la gloria.
      Saludos

      Eliminar
  11. jeje, a esas les tengo ganas yo también, no sé porqué pero se me hacen conocidas...
    A ver si aprieta el calor bien de una vez y se estabiliza un poco el tiempo para dar otra batida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo estoy deseando Sergio. Quiero que saquéis unos tochos para que disfrutéis en el tramo final de la temporada de río.
      Saludos

      Eliminar
  12. Buenas Jose, que pena que no engancharan tio!! pero toda una esperiencia eh? espero que haya mas suerte la proxima verz por que estoy seguro de que la habra

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me gusta. Que no dudes que lo conseguiré jejeje.
      Saludos

      Eliminar
  13. Hola Jose, tú tranquilo que seguro que acabas pescando alguna. Este post es perfecto para enseñar a todos esos que dicen o piensan que las carpas son peces fáciles. Ya me gustaría a mí verlos en un día como el que tuviste tú. Una cosa, cuando las carpas se acercan que hasta casi las puedes tocar es que se han percatado de tu presencia y "van a ver quién eres". ¡Saludos y no te rindas!

    ResponderEliminar
  14. Ufff, pues quién dice eso, no sabe lo engañado que está.
    Cuando uno mira el pez, sabe que está ahí, no pesca el agua a ciegas, pero aún manteniendo distancias prudenciales y todo, la cosa no es sencilla.
    Pero estoy seguro que llegará el momento del triunfo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Emocionantisimo relato y espectaculares ejemplares los que dse ven por ahí. ojala esa carpa le hubiese dado por cojer la ninfa............Sigue así que el que la sigue................
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me verás sujetando una carpa con la caña de mosca a cuestas jejeje. Por intentarlo no va a ser.
      Saludos

      Eliminar
  16. Lastima las picadas fallidas, pero lo mejor la jornada echada y el recuerdo de esa sacada de hilo que te puso el corazón a mil.
    Seguro que la proxima vez pinchas alguna.
    Felicidades por los bases, estos si que dieron la cara, y tambien por las fotos de tan bonito escenario de pescca y por la narracion de la entrada.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los basses ya los tengo un poco más controlados, pero las carpas a mosca es otro cantar. Eso sí, la experiencia merecerá la pena.
      Saludos

      Eliminar