Seguidores

domingo, 2 de mayo de 2010

En busca del reo

Ayer 1 de mayo arrancó la nueva temporada de reo en Galicia.
Diego y yo pusimos rumbo al río Tea. Habíamos quedado allí con Luis y Paz.
Una vez allí nos dimos cuenta que algunas "estacadas"(construcciones para la pesca de la lamprea) tenían las luces encendidas.
El caso es que al llegar el 1 de mayo, los pescadores de lampreas han de desmontar estas construcciones y coincidió que nosotros habíamos ido a pescar.
Las posibilidades de pescar algo con todas aquellas personas haciendo ruido eran menores, pero había zonas de difícil acceso en las que probar suerte.Y no tardó en salir la segunda de la jornada, porque la primera la había sacado Luis un poco más abajo.
La pena era que el río bajaba más alto que el año pasado y no nos permitió vadear una zona en la que se suelen poner los reos. Tuvimos que conformarnos con ir lanzando donde podíamos ya que la afluencia de pescadores también era notable.Bajo el puente Luis divisó un buen reo que persiguió momentáneamente su pez artificial. Probamos en las inmediaciones del lugar con distintos señuelos pero el pez no picó.En esta tabla ya comenzamos a ver mújoles, cachos y bogas compartiendo su espacio con los salmónidos. Efectuamos lances bajo las ramas de los árboles, hacia el centro del río y junto a los troncos hundidos, pero no obtuvimos la recompensa esperada.Diego también probaba fortuna en las mismas ubicaciones un poco más arriba.Nuevamente se escuchaba a la gente que desmontaba otra de las "estacadas". Estos incluso tenían una embarcación para facilitar la tarea.
Tocaba salir del río y caminar por sus orillas.Llegados a este punto, Luis perdió una buena trucha, que buscó refugio bajo un tronco hundido y
poco antes habíamos visto a una lamprea ascendiendo por el río.
Aquí también había gente recogiendo el material de la estacada. Me detuve un rato a hablar con uno de los componentes de la cuadrilla.
Le pregunté si había visto algún salmón este año y el me comentó que tanto salmones como reos suelen pasar rápidamente bajo las estacadas, pero también me dijo que unos pescadores de una población cercana habían capturado un salmón de 10 kilos con las "francadas" (similares a los tridentes pero con más puntas) el año pasado.Gracias a las gafas polarizadas, Diego avistó un buen reo cerca de donde Luis observara otro. Intentamos provocar su ataque con peces artificiales y cucharillas, pero ninguno de los salmónidos hizo nada por tomar el engaño.
La cosa estaba muy difícil y eso también se miraba en el rostro de otros pescadores.Un poco más arriba clavé una bellísima trucha. La deposité en el agua sin soltarla de la cucharilla, para así poder fotografiarla, pero se ve que le tenía fobia a los paparazzis porque logró escaparse antes de que sacara la cámara del bolsillo.Después de la comida nos desplazamos hasta el término municipal de Mondariz-Balneario, que creo que es el municipio más pequeño de España (2.4 km cuadrados).
Como referente turístico tiene su archiconocido balneario, pero lo que a nosotros más nos interesaba erael río Tea a su paso por dicho municipio. Aquí cuenta con un coto sin muerte que nos gustaría visitar algún día.La excelente conservación del río es un gozo para los sentidos. Los alisos, abedules, sauces y majuelos se erigen sobre un suelo tapizado de gramíneas, cicutas y juncos.Por la tarde tocó acercarse a otra zona en la que suelen salir reos, sólo que la hora no era muy propicia para ello.
Las truchas cebaban en superficie, pero ninguno de nosotros llevaba una cuerda de moscas para intentarlo con esta modalidad.En la orilla nos encontramos una lamprea muerta. Es muy probable que las heridas provocadas por la fisga le causaran la muerte.
Como curiosidad os diré que las lampreas hay que mantenerlas con vida hasta su venta, ya que suelen prepararse con su sangre. Las heridas provocadas por la fisga suelen cerrarse y por lo tanto la lamprea sobrevive, salvo que sean dañados los órganos vitales.
Volvimos a cambiar de escenario en busca del reo y sugerí una zona en la que podríamos "riscar" con la caída de la noche.
Aquí también nos encontramos con más pescadores, por lo que fuimos buscando zonas en las que lanzar nuestros engaños.En el primer pozo en el que lancé, una trucha fue tras la cucharilla pero no llegó a atacarla. Luis y Diego también probaron suerte en este pozo que terminaba en una zona de aguas rápidas.Saqué una trucha más en un pequeño remanso en el que presumiblemente no había lanzado nadie antes.
Un poco más arriba divisamos cómo un buen ejemplar emergía a comer en superficie, junto a una rama que tocaba el agua.
No hubo respuesta por su parte por lo que fuimos caminando río arriba. Nos cruzamos con varios pescadores que volvían de retirada.
Estuvimos unos minutos junto a una tabla profunda en la que podríamos "riscar" por la noche, pero el cansancio nos invitó a poner punto y final a la jornada.
video

8 comentarios:

  1. Cuando el reo no está de entrar... ya se sabe...

    Curiosa la pesca de la lamprea, nunca había oído hablar de su pesca.

    ResponderEliminar
  2. Que guapo es el río a su paso por Mondariz. Estuve allí el verano pasado y me gustó mucho ese tramo sin muerte, me quedé con ganas de probarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Una pena que no saliera ningun Reo Jose, igualmente me lo he pasado de P... madre, espero poder repetir muchas mas jornadas de pesca con gente a la que solo le interesa pasarselo bien mas alla de si se pesca o no, saludos amigo...

    ResponderEliminar
  4. Qué pedazo de reportaje te has marcado Jose, puff, qué fotos!
    Lo de la lamprea en su sangre, precisamente lo vi ayer en la tele y dijeron que es un sabor fuerte que no deja indiferente a nadie, pero que resulta exquisita.

    Por cierto, este fin de semana pasado nos han grabado los del Canal Caza y Pesca (Digital Plus y Ono) un reportaje a los de Peskacor. Os animo a que le echéis un ojo al reportaje paralelo que hicimos nosotros y que hemos subido a la web.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Jose! al final te has ido al Tea como me habias dicho...bueno ya caeran reos, quedan muchos dias para darles cera...jejeje
    Estoy preparando una entrada con un video espectacular de grandes truchas que pesco un amigo mio veras, a ver si por la tarde lo subo y ya te meto ganas de venir por el norte.
    Una pena que ese salmonaza nunca llegase a cumplir su objetivo...pero el furtivismo desgraciadamente existe y mucho.
    Este fin de semana no creo que pueda pescar, además no creo que queden cotos,si te viene bien el sabado 15, ya que el viernes 14 estoy en el Lote 1 del Ouro, puedo intentar conseguir para el sin muerte y para alguno de abajo oK??
    ya hablamos
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente Taekwon, cuando no quiere no quiere. Pero ya me tomaré la revancha.
    Creo que de este año no paso sin probarlo Efrén.
    Diego, no te preocupes que ahora tenemos un gran aliado, con tu superrisco.
    Yo Miguel, por si acaso, paso de probarla.
    Ahora mismo me voy a mirar vuestro reportaje.
    Pues el sábado sería perfecto Pablo. Ya concretamos.
    Gracias a todos por los comentarios.

    ResponderEliminar
  7. Por lo visto no hubo suerte, pero bueno no todo es felicidad en la vida lo importante es pasar un buen rato con buena compañía, pero si estuviera acompañado de buen pique mejor.
    Esas lampreas de video me impresionan mucho, me dan cosita.

    Que bueno que la novia de Luis los acompañe.

    Mi hermano se cree Tarzán? Jajaja

    Me gusto mucho la “música del video” el mar tiene su encanto, pero el sonido del río y el cantar de los pájaros tiene su magia, es una exquisitez para los oídos.
    Hermosas las fotos.
    Como siempre muy bueno.
    Saludos desde Buenos Aires.
    Fer..

    ResponderEliminar
  8. Amigo jose... gran entrada de nuevo... no sabía que por allí también le daban a la lamprea, será que los del Ulla nos pensamos que no hay más que allí :-)

    un abrazo

    ResponderEliminar