Seguidores

domingo, 1 de mayo de 2011

Vamos a por reos

Antes de nada quiero dar las gracias a todos los lectores del blog, porque con vuestra participación hemos pasado de las 100000 visitas. Mi otro blog (Mosqueados), va camino de las 50000 visitas, lo que me indica que a la mitad de la gente a la que le gusta la pesca, pues le gusta el cachondeo jejeje ¡¡Muchas Gracias!!

Hoy es un día especial. En primer lugar por ser el día de la Madre y en segundo lugar, porque se abre la veda para el reo y el salmón.
En mi caso, me fui con mi amigo Luis a la búsqueda del príncipe de plata, pues el rey del río no abunda por nuestra zona.

Las 5:10 am. Suena el despertador, desayuno y me voy al punto de encuentro. Una vez allí espero a que llegue mi compañero.
Las 7:35 am. Comenzamos a pescar en un par de pozos, pero la falta de picadas hace que nos marchemos a la zona intermareal. Allí nos encontramos con Jose, el cual se une al grupo.Con las primeras luces, capturamos alguna trucha de las pueblan la zona intermareal. Estas truchas suelen ser bastante fuertes y siempre nos regalan una bella lucha.
El grupo se disgrega momentáneamente y Luis captura el primer reo de la jornada. Este se había llevado la cesta por si salía uno de buen porte, pero el que capturó no daba la talla mínima por lo que lo liberó de inmediato.Un buen mújol se quedó prendido de mi cucharilla y me brindó un rato agradable, pues con una caña de acción 1-7 gramos, la diversión está asegurada.
Y precisamente aferrado a uno de estos mújoles, venía una lamprea que mis compañeros divisaron desde una posición elevada.
En la zona intermareal me picó algún reo de pequeñas dimensiones, que se soltó sin demasiados problemas.Ascendimos río arriba y comenzaron a salir algunas truchas. La mayoría eran de poco porte, pero esta es la tónica general de los últimos años.Nuevamente los pescadores se quejaban de la falta de truchas grandes, pero está claro que si no se les deja crecer, difícilmente nos encontraremos con peces de porte. Paradójicamente, los que más se han quejado, son los que no practican una pesca responsable, pues sólo se preocupan de llenar las cestas mientras hay truchas de talla legal o rozando el límite.
A media mañana, nos encontramos con Lolo, un amigo pescador de cebo que venía con la caña plegada, pues ya se había dado cuenta de que la cosa no pintaba bien. Y poco después nos despedimos de Jose, quien aprovecharía el resto del día para ir a pescar al mar.Durante el ascenso, íbamos hablando con Lolo y sacando truchas de escaso porte y sin haber desplegado la caña, este se marchó también.
El río ya presenta un caudal bajo y las cicutas se adueñan de parte del cauce, lo que dificulta el ejercicio de la pesca. Si bien, para los pescadores experimentados en el lance, no supone un reto excesivo.En la zona media del río, fuimos capturando alguna trucha de mayor porte, pero no acertábamos a mirar alguna de las que antaño nos hacían contener el aliento.
Mi experiencia me decía que no las había, pues el día era más que propicio para la pesca.La vegetación era espesa por momentos, pero sabemos que en las zonas más inaccesibles, la gente no suele probar fortuna, pero nosotros si.Ya estamos muy curtidos en salvar obstáculos y mientras haya un resquicio por el que avanzar, nosotros lo haremos. Quizás pueda parecer ilógico hacer un sobreesfuerzo, pero por lo general, las zonas de cierta dificultad esconden los tesoros más preciados.El río se volvía a abrir y tanto Luis como yo, rememorábamos las pescatas que años atrás realizábamos en estos ríos de poca entidad. Son ríos técnicos, en los que el buen hacer tiene su recompensa.En una jornada te puedes encontrar con libreas muy dispares, pero esto es bastante común en los ríos gallegos. Las truchas de las partes bajas, difieren bastante de las que pueblan las cabeceras y las que habitan en lechos de arena, poco se parecen a las que están próximas a las raíces de los árboles de las riberas.Las aguas claras fueron un poco en contra de los intereses de los pescadores de cebo, pero la lluvia amenazaba con hacer acto de presencia, por lo que la situación se podía invertir.Las aguas más oxigenadas y el lecho de rocas más grandes, nos indicaban que ya estábamos próximos al curso alto del río.
Disponíamos de poco de tiempo antes de irnos a comer, por lo que nos dedicamos a pescar las zonas más prometedoras.Bajo los grandes helechos reales, las truchas tienen refugio y comida, pues son muchos los insectos que pululan por las hojas de esta planta y que por descuido terminan en el agua.
Una vez allí, las truchas darán buena cuenta de ellos.Ya casi eran las 2:00 pm, por lo que apuramos los últimos lances ...... en este bello entorno. Sólo nos quedaba desear que todas las truchas que hemos liberado durante la jornada, puedan llegar a procrear y así poder invertir la situación en la que están quedando muchos cauces de nuestra geografía.Después de comer, me marcharía hasta otro río, en el que las probabilidades de encontrarme con los reos, eran sustancialmente mayores. Al salir de casa divisé unas nubes de tormenta y cuando ya estaba de camino, una descomunal tromba de agua comenzó a caer, por lo que decidí dar la vuelta y marcharme para casa. Durante la vuelta observé los primeros rayos y ya desistí de esperar a que parasen. Antaño he hecho buenas pescatas con tormenta, pero hoy no estaba por la labor. Quizás sea cosa de la edad, que me hace ser más precavido.

21 comentarios:

  1. Preciosa jornada Jose..
    Sobre tu comentario de los que se quejan de que no hay piezas grandes siempre comento lo mismo que tú..
    Cuidadito con las tormentas que con el pararayos en la mano son peligrosas..y sí,es "culpa"de la edad el que seamos más precavidos ..
    S2

    ResponderEliminar
  2. Buena jornada en un entorno precioso, eh xa che dixen unha vez que vas vello dentro de pouco quedanche os muelles na silla a os chipirons jejeje...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. que fotos mas bonitas y las capturas acompañaron. noraboa. s2

    ResponderEliminar
  4. Es que al respecto no cabe otra explicación Fermintxo.
    Y a pesar de la edad, a veces aún se hace alguna "jaimitada".
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Walter, eu vou "bello", non "vello". é dicir, que cada vez son máis "juapo" jajaja
    Aún me queda mucha tralla que dar, chavalote.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Vitu. Hoy acompañaron, pero otras no lo hacen y en esas ocasiones uno se contenta con otros detalles.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Estimado y..."lejano amigo", me doy cuenta de que la semilla que hace años sembre en ti sobre los reos, germina cada año y ademas en su primer dia...jajaja...yo todavia como minimo hasta el 3 no iré

    Espero y deseo que este año cojas un buen reazo de los de tomo y lomo......

    Un abrazo...Nino

    ResponderEliminar
  8. Jose enhorabuena por esa jornada gracias a tan bonitas capturas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Maravilloso entorno Jose, no sé como será el resto del río pero las fotos muestran un río limpio y cuidado, como debería de ser en todos.
    Los tiempos de antaño ya no volverán y es algo a lo que nos debemos acostumbrar. Hoy por hoy la gestión de presas y caudales es un desastre.
    Yo cada vez voy menos al río, la escasez y la talla en los ríos pequeños no permiten el disfrute deseado, pero también creo que estamos en un cambio de ciclo, donde la gente se conciencia con la pesca responsable para que luego venga algún ingeniero desalmado a jod... casos como el de ese pescador cada vez son menos frecuentes.
    Enhorabuena por la jornada y mucha suerte con los reos.
    S2

    ResponderEliminar
  10. Hola jose estaria interesado en comprar chivos gallegos eficaces,donde puedo conseguirlos.Te dejo aqui mi correo por si sabes algo vale.ikerolabarrieta@hotmail.com s2 desde bizkaia!!!!

    ResponderEliminar
  11. Me encantan esos ríos "técnicos" que describes; son mis preferidos sin dudas. Siempre he sido de la opinión de que cuanto más complicado es acceder a una determinada zona del río o del embalse, mayores serán los peces que allí se encontrarán, aunque más de una vez me ha costado algún rasguño que otro, alguna caña rota que otra, y más de una decepción, aunque no por ello dejaré de buscar ese rincón apartado e inhóspito en el que aguarda la captura de mi vida...

    Enhorabuena por la jornada y por la entrada

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Una entrada preciosa Jose, con fotos espectaculares y capturas... ¿que más se puede pedir???
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hno. de los anzuelos, Jose:
    Un precioso entorno natural.
    Dan unas ganas bárbaras caminar por tanta vegetación.
    Bonita entrada.Por muchos visitantes más al Blog.
    Un abrazo gigante y,...
    Un afectuioso sapukay.-

    ResponderEliminar
  14. ¡Muy linda pesca! Este es el estilo de pesca en el que estoy incursionando hoy en día, bien precisa y muy fina.

    Abrazo desde Argentina.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias Álvaro. Sí que son bonitas.

    ResponderEliminar
  16. Pescadicto, los ríos en muchos lugares están hechos unas pocilgas y lo malo es que los vertidos acaban con las poblaciones piscícolas. El día que este problema se solucione, mucha gente volverá a coger la caña.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Ya te he enviado la información Iker.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Ufff Miguel, yo ya me he llevado alguna decepción, pero esto ocurre a veces.
    Eso sí, los ríos técnicos te dan ora satisfacción.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Efrén, se puede pedir un buen truchón o algunos reos jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Cuanto he caminado por esos parajes Leo.
    Yo también espero que me sigais visitando.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Me alegro oldsmuglerfishing. Hay que probar fortuna con otras técnicas.
    Saludos

    ResponderEliminar